Juego otome yandere – Vol 2 – Capítulo 13

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Las heridas que Art presentó fueron: una dislocación en el brazo izquierdo junto a una fractura de hueso en la pierna derecha. Parece que se había caído por las escaleras.

Dado que ocurrió en las escaleras del dormitorio, hubo muchos testigos. Todos los estudiantes ahí presentes, presenciaron el momento en que Art, quien caminaba aturdido e inusualmente sin su séquito, tropezó por las escaleras, hasta cuando, en un intento por levantarse luego de la caída, trato de agarrar el pasamanos con su brazo izquierdo en pánico, sin embargo, incapaz de recuperar el equilibrio, se desplomó.

Como Art llevaba tiempo despotricando quejas sobre que los analgésicos no parecían estar surtiendo efecto, cuando Wolf y Shade entraron corriendo, yo había podido permanecer tranquila.

No obstante, eso no cambió el hecho de que sufriera lesiones graves. Parece que todas sus seguidoras estaban muy angustiadas, y como a las estudiantes no se les permitía entrar a los dormitorios de varones, parecían estar desconsoladas.

Pero bueno… hay doctores que usan magia curativa en la escuela. Incluso si esto se consideraba un gran problema, Art debería haber vuelto a la escuela sano y salvo pasados 2 o 3 días. Pero, no se presentó, haciendo caso omiso de lo que se esperaba de él.

Si uno se pregunta el por qué, bueno… esto era por culpa de Art, quien se encontraba haciendo un berrinche.

Ese chico, a pesar de estar preocupando a otros, se atrevió a decir que —A menos que Lycoris venga a visitarme, no voy a volver a la escuela—

En cuanto oí esto, estallé.

— ¿Hah? —Tal como un yakuza, hice un sonido que pondría a temblar a cualquier delincuente. Claro, esto solo sucedía en mi cabeza, al fin y al cabo, quien vino a transmitir el mensaje de Art fue sólo una de sus seguidoras, una chica del mismo año que él. Sé que no lo hacía con mala intención, pero, en un arrebato de ira, intencionalmente ignoré la petición, lo que al final terminó ocasionando más problemas.

En el momento en que me enteré de que una de las seguidoras de Art llamó a Lily con el pretexto de 『disculparse o algo parecido』, me apresuré a salir de mi clase. Una sensación de déjà vu, de que algo así ya había pasado antes, me hizo reaccionar.

En realidad, como también estaba pensando en hablar con Lily, esto solo significó que tenía que adelantar mis planes.

En cualquier caso, no soy tan ingenua como para creer que sus seguidoras llamarían a Lily sólo para disculparse. En resumen, especularon que, si las cosas iban bien, podrían usar a Lily para hacerme visitar a Art. Este pensamiento, aunque es triste decirlo, fue algo que rápidamente terminé adivinando. A mi mente llegó una escena en la que sus seguidoras acorralaban a Lily poniéndola en un aprieto.

Sin embargo, lo que vi cuando entré corriendo, fue una visión mucho más aterradora.

Como una onda expansiva, se escuchó un intenso sonido destructivo. Con la luz del sol reflejado en ellos, se podía observar un torrente de cristales lloviendo sobre Lily y el grupo.

Lastimosamente, simplemente observé la escena atónita… bastante patético de mi parte. Una vez que finalmente recobré el sentido, vi, entre los fragmentos de vidrio cayendo, a las seguidoras de Art sufriendo pequeños cortes en las partes desnudas de su piel, como cara y brazos.

Hubo, incluso, algunos que desafortunadamente fueron golpeados por fragmentos de gran tamaño, entre ellos estaban los estudiantes varones, que goteaban sangre de sus brazos lo suficientemente abundante como para que un espectador la viera desde lejos. Varios permanecieron donde estaban, incapaces de levantarse, ya sea por miedo o sorpresa.

Me pregunto cuan aterrados han de sentirse, ver los fragmentos grandes y pequeños junto a cualquier objeto que pudiera ser considerado un arma letal caer hacia ellos desde lo alto en grandes cantidades. En cualquier caso, yo, al menos, tenía que calmarme.

En el momento en que vi a un chico acercarse apresuradamente a mi lado después de verme, lo detuve gritando:

— ¡No corras! Muévete lenta y pausadamente para que no te lastimes con el vidrio. No debes dejar que los cristales rotos en tu ropa lleguen a tu piel descubierta.

La ropa especial, que dificulta que cosas como el cristal de la ventana de un coche dañe el cuerpo humano, es famosa en el Japón moderno, pero estos fragmentos de cristal formaban bordes ásperos y afilados al romperse, por lo que es realmente peligroso. Cuando levanté la vista, la gran ventana de vidrio en el segundo piso estaba completamente vacía, su marco era lo único que quedaba intacto.

Cuando terminó de acercarse, observé el estado de su lesión, parecía tener un corte profundo hecho de forma apresurada por lo que decidí presionar la herida para detener la hemorragia.

Aunque era un poco irónico ver a los profesores acercarse corriendo como chismosos debido al fuerte escándalo, estaba agradecida de que llegaran.

— ¡Lily! ¿¡Estás herida!?

Después de dejar al estudiante con los profesores, llamé a Lily, tratando de hacerla reaccionar. Se encontraba sola a una corta distancia, al parecer, luego del estallido se había quedado paralizada en el acto. Su rostro seguía terriblemente pálido, dando la impresión de que en cualquier momento colapsaría.

—Lycoris…

Con un susurro apenas audible y un comportamiento tan diferente del que acostumbra, bajó los ojos aterrada. No tenía ninguna herida visible que pudiera ver en ella, así que, por el momento, suspiré aliviada.

—Como sea, si puedes moverte vamos a la enfermería.

Jale del vestido a Lily con la intención de quitarle el cristal restante, pero, de alguna forma, no tenía ni un solo fragmento. Entonces, por primera vez, recordé que al momento del estallido los fragmentos de vidrio nunca cayeron a su alrededor. De hecho, parecía estar completamente libre de escombros, casi como si estos la hubiesen evitado.

Lily, como si tuviera miedo de algo, siguió mirando hacia abajo.

Incluso si no podemos ocultar la cantidad de daños que se produjeron, había algo que temía mucho más.

En ese momento…

En cuanto se escuchó el golpe, los fragmentos de vidrio se habían dispersado. Lógicamente hablando, cuando algo choca con el vidrio que está adherido a un marco de ventana, los fragmentos rotos caerán al suelo. Si los pedazos rotos caían fuera, la posibilidad de que el golpe fuera ocasionado desde el interior del edificio era alta. Sin embargo, si se trataba de algo que chocaba contra la ventana, era extraño que no hubiera rastros de un solo vidrio en el marco.

Tal poder, que con un solo golpe podía destruir el vidrio de la ventana por completo, en esta escuela, es obvio inferir que 『era producto de la magia』

En resumen, la pieza de vidrio estalló debido a la magia, y luego llovió sobre una masa de gente.

Estos pequeños detalles… se extendieron por toda la escuela en un abrir y cerrar de ojos.

Mi miedo pronto se hizo realidad.

Dentro de la escuela, un rumor se había extendido como si fuera un hecho. Que el incidente de hoy fue causado por la magia de Lily. No, no solo eso… dicen que, desde un inicio, las heridas de Arutad Brugmansia fueron hechas por ella movida por la venganza.


Devany
¿¡Qué está pasando Dr. García!? A mí me da mala espina la mirada de terror que hace Lily, no sé si es ella que no puede controlar su poder o alguien más, me niego a creer en el rumor de que lo hizo a propósito. Agradezco al grupo forgetfuldream y a su traductora Firi por la traducción en su versión inglesa :3

| Índice |

8 thoughts on “Juego otome yandere – Vol 2 – Capítulo 13

  1. Ela-san says:

    Gracias Devany y reino Kovel. Como también a la traductora Firiri. Un capítulo que se paso volando cual cristales esparcidos por magia jajaja. Pacientemente esperamos a la siguiente entrega. Arigato gosaimas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *