El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 178: La aventura de Tanya (1)

Traducido por Shisai

Editado por Raine


Después de recibir las órdenes de mi ama, inmediatamente comencé a actuar.

Me había pedido que fuera especialmente cuidadosa cuando se trataba de algo relacionado con Yuri, pero ya tenía experiencia moviéndome por territorios peligrosos, así que no sentí tanto miedo… Por supuesto, me recordé a mí misma que no debía ser demasiado descuidada.

Logré reunir información sobre el compromiso de la señorita Mimosa con bastante rapidez. No porque la familia Langley no haya hecho su tarea en términos de suprimir información, pero todavía había agujeros en su defensa.

El problema era información sobre Yuri.

Fue difícil recoger algo sobre ella. Todo se había borrado minuciosamente, por lo que todo lo que estaba disponible era información desinfectada.

Detrás de su apariencia inocente y linda, hay un lado bastante intimidante en ella, fueron los pensamientos que pasaron por mi cabeza mientras caminaba de las concurridas calles hacia un callejón abandonado.

Preparé mis armas ocultas, confirmando el aura que había sentido. Mientras estaba recopilando información sobre Yuri, seguía sintiendo ese aura.

Relajé mi cuerpo por un momento. Luego, en el momento siguiente, vertí toda mi energía en los músculos necesarios, alcanzando mi velocidad máxima.

El aura pareció sorprendida al ver que había desaparecido de su vista, pero no actuó. Apunté mi arma oculta, una hoja delgada más larga que una aguja, hacia él.

—Ah… detente, detente, vengo en paz.

Él también parecía bastante poderoso. Había obtenido una buena lectura de mi aura agresiva y se encontró con mi mirada, levantando las manos para demostrar su punto.

No bajé mi arma pero dejé de moverme y comencé a observarlo.

Mi oponente era un hombre tan bajo como un niño. Llevaba la ropa de un civil normal. Aparte de sus ojos ligeramente inclinados, no había nada en él que fuera significativo. Podía mezclarse fácilmente en una multitud, tal vez incluso ser confundido con un niño e ignorado.

—Qué impresionante crecimiento. —Aunque tenía un arma en mis manos, él no parecía en absoluto asustado, sino que hablaba como admirado. —Si quieres que te diga algo, probablemente deberías perdonarme. Me llamo Milo. Ah, por cierto, es un nombre falso, pero es un a forma de comenzar una conversación. Encantado de conocerte. —Se presentó en un tono frívolo.

¿No tenía sentido del peligro, o esto no era suficiente para constituir un peligro para él…? Probablemente lo último, suspiré para mí misma.

—¿Por qué me sigues?

—Sigues investigando a mi objetivo. Detuviste la investigación antes, ¿por qué empezar de nuevo?

—…No es asunto tuyo.

—Es totalmente mi asunto. Si sigues moviéndote así y haces que la gente en esta área se ponga en guardia, sería bastante irritante… ¿qué quieres?

—¿Qué quieres decir?

—¿No es esto un intercambio? Estoy investigando todo sobre ella y le he informado a mi propio maestro. Ahora mismo la estoy supervisando. Si sucede algo, entonces tengo que informarlo y responder a la situación. En otras palabras, que tú deambules por aquí es una gran molestia para mí… Quizás no tengas ningún negocio directo con ella, y solo quieres conocer sus experiencias y objetivos. ¿Estoy en lo cierto?

No confirmé ni negué sus suposiciones.

Pero él ignoró mi silencio y siguió hablando.

—Si es solo una investigación, no hay necesidad de deambular cerca de ella. Así que te daré algunas pistas.

—No es información, sino… pistas, ¿eh?

—Bueno, no importa si te doy la información directamente, ¿pero me creerías?

Estaba en lo correcto.

—¿Qué obtienes al darme pistas?

—¿Huh? ¿No lo acabo de decir? Mientras dejes de pasear cerca de ella, seré feliz.

—Realmente no creo que eso sea todo lo que quieres. —Levantando mi arma, me acerqué a él nuevamente.

Milo se rió entre dientes, un poco exasperado.

—Vamos, vamos. Estoy diciendo la verdad. Es solo que… Realmente quiero animar a tu maestro.

—¿Qué?

—Mi… debo decir, mi maestro, está muy preocupado por tu maestro. Por alguna razón, nuestro objetivo es bastante antagónico hacia tu maestro, y ella ha actuado de manera correspondiente. Aunque la mayor víctima es esta nación, supongo que es de esperarse… De todos modos, tal vez debería decir que la razón es este país en sí. Pero tu maestro es bastante diferente de todos los demás. Mi objetivo atacó a tu maestro primero, y buscará a tu maestro para ese fin. Al final, tu maestro sufrirá el mayor daño.

Estaba insinuando que sabía quién era mi maestro. Me sentí aún más alerta. Pero este hombre, incluso con su tono impertinente, no se equivocó ni una vez.

Aunque los movimientos que estaba haciendo parecían idiotas, eran señales secretas de su fuerza… Si esto se convirtiera en una batalla, tendría que prepararme para que termine en un baño de sangre.

—Entonces mi maestro, que se preocupa por tu maestro, me preocupa. Tu lado no se unirá al enemigo de todos modos, por lo que no hay daño en darte algunas pistas. ¡Entonces esta es una gran donación por una buena causa! Mm, bueno, lo que sucede después no está completamente relacionado con tu maestro.

… En estas circunstancias, sólo tenía un 50% o menos de posibilidades de ganar contra él.

Mi conclusión fue que tomar lo que podía ofrecerme era la mejor opción.

—Bueno, entonces, por favor dame las pistas.

—Por cierto, entre información de alto riesgo y alta recompensa contra información de bajo riesgo y baja recompensa, ¿cuál elegirías?

—Cuéntame ambas en detalle.

—Ambas, eh… Así que planeas escuchar sobre ambas y luego decidir qué investigar. No es un mal enfoque para tomar.

Me estaba hablando como si fuera mi superior. No entendía por qué estaba actuando de esta manera.

—¿Qué estás diciendo? Por supuesto que voy a investigar las dos.

Al escuchar lo que dije, los ojos de Milo se abrieron por un momento… luego se echó a reír.

—Entonces, así es, después de todo. Realmente deberías unirte a mi lado. ¿No es la codicia el secreto del crecimiento? De acuerdo, ya que tienes las agallas para preguntar, te diré sobre ambas.

Milo sonreía mientras yo lo miraba inexpresiva.

—Mm, antes de eso, ¿necesito explicar algo sobre la Casa Reuben?

Shisai
Quien no recuerde la Casa Reuben, vuelva al capítulo 50

No confirmé ni negué nada cuando me hizo esta pregunta.

Frente a él, sentí que… incluso si hiciera una pregunta más, podría obtener otro tipo de información de mí.

—Vas con tu corazón en la mano. Puedo leer en tu expresión que los has investigado antes.

La forma en que dijo eso con una sonrisa alegre me puso nerviosa por dentro… Por supuesto, también existía la posibilidad de que solo estuviera jugando conmigo, y que todo fuera una mentira.

—¿Qué? Estaba bromeando. Cuando estabas hurgando detrás de ella, encontré los rastros de tu investigación y supe qué estabas buscando exactamente. Así que, por supuesto, sé que has investigado sobre los Reuben. La pista que estoy a punto de darte no significaría nada si aún no lo supieras. Ah… solo quería molestarte ya que tu expresión no había cambiado en absoluto. ¡Tu cara está completamente muerta! ¡No seas así!

Le lancé un pequeño dardo a Milo, el cual pasó junto a él… quien lo agarró con la mano, y lo tiró a un lado.

—… ¿No has considerado la posibilidad de que esté envenenado?

—Soy resistente a la mayoría de los venenos. Además, eres inteligente y no jugarías con tu vida aquí. Ni siquiera estabas usando toda tu fuerza para lanzar ese dardo.

Al escuchar lo que dijo Milo, sonreí exasperada.

Tenía razón en que no había reunido toda mi fuerza para atacarlo.

Sabía que sería capaz de esquivarlo fácilmente… Solo quería confirmar su fuerza real con mis propios ojos. Lo que no esperaba era que pudiera atraparlo en el aire.

—Dejemos de lado la pequeña charla y comencemos con la información peligrosa. Primero, investiga el rastro de Divan nuevamente. Lo más importante es confirmar los movimientos recientes de su conglomerado, el conglomerado Aira. Con toda esa información en la mano, podrás encontrar a cierto barón que, por alguna razón, no está en la capital incluso durante la temporada social.

Asentí sin decir una palabra.

—Y luego está la información simple. Ve y mira a su familia, especialmente del lado de la esposa principal. La guardia de esa mujer es sorprendentemente baja, por lo que podrás obtener esa información sin demasiado esfuerzo.

—…Entiendo. Eso es suficiente.

Bajé las armas en mi mano. Milo se rió.

—Me alegra que seas una chica razonable. Tampoco estaba planeando tener una disputa sin sentido aquí.

—Sí. Por cierto, ¿está tu maestro actualmente en este país?

La sonrisa de Milo se ensanchó. Pero no había alegría en sus ojos.

De hecho, había una luz aguda en ellos que era aterradora.

—… No necesitas saber eso.

—Apreciaría si pudieras darme algunas pistas sobre tu lado también… pero no importa. No tengo más asuntos contigo. Me despido.

—Bueno, entonces, también me iré.

Los dos pateamos contra el suelo. Esto fue para evitar que nuestras espaldas miren a la otra persona, para que podamos retroceder juntos en nuestro campo de visión. Y luego, después de un poco de distancia… caminamos en direcciones distintas.

Regresé a la concurrida calle principal.

En ese momento, la tensión en mi cuerpo desapareció.

El primer príncipe tenía un peón bastante fuerte, pensé para mí misma.

Ésto fue sólo una suposición de mi parte. Pero, a juzgar por las palabras y acciones de Milo, parecía la posibilidad más probable.

Toda la información que me dio podría ser falsa o una táctica del lado enemigo para confundirnos.

Aún así, valdría la pena investigar lo que dijo.

Mencionó a Divan y al conglomerado Aira por su nombre… estas fueron palabras clave que encontré en relación con Yuri mientras la investigaba.

Mis investigaciones no deberían limitarse a observar sus movimientos. Buscar a alguien que se movía en las sombras una vez más también tenía su propio valor.

Más importante aún, Milo ni siquiera me había atacado una vez.

Cuando me di cuenta de su presencia, todavía tenía tiempo de retirarse pero, en cambio, se mostró a sí mismo. Sus acciones hicieron que pareciera que se había presentado allí sólo para hablar conmigo.

Dicho esto, todo seguía siendo una conjetura.

Aunque todavía estaba inquieta, decidí investigar a Divan.

| Índice |

6 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 178: La aventura de Tanya (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *