El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 139: Resolución y sinceridad

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—Lo llevaré a casa.

Al escucharme decir eso, no solo Terry, Dida también parecía sorprendido.

¿Fue por mi presencia, o por lo que dije?

—Soy la maestra de Dida, Iris. Realmente debo agradecerte por cuidar a Dida esta vez.

Sonreí mientras hablaba. Por alguna razón, todos los miembros de la familia Boltique dieron un paso atrás.

Realmente no lo entendí… pensando eso, incliné mi cabeza hacia un lado mientras fijaba mis ojos en Terry.

—He estado escuchando. Tu odio parece estar mal dirigido.

—Qué…

— ¿No es verdad? ¿Sobre lo que odias de Dida? ¿Su éxito? Eso es lo que obtiene a cambio de aguantar las solicitudes al azar de su maestro, por sus propios esfuerzos en la capacitación, por trabajar duro sin cesar… ¿O tal vez es una diferencia de talento? Dida no puede hacer nada al respecto.

—Tú… mmph.

La intención detrás de mis palabras fue exitosa en estimular las emociones de Terry. Intentó ponerse de pie, pero fue empujado hacia abajo por Dida.

—Si se trata de las diferencias en sus vidas, entonces estás aún más, mal dirigido. Solo debes odiar a la persona impotente que lo salvó, a mí. O tal vez, mi familia.

En respuesta a lo que estaba diciendo, los ojos de Terry y Dida se volvieron.

—Aun así, ¿qué pasaría si se invirtieran los roles tuyos y de Dida?

Mi voz sonaba más fría de lo que había imaginado.

—Porque eso es lo que quieres, ¿verdad? Todo lo que sabes es cómo envidiar, incluso en la medida en que involucra a inocentes… solo deseas ventilar tus frustraciones hacia tu situación actual y pretender que son errores de otra persona. Son los errores de alguien más y tú eres el protagonista de la tragedia… y así sucesivamente. Todo lo que quieres es mantener esa ilusión.

Terry no pudo decir nada.

Sus ojos estaban muy abiertos. Incluso su expresión no cambió.

—Simpatizaré contigo. Te voy a compadecer. Pero nunca te entenderé.

Como una cáscara vacía, no reaccionó en absoluto.

—…Dida, ¿tienes algo más que decirle?

—No. Estoy satisfecho. —diciendo esto, sonrió.

Su sonrisa no era tan abierta y relajada como siempre. En cambio, tenía un aire de melancolía impotente.

—Entonces arréstalo.

Debe ser difícil para Dida… aunque pensé en eso, Dida sacudió la cabeza y comenzó a moverse.

—Todo ha llegado hasta aquí. No importa lo que haga, no hará una diferencia.

No pudimos evitarlo, no pudimos atenuar su sentencia.

Debes entender eso… Pensé mientras lo miraba. Entendiendo lo que estaba pensando, Dida todavía asintió.

Aparté la vista de ellos. Lo que había que hacer, está hecho. Lo que había que decir se ha dicho.

Lo único que quedaba era saludar a ese joven problemático.

—Nunca olvidaré su nombre. Nunca me permitiré olvidar, como una de las causas de todo este incidente. —Dije esto suavemente.

No pude perdonar sus pecados ni el odio que proyectó sobre Dida.

Pero al mismo tiempo… sentí que no podía apartar la vista de él. Tuve que enfrentar su existencia, y la razón por la que causó todo esto.

Pedirle perdón a él, estaba fuera de discusión. Incluso si lo hiciera, no significaría nada. Además, algo así, desde mi punto de vista, se volvió imposible cuando supe que él era el cerebro.

Así que esto fue mi propia decisión. Mi propia decisión egoísta.

Egoísmo y sinceridad.

— ¿Así que eres Dida?

Cuando dejé de hablar, Graus le preguntó a Dida.

—Soy Graus. Cuando escuché que te atraparon, pensé que no eras nada especial… pero eres muy capaz. ¿Cómo te pillaron?

Dida respondió a la pregunta de Glaus con una sonrisa exasperada.

En respuesta a esto, Graus se echó a reír.

—Eres un buen hombre. ¿Supongo que confiaste en un viejo amigo y fuiste engañado? Como guardia de una dama noble, tomaste la decisión equivocada. Pero no odio a los idiotas como tú.

Se rio de nuevo.

—Tú también eres muy hábil. No desperdicies eso… si no fuera por el hecho de que la dama te encontró primero, te recibiría en un abrir y cerrar de ojos.

—No te lo daría.

Mi comentario solo hizo que Graus riera más fuerte.

—No, bueno… dije eso, pero no lo digo en serio. Solo estoy jugando contigo. Yo solo… bueno, solo significa que no solo tienes suerte. Tal vez la diosa de la fortuna te está cuidando… pero ella no es paciente. Si no le agarras la mano cuando la ofrece, desaparecerá sin dejar rastro. Hiciste el esfuerzo y convertiste la oportunidad en algo que te pertenecía. Y ahora eres el tipo de hombre que incluso yo quiero. Y así sucesivamente. Aunque probablemente tampoco te guste oírme hablar así.

No solo un hombre con suerte.

Así que no deberías prestar atención a lo que Terry estaba diciendo… eso es lo que Graus parecía estar insinuando. Pero Dida negó con la cabeza.

No pude evitar estar impresionada por lo que dijo Graus.

Hombres que se aprecian por respeto… Supongo que ese es el tipo de hombre que es Graus, pensé para mí.

—…Maldita sea. Admiro el ojo de la dama para los hombres. Si tan solo conocieras tus propias fortalezas. Ella robó lo que podría haber sido un gran guerrero de nuestra parte.

—Bueno, eso es todo de ti. Por mi parte, ahora voy a vigilarlo estrictamente.

Graus se rio entre dientes.

—Pues bien, vamos a volver. Emilio es uno de los nuestros de todos modos. Tu guardia también está aquí para ti.

—Los ciudadanos de buen corazón difundirán la noticia a la policía de que la familia Boltique fueron los únicos que reprimieron los problemas aquí. Es casi como si ustedes fueran héroes de la justicia. Tal vez eso se extienda por las calles de la ciudad.

—No digas eso, ese no es nuestro estilo… ¡Todos, vamos!

Los hombres comenzaron a salir por la puerta trasera después de escuchar el comando de Glaus.

Desde su formación ordenada, no fue difícil ver su poder.

—Pues bien, Dida. Hora de volver.

— ¿Huh?

—Solo hice que Tanya revisará tu seguridad e identidad. Nunca podría haber esperado que nos agotáramos así. En este momento, Tanya probablemente esté evitando que Dorsen corra, manteniéndolo inconsciente. Tú y él, se quedan ahí y esperen a ser rescatados juntos. No podemos revelar que teníamos ningún tipo de asociación con ellos, y no podemos rescatarte solo a ti… ves.

—Entiendo… Señorita, este incidente…

—Podemos hablar de ello más tarde. Los guardias están a punto de llegar.

Dida muy rara vez me llamaba “señorita”. Entiendo que lo que él quería decir debe ser importante.

Pero los guardias estaban a punto de llegar.

—Escucharé con todo mi corazón lo que tengas que decir después.

Se dio la vuelta y se adentró en la habitación.

—Como desees, mi princesa. —diciendo esto, sonrió.

Aliviada, finalmente me fui.


[Shisai: Me sigo encontrando el nombre de Dorsen como “Dawson”, ¿debería cambiarlo o será por el cambio de traductor? Se acercan capítulos difíciles… difíciles de traducir, han hecho un desastre con algunos nombres. ¿Berna o Berne? ]

[Sakuya: Nuuu siempre será Dorsen y Berne siempre será Berne >_<]

♥ ❤ ♥

| Índice |

9 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 139: Resolución y sinceridad

  1. JiHae says:

    Ya se solucionó todo y Dida vuelve a casa wiiiii *—* ¿Así que todo fue por envidia? No sé, casi (CASI) me da pena ese Terry, pero por todo lo que dijo Iris no se merece lástima.
    Gracias por vuestro trabajo *3*

    PD: Apoyo la moción: Dorsen será perr-digo Dorsen y Berne será Berne. Aunque a veces he llegado a pensar que pueda ser Verne (como Jules Verne), aunque no sé la pronunciación de Berne…

  2. Cerberus Auditore says:

    Dejalo como Dorsen si lo cambias tendras que poner en cada capitulo que le cambiaste el nombre y los que no esten enterados van a volver a leer y diran “quien demonios es dawson???”
    Igual en el caso de Berne

    • Shisai says:

      Totalmente, que flojera sería tener que cambiarlos. Ademas, creo que fue algo del nuevo traductor ingles, ha estado cometiendo varios errores en los textos, tengo que prestar más atención. Si notan algún texto extraño, ¡dejen un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *