Dokidoki Renai – Capítulo 62: Las vacaciones de invierno y la Navidad y las actividades de amor impuestas (2)

Traducido por Bee

Editado por Susibet


Sakurai Makoto está a punto de morir por exceso uso. El desarrollo de la situación a tomado un giro tan inesperado que mi mente no puede ir a la par.

Si hay un valor de desviación para el amor, el mío estaría en el fondo. Mi corazón se despertó ayer. Creo que es muy temprano para que yo ame. Es por eso que quería esperar un poco más, pero el corazón de Soutarou comenzó a correr.

Después de discutir con Ichigo-chan, Soutarou esboza una sonrisa sombría y tira de mi brazo, llevándome a su casa. Además, es el desarrollo del cliché donde sus padres y hermanos estarán fuera por la noche. La familia de Soutarou, es demasiado buena para leer la atmósfera.

—Mako, aquí.

Soutarou me llama en el momento en que pasó la entrada.

Me agarraste del brazo y estás tan cerca, ¿cómo quieres que me acerque aún más?

—Soutarou, ¿no íbamos a comer primero?

Aunque mi apetito ya está cerca de cero, deseando sinceramente que esta situación de estar solo con Soutarou en su casa (que tiene garantizado un desarrollo palpitante) desaparezca, probé suerte y masculló.

Soutarou sonríe ligeramente, mordiéndose los labios con una cara al borde de las lágrimas. Mi pecho palpita fríamente. Un dolor frío atraviesa mi cerebro hasta mi abdomen y me marea un poco.

—Yo cocinaré. Ah, cierto, quedan rollos de col de ayer. ¿Quieres un poco?

—Un, me gustan los rollos de repollo.

De alguna manera, toda la conversación se siente fingida.

Era la primera vez que tenía una conversación tan improductiva. Se siente tan incómodo que no puedo soportarlo. Quiero irme ahora pero no puedo. Porque si me voy ahora, probablemente nunca veré a Soutarou sonreírme de nuevo. Aunque es incómodo, debo de alguna manera, incómodamente, manejar bien las cosas aquí.

—De acuerdo. Lo prepararé, así que entra y espera.

— O’Kay.

Quitándome los zapatos, sigo a Soutarou y me dirijo hacia la sala de estar. Me siento en el sofá y miro la parte de atrás de Soutarou calentando los rollitos de col.

Aunque llegué a la casa de Soutarou antes, es la primera vez que vengo con tanta incomodidad.

La atmósfera también se había vuelto incómoda en el pasado. La causa fue que respondí tarde. Aunque esta vez debo encontrar una respuesta adecuada, mi cabeza está completamente en blanco y no se me ocurre ninguna.

A este ritmo, si sigo adelante y pospongo mi respuesta, puede ser el 31 de marzo antes de darme cuenta y tendría que volver a la realidad sin dar una.

—Son las sobras de ayer, pero ten algunas, si quieres.

— ¿Hiciste estas, Soutarou?

—Un, bueno. Mis padres están trabajando.

Rollitos de col, ensalada de algas y arroz. Freídos de una manera que los hacía lucir deliciosos, era más que suficiente para estimular el apetito de mí, que no había desayunado.

Para mí tener apetito aunque estoy muy preocupada, realmente soy una mujer bastante despreocupada.

De repente levantando mi cabeza, Soutarou tiene una expresión como si le doliera una parte de su cuerpo, mientras levanta lentamente sus palillos. A diferencia del despreocupado y tonto de mí, Soutarou parece languidecer.

Soutarou, seguramente, continuará meditando hasta que dé una respuesta.

—Um… Soutarou.

Llamarlo es una cosa, pero todavía no tengo una respuesta.

Aunque Soutarou debería saberlo, me está dando su sonrisa habitual. Eso me alivió, solo un poco.

—Mako, está bien olvidar mis sentimientos si es doloroso para ti.

Soutarou está priorizando mis sentimientos incluso cuando está sonriendo con una cara al borde de las lágrimas.

Es poco probable que pueda olvidar todo lo que sucedió en este momento y tratarlo como de costumbre. ¿Cómo puedo vivir mañana después de lastimar tanto a un amigo?

—No hay forma de que pueda olvidar, cierto…

—Lo siento… Pero me gustas, Mako… No creo que podamos volver a ser amigos. Lo siento…

¿Por qué se disculpa Soutarou? No hizo nada por lo que deba disculparse. Más bien, debería ser yo quien se disculpe.

 Él no tiene la culpa. Es mi culpa por ser indeciso. Todo lo que Soutarou hizo fue decir que le gusto. Es mi culpa por no poder decidir.

Al final, podría ser que solo quería que me mimaran todos. En lo más profundo de mi mente consciente, podría haber estado feliz de quedarme en este entorno donde diferentes personas me aman y buscan. Qué hermano tan genial ni que nada. ¿Qué pasó el no querer ser una heroína del harem inverso?

Puse a Soutarou tan triste a pesar de que dije que era un amigo precioso y, sin embargo, dice que le gusto.

—Lo siento… No debería haber llegado a amarte, ¿eh? Si hubiera seguido queriendo como amigo, no estarías preocupado y podría quedarme a tu lado para siempre, Mako. Pero es imposible. Me duele el pecho como si se estuviera quemando cuando solo te reías con alguien más. Quiero abrazarte cuando caminas a mi lado.

Cada palabra resuena fuertemente en la habitación que es tan silenciosa como una tumba.

—Aunque sabía que esto es malo, que soy amigo tuyo, Mako…

Trago saliva, pero es difícil respirar con el nudo en mi garganta. Mi cabeza está hecha un rollo que puedo sentir el dolor de cabeza más agudo.

Sentimientos tan intensos resuenan en mi ente. Era algo que no sabía en absoluto hasta que vine a este mundo.

—Yo, hacia Mako… hacia Mako…

Una sola lágrima se desliza por la mejilla de Soutarou. En el momento en que vi eso, inconscientemente puse una mano en su mejilla.

Luego, de una manera extremadamente natural, mis labios tocaron los de Soutarou. Al mismo tiempo, pienso: ¿Existió algo tan suave en el mundo?

La vista frente a mis ojos se oscurece y me alejo de él.

Oi, ¿qué hice, justo ahora? Signos de interrogación y exclamación siento que se muestran perfectamente en mi rostro. Las lágrimas de Soutarou parecen haberse secado, pero su cara es como si no supiera lo que pasó. Me siento divertido, de alguna manera encuentro eso extremadamente lindo.

También me di cuenta.

Quiero estar con él siempre. Quiero estar con él cuando sea. Cuando estoy con Soutarou, puedo pensar en cualquier cosa aburrida como divertida. Creo que esto también es como me siento Príncipe y Kaname. Por eso pensé que me gustaba Soutarou como amigo.

Sin embargo, cuando la lágrima de Soutarou se derramó, mi pecho realmente sintió que se iba a romper. No soy tan amable como Soutarou, así que cuando alguien llora, solo pienso cosas como “Esto se ha vuelto problemático” o “¿Por qué lloras, caramba?”. Sin embargo, mirando la figura llorosa de Soutarou, ciertamente me sentí triste.

Eso es, probablemente. Hay mucho para considerar, hay mucho para reflexionar sobre Soutarou, pero. Realmente no lo entiendo.

No tengo ni idea de cómo se siente amar y tal vez es un tipo de amor con apego donde empiezo a gustarme Soutarou porque me dijo muchas veces que le caía bien. Sin embargo, dado que nunca obtendré una respuesta, incluso si pienso desordenadamente así, ¿no está bien como respuesta?

Yo, hacía Soutarou…

—Me gustas.

…Así que, por favor cuida de mí.

Los muchos pensamientos en mi cabeza finalmente encajan con un tintineo.

Mi mente que estaba en blanco se volvió tan clara como para ver incluso el futuro. Fue muy fácil localizar mis sentimientos de agrado de Soutarou desde esa mente clara.

—.. Eeh…

Parece que es verdad que decir que te gusta alguien es vergonzoso.

Estoy trascendentalmente avergonzado ahora. La palabra “me gusta” es demasiado pesada para mis labios. Qué patético es que mis labios tiemblen con solo un “me gusta” de cuatro letras. Aunque te haya besado. Realmente, ¿no es eso demasiado patético?

—Eso es, ¿como un amigo?

El reverso de mi corazón duele.

Gustándole como amigo, aunque son palabras que le dije varias veces, el reverso de mi corazón duele cuando la palabra “amigo” sale de la boca de Soutarou.

—… ¿Besarías a un amigo, Soutarou?

—No… Pero…

Soutarou me agarra del brazo. Ignorando los platos preparados que se convirtieron en un desastre, abraza mi cuerpo sobre la mesa con la fuerza suficiente para desordenarme. Lo suficiente como para que crujen los huesos de todo mi cuerpo.

—Si ese amigo es Mako, lo haré… Sí, quiero hacerlo.

— ¿Entonces te gusta besar a cualquiera?

Justo cuando gané un poco de compostura, lo suficiente como para sentir la temperatura corporal de Soutarou, los sentimientos que le arrojé a Soutarou finalmente dieron un giro completo y regresaron a mí.

Después de muchos giros y vueltas, después de tomar muchas, muchas acciones contrarias y pronunciar palabras contrarias, el lugar al que finalmente llegó es más cómodo de lo esperado. Similar a la sensación de dormir envuelto en una colcha de plumas en pleno invierno.

—Sabes que no es así, no molestes. Me gustas, Mako.

Ah, no quiero volver. No quiero volver a mi mundo original.

Incluso si finalmente voy a regresar, quiero quedarme un poco más en este mundo. Esta anciana quiere ver crecer a Soutarou. Al menos hasta que tenga 18. Al menos hasta que tenga 22. Al menos hasta que este sentimiento se convierta en mi amor no correspondido. Creo que quiero permanecer en este mundo al menos hasta que Soutarou ya no me quiera.

El yo, como Sakurai Makoto.

No soy Sakurai Makoto del juego, que vive en la ciudad de Tachibana, los suburbios cerca del área metropolitana. Soy simplemente el Makoto más allá de lo común que vive en un rincón rural de Japón.

Si Soutarou me elige incluso después de conocerme, me quiero quedar en este mundo un poco más.

— ¿Estás diciendo que me amarás sin importar cómo sea? ¿Qué pasa si, qué pasa si un mago sombrío me convirtió en un hombre, y en realidad soy una mujer para nada linda, es más, hasta un poco fea… ¿serás capaz de decir las mismas palabras?

—Mako, ¿qué pasa? ¿De repente?

—No, … lo siento por decir cosas extrañas.

Estoy abrumado por transmitir mis sentimientos de gusto. La conversación sobre mí siendo una mujer que vino de otro mundo, bla, bla, se puede dejar para la próxima vez. Con eso en mente, acarició la espalda de Soutarou para pasarlo por alto.

—Eso, la mujer Mako, ¿es mala?

— ¿Eh? No… bueno, piense en ella como básicamente solo yo… sin embargo, es una mujer fea y es más irresoluta…

—Pero Mako es Mako, ¿verdad? Entonces está bien. Ya sea una niña, que hace berrinche por cualquier cosa, se enoja fácilmente, pobre o rica. Ya sea fea hasta el punto de que uno no puede soportar verse, o una belleza sin igual, cualquier cosa está bien.

Las palabras de Soutarou probablemente no son mentiras. Por lo menos, creo que no hay falsedad en estas palabras en este momento, en este momento.

—Creo que, no importa lo que parezcas ser, podré decir que eres tú, Mako.

Esta postura de abrazarse sobre la mesa está comenzando a ser agotadora, pero Soutarou me abraza aún más firmemente, así que le devuelvo el abrazo de Soutarou con mis asentaderas sobresaliendo sin sentido [1]. La salsa que rezuma de los rollos de repollo sobre la mesa empapa mi ropa.

—…En ese caso, si sabes que soy yo incluso después de que se rompe el hechizo, me casaré contigo.

— ¿Qué pasa con eso? Definitivamente nos casaremos con tal promesa. Porque no hay forma de que no pueda decir que es Mako.

Incluso si me gusta Soutarou, incluso si deseo no volver. Cuando llegue el momento, probablemente elegiría volver a la realidad. Porque si ubico los más de 10 años que pasé con mi familia en comparación con el 1 año con Soutarou en una escala, es obvio cuál es más pesado.

Sin embargo, si Soutarou realmente puede decir que soy yo después de ver a la mujer, entonces…

—Mako, oye, ya es hora de que comamos. Se estropearon, así que iré a preparar algo nuevo.

— Ah, está bien.

El Soutarou que sirvió comida nueva se sienta a mi lado de manera extremadamente natural y golpea sus propios muslos. Cuando frunzo el ceño para expresar que no entiendo, él sonríe, usando su habilidad especial angelical y astuta. Él inclina su cabeza con destellos volando detrás de él.

—Puedes comer en mi regazo, ¿sabes?

—Así que vas a ser así después de todo, ¿eh?

— ¿Eh? Ya somos una pareja, ¿verdad? Yo, quiero ser más amoroso con Mako…

Me mira con esos ojos astutos.

Con sus orejas caídas débilmente, toma la pose de un cachorro abandonado. Ah, este chico definitivamente lo sabe. Él sabe que lo escucharé si usa esta cara.

— ¡No lo haré! No sirve de nada usar esa cara. ¡Me acabo de convencer de que en realidad tienes dos caras [2]!

— ¿Eh? ¿Dos caras …?

Una cara en blanco como si no entendiera nada. No seré engañado incluso si usas esta cara, ¡¿sabes… no lo haré…?!

Alguien, por favor, haga algo rápidamente sobre este chico tipo cachorrito que parece lindo pero que en realidad es peligroso.


[1] ¿Mako está comenzando a romper la postura (el trasero sobresale) pero Soutarou lo apretó más fuerte para que él / ella le devolviera el abrazo con una postura semi-rota?

[2] Si lees novelas chinas, ¡este es el infame vientre negro!

| Índice |

4 thoughts on “Dokidoki Renai – Capítulo 62: Las vacaciones de invierno y la Navidad y las actividades de amor impuestas (2)

  1. Yinett says:

    OMG!!!! He perdido como litro y medio de sangre por hemorragia nasal. Siiiiii ganó el ship que más me gustaba, aunque ya me lo esperaba, aún me siento triste por el príncipe, ¡que se quede con Kaname! ok no, a no ser…..
    Pd: gracias por la traducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *