El Secreto de la Belleza – Capítulo 6: El escuadrón de Protección

Traducido por Akatsuki

Editado por Sharon

Corregido por Tulskas


La fiesta comenzó debido a la repentina colaboración de las personas que lo admiraban.

Al otro lado del Salón había personas trabajando secretamente bajo el telón.

—¡Ah! ¡Esta noche fue la mejor fiesta de mi vida!

—¡Sí, realmente lo fue! El baile del joven Julius estuvo maravilloso.

—Argh… Ojalá hubiera un pintor, así podríamos conservar su honorable presencia…

—No se puede evitar. Sólo guardemos este recuerdo en nuestros corazones.

—Tienes razón.

No hace falta señalar que estas jóvenes son miembros del Escuadrón de Protección de Julius.

Este grupo, conformado sólo por jovencitas que lo adoran, han estado observándolo desde que entró al baile.

Por cierto, la razón por la que todos se detuvieron tan pronto como Julius y Emilyn comenzaron a bailar, fue porque la mitad de las jovencitas presentes eran miembros del escuadrón y preferían observarlo en lugar de seguir bailando.

Si las damas dejaban de bailar, entonces los caballeros también. Si la mitad de la fiesta dejaba de bailar, a la otra mitad se les haría difícil seguir y se detendrían.

Los espectadores rodearon a la pareja principal como si fuese un ring.

Al hacerlo, crearon un escenario perfecto para admirarlo. Esto no había sido planificado, era el resultado de sus corazones en sintonía.

Sin embargo, en lugar de decir que lo hicieron conscientemente, podría ser más exacto decir que todos se movieron de acuerdo a sus deseos.

—Ahh, si yo estuviese bailando allí con él…

—¡Espera! Eso es un tabú, no puedes decirlo así sin más.

—Está bien. ¿Te olvidaste de nuestras reglas?

El Escuadrón es un grupo conformado por jovencitas que adoran a Julius, eso es todo lo que tienen en común.

Cada una de ellas tiene sus propias opiniones sobre sus sentimientos hacia Julius, cómo se sienten sobre Emilyn y el cómo deben de tratar con Dudrick.

Sin embargo, si una de sus miembros actuara a voluntad propia se convertiría en un obstáculo para el grupo.

Por lo tanto, respetan las opiniones de las demás mientras siguen sus mandamientos:

  1. Se apreciará la honorable apariencia del joven Julius.
  2. No causarán problema alguno al joven Julius.
  3. Se eliminará a quienes deseen hacer daño al joven Julius.
  4. Evitarán dañar a la señorita Emilyn.
  5. No deberán adelantarse a las demás.
  6. Cooperarán entre sí tanto como sea posible para cumplir con las reglas establecidas.

Estos son sus seis mandamientos. Aquellos miembros que incumplieran alguno de ellos serían expulsadas del grupo, quienes ya no podrían tener acceso a la red de información, por lo que no podrían obtener datos de Julius de forma inmediata. Esto es letal para alguien que lo adora.

Además, ser expulsada del escuadrón se considera deshonroso, por lo que las jóvenes siguen estrictamente los mandamientos.

Muchas sienten hostilidad hacia Emilyn, quien fue elegida como su prometida, pero se abstienen de mostrarla.

Son libres de tener sentimientos hacia él, pero actuar sobre aquellos sentimientos o mencionarlos libremente es una violación de sus mandamientos.

—Oh, sí, estuvo cerca.

—Sí. Debemos disfrutar al máximo estos momentos con el joven Julius.

—Exactamente.

Las jóvenes reafirman sus votos y su unidad.

Sharon
Normalmente no me gustan las grupies, pero estas chicas son lo máximo XD

Además, el sexto mandamiento menciona el “cooperar entre sí tanto como sea posible”, el cual tiene un significado muy oculto.

Los nobles de Aullène de ninguna manera estaban unidos. Cuando cierta cantidad de personas se reunía, siempre se creaban facciones que luchaban entre sí, y cuyas relaciones probablemente eran malas. Se interponían en el camino de la otra y no cooperaban entre sí, a menos que ocurriese una crisis nacional.

Sin embargo, las facciones en conflicto dijeron que cooperarían con las señoritas cuando se trataba de Julius, algo inusual.

♦ ♦ ♦

Julius, que no sabe del grupo de jovencitas que se auto proclaman su Escuadrón de Protección, se separa del príncipe y regresa donde se encuentran sus amigos.

—Bien hecho, ustedes dos.

—Buen trabajo, joven Julius, Emilyn.

Maxian y Lilycia notan que ellos han regresado, y les agradecen por haber participado del baile.

—Gracias, joven Maxian. Lamento haberte dejado, Lilycia.

—Gracias, Maxian. Oh, señorita Lilycia, usted también vino.

Julius nota que Lilycia está allí y decide hablar con ella, quien inclina ligeramente la cabeza para saludarlo, y le informa mientras parece preocupada.

—Sí, joven Julius. Estaba con Emilyn, pero ella me dejó. Oh, no te culpo, Emilyn. No escuchas a nadie cuando ves al joven Julius. Has sido así desde hace mucho…

—¡L-Lilycia!

—Así es.

—¡¿Incluso usted, joven Maxian?!

Emilyn, a quien sus amigos evidencian, muestra su inquietud sonrojándose y entrando en pánico. Por supuesto, ninguno la culpa en serio, sólo la están molestando. Sin embargo, Emilyn no olvida que su prometido también se encuentra con ellos y que ha escuchado todo lo que hablaron, por lo que intenta justificar sus acciones.

Ella no quería que la viera como una mujer intranquila.

—¡No es verdad, joven Julius! No soy una persona intranquila…

—Oh, lo que Maxian y Lilycia mencionaron, ¿no era cierto? Yo estaba tan feliz…

—¿Disculpe?

Emilyn quien trataba de justificar sus acciones desesperadamente, quedó desconcertada ante la inesperada respuesta de su amado.

—Quiero que Emilyn me mire, pero es necesario que prestes atención a los demás —dice Julius con tristeza.

—¡P-Por supuesto que no! ¡Yo sólo tengo ojos para usted…! —dice en pánico, cavando su tumba. Sin embargo, se puso de mal humor al notar algo—. Por favor, no se burle de mí.

—Jaja, lo siento. Pero te ves tan linda cuando entras en pánico.

Su humor mejora inmediatamente cuando él se disculpa. Entonces, la campana que señala el fin del baile se escuchó a través de todo el pasillo.

—El baile está por terminar.

—Si, es una pena.

—Cada vez que pienso que no podré volver a verla por un tiempo, señorita Emilyn, mi corazón se siente como si se hubiese abierto de golpe.

—Oh, joven Julius…

Emilyn parece avergonzada y feliz al mismo tiempo cuando su amado dice algo tan teatral que parece broma.

Entonces, recuerda algo.

—¡Oh, sí! Estaba planeando hacer una fiesta de té junto con Lilycia. ¿No te unirías con nosotras?

—Por supuesto que iría con ustedes.

—También puede venir, joven Maxian.

—Me encantaría.

Los cuatro, habiendo prometido reunirse nuevamente en la fiesta de té, salieron del lugar y se dirigieron a sus casas.

| Índice |

One thought on “El Secreto de la Belleza – Capítulo 6: El escuadrón de Protección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *