Dokidoki Renai – Capítulo 55: El festival cultural y el mayordomo y el café (3)

Traducido por Bee

Editado por Susibet


— ¡Príncipe! ¡El príncipe se convirtió en un mayordomo …!

— Makoto, no me llames Príncipe.

—El Príncipe alias Kiritani Riku se ha transformado en un perfecto mayordomo. Con el cuerpo delgado de un Príncipe y sus bonitos rasgos, es muy apropiado cuando usa un traje de mayordomo.

Chaqueta y chaleco negros, camisa blanca, pantalones y zapatos de cuero. Todos y cada uno de ellos estaban tan bien hechos que nunca pensarías que fueron hechos por estudiantes de secundaria. La mano de obra es tan sedosa, no parece que haya sido hecha por simples estudiantes de secundaria. Esta es la magia de los juegos otome.

Ahora bien, si tuvieras que preguntar por qué llevamos ropa de mayordomo, es porque estamos en un aprieto, esto porque cuando Hasumi nos convocó a un salón de clases organizado exactamente como lo sería durante el festival cultural y tomar fotos para el póster.

Mesas, cojines, cortinas y otras cosas estaban dispuestas en el aula de la Clase A del  2 año y se ha convertido en algo parecido a un café.

Aunque todavía falta una semana para el lanzamiento, es sorprendente que se hayan completado los preparativos en esta medida. Estoy a cargo de crear el menú, ser el mesero y cocinar ese día, así que no participé en la distribución de la tienda.

—También te queda bien, Sakurai. Realmente ayuda cuando uno es alto y delgado

—Nah… Es una especie de tortura estar junto a Riku con mi cara, ¿sabes?

También me cambié al traje de mayordomo hecho por el grupo de Hasumi, pero la confianza en mí mismo rápidamente desaparece en presencia del  estimado rostro del Príncipe.

Mi cara no debe ser desagradable, pero no soy alguien demasiado guapo o feo. Me gustaría pensar que sí, pero es triste cuando lo comparo con la cara brillante del Príncipe, un personaje principal en un juego otome.

—Makoto, te ves bien. Te queda bien.

—A-ah, gracias…

El Príncipe, mira mi rostro con su cara sin expresión alguna. Es difícil saber qué piensa cuándo su expresión no cambia, pero probablemente está siendo tímido. Después de mirar mi cara por un rato, rápidamente desvía su mirada.

¿Qué pasa con este ambiente? ¿Qué pasa con este ambiente misterioso como el de una nueva pareja durante su primera cita?

El que corta este ambiente al instante es mi dulce y lindo ángel.

—Mako-chan se terminó de cambiar también, eh. ¡Te ves genial ~!

— ¡Mitsuki! ¡Mitsuki, super linda…! Como se esperaba de mi Mitsuki…

La Mitsuki entrando al aula con ropa de sirvienta es trascendentalmente linda.

Ropa de mucama con minifalda negra con un toque de volantes y delantal, medias hasta la rodilla y zapatos con correa. La Mitsuki vistiendo todo eso es prácticamente un arcángel. A pesar de que siempre es un ángel, este ángel ha sido pulido.

Subo y abrazo a Mitsuki. Pequeña. Tan pequeña, delgada y suave. Además, hay un olor increíblemente agradable. Aunque deberíamos haber usado el mismo champú y gel de baño, Mitsuki huele muy bien. Puede ser porque ella es un ángel. Seguro.

—Me pregunto. La falda es corta y no uso mucho los calcetines hasta la rodilla, así que es vergonzoso.

—No hay nada de qué avergonzarse. Está bien porque Mitsuki es linda. Además, te protegeré si los tipos extraños se te acercan.

—Fufu, confiaré en ti, Mako-chan. ¡Te protegeré, entonces, si las chicas raras se te acercan!

Tal vez Mitsuki se había puesto un poco de maquillaje, sus ojos se ven más grandes de lo normal.

Fundamentalmente, Mitsuki va casi sin maquillaje. Se pone casualmente un ligero blush dorado  y la base después de bañarse y usa brillo labial y rímel… ¿eso es todo, creo? No conozco los detalles, pero aunque la he visto usar lo que parece ser un maquillaje, no creo que lo haya hecho tan a fondo.

Ella es hermosa incluso sin maquillaje. Mi linda Mitsuki es una heroína otome del juego, por lo que incluso con maquillaje fino, sus ojos son grandes, sus mejillas y labios son de color rosa claro y su piel es suave y bonita como si estuviera cubierta con polvo facial perlado. Cuando la linda y hermosa Mitsuki con una base como esa se maquilla, ella es aún más linda, digo. ¿Lo has entendido?

—Hasumi, por favor. Dame la foto de la maid Mitsuki. Toma unas pocas con mi teléfono también. Lo dejaré en espera.

— Oi, Sakurai oi… Es notable que tu siscon haya empeorado a esta etapa.

— ¡Caray ~! ¡Detente, Mako-chan!

Príncipe también se ve impresionante, pero solo Mitsuki ha conmovido tanto mi corazón.

— ¡Oye! Estamos empezando ya que los cables están aquí. Kiritani y Mitsuki serán el centro de atención, los mayores Sakurai serán un paquete con Kiritani. Lo siento. Creo que también eres genial, pero las exigencias del mundo son…

—Está bien, lo sé. En realidad, Hasumi,  duele más cuando dices demasiadas excusas.

— Lo siientooo.

Dirigida por los miembros del Club de Fotografía que esperan,  la sesión de fotografía de Mitsuki y el Príncipe comienza.

Cuando la hermosa cara del Príncipe se junta con la pequeña cara de Mitsuki, trascendentalmente bella, se toman fotos ligeramente diferentes. Se toma una foto de ellos entrelazando sus dedos con sus caderas y hombros juntos.

— ¡Es esto el cielo! ¡Sí, debe ser el cielo!

Mitsuki es linda, Príncipe también es lindo. Solo puedo ver a dos ángeles haciéndose encantadores.

Efectivamente, creo que Príncipe y Mitsuki serían una gran pareja. Por supuesto, Takayanagi es un muy buen senpai y una gran persona, pero no puedo dejar de querer que Príncipe y Mitsuki salgan en citas incluso ahora. No, mientras Mitsuki sea feliz, no me importa con quién salga.

Sin embargo, aunque solo sea un poco, cuando creo que tengo que poner un pie allí y ser fotografiada, siento que me muero. No es más que una imagen desagradable cuando una bestia o un hongo pisa un póster de dos ángeles.

Príncipe, posas con frialdad, pero tengo pensamientos tan agotadores gracias a tu egoísmo, ya sabes.

—Está bien, a continuación, vamos a disparar con los mayores Sakurai ~. Muy bien, ven aquí y abraza la cintura de Kiritani.

¿Un? ¿De príncipe? ¿Cintura?… ¡¿Abrazo?!

—Parados uno junto al otro, Sakurai y Kiritani. Kiritani, mira un poco hacia abajo… Ah, ambos, no se olviden de mirar aquí provocativamente.

¿Qué estás diciendo, Hasumi? ¿Qué estás tratando de hacer que hagamos, Hasumi?

Por alguna razón, el Príncipe asiente, aceptando todas las órdenes de Hasumi y se aferra a mí. En mi indecisión, miro a Hasumi, a la cámara y a Príncipe en orden. Sin saber dónde colocar mi mano, cuelga un poco alejada de la cintura de Prince mientras los dedos se mueven en un embrollo.

— ¡La imagen es de mayordomos provocando a su joven amante! ¡Ve con una sensación erótica!

—Ah… realmente…

Pensé que incluso Hasumi era una fujoshi, pero parece que no lo era.

Me alegra que Hasumi no esté mirando a Príncipe y a mí de esa manera, pero ¿está bien si soy parte de este mayordomo que provoca a su joven amante? ¿Está bien si el ikemen número 1 en esta escuela, no, esta ciudad, lo hace con una persona normal como yo, la imagen misma de lo normal?

Sin embargo, ahora que hemos llegado hasta aquí, tengo que hacerlo. No terminará si no lo hago.

Acercó la cintura a Príncipe. Inclinando mi cabeza ligeramente, coloco mi mejilla sobre la cabeza de él. Hay un olor increíblemente agradable que viene de su cabello. Si bien es el olor de un hombre, hay restos de una dulzura, es un olor misterioso.

— ¡Sakurai! ¡Bien, haz una expresión erótica!

— ¡Espera, sensei! ¡¿Qué es una expresión erótica?!

¿Qué es una expresión erótica? Nunca he tenido una expresión así en mi vida hasta ahora, así que no tengo ni idea.

Por el momento, trato de sonreír mientras miro la cámara, pero Hasumi me da una mirada horrible.

—Sakurai… trabaja más duro. ¡Ya no pediré una cara erótica, así que haz algo similar!

—Algo similar ~

El Club de Fotografía, Hasumi y Mitsuki nos cuidan mientras abrazo a Príncipe. Tengo ganas de llorar ante esta imagen surrealista.

Fundamentalmente, odio las fotografías y las cabinas de calcomanías. No me gusta dejar registros de mi cara que no sean particularmente lindos o bonitos. Es por eso que, sinceramente, no quería estar en esta sesión de fotografía de póster. Ya no sabía qué hacer, a medio llorar, tiré de la cintura del príncipe que estaba a mi lado, más cerca.

—Makoto.

—… Lo siento. Sinceramente, soy malo al tomarme una foto.

Me doy cuenta de que Príncipe me está mirando.

Príncipe pone fuerza en el brazo que tiene alrededor de mi cintura. Acariciando mi espalda con esa mano, susurra suavemente con una voz que solo puedo escuchar. La voz de Prince parece reírse un poco.

—Odio las fotos también. Pero estar con Makoto me hace tan feliz que olvidé mi odio. Sin embargo, no creo que pueda llegar a ser tal existencia para Makoto. Por eso… si a Makoto no le gusta tomar fotos, puedes parar.

—… Riku.

El Prince se aparta de mí y mira a Hasumi.

—Oye, es suficiente tener a Sakurai y mis fotografías, ¿verdad? Makoto se ve mal, ¿podemos parar? Puedes tomar más de mí si no es suficiente.

Prince no tiene expresión, es reticente y no es exactamente cortés. Es cierto que pensé en él como ridículamente altivo cuando nos conocimos. Sin embargo, cada vez que estoy preocupado o sufriendo, él sin dudarlo me salvará de esta manera. ¿Arrogante? De ninguna manera. El Príncipe es más franco, puro y amable que nadie.

Junya en broma comentó que Príncipe parecía un gatito, pero en realidad es como un gato caprichoso. Tomó tiempo y conocimientos para que Príncipe se abriera a ti, pero una vez que lo hace, te cuidará hasta el final. A veces, incluso si tiene que sacrificarse a sí mismo. Incluso se puede llamar tonta la bondad del Príncipe.

— ¿Ah en serio? Está bien si no te encuentras bien. Por el momento, los de Kiritani y Mitsuki son suficientes. Bueno, entonces queremos algunos de los diferentes tipos, Kiritani.

—… ¡Riku!

Abrazo fuerte y fuertemente de la cintura de Prince que trata de separarse de mí.

Los ojos de Príncipe se abren de sorpresa cuando me mira. A pesar de que sus ojos siempre están medio abiertos, los ojos que me mira ahora son grandes y redondos como canicas.

—Está bien. No estoy mal. Además, quiero tomar fotos con Riku.

—Makoto, no tienes que forzarte.

—No me estoy forzando. Muy bien, Príncipe, mira la cámara.

Tal vez desconcertado, la mirada del Príncipe nada mientras coloca su brazo alrededor de mi cintura. Por alguna razón, eso me parece lindo.

Parece que las fotos tomadas de esta manera se entregan al Club de Computación para los ajustes finales. Por favor, edítalo y edítalo de manera que me vea mejor que el verdadero yo.

Mitsuki y Hasumi se fueron a las actividades del club después de ordenar el aula, así que ahora estoy solo con el Prince.

Termino de cambiarme, comienzo a guardar mis pertenencias en mi bolsa, pero el Prince tira de mi brazo en movimiento. Abre la boca como si quisiera decir algo, pero su mirada nada en vacilación y su boca se cierra de nuevo.

— ¿Que pasa? Riku.

Los ojos de Prince están bajados sin expresión.

Él, probablemente se sienta perplejo. Eso es lo que siento.

— ¿Riku?

—Yo… odiaba la escuela antes, pero todos los días antes de dormir, pensaré que quiero volver a la escuela mañana. El campo de entrenamiento, el torneo de juegos de pelota y el festival cultural, no encuentro ninguno problemático. Aunque antes pensaba que algo como la escuela es un aburrimiento.

Ahora que lo pienso, Príncipe es originalmente el tipo que no viene mucho a la escuela, ¿verdad? Creo que Subaru lo mencionó.

—La escuela es divertida ahora porque está Makoto. Es super divertido Todo lo que odio se vuelve divertido cuando está Makoto.

Príncipe, quien levantó la cabeza, se está mordiendo los labios ligeramente, sonriendo como si estuviera a punto de llorar.

Príncipe me está dando una evaluación demasiado alta. Nunca he sido un tipo muy cariñoso o motivador. Tampoco he pensado en serlo.

Aunque todo lo que hice fue estar allí, Príncipe dice que es divertido estar conmigo.

—Efectivamente, me gusta Makoto.

— ¡¿Un?!… Un.

—Me gustas.

¿Está diciendo esto de manera romántica? Cuando no puedo encontrar una respuesta en mi desconcierto, Príncipe comienza a guardar sus libros de texto en su mochila escolar con su habitual reticencia. Dudé sobre si debía dar una respuesta pero parece que no está buscando una.

Terminando sus preparativos para irse, Príncipe se para ante la puerta del aula y me mira fijamente. El está esperando por mi.

Sin embargo, incluso si no necesita una respuesta, es muy grosero de mi parte estar en silencio después de recibir sus sentimientos. Tengo que transmitir mis sentimientos claramente también. Es imposible para mí devolver algo romántico, pero El Príncipe es extremadamente muy importante para mí, como un amigo.

—… También me gusta Riku. Incluso yo quiero ir a la escuela todos los días cuando está Riku, Soutarou y Kaname. Me gusta El Príncipe y compañía. Me gustan tanto que quiero ir a la escuela todos los días.

No hay rastro de falsedad en estas palabras. Desde que vine aquí, casi nunca encuentro que ir a la escuela sea problemático. Estoy empujado por los acontecimientos en revolución todos los días, después de todo. Hay mucho que hacer en la escuela y en casa.

Así que vamos a la escuela correctamente, mañana también. Vayamos a la escuela para conocer a todos.

| Índice |

One thought on “Dokidoki Renai – Capítulo 55: El festival cultural y el mayordomo y el café (3)

  1. Catarina faa says:

    Riku TuT
    El mi personaje favorito, y me duele que casi no aparezca y cuando lo hace no sale de la gatitozone

    ¡Gracias por la traducción! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *