La poseída hija del Duque – Capítulo 53

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Lilia fue directamente a su habitación. Arisa estaba muy sorprendida de que su ama regresara temprano durante dos días seguidos, pero lo dejó pasar cuando vio a Lilia entrar a su habitación. Lilia cerró la puerta, y después de recibir la confirmación de Sakura de que no había guardias secretos escondidos en la habitación…

Guaooo…

Lilia reprimió frenéticamente su voz y soltó un grito silencioso de alegría.

¡Sakura!

¡Sí! ¡Buen trabajo, Lilia! ¡Felicidades!

Gracias. Me pregunto por qué, estoy realmente feliz… Esta es la primera vez que siento tanta felicidad.

Jajajaja. Estás exagerando un poco. Pero como Lilia está feliz, yo también soy feliz.

Aunque realmente no fuera tan exagerado, Sakura entendió por su expresión que Lilia estaba genuinamente feliz desde el fondo del corazón. Pero eso no importaba. Si Lilia fue capaz de transmitir su felicidad aunque sea un poco, era bueno.

Gracias, Sakura. Todo esto es gracias a ti. Gracias, en serio.

Estas exagerando. ¡Todo esto fue gracias al arduo trabajo de Lilia!

Es imposible para mí lograrlo sola. No pude hacerlo hasta ahora.

Lilia se sentó en la silla y dejó la transcripción sobre el escritorio. Cuando lo miró, el ángulo de su boca se elevó. Ella no pensó que sería tan feliz.

Lilia. Te ves muy feliz.

Sí. Estoy realmente feliz.

Mmmmm… Entonces, Lilia merece una recompensa.

Lilia inclinó la cabeza. Sakura afirmó que debería recompensarse a sí misma, pero ¿debería ser realmente así? Además, su destacada actuación podría atribuirse al conocimiento que Sakura había compartido con Lilia. Si alguien debería recibir una recompensa, debería ser Sakura.

Bueno, entonces sería una recompensa de mi parte. Lilia. Tengo que pedirte un favor.

¿Qué es? Si quieres comer algo, puedo prepararlo de inmediato.

¡Waa, mi resolución está temblando! ¡Pero no, es otra cosa! ¡Pero quiero comer daifuku de fresa más tarde!

Ser honesto es bueno. Podemos ir de compras más tarde. ¿Así que qué es lo otro?

Vale. Lilia. Por favor, toma una siesta.

¿Ah? Lilia dejó escapar involuntariamente un grito de sorpresa. Pero el comportamiento de Sakura parecía serio. Ella realmente quería que ella lo hiciera. Se preguntó por qué, pero si Sakura quería que ella hiciera eso, simplemente la seguiría.

Te despertarás pronto, así que no tendrás que cambiarte de ropa.

Entendido.

Cuando Sakura preguntó, se acostó en la cama y procedió a cerrar los ojos.

—Señorita Lilia… Se me pidió que informe de los resultados… Si está bien contigo, ¿podría por favor decirme…?

Hacia la voz de Arisa junto a la puerta, Lilia volvió la mirada. Con los ojos cerrados, habló.

—Primer lugar.

—Eh… ¡¿Ehh?! ¿¡Es eso cierto!?

—Es cierto. Estoy cansada así que dormiré un poco. Preferiría un poco de paz y tranquilidad.

—¡Sí, sí! ¡Buenas noches!

Al escuchar los pasos de Arisa que se alejaban con entusiasmo, Lilia exhaló lentamente, preguntándose si realmente era tan sorprendente.

¿Estaba más cansada de lo que pensaba? Lilia soltó rápidamente su conciencia.

En la transcripción que estaba sobre la mesa del escritorio. El primer lugar y la puntuación fue sólo un punto por debajo de la máxima puntuación.

El punto se dedujo de una pregunta relacionada con la magia, que Sakura no pudo enseñar.

Cuando Lilia se recuperó, se encontró en una habitación oscura. No estaba muy segura de si era una habitación o no. La oscuridad se extendía hasta los confines del mundo hasta donde alcanzaba la vista. Lilia se mantuvo firme en el suelo, pero incluso la tierra era negra y la hierba corta que crecía en ella también era negra. Es un mundo teñido completamente de negro, solo que con distintos matices.

Solo había una cosa fuera de lugar en el mundo negro. Estaba justo enfrente de Lilia. Allí había un gran árbol con flores de color rosa pálido en plena floración. Lilia nunca había visto algo real, pero debía ser un cerezo.

Lilia miró las flores de cerezo. ¿Había visto alguna vez algo tan hermoso? Cuando se quedó allí admirándolo,

—Hermoso, ¿no?

Lilia se sacudió y se volvió impulsivamente.

Allí estaba una chica. ¿Tenía más o menos la misma edad que Lilia? Era solo que su traje de marinero de color negro contrastaba fuertemente con la ropa de Lilia. Su largo cabello negro estaba atado sobre su cuello. Sus ojos también eran negros, y Lilia se quedó allí mirándolos.

—Eh, si miras fijamente de esa forma, puede ser incómodo.

La chica se rio, avergonzada. Al darse cuenta de algo de la voz y la risa de la otra persona, los ojos de Lilia se abrieron impulsivamente.

—Quizás… ¿Sakura?

—¡Oh, oh! ¡Gracias a dios! Esta es la primera vez que nos encontramos directamente. Es un placer conocer a Lilia. Yo soy Sakura.

Una sonrisa inocente como una flor floreciendo. Lilia, naturalmente, aflojó las mejillas, pero pronto inclinó la cabeza.

—¿Qué es este lugar?

—Ah… Eso es un poco difícil de explicar… En pocas palabras, es un mundo espiritual de Lilia que reside dentro de tu corazón. Además, solo puedo alquilar un pequeño rincón de este lugar en tu mente.

—Ya veo. Entonces debes pagar el alquiler.

—¡Sí! Pero yo temo que sería demasiado alto…

Cuando empezó a parecer decepcionada, Lilia sonrió. Al darse cuenta de que estaba bromeando, Sakura suspiró aliviada.

—Estoy en deuda contigo. No te preocupes, se puede utilizar tanto como desees.

—¿De verdad? Luego el doble el ancho, no, el triple…

—No te dejes llevar.

Sakura se sorprendió cuando Lilia le tocó la frente. De repente miró el rostro de Lilia con los ojos bien abiertos. Sin esperar tal reacción, Lilia inclinó la cabeza.

—¿Cuál es el asunto?

—Bueno… Nada. Jaja…

Sakura soltó una risa falsa. Pero sonaba llena de alegría. Lilia miró la escena durante un rato, pero pronto volvió la mirada.

—Este árbol es realmente hermoso. ¿Un cerezo?

—Sí. El mismo nombre que yo, la flor que más me gusta. ¿Te gusta?

—Mucho. ¿Era esto lo que querías mostrarme?

Cuando habló mientras miraba las flores de cerezo, sintió que la persona detrás de ella asentía.

—Sí. Tenía muchas ganas de mostrártelo. Además, umm… quería presentarme.

—Correcto. Es la primera vez que te veo a ti. Sin embargo, no parece que este sea nuestro primer encuentro.

—Siempre he estado a tu lado.

Mirando hacia atrás, esta era la primera vez que Lilia veía a Sakura. Era normal porque cada vez hasta ahora solo podía escuchar la voz de la otra persona. Más bien, nunca esperó ver a Sakura cara a cara.

De repente, sintió un peso en la espalda. Cuando miró hacia atrás suspirando, vio que Sakura la estaba abrazando.

—Eres pesada.

—¡No soy pesada! Si es posible, déjame quedarme así. ¿Sabes cuánto tiempo he anhelado el contacto humano…? No, ¿verdad?

Al escuchar esto, Lilia puso los ojos en blanco. Pero cuando Lilia trató de rechazarla, de repente se dio cuenta.

La voz de Sakura siempre la había acompañado. Incluso si estuvo en silencio por un tiempo, cada vez que la llamaba, la voz siempre respondía. Eso significaba que siempre había estado aquí.

A excepción de este árbol de cerezos en flor, ella ha estado sola en este mundo monocromático. Por sí misma.

—No se puede evitar, dada la situación

Después de darse cuenta de esto, Lilia no quiso rechazarla. Sakura, que siempre la había ayudado, debe haberse sentido sola en este lugar. Debería mimarla mientras está aquí.

—Gracias, Lilia.

Lilia sonrió levemente ante la alegre voz de Sakura. Si tuviera una hermana, ¿tal vez sería este tipo de sentimiento?

Aunque, una hermana tan ruidosa como esta sería problemática.

—¿Um? Lilia, ¿crees que estoy siendo grosera?

—Ahora bien, me pregunto…

—Um… Bueno, ¿supongo que está bien? ¡Me estoy divirtiendo mucho con Lilia ahora!

Sakura estaba pidiendo permiso con vacilación. Lilia lo permitió, pensando que se estaba comportando como un perro o un gato en lugar de una hermana.

Mientras miraba a Sakura, con una sonrisa que la otra persona no podía ver.


Maru
¡Aaaaaaaaaaaaaaaaah! ¡Por fin se han podido ver! El encuentro más esperado de toda la novela. Lloro de emoción. Me encanta cómo avanza su relación de amistad.

Tanuki
Han pasado 4 años desde que tomé esta novela, no me arrepiento ni un segundo de llegar a este momento, si me disculpan voy a gritar como fangirl de fondo jaja

| Índice |

4 thoughts on “La poseída hija del Duque – Capítulo 53

  1. Minimis says:

    Pensándolo con cuidado, cuando comencé esta novela, tampoco esperé que ellas fueran a encontrarse cara a cara…
    Es un momento realmente emotivo que me hace querer que Sakura consiga un cuerpo físico y viva como hermana pequeña de Lilia (≧﹏ ≦)

  2. Roberto says:

    ufff, que buen capitulo, si me dio sentimiento el pensar que Sakura ha estado todo ese tiempo ahí, pero me agrado su encuentro, gracias por subir este capitulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *