El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 141: Dida y Tanya

 Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—Estoy entrando, Dida.

Después de llamar, entré en su habitación.

Se encontraba sentado en una silla, con una expresión en su rostro como si estuviera pensando profundamente.

Esta habitación no era muy grande, probablemente lo justo para cualquiera que viviera aquí.

Pero Dida y yo habíamos estado con la familia de Milady durante mucho tiempo. Sebastián organizó una habitación espaciosa en ese entonces para usarla como habitación de un solo residente.

—Esto es de la Señorita Iris. Si regresas al trabajo, debes leer esto.

—G-gracias. —Dida sonrió y aceptó el documento.

—Además, antes de que planees regresar, haz algo con esa expresión tuya.

— ¿Es otra cosa que dijo la Señorita Iris?

—No. Es un consejo de mi parte.

Mis palabras hicieron reír a Dida.

Era el tipo de risa que no tenía mucho sentimiento.

—Lo diré primero. No te perdonare.

—Que despiadada. Ya me diste una buena conferencia en aquel momento.

— ¿Qué clase de conferencia? No es así como lo recuerdo.

Aunque dije eso, no pude evitar recordar cómo estaba cuando lo encontré encarcelado.

En aquel entonces… él, que había sufrido innumerables tormentos, sonrió cuando me vio entrar en la habitación.

No fue una sonrisa de alivio, sino una sonrisa que marcó una pérdida de autocontrol, un momento de abandono, no tan brillante como de costumbre.

— ¿Cómo están tus heridas? —Le pregunté.

—No son un problema… lo siento, ¿podrías deshacerte de mis esposas?

— ¿De qué estás hablando? Estoy aquí para garantizar tu seguridad y protegerlos a ti y a Dorsen. Intento evitar que vuelvas a ser capturado como rehén. ¿Pero estás hablando de quitarte las esposas? ¿Qué planeas hacer si te las quito? ¿Qué puedes hacer en tu estado actual?

—Quiero terminar las cosas.

— ¿Terminar las cosas? Ja… ¿Qué pretendes? No quiero que me vuelvas a decepcionar.

—No puedo evitarlo si estás decepcionada. Solo quiero terminar con lo que debo hacer.

— ¿Lo que debes hacer? Lo que debes hacer es quedarte aquí con él. Al salir así, serás visto y la gente pensará que estamos conectados con la familia Boltique. Entonces, ¿qué podríamos hacer? Además, ¿qué pasa si te atrapan de nuevo? Tu cuerpo… no puedes moverte de la forma habitual, ¿verdad?

—Soy el que mejor conoce mi propio cuerpo. No estoy en peor forma que antes.

—No puedo confiar en eso. Ya fuiste atrapado una vez.

—Fui atrapado por mis emociones, y me lo merecía… pero ya he abandonado esa tristeza sin sentido.

—Si ya la has abandonado, ¿por qué todavía te queda algo que terminar?

—Quiero convertirlo en algo concreto. Incluso cuando abandonas algo, el fantasma del pasado todavía te perseguirá constantemente. En este momento, lo más importante es que después de esta crisis… después de esta confrontación, necesito haber terminado con esa parte de mi pasado.

—No… Si haces eso, ¿qué hacemos con él?

Nuestros ojos se volvieron juntos. Dorsen estaba tendido en el suelo.

Ni siquiera se despertó con nosotros discutiendo así.

Qué sueño más pesado. Es un hombre muy descuidado.

Pensamientos aburridos como estos seguían saliendo a la superficie de mi mente.

—Estás aquí. Si él se despierta, simplemente noquéalo de nuevo.

—Pero…

—Vamos. Si continúo así, no podría perdonarme a mí mismo. ¿Y cómo podría siquiera enfrentar a Lady Iris o a ti de esta forma?

Me miró, su expresión muy seria.

—Lady Iris es mi salvadora, y mi ama. Para protegerla, ni siquiera me importa renunciar a mi vida… pero en este momento, ella está en peligro debido a mis errores. No puedo permitir eso. Así que, si me atrapan y le traigo más problemas, elegiré la muerte sin dudar.

—No suenas como si estuvieras bromeando.

—Ah.

Quité las esposas de sus manos.

Miró sus brazos y luego se levantó.

—Después de confirmar que la misión se ha llevado a cabo de manera segura… si nos volvemos a encontrar con Lady Iris, probablemente te perdonará. Pero yo no lo haré, Dida.

—Eso me queda bastante bien.

Y luego se fue corriendo para enfrentar a Terry.

Pensando en todo eso, volví a abrir los ojos.

—…Incluso si ella te perdonara, yo no.

—Ah.

—Al verte pelear, lo sé ahora. Perdiste contra tu pasado. Lo que dijiste cuando estabas atrapado también… perdiste contra tus recuerdos. Y no pudiste ver en ese momento, qué era lo más importante.

Eso no puede ser permitido.

Su investigación, siendo atrapado… nada de eso fue la razón por la que estaba enojada.

Pero…

—Para ti, tu verdadera intención es proteger a Lady Iris. Ryle y yo tenemos la misma idea. ¿Pero es que toda tu determinación vale la pena?

—Dices eso, pero no hay nada que pueda hacer al respecto. —Dida sonrió levemente.

Ante una respuesta tan débil como esa, solo pude suspirar.

— ¿Solo ponerle fin a las cosas?

—Sí.

— ¿Entonces el hombre llamado Terry es parte de estos fantasmas de tu pasado?

—Bueno… supongo que podrías decir eso. —Dida respiró hondo. —Al investigar en las calles, supe que este incidente estaba relacionado con Terry. Así que inmediatamente me acerqué a él, tratando de detenerlo… quería convencerlo.

Dida murmuró como si estuviera hablando consigo mismo. Tuve que centrar toda mi atención en él para captar todo lo que decía.

—No necesitas decir más. Tú y ese chico eran cercanos.

—Sí. Él era como Ryle es para mí ahora… ese estilo de relación. Cuando me di cuenta, habíamos estado juntos durante mucho tiempo. Estábamos juntos cuando buscamos comida, hicimos tonterías, nos unimos a la organización.

—Ah, suena genial. Cuando fui tratada como basura estaba bastante sola.

—En cuanto a eso, me cuidó bastante bien. Y mira en lo que se ha convertido. ¿Qué puedo hacer?

Dida se rio entre dientes.

—Una vez, la organización nos ordenó tomar algo de otro. Qué fue, no lo sé. De todos modos, tuve un mal presentimiento… ya que estábamos robando y todo. Éramos pequeños niños sucios sin nadie que nos respaldara. Si tuviéramos éxito todo estaría bien. Si no lo hiciéramos, la organización nos tiraría. La idea me pareció tan terrible que le mencioné que deberíamos intentar escapar de la organización. Pero él respondió con el hecho de que no podíamos escapar a ninguna parte, que nadie nos aceptaría. Finalmente, fui yo quien se fue solo.

— ¿Y entonces?

—Estuvo bien al principio, pero nos descubrieron a mitad de camino. Sugerí que sirviera de cebo y que él se fuera primero con la cosa. Nuestros enemigos llamaron por refuerzos, fui atrapado y me golpearon bastante. Pero me escapé cuando tuve la oportunidad. Y luego me encontré con Lady Iris cuando escapaba… y tú sabes todo el resto.

—Sí. El maestro de la familia dijo que sí, a usarte como guardia. ¿Tal vez porque habían investigado tu experiencia?

—Yo también lo creo. El intenso deseo de Milady, más mis capacidades y lo que terminé haciendo frente a excelentes sirvientes al servicio de la familia, fue lo que lo hizo estar de acuerdo.

—Sí, parece ser el caso.

—Separarme de Terry en esas circunstancias… ya que yo era el único que había podido escapar, creo que me sentía culpable. Así que si es posible quería convencerlo. Y luego terminé así. Creía que, ya que escapé del entorno en el que habíamos vivido, tal vez si hablábamos, las cosas serían mejores. Pero cuando llegué al punto de encuentro, todo se agrió.

—Y fuiste atrapado.

—Exactamente. No soy bueno para convencer a los demás.

Se rio cuando dijo esto, pero no había rastro de alegría en su rostro.

—Probablemente ni siquiera yo lo creí. Tenía tantas sospechas que si alguien me creía tenía que ser ingenuo… pero quería creer. Porque esa es la única manera en que las personas pueden construir relaciones. Pero es imposible. Nadie debería tener expectativas así. Justo como dijiste, perdí contra mi pasado. —Él apretó los puños hasta que se pusieron blancos.

No dudo que sus uñas estaban sacando sangre de sus palmas.

—Sí… —Suspiré y me puse de pie. Luego me acerqué a su escritorio.

Sobre este, descansaban los documentos que le había entregado.

Lo recogí y se lo entregué de nuevo.

—Pues bien, date prisa y termina de leerlos. Mañana será el momento de volver al trabajo.

—Ah… ah…

Debido a lo rápido que cambié el tema, los ojos de Dida se abrieron en sorpresa.

—Solo traza una línea entre tú y tu pasado. Lady Iris te otorgó una rara oportunidad. En respuesta, todo lo que necesitas hacer es completar bien tu trabajo. Los fantasmas que te han estado deteniendo han desaparecido ahora.

—…Tienes razón.

Afirmando lo que dije, Dida levantó la cabeza.

Se había cubierto los ojos con el brazo.

—Eres bastante decisivo.

— ¿Estás tratando de consolarme?

—No… Eso sería lamentable.

—Verdad.

Sus palabras eran extrañas. Pensé por un minuto, luego me reí.

—Tú y yo… y Ryle, somos todos iguales. Nuestro objetivo es proteger a Lady Iris. Mientras no nos salgamos del objetivo, nos moveremos juntos en la misma dirección.

Incluso si nuestras opiniones difieren.

Incluso si nuestros puntos de vista divergen.

Mientras nuestro objetivo final sea el mismo… nunca estaremos en desacuerdo en esa medida.

Eso es lo que pienso.

—No vacilarás, ¿verdad?

—Por supuesto no. Incluso si doy mi vida, protegeré a Milady.

Dida sonrió.

—Tus acciones esta vez dejaron nuestra meta… pero al final regresaste. Resolviste el problema por tu cuenta. Así que ya no estoy preocupada por ti. Incluso si no te he perdonado… trabajemos juntos por el mismo objetivo.

—Pues bien, tendré que empezar a trabajar aún más duro. No solo para que podamos caminar juntos, sino también para que puedas confiar en mí para que te cuide las espaldas.

—Sí.

—…El hecho de que pueda estar aquí me hace muy feliz. Tan feliz…

Mientras decía eso, temblaba ligeramente.

En su rostro, las lágrimas habían comenzado a caer.

Pero fingí no verlas y dejé su cuarto.

♥ ❤ ♥

| Índice |

7 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 141: Dida y Tanya

  1. Dany says:

    Y el abrazo?? Que pasó con el ardiente encuentro entre nos 2… Y qué pasa con dorsen que parece que lo hubieran drogado??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *