La hija de la Casa Albert – Capítulo 44

Traducido por Maru

Editado por Ayanami


Tras el éxito de “Escuela de Amor”, el creador del juego lanzó su segundo título.

El título era “La Emocionante Escuela de Amor: la novia falsa y el amor eterno” o “Amor Eterno” para abreviar.

Como un juego otome que captura la esencia del trabajo anterior, este título también fue un éxito. Teniendo lugar en una universidad diferente de “Escuela de Amor”, recuerdo que las escenas de amor eran más apasionadas. Además, a diferencia del juego anterior, todos los objetivos de captura tienen prometida, el robo del amor, me vino a la mente.

Si Addie supiera sobre esto, probablemente diría:

—Por el  amor al robo de prometidos…como siempre, ese título no es tan genial, eh…

Era una secuela. En cuanto al contenido del juego…

Lilianne, una plebeya que fue a una escuela de élite, se encontró con un grupo de hombres, fascinantes pero problemáticos, y al enfrentar los problemas juntos, encontró el verdadero amor…

Era la típica historia de Cenicienta. Por cierto, “los problemas de los objetivos de captura” mencionados aquí eran, principalmente, problemas familiares y desde allí, se extendían a su compromiso. Los resultados: rompían el compromiso debido al “amor verdadero”.

La gran diferencia con el juego anterior era la situación del compromiso de cada uno de los objetivos de captura. El jugador debía llegar a un acuerdo con ellos en el momento de la confrontación, esto para poder avanzar en el juego. En otras palabras, el personaje rival podía ser numeroso, pero al final, solo tenías que derrotarlo.

Mary era la única villana en “Escuela de Amor”, lo que significaba que aparecía en todas las rutas. Quizás el equipo de desarrollo pensó en esto porque Mary era la segunda protagonista después de la heroína.

Aunque era un juego otome, hubo quejas de que si aumentaban el elenco femenino, también deberían aumentar los objetivos de captura. Como resultado, la historia tuvo un mejor desarrollo, se hizo un evento de amistad para un rival específico, por lo que hubo un aumento de usuarios masculinos. De ahí el éxito.

Recordando hasta ese momento, Mary frunció el ceño.

Extraño, a pesar de que este es el mundo de “Amor Eterno”, no debería haber una existencia llamada Mary Albert aquí.

Los jugadores que comenzaron con “Escuela de Amor” pudieron disfrutar de cierta relevancia y habilidad, pero finalmente, “Amor Eterno” era una historia que, a pesar de estar en el mismo mundo. se desarrolló en un lugar diferente a “Escuela de Amor”. Con solo un elemento eliminado, los personajes anteriores no se representaban en ninguna parte de “Amor Eterno”.

Incluso en el fan-disc, Mary no tenía ningún papel. Parecía malo, pero su papel era el de un villano desechable, no hacía falta decir que no había necesidad de un villano que ya había perdido.

Consciente de eso, Mary no entendió por qué está aquí, aun así se inclinó y se presentó sin que nadie percibiera su confusión.

Y cuando se sentó en su asiento asignado…

A su derecha, había una chica con el cabello suave y esponjoso, al igual que la imagen, con una linda sonrisa y dulce voz, le habló acerca de su torpeza:

—Estaba perdida.

En contraste, cuando miró a su izquierda, la chica con rasgos bien definidos murmuró:

— ¿Qué ruta estabas tratando de tomar…?

A veces, cuando sus ojos se encontraban, sonreían, y en solo un segundo, un segundo incomprensible, ambas intercambiaban líneas agudas entre sí. Era una escena intensa que podía crear chispas eléctricas, pero sus miradas frías, eran suficiente para hacer temblar a alguien. En general, esa no era una mirada entre adolescentes que se encontraron por primera vez.

Ante su mala suerte de estar atrapada en medio de ellas, Mary solo pudo dejar escapar un pequeño suspiro.

Hubiera sido agradable si hubiera traído a Addie con ella…toda esa gran charla y, en este momento, comenzó a arrepentirse, fue muy rápido.

♦ ♦ ♦

Quizás, la estudiante transferida Lilianne y la noble dama Caleena, que la miraba con una mirada significativa, recordaban sus vidas pasadas.

Con eso en mente, Mary se dirigía a la esquina del comedor y procedió a comer su almuerzo con elegancia.

Después de la transferencia y debido al nombre de Albert, todos habían rodeado a Mary durante varios días, pero después de tres meses, todos la trataban como una estudiante normal. Por supuesto, aunque solo se resaltan las costumbres escolares, había muchas escenas en las que se enfatiza y respeta el linaje familiar, aunque al final, la opinión de todos sobre Mary era, “cuando intenté hablar con ella es solo una dama noble normal”.

Aquellos que trataron de ser sus seguidores, manteniéndose cerca, se dieron cuenta de que no había nada que ganar y, lentamente, siguieron su camino. Ese cambio rápido de actitud era típico de un noble, para cuando se dio cuenta, la chica que solía sostener su bolso, ahora sostenía el bolso de otra noble dama.

Por otro lado, hubo personas que vinieron a hablar con ella porque se dieron cuenta de que era una chica normal, por lo que sus relaciones humanas llegaron a un punto crítico. En comparación con su período en Karelia, donde recibió la mirada celosa de todas las estudiantes, en el fondo, era sólo porque estaba monopolizando a Patrick, así que esto era una mejora.

Sin embargo, el comer sola en la esquina de la cafetería, se debía a que Mary estaba molesta por los chismes actuales, por lo que comenzó a alejarse un poco de los compañeros de escuela que hablaban sobre eso. Ella lanzó un suspiro silencioso, ya que todavía podía escuchar la misma historia aquí y allá, de repente, hubo una conmoción que comenzó en la cafetería.

—Vamos~ —murmuró Mary, mostrando un poco de disgusto al mirar a su lado, como si estuviera buscando a alguien que estuviese de acuerdo con ella…solo para darse cuenta de que no había nadie ahí. Por un momento, sus ojos se agrandaron ante la ausencia, pero para pasar desapercibida, volvió la mirada hacia la entrada.

Incluyendo a Mary, la mirada de todos se concentró en la entrada, donde Lilianne estaba siendo atendida por un grupo de guapos estudiantes masculinos.

Después de su transferencia, Lilianne atrajo con éxito a los chicos que reinaban en la parte superior de la escuela. La velocidad de su trabajo era como si supiera todos sus problemas y la mejor manera de resolverlos.

Habían pasado tres meses y casi la mitad de los estudiantes varones, a quienes todos llamaban príncipes, se habían convertido en seguidores de Lilianne. Incluso un apuesto maestro se convirtió en su seguidor. Que esos estudiantes varones y el maestro fueran los personajes objetivo de “Amor Eterno” era algo que no había ni que decir.

Se llevó el pedazo de comida, del tamaño de un bocado, a la boca, mientras analizaba con calma el harEm inverso. Como escuela hermana de la Academia Karelia, la comida de la Academia Eleshiana también era de alto nivel. Este delicioso pescado salteado, definitivamente, fue hecho por un chef de primera clase. Un rico sabor que se extendió con solo ponerlo en su boca, y el suave pescado blanco se derritió lentamente en su lengua.

Quería dejar que él lo probara, pero para hacerlo tendría que regresar en carruaje…mientras pensaba eso, se llevó otro tenedor a la boca. Este rico pero ligero sabor, hacía que uno no pudiese dejar de comer. Otro bocado, otro…sin darse cuenta, sus utensilios bailaron en el plato. Con este sabor…aunque ella no señalaría, pero dos platos serían fáciles de consumir.

Sin darse cuenta, ya era el último bocado, el siguiente era el postre…en el segundo en que reemplazó su cuchillo por una cuchara, se colocó una bandeja en el asiento opuesto a ella.

Una cara familiar la saludó cuando levantó la vista.

Parfett Marquis, una de sus compañeras de clase. Con su suave cabello castaño, sus grandes ojos en una cara pequeña y su pequeña figura, se parecía a un animal pequeño, una niña con una abrumadora adoración.

También era uno de los personajes de “Amor eterno”. Ella era la prometida de Gainus Eldland, uno de los participantes en harems inversos que ocupa un rincón de la cafetería. Su papel sería el del personaje rival en la ruta de Gainus.

Habían intercambiado saludos varias veces antes, pero su relación no era lo suficientemente cercana como para justificar el contacto directo. Mary abrió mucho los ojos y miró a su alrededor en la cafetería. Aunque era mediodía, la cafetería estaba relativamente vacía, se podían ver algunos asientos vacíos alrededor de Mary. No había necesidad de sentarse con otras personas.

Para poner su bandeja dentro de su línea de visión…cuando Mary la miró, la chica esbozó una sonrisa avergonzada.

— ¿Puedo sentarme aquí…? —Preguntó con una voz baja.

—Sí, por supuesto.

Por ahora, Mary sonrió para ocultar su desconcierto. Sin embargo, cuando vio la mano de Mary, Parfett pareció darse cuenta de algo y su expresión se puso rígida.

—Ah, ¿estás…estás con alguien?

—No, estoy sola. ¿Qué pasa?

—Ah…pero, tus tazas…

Parfett volvió su mirada a la mano de Mary. Mary estaba sola, pero había dos tazas. Cualquiera que haya visto esto pensaría que otra persona se encuentra sentada en la misma mesa.

Pero Mary, que se dio cuenta de eso, respondió:

—Estoy sola —Parfett comenzó a parecer sombría, al sentir eso, Mary la instó a sentarse —Por favor. No es importante —antes de que la interrogaran, Mary explicó: —Acabo de preparar dos tazas por accidente.

Ignorante de la creencia de Mary y a pesar de que todavía parecía preocupada, Parfett tomó asiento. Y justo cuando la hora de la comida comenzaba de nuevo, Mary levantó un signo de interrogación en su corazón hacia Parfett, que no estaba hablando de nada.

Se preguntó qué estaba mal, pero preguntarle directamente estaba fuera de discusión. Mientras Mary echaba un vistazo a Parfett para comprobar su estado…quien mostraba una expresión sofocada como si tuviera miedo de algo, suspiró.

Ella es la prometida de Gainus Eldland pero, el hombre en cuestión, era uno del grupo del harem inverso que Lilianne estaba construyendo.

En otras palabras, ella es una pobre dama noble a la que un reencarnado le robó su prometido. Y era “uno de los tipos que rodea a la heroína”.

Ella no sabía qué más decir, además de ser una desgracia. No era difícil imaginar su incómoda situación. Lo que es más, la familia Marquis no clasificaba muy alto en la noble sociedad. Su compromiso con Gainus Eldland fue lo que elevó su prestigio.

Por lo tanto, ahora que lo perdió, no había nada para protegerla, y la curiosidad que se dirigiría a ella sería más despiadada en comparación con otras hijas nobles que se han visto privadas de sus novios. Incluso ahora, había personas que miraban a Parfett y quienes se reían fríamente de ella. Mary suspiró cansada…

Ejem. Tosió una vez.

En ese momento, todos se pusieron nerviosos y se volvieron, mientras Mary solo podía sentir su vergonzoso comportamiento. Después de todo, solo eran personas que se reían de la trágica dama noble desde las sombras. Si Mary Albert estuviera involucrada, llegaría a esto.

Sin embargo, incluso Parfett parecía asustada, su hombro temblaba ligeramente…

—Ah, no, tal vez te estoy molestando…

— ¡No, estás equivocada! Está bien, no te preocupes.

Para consolar a Parfett, que se levantó apresuradamente con ojos llorosos, Mary trató de calmarla. Desde la perspectiva de Mary, Parfett era lo opuesto a ella…un tipo de chica que era difícil de manejar, pero teniendo en cuenta su situación actual, no podías expulsarla.

Fue por eso que Mary volvió su mirada hacia Parfett, quien regresó a su comida con una expresión deprimida.

—No te preguntaré nada, así comerás con más entusiasmo.

Dicho esto, la expresión de Parfett, mientras comía, era como si fuera la última comida de su vida, parecía que se vio obligada a comer algo terrible e insípido. No había ningún fragmento de elegancia, parecía más una penitencia. Mary sabía sobre la situación de Parfett, pero su expresión era grosera para el chef. Parfett dejó escapar un pequeño suspiro.

—Sí, tienes razón… —susurró con voz débil. Pero las miradas de sus alrededores no se detuvieron, desde la esquina de la cafetería, se escuchaban conversaciones animadas y risas, como si fuera un campo de flores.

Una chica que estaba comiendo su comida de forma sombría en el frente, un zumbido de palabras susurradas y miradas de los alrededores, la despreocupada risa de una chica y un chico…

Con una expresión de “tengo suficiente”, Mary suspiró y masticó el último bocado del postre.

| Índice |

3 thoughts on “La hija de la Casa Albert – Capítulo 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *