La poseída hija del Duque – Capítulo 43

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Después de salir de la habitación de Tina, Lilia regresó a su propia habitación y se dejó caer en la silla junto a su escritorio.

Tina y Sera simplemente no la dejarían de elogiar. Lilia no tenía ni idea de por qué estaban haciendo eso. Al principio, se sentía avergonzada, pero a medida que pasaba el tiempo comenzó a sentir nada más que conmoción.

Al final, Lilia no habló tanto, y se excusó de la habitación de Tina junto con Sera. También sintió como si hubiera perdido el tiempo, pero se alegró de que Sera pareciera haber tenido una buena impresión de Tina, aunque era posible que no reconociera que eso se debió a cómo la estaban alabando.

El progreso aún se desconoce, pero… Esto debería estar bien, ¿verdad? Sakura…

Sí. Esto es perfecto. Hiciste un gran trabajo esta semana también, Lilia.

Tú también, Sakura. Ah, todo esto me cansó tanto… especialmente la última parte…

Jajaja. Sin embargo, es mucho mejor que ser odiada. Sigamos con eso.

Sakura dijo eso como si no fuera nada. Lilia se preguntó si Sakura realmente sabía lo ansiosa que todo esto realmente la hacía sentir. Pensó en decírselo a Sakura, pero terminó pensando que no tendría sentido, así que se lo guardó para sí misma.

¡Bien, bien! ¡Mañana es nuestro esperado fin de semana! ¡Es un día para el autoaprendizaje! ¡Salgamos!

Tú… ¿conoces realmente el significado de la palabra “autoestudio”?

A pesar de que todavía se sentía un poco sorprendida, Lilia estaba planeando salir al día siguiente, por lo que su respuesta no fue tan dura. El lugar al que iba a ir ya estaba decidido: el área circundante del distrito sur, que no pudo visitar la semana pasada debido a la fiesta nocturna que tuvo lugar en ese momento. Esta vez, Alisa y los demás habían pedido su ayuda por adelantado. Al no tener objeciones particulares al respecto, Lilia había decidido cooperar con ellos.

Aunque no parecía que fuera bien recibido, se dio por vencida y sonrió con amargura.

Puedes explorar el contenido de tu corazón mañana, Lilia. Oh, quiero comer mochi de fresa.

Pero yo soy quien come…

Teniendo conversaciones como estas, incluso la propia Lilia estaba muy nerviosa al día siguiente.

Luego, al día siguiente, Lilia salió de su habitación junto con Alisa, y fue a una habitación similar al aula donde se había cambiado de ropa la última vez. Aquí se cambió de ropa otra vez, y después de que Alisa la despidió, Lilia se dirigió hacia la puerta. Y al igual que la última vez, Alisa la despidió con una sonrisa.

¡Vayamos un poco más lejos hoy!

Bien por mí, pero asegúrate de recordar qué camino tomar. Después de todo, estaré ocupada comiendo.

Te has vuelto bastante desafiante, ¿eh? Aun así… entendido. Deja el camino a mí y, a cambio, ¡asegúrate de comer muchos platos sabrosos!

Y así, Lilia comenzó a caminar junto con Sakura. Planearon tener algo que se viera delicioso. A diferencia de la última vez, su camino exacto no estaba grabado en piedra, por lo que estarían comiendo cualquier cosa que les llamara la atención. Lilia se había perdido por completo cuando alcanzaron su quinto lugar, pero pensó que estarían bien de todos modos ya que Sakura estaba a cargo de llevar la cuenta de su paradero.

¡Uf! El último no fue tan bueno, ¡pero ahora está delicioso! Estoy tan feliz…

Lilia estaba un poco preocupada, pero aún pensaba que deberían estar bien.

Continuaron dando vueltas y probando la comida en varios lugares, tratando de recordar cuál de ellos parecía tener los platos más deliciosos. Había muchos sabores que Lilia nunca había probado antes, por lo que fue una experiencia muy refrescante para ella.

Luego, en la tarde, justo cuando estaban a punto de dirigirse hacia la escuela…

Lilia, ¡para!

La voz de Sakura hizo eco en su cabeza. Miró rápidamente a su alrededor con el ceño fruncido. Se preguntó si habría conocidos allí, pero lo más probable era que fuera Tina la única conocida por ese lugar.

¿Hay alguien?

Sí. Estaba un poco sorprendida.

Lilia se giró y entró en la tienda más cercana por si acaso, con términos poco claros. Mirando la calle desde la entrada, vio a una persona que conocía. Un chico con una gran cantidad de soldados.

—¡Su Alteza!

Sorpresa y deleite se escuchaba desde los alrededores. Para Lilia, era cuanto menos, una de las menos bienvenidas. Huyó lentamente hacia la tienda mientras se estiraba las mejillas.

¿Por qué su alteza vino a un lugar así…?

Bueno, me sorprendió mucho. Pensé que era la última persona que encontraría aquí. Pero eso es verdad. Me pregunto si es un príncipe.

¿Para qué?

¿Inspección o algo? No sé exactamente qué está haciendo la familia real, así que no puedo decirlo con certeza.

De hecho, Lilia asintió. Ciertamente, Lilia había escuchado que el príncipe había realizado visitas por todas partes en varias ocasiones. No había visto la escena, pero no pensaba que fuera tan ridícula.

Sip. Un poco ruidoso

Era un algo extraño que Sakura pensara lo mismo.

Después de observar por un momento, un soldado salió corriendo de algún lado. Luego informó el asunto a algunas personas, incluido el príncipe, y el grupo que lo escuchó dio la vuelta. Caminaron en dirección opuesta a la tienda donde estaba Lilia. Con un suspiro de alivio, Lilia compró un pequeño pedazo de productos horneados en la tienda y salió.

No sé si era una persona o algo, pero parece que estaba buscando algo.

¿Su alteza salió por lo que estaba buscando? Lo que sea que fuera…

Ella diría que no, pero era ese príncipe. Si era realmente importante, estaba bien buscarlo por sus propios medios. No sabía qué era, pero Lilia estaba un poco interesada. Pero eso era todo. No iba a involucrarse.

¡Retomemos nuestra andada!

Así es. Volvamos a la ciudad. Ahora, ¿dónde está el próximo…?

—¿Lilia?

Lilia dejó de moverse. La voz de Sakura también comenzó a exclamar en su cabeza.

Miró hacia atrás lentamente en la dirección de la voz, justo detrás.

Ray estaba allí.


Maru
¿Por qué Maru y Tanuki han tardado tanto? Parece ser que quien tradujo este capítulo al inglés lo dejó a la mitad, y mis esperanzas para que el siguiente scan lo hiciese completo... nunca funcionó. Así que Maru se metió al horroroso y desconocido mundo de las raw. Es horrible, pero creo que lo conseguí jajaja. Si hay algo extraño por ahí, perdonadme. Disfrutad del capítulo y... ¡lamento la espera!

Tanuki
Creo que el capítulo quedo bien considerando las circunstancias, espero que disfruten la lectura

| Índice |

3 thoughts on “La poseída hija del Duque – Capítulo 43

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *