Diario de observación – Capítulo 2: Bertia, 9 años

Traducido por Kiara

Editado por Raine

Corregido por Sharon


No volví a ver a la Señorita Bertia hasta el invierno del año siguiente. Aunque técnicamente  estamos comprometidos.

La he invitado durante innumerables ocasiones para profundizar nuestra relación, pero ella siempre está confinada en la mansión del territorio familiar Nochesse, para curar su “enfermedad”.

Cada vez que su padre, el primer ministro Douglas Mal Nochesse, asiste a la corte, le pregunto cómo se encuentra su hija y siempre pone esa expresión que se hace al estar chupando un limón agrio, y se ríe secamente. Luego de todo eso, al fin responde:

—Mi hija está atrapada con una enfermedad incurable (llamada estupidez).

—Estupidez —susurro en una voz baja. No es como si él lo dijera expresamente, más bien lo murmura entre dientes, pero habiendo aprendido sobre cómo leer los labios, esto no representa ningún problema para mí.

Si eso resulta incurable, entonces podría ser difícil que se convierta en mi prometida. Incluso si soy un niño, puedo concluir que eso sería lo que sucedería.

Además, yo estaba preocupado de que quedara encerrada en esa mansión desde nuestra primera reunión. Siendo así ¿no es más o menos mi culpa?

Para saber más sobre esto, envié a un sirviente a investigar

Recientemente los informes que me envía cada cierto tiempo se han convertido en mi fuente número uno de entretenimiento.

Es por eso que sé que todos los días, de día y de noche, ella ha estado usando ropa de chico y corre alrededor de su mansión.

Por lo general, una joven doncella que se sometiera a este tratamiento no va a gritar: “¡A más de dos kilómetros, vamos!” mientras corre alrededor empapada en sudor, ¿verdad?

Finalmente se mostró ante mí el día antes de mi onceavo cumpleaños.

—Ha pasado mucho tiempo, Alteza Cecil. ¿No sabes quién soy? Soy tu prometida, Bertia Mal Nochesse. ¿Pensaste que era otra persona? Lo hiciste, ¿verdad? Apuesto a que ya no me reconoces… ¡Ay! ¿Qué estás haciendo, padre?

—Su Alteza Cecil, disculpe a esta estúpida hija mía, la haré reeducar.

Ella y su padre, el marqués Nochesse estaban esperando en la sala de reuniones, y una vez que me vio, sonrió y me saludó.

Desde un cierto punto de vista era una linda reacción, tal vez un poco infantil, pero como hija noble y prometida del príncipe heredero de un reino, no creo que sea aceptable.

Las lágrimas se forman en las esquinas de sus ojos, después de que el marqués Nochesse la golpeara en la cabeza con un puño. No puedo evitar sonreír irónicamente ante tal vista.

Por un lado, no está bien por parte del marqués Nochesse, golpearla utilizando su puño, pero siendo un niño aun, no tengo el coraje para enfrentarme a él. Lucho para que mi rostro no muestre una sonrisa brillante.

Sin embargo, me molestaría si se llevara nuevamente a la Señorita Bertia a casa y la mantuviera encerrada.

Después de todo ella es mi fuente de entretenimiento… Me refiero a la novia que no he visto en un año.

—No, no, por favor, no se preocupe, marqués Nochesse. Es bastante linda de una manera infantil, ¿no?

—Como siempre, Su Alteza no tiene ninguna infantilidad en usted —expresa el marqués Nochesse sonriente.

—Me han dicho eso a menudo —le contesto con la sonrisa más infantil que puedo reunir. Él sonríe en respuesta.

Aun tocando el lugar donde le golpeó su padre, ella me miró con un ligero tinte de rojo en sus mejillas. No estoy tratando de presumir, pero a veces las chicas me miran así. Mi familia, padre y otros asistentes a menudo dicen cosas como que les preocupa que sea un mujeriego en el futuro, un amante de chicas, o simplemente tenga grandes expectativas de mis próximos hechos como rey.

—Su Alteza, ¿puede repetir… ? Quiero decir, ¿podría repetir eso último que dijo?

Sin entender realmente lo que quiere decir, inclino mi cabeza hacia un lado.

—Anteriormente me llamó linda —murmuró avergonzada.

¿Es “linda de una manera infantil” un cumplido en su mente?

Espera, no, es posible que algún tipo de filtro extraño esté pegado a sus oídos.

Sin embargo… viendo su inquietud con las mejillas enrojecidas, supongo que quizás podría decir que es linda como una chica también.

—Bertia, no tienes que molestar a Su Alteza con esa petición, ¿no estoy siempre felicitándote? Siéntete satisfecha con eso —dice el marqués apresuradamente, que parece asustado al ver la reacción de la Señorita Bertia.

Es verdad que pedir a la realeza que la llame linda no es algo aceptable como hija de un noble. Pero… ¿no le está pidiendo demasiado, diciéndole que renuncie a ser llamada linda por su prometido? ¿Sólo su padre puede llamarla así?

—Pero padre, siempre añades “aunque eres tonta”. Eso no me hace muy feliz. Y también… simplemente se siente diferente cuando un chico guapo me dice que soy linda.

—Bertia… —El marqués Nochesse la mira como si fuera una decepción.

Al ver a los dos, padre e hija, en tal estado, casi pareciendo un dúo cómico, intento mi mejor esfuerzo para mantener mi sonrisa y no estallar en carcajadas.

No estoy seguro acerca de sus palabras “chico guapo”, tampoco sé cómo lo malinterpreto todo, pero no creo que “Eres linda porque eres una niña tonta” sea un cumplido mejor que “Eres linda de una manera infantil”.

Si es durante la conversación entre los padres puede sonar como un elogio, pero decir eso en frente de otros puede tomarse como un insulto.

—Su Alteza, creo que mi hija necesita una reeducación y una charla firme de sus padres después de todo, así que nos iremos de aquí…

—Tenga la seguridad, marqués Nochesse, que eso vuelve a su hija especial. Es entrañable, ¿no?

Está tratando de separarnos con la excusa de la reeducación, pero le detengo con un ligero movimiento de mi cabeza.

No sé si quiere evitar que su hija muestre ese lado bruto suyo frente a mí, el príncipe heredero o si es demasiado sobreprotector y no quiere dejarme a su hija… pero de cualquier manera, no le dejaré separarnos.

Después de todo, si no puedo ver a mi novia, me sentiré aburrido… Quiero decir solitario. Además de eso, necesito saber si tiene la disposición de convertirse en mi prometida y la futura reina antes de llegar a la edad adulta.

—Su Alteza, realmente creo que debería tener una charla con mi hija y reeducarla, tomaré mí…

—No se preocupe, marqués Nochesse. Ya que es una de sus características, ¿no es adorable?

—¡Su Alteza!

Ambos me contestaron al mismo tiempo.

Pero de alguna manera, siento que sus respuestas traen una sensación sutilmente diferente. Uno es el sentimiento de venerar y felicidad, y el otro de fingir tristeza cuando en realidad se está enojado.  Incluso si el marqués hace un brillante trabajo, parece que no puede ocultar sus sentimientos si se trata de su vida privada.

Más bien, es como si no intentara ocultar sus verdaderos sentimientos.

—Marqués Nochesse, ¿no es casi la hora de la audiencia que tiene programada con mi padre? ¿Verdad? —Me giré hacia la Señorita Bertia—. ¿Está bien si le invito a un té, mientras tanto?

—Con mucho gusto.

El marqués frunce el rostro. Estaba a punto de negarse, pero Bertia le interrumpió y aceptó mi propuesta.

Oh, marqués Nochesse. No importa cómo pegó esa sonrisa a su rostro, oí claramente que chasqueó su lengua.

—Muchas gracias. Por cierto, ¿por qué no hacemos nuestros planes para mañana también?

Actué como si no hubiera oído la negativa del marqués. Ahora no puede negarse porque añadí “planes para mañana”.

Mañana es mi cumpleaños.

Puesto que yo y Bertia somos jóvenes todavía, aún no hemos hecho nuestro debut social. Pero como voy a ser el protagonista en la fiesta de cumpleaños de mañana, necesito tener a mi novia para que cumpla su papel como mi pareja.

En cierto sentido esto también será una práctica para cuando crezca.

Bueno, ya que es la fiesta de cumpleaños del príncipe heredero, va a ser un evento público. Puesto que no he hecho mi debut social, la crudeza ligera en mi comportamiento será muy probablemente pasada por alto, y acostumbrarse a este tipo de cosas antes de lo real no es una mala idea.

Por cierto, me aseguré de investigar si la Señorita Bertia es capaz de comportarse correctamente en lugares públicos, pero parece que lo está dominando. Aunque esta va a ser la primera vez, que ella aparece en público.

Siendo el más experimentado, es un hecho que yo debo guiarla y corregir cualquier falla que haga, pero todavía pienso que necesito discutir esto con ella por adelantado.

Puesto que hice una indirecta de eso, el marqués no puede realmente rechazarme ahora. Por supuesto, ya que es un favor de la realeza.

—Como Vuestra Alteza sabe, mi hija es una tonta, incompetente e inútil. Por favor, cuide de ella. Es posible que sea notorio su desagradable comportamiento, ya que aun es joven. Le ruego lo pase por alto.

Lo entiendo con claridad. En resumen me está diciendo que Bertia es una pena de hijo, por lo que es totalmente notorio que hará algo estúpido, y que sabiendo eso, lo tome como un juego que cualquier niño puede hacer y lo deje pasar. Miro al marqués a los ojos y esbozo una sonrisa en respuesta. Sea como sea, ya que quería hablar con ella, tengo la intención de hacerlo de todos modos. Siempre y cuando me mantenga entretenido, todo resultara bien.

—Por supuesto, después de todo soy su prometido. Tenga la seguridad de que, no importa lo que suceda, haré lo mejor que pueda y le daré el mejor seguimiento.

—Estoy aliviado por sus palabras, Su Alteza. Es notorio que usted es digno de admirar. —Entonces enfoca su vista en su hija—. Bertia, incluso si Su Alteza Cecil lo dice, asegúrate de comportarse con dignidad.

El marqués me miró preocupado durante un rato, pero le digo desde mi mirada que entendí lo que está insinuando.

Mientras echaba un vistazo a su inútil y enérgica hija, inclinó la cabeza.

—Por favor, cuída de ella —dijo, y se fue.

—Ahora, ya que la preparación para el té ha terminado, vamos hacia nuestro destino.

—Sí, muchas gracias, Su Alteza.

Después de mirar a la figura del marqués salir, Bertia sonrió alegremente y se me acercó. Extendí la mano para escoltarla, que ella tomó felizmente.

Ser puro y todo es bueno, pero ¿no es inútilmente enérgica?

Ahora que lo pienso, ¿no es ella quien apunta ser una… Flor del Mal?

Es cierto que ha adelgazado, y su rostro se ve cada vez mejor… pero ¿no es su personalidad todo lo contrario de lo que pretende ser?

—Por favor, siéntese.

Cuando Zeno sacó la silla para guiar a Bertia, me senté directamente enfrente.

Como si tratara de hacer juego con nuestro movimiento, la criada comenzó a preparar el té.

Bertia se quedó mirando el té y los bocadillos que habían servido sobre la mesa. Como un perro que ha sido ordenado a quedarse quieto, esperó hasta que yo le indique seguir.

De repente, las criadas tosieron. Al oirlas, Bertia levantó el rostro de la mesa.

—Dieta —murmuró.

Hice una sonrisa torcida mientras observaba su expresión, muy parecida a la de un perro mojado.

—Originalmente no soy bueno con los bocadillos que son demasiado dulces, así que los pasteles aquí no tienen tanto dulce en ellos ¿sabes?

Diciendo eso, hice un gesto a la sirvienta, pidiéndoles que separaran los pasteles que tienen menos calorías y dulzor en ellos.

—¡Pasteles con menos azúcar!

Mientras miraba los pasteles que habían sido separados, casi puedo jurar ver una alucinación del levantar de sus oídos y el movimiento de una cola del mismo color de su pelo.

—Srta. Bertia, sé que le gustan los pasteles, pero por favor, no te muestres demasiado feliz, ¿o es que empezaste a regresar a ser un niño pequeño?

Aunque aún es joven y por lo tanto su comportamiento es lindo, si esto sucede cuando se convierta en una reina, entonces sería una actitud inadecuada que causaría que quienes nos rodeen nos comiencen a tratar con torpeza.

De cualquier forma, está bien si sólo actúa así cuando está delante mío, ya que es más interesante de esta manera. Como he dicho, ella comenzó a devorar los pasteles en un bocado grande.

La forma en que come me hace pensar que el día de hoy estos están especialmente deliciosos. Tomé un bocado de pastel, pero como era de esperar el sabor era el mismo de siempre.

Bebiendo el té para lavar la dulzura en mi garganta, comencé a preguntar por algo que ha llamado mi atención y me hace sentir demasiado curioso.

—A propósito, Señorita Bertia, ¿no llevas una bufanda bastante peculiar hoy?

Se trata de una bufanda de piel de zorro mullida negra. Estamos en el interior, así que usar una bufanda de abrigo de piel es algo extraño, pero hay cosas más extrañas entorno a ella que ocupa mi mente.

Si no estoy perdiendo las cosas, ese pañuelo no es una piel sino un zorro… además está vivo.

—Su Alteza tiene ojos agudos. Es un abrigo de pelaje encantador ¿verdad?

Apartó los ojos de los pasteles y sonrió ampliamente

No sé si es una preciosa bufanda, pero creo que el punto importante no era eso. Eché una mirada hacia atrás, Zeno todavía se esfuerza por mantener su habitual sonrisa aunque el final de su boca ha empezado a temblar.

—De hecho, es un hermoso abrigo de piel, tan encantador que todavía le veo moverse ligeramente de vez en cuando, ¿sabes?

—Ah, ¿lo averiguaste? Esto es extraño, incluso padre no lo notó.

Un animal que no debería ser capaz de montar en su hombro parece que está flotando y de alguna manera enrollado alrededor de su cuello como una bufanda.

Ella no parece notar que se ha estado moviendo ligeramente al mismo tiempo que mueve su cabeza.

La sirvienta que le sirve entra en pánico y su mirada parece vaciarse. Baja la cabeza de inmediato, pero sólo la ella desvía su mirada.

—Bueno, eso parece interesante, así que está bien como está. Aunque usar eso durante mi fiesta de cumpleaños podría atraer la atención así que no lo hagas ¿bien? Más tarde voy a tener una charla con tu padre para que puedas traerlo no como una bufanda, sino como un zorro.

—El uso de un pañuelo de piel en una fiesta en el interior parece extraño, ¿verdad? Muy bien, lo tengo. Ser capaz de llevar a Kuro como una mascota realmente ayudaría mucho. Después de recogerlo, este pequeñín no quiso separarse de mí. No importa cómo lo intente no pude hacer que se quedara en casa, así que decidí camuflarlo como una bufanda. No funcionó por completo, pero era la mejor opción.

Esperen un segundo. ¿Ella lo recogió? ¿Un zorro?

—¿Lo has recogido? ¿Tu padre lo sabe? ¿Cuáles son sus pensamientos sobre esto?

—En un bosque junto a nuestro territorio hay un lugar con una extraña piedra. Lo veo cada que vez que paso durante mi rutin… tiempo de caminata todos los días. Una vez lo vi mientras descabansaba allí, mirando por todos lados. Puesto que la piedra se parece a un Torii [1], pensé que era un Dios de Iinari [2]. Así, haciendo uso de mis recuerdos de mi vida anterior, traté de ofrecer un Iinari sushi [3]. Parecía gustarle, y me sigue desde entonces.

Hoy tampoco pude entender lo que está hablando.

Sea lo que fuere… por ahora lo interpretaré así “al dar un paseo en un lugar cercano a su casa, conoció a este zorro. Luego le ofreció algo para comer y ahora se ha quedado con ella”.

—Al principio, pensé en tomar su piel como la villana que soy, pero esta pequeña cosa es tan linda y educada. —Ella le realiza una pequeña caricia al zorro en su cuello—. Incluso lamió mis heridas cuando me caí y me raspe durante el viaje a casa. Entonces involuntariamente le di un nombre y me apegue a él. Quería una bufanda de piel, pero supongo que enrollarlo como una también está bien. Entonces cuando le dije a mi padre que quiera tenerlo, su rostro se puso pálido y dijo “ve ponlo donde lo encontraste”. Después de que le dije acerca de cómo lamió mis heridas y cómo me sentí después de darle un nombre, él decidió dejarme guardarlo. Después de eso, él siempre me regaña cuando le acaricio. ¿Realmente padre piensa que lo maltrataré?

Lamiendo sus heridas, cubiertas de sangre, fue la forma en la que consiguió un nombre. Sí, creo que tu padre no puede decir nada más que “por favor, acaricialo con cuidado”. Pero parece interesante, investigaré qué tipo de animal es más tarde.

—¿Eso así? Eso es un alivio. También creo que debes valorarlo… por el bien del futuro

—Por supuesto que sí, lo apreciaré.

—También debes apreciarla —murmuró Zeno a mi espalda, pero por supuesto lo ignoré.

—Bueno, ya que he preguntado lo que quería saber, vamos a empezar a hablar de mañana.

—¡Por favor, déjame esto a mí! Seré el compañero de Vuestra Alteza, actuaré como un perfecto villano altivo.

¿Cómo debería ponerlo? Aunque sus palabras parecen tranquilizadoras, me sentí bastante incómodo. Por si acaso le advierto de antemano.

—Es reconfortante. Pero la cosa de ser un villano, vamos a mantenerlo como un secreto entre los dos. Por supuesto, sus recuerdos pasados ​​también. Dado que la sociedad en la que estamos entrando es un mundo en el que no sabrás qué pasaría si dices esa clase de comentarios. Además si quieres convertirte en una flor de mal de primera clase, deberías poder ocultar tu talento.

—Eso tiene sentido, ¡lo entiendo! No mostrar aperturas y aplastar a su oponente mientras sonríe, es la habilidad de un villano de primera clase, mientras que cumplir los deseos de su estómago a la vez que cava su propia tumba es de uno de tercera clase. Después de todo, soy diferente de la Bertia original, ya que yo me convertiré en una flor del mal orgullosa. Te mostraré que puedo evitar hablar innecesariamente y simplemente sonreír

—Gracias por entender.

De alguna manera sentí que hay algún tipo de malentendido, pero supongo que observaré por ahora y daré seguimiento a sus errores.

—Por cierto, ¿el marqués Nochesse explicó el procedimiento general para el día de mañana?

—Sí, lo escuché. Entraremos juntos al salón de la fiesta y después de saludar al rey, tengo la tarea de ser su primera pareja de baile. Creo que eso es todo.

—Es más o menos correcto. Puesto que no hemos terminado nuestro debut social, sólo debemos hacer todo de una forma que parezca estar bien. Aunque, si suceden situaciones difíciles o poco claras, primero debe consultar conmigo. Nunca haga un juicio sobre su propio pensamiento,

—¿Su Alteza usted estará cuidando de mí?

—Eres mi prometida, te ayudaré tanto como sea posible

—Novia… Muy bien, en realidad no suena mal. Ah, pero entiendo, después de cumplir con todos mis papeles, voy a estar brillante cuando sea golpeada a una pulpa al final.

—¿Eh? De todos modos, asegúrese de hacer su mejor esfuerzo para cumplir con su papel como una prometida. También voy a estar haciendo mi mejor esfuerzo para cumplir con el mío.

Su rostro se nota triste por un momento, y de la nada levanta su puño como para intentar animarse… Algo anda mal aquí.

—Me siento feliz de ser capaz de pasar mi onceavo cumpleaños con usted, Señorita Bertia.

Continuar el malentendido parece ser más interesante, por lo que no me molesto en corregirlo y le sonrío.

—Yo también estoy feliz de poder celebrar su onceavo cumpleaños junto a usted… Espera, ¿once años de edad? ¿Su Alteza está cumpliendo once?

—¿Eh? ¿Es que no lo sabías?

—No, lo sé, pero… Puesto que usted estará cumpliendo once mañana, mi último cumpleaños debió ser mi noveno cumpleaños. Eso quiere decir que mi próximo cumpleaños será el décimo.

Parece como si supiera de mi onceavo cumpleaños, pero se dio cuenta de algo después de eso, porque su cara se tornó pálida mientras seguía murmurando sola.

En ese momento, de sus ojos azul cielo comenzaron a brotar gotas de lágrimas.

—¡Su Majestad, mi madre se… va!

Finalmente, no pudo evitarlo por más tiempo y comenzó a sollozar.

¿Eh? ¿Qué está pasando? ¿Es esto por mi causa? No, no creo, ella indicó claramente que se trata de su madre. ¿Me pregunto qué es? No entiendo.

Al verla llorar de repente, sus criadas entraron en pánico e intentaron limpiarle la cara con un pañuelo. De repente se detuvieron y pusieron el paño sobre la mesa.

Oh, por favor, ¿podrían no mirarme mientra me lo dejan todo a mí? Todavía tengo diez. Apenas cumpliré once mañana, y sin embargo, no soy omnipotente, ¿saben? Además, no es que sea su dueño. Sé muy bien que es mi trabajo cuidarte, así que déjalo. Deja de mirarme con esos ojos que quieren aferrarse. Sólo dímelo, y haré todo lo que pueda para cumplirlo.

—¿Qué vas a perder? ¿Podría decirme al respecto, Señorita Bertia? Me gustaría ayudarle en todo lo que necesite.

—Usted… Su Alteza.

Al oír mis palabras, las lágrimas se intensificaron, y empieza a explicar en medio de llantos.

La dificultad de poder entender sus palabras, no es más fácil que evitar sorprenderse por las mismas.

Según ella, en el… ¿juego? En el personaje que está reencarnando, justo antes de que le de bienvenida a su décimo cumpleaños, su madre fallece. Horrorosamente, esto es debido a la epidemia que asaltó la capital tres meses antes.

La enfermedad también fue una epidemia nunca antes vista… para ser exactos, la epidemia fue causada por una enfermedad evolucionada y se tardó casi un mes entero para encontrar la cura.

Lo que lo hace peor, la hierba que estaba siendo utilizado para hacer la cura no sólo es difícil de crecer, también se utiliza raramente como un medicamento, por lo tanto, tiene una escasez de producción.

Por otra parte, al no ser la temporada de cosecha se hizo aun más difícil encontrarla creciendo de manera natural, por lo que el reino quedó en un grave estado.La Importación desde otros reinos lleva tiempo, dando como resultado la muerte de la mayoría de las personas infligidas con esta enfermedad.

—Cuando madre estaba postrada en cama enferma, padre buscó desesperadamente la medicina, pero todo fue en vano… Entonces, escuchando que en la familia real hay repuestos adicionales de la Ruona [4], él marchó hacia el palacio. Sabía que era inútil pero todavía fue y le pidió al rey, pero él  dijo que no sobraba ninguna por su escasez. Tengo entendido que el rey es alguien justo, por lo que es incapaz de dar un trato preferencial a este tema y Su Alteza, el hermano menor de Cecil, también cayó enfermo, por lo que tuvo que mantener algo de la hierba para su propio hijo, y no pudo darnos. —Bertia continúa hablando entre lágrimas, y cuando dejo de llorar, su rostro se mostró aún más afligido—. Esto se convirtió en la mano que jaló el gatillo de toda la trama. Padre comienza a actuar extraño, porque aunque entiende que no se pudo evitar, en su corazón no logró aceptarlo. Con el tiempo esto le dañó y le cambió.

Kiara
bueno que situación, es como si el destino confabulara para su muerte.

Estará sucediendo en un año, si empezamos  a prepararnos desde ahora ¿no habría una forma de evitarlo?, pensé al mirarla.

A pesar de que no es la temporada de cosecha, si comenzamos a prepararnos ahora, no importa lo difícil que sea hacer crecer esa hierba, deberíamos ser capaces de obtener una buena cantidad.

Si trabajaba ahora no sólo se evitaría la muerte de su madre, podría incluso ahorrar un montón de muertes de los ciudadanos de mi reino.

Eso es, por supuesto, asumiendo que lo que la Señorita Bertia esté hablando es verdad,

—Entonces, Señorita Bertia, si lo que he oído es el futuro, si comenzamos a preparar la cura ahora ¿no seríamos capaces de salvar a su madre?

—Si, pero si lo hacemos Su Alteza, el escenario sería…

—¿Escenario? ¿Guión? Señorita Bertia, ¿qué es más importante, su madre o el guión?

—Por supuesto que es mi madre, pero…

Mientras murmura cosas incomprensibles, como, “la fuerza en contra” y “el escenario podría ir mal”; yo la consolé.

—Si de alguna manera se convierte en un problema, sólo tendremos que encontrar una solución juntos, más adelante.

Con una mirada inquieta, se dio cuenta de que el llanto no resolvería nada y asintió a mi propuesta. Secándose las lágrimas, ella volvió a comer.

Kiara
Es que Bertia, confía mucho en Cecil, por eso come como si nada hubiera pasado

Cuando las lágrimas se detuvieron, discutimos sobre el procedimiento de mañana, hasta que el marqués Nochesse vino a buscarla.

Su respiración parece ser desigual, se precipitó o corrió hacia aquí. En verdad no deposita ni un poco de confianza en su hija.

—Su Alteza, lo siento. No me importa para nada perderlo todo y caer en la ruina, pero no puedo sacrificar a mi madre. Voy a trabajar duro para evitar eso. Si de alguna manera cambia el escenario, voy a compensarlo..

¿Por qué le importa tanto sobre esa cosa llamada “escenario”?

Al oír “caer en la ruina”, el marqués Nochesse se sobresaltó y se puso rígido.

—No se preocupe, voy a echar una mano. —Sonreí para calmarla, y ella se fue después de agradecerme.

El marqués Nochesse de pie junto a mí mostraba una expresión inquieta.

—No se trata de ayudarla a hacernos caer en la ruina de la miseria, ¿verdad? —preguntó muy suavemente. Me quedé en silencio y sonreí.

Le miré perseguir a la Señorita Bertia con una expresión compleja.

Entonces…

—Dado que así es como ha sido, voy a ir a visitar a padre ahora.

—¿Quiere decir el lugar del rey? —Zeno, a mi lado preguntó para confirmar.

—Sí, mañana es mi cumpleaños. Voy a decirle a padre que se está rompiendo la cabeza diciendo “Puesto que nunca pidió nada que no sé qué regalar”, que me gustaría tener autoridad para usar el herbolario y semillas de hierba de Ruona.

—¿No le preparó ya su regalo?

—A pesar de que tenía algunas opciones preparadas, todavía no tomó una decisión.. Él quería hacer que este año fuera un regalo sorpresa por lo que no me preguntó.

—Si se trata de un regalo sorpresa, ¿cómo escuchó hablar de ello?

—¿Mmm? No lo sé. ¿Has dicho algo?

—No, no he sido yo.

Como Incliné la cabeza y le sonreí, Zeno llevó sus manos a la cabeza.

—No me gusta este príncipe oscuro y astuto.

No sé qué tanto de su historia sobre el futuro sea cierto, pero seguirle el juego y desafiar el cultivo de la hierba parece interesante por lo que voy a hacerlo..

Por otra parte, si el futuro va a ser como su historia, podríamos hacer una estimación general del lugar de inicio de la epidemia y contenerla antes de que se extienda.

Eso podría salvar una gran cantidad de vidas.

En lugar de no tomar medidas debido a una información extraña y lamentando, prefiero tener listos todos los preparativos para hacer frente a lo que pueda suceder.

En la remota posibilidad de que el futuro no salga tal como su historia… Intercambiar un regalo aburrido para mi diversión no parece una mala idea.

—Vamos Zeno

Diciendo esto, alcé mi estado de ánimo y me dirigí al lugar donde esta padre.

Si dijera que estoy interesado en la herbolaria, padre no sospecharía nada y prepararía todo.

¿Cómo debo decirlo? Me siento feliz por tener una gran cantidad de cosas por hacer.

Esto es también gracias a la Señorita Bertia, debo agradecerle algún día.


[1] Arco tradicional de Japón que se encuentra antes de entrar en los templos, ya saben el arco rojo que aparece en varios animes.

[2] Deidad japonesa, de la fertilidad, arroz, zorros, etc.

[3] Tipo de sushi, con forma de un bolsillo de tofu relleno de arroz de sushi. https://www.japancentre.com/en/recipes/53-inari-sushi

[4] Ruona: nombre de la hierba

Kiara
he aquí el segundo capítulo, en extremo largo. Espero se hayan divertido tanto como lo hice traduciendo el capitulo, nos leemos en el próximo.

| Índice |

19 thoughts on “Diario de observación – Capítulo 2: Bertia, 9 años

  1. Naomi says:

    Me enternece por completo como Bertia ama tanto al príncipe que está empecinada en conseguir que se cumpla su ruta para que él sea feliz💕 (conllevando a que a ella la maten a golpes y arruinar a su familia, lol). Y me da tanta risa la relación que tiene con su padre xD

    Creo que nunca lo he puesto pero de corazón, muchas gracias por su duro trabajo (つ≧▽≦)つ💕

  2. Shion1993 says:

    Hey cuando estas demaciado aburrido con tu vida y te pones en marcha para detener una epidemia que no estas seguro que suceda pero de igual manera vas a trabajar porque estas aburrido.
    Hablando en serio si me partio el corazon cuando la prota contaba el triste futuro que podia pasar su madre.

  3. Isabel Cruz (Minimis) says:

    “ella comenzó a comer los pasteles de nuevo.” hahhaha si se pasó, bueno no puedo quejarme ya que he comido chocolates mientras lloro el otro día con una peli xD

    • kiarasama says:

      Hola, AuciferSakuyakp, me encanta saber que esta gustando la historia, y es que tienes razon es la mar de entretenida.
      traeremos mas capitulos prontos, el problemas es que son bien largos y nos toma mucho tiempo editarlos, pero no te preocupes que nos nos pararemos por nada

  4. Renata Ortega Perez says:

    esta niña es peor que bakarina… bakarina no quiere caer en la ruina y hace cosas tontas… bertia quiere caer el la ruina… y hace cosas tontas xD.

  5. Sol Diaz says:

    Está muuuy buenooo! Gracias por traducir un capítulo tan laaargo!! Adoro cuando son asi♡
    Jeje también adoro al prota, es tan zorrooo jajaja y la otra chica por lo energética me hace recordar a bakarina, aunque menos despistada

    • kiarasama says:

      hola, me alegra que te hay gustado y pues acostumbrate que esta historia tiene unos super capitulos que son bien largos.
      toma tiempo editarlos pero aqui estamos
      muchas gracias por leer

  6. allice says:

    El Príncipe ve a su novia como la fuente de su entretenimiento 😂😂😂😂😂😂 es demasiado divertida esta historia.
    Gracias por el capítulo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *