Mi hermana, la heroína – Capítulo 104

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


—Estoy exhausta.

Después de eso me dirigí a mi cuarto y colapsé en mi cama, hundiéndome en las suaves sábanas limpias, y enterrando mi cabeza en la almohada.

No puedo dejar que nadie vea cuán patética soy ahora mismo. No puedo. Por eso me estoy ocultando.

—Oh, ya veo.

Resolví una parte del misterio que involucra la divergencia del destino.

Para empezar, está el evento que sucederá hoy. Iba a hacer que mis seguidoras acosaran a Mishuli y que la hicieran dejar la fiesta.

Dependiendo de las rutas en “Laberinto del Destino”, el Príncipe Endo, Charles o León arbitrarían para ayudar a Mishuli.

Entonces, ¿en cuál ruta estamos ahora?

Poniéndolo con simpleza, no es la de Charles porque él no está en la fiesta.

En su lugar, él estuvo aquí. Nunca levantó la bandera romántica con Mishuli. Lo más probable es que sea la ruta del Príncipe Endo.

En ese sentido estoy aliviada.

Pero al mismo tiempo, no sabía que Charles venía a hablar conmigo en “Laberinto del Destino”.

—Señorita, esto no funciona. Ya que regresó, ¿no le gustaría tener algo para comer?

—Más tarde…

Me giré en la cama, quedándome de un lado y ocultando mi rostro con la almohada.

—… ¿No tomaría por lo menos un baño?

—Dije que más tarde.

—Sí, sí, lo entiendo. Más tarde, ¿verdad?

—Sí…

Le di un asentimiento evasivo.

Lo que sea. Voy a dormir. Lo más probable es que me duerma pronto, y cuando despierte estaré más calmada.

No intento ser engreída, pero lo más probable es que Charles siga enamorado de mí. Por eso no estamos en su ruta. No sé sobre Leon, quizás sea por Surfania.

Pero eso significa que seguiré viendo a Charles.

Christina consiguió estar en la conveniente ruta de Charles. Si ese es el caso, entonces no podré permanecer en términos amigables con él.

Con tales pensamiento en mi cabeza, finalmente me dormí.

♦ ♦ ♦

—¡Señorita Chris!

Me calmé después de escuchar la voz al otro lado de la puerta.

Es un despertar grosero. Salté de la cama.

Es Freesia. Pudo calmarme en un minuto cuando normalmente me tomaría toda la noche. Qué conveniente. No sabía que podría ser útil de esta forma.

—¡Señorita Chris, ¿está aquí?! ¡Es su leal y humilde Freesia!

Sí, me di cuenta la primera vez.

Me aseguré de que mi frente hubiera regresado a su temperatura normal, y le di una señal a la sirvienta con los ojos. Será una molestia si la dejo hacer escándalo afuera, así que la dejaré entrar.

—Abriré la puerta ahora, Freesia.

Como respuesta por calmarme, decidí no reprocharle su falta de modales.

Pero ella volvió temprano de la fiesta. Lo más probable es que algo haya sucedido.

Oh, no.

¿Qué clase de problema sucedió? Quería que fuera útil por una vez.

Freesia entró llorando.

—¡Mishuli, querida Mishuli…!

Se tambaleó adentro, con lágrimas cayendo de sus ojos.

¿Qué diablos pasó?

Repentinamente quedé estupefacta.

Si fue algo tan serio como para hacerle llorar, entonces tendré que preguntarle. Pero hay algo que llamó mi atención.

—¿Querida Mishuli?

—Oh, bueno…

Regresó a la normalidad.

—¡D-D-De cualquier forma, Mishuli es muy mala!

—Hmm…

Contuvo las lágrimas y se quejó.

Debe estar equivocada. No hay forma en que mi hermana pueda hacer algo malo.

—Dejando eso de lado, ¿realizaste tus órdenes?

—¡¿Lo estás dejando de lado?! B-Bueno… ¡En efecto, hice lo que pidió!

—¿Oh? ¿En serio?

Falló miserablemente.

Pero su misión era simple. Se suponía que le tirara la bebida a Mishuli y dijera las líneas de “Laberinto del Destino”. Era una escena corta y simple, así que no pensé que fuera a arruinarla.

Lo más probable es que el problema viniera después.

—Sucedió después de que choqué con Mishuli y derramara mi bebida. Ella pretendió tambalearse, y entonces agarró mi brazo y me tiró contra el sirviente que servía las bebidas…

En efecto, esa debe haber sido una increíble tragedia.

—Estaba empapada en frente de tantas personas… ¡Fue tan vergonzoso!

—Hmm…

Estoy comparando sus quejas con el escenario original.

Eso es lo que sucedió, aunque con un pequeño margen de error.

—Ella debe haber estado sorprendida cuando la manchaste.

—¡No, estoy segura de que lo hizo a propósito! ¡Incluso dijo que quería irse temprano!

—¿Por qué es eso?

—No lo sé, pero estaba murmurando tenebrosamente sobre algo. ¡Estoy segura de eso!

No hay forma en que la Arcángel Mishuli causara intencionalmente tanto caos, pero Freesia insiste en que lo hizo a propósito.

Cualquiera sabría con una mirada que Mishuli es amable. No puedo hacer nada si Freesia carece de buen juicio.

—Entonces, ¿qué pasó después?

—Ella se fue.

—¿Hmm?

Estoy confundida.

—Eso es extraño.

—Sí, ciertamente es raro que se fuera con sus ropas y cabello mojados… Pero ella parecía apresurada.

—No, no me refería a eso.

Ella debería haber estado con el Príncipe Endo después de eso. En el escenario original, se burlaban de ella por estar empapada y por ser adoptada, entonces intercambiaba unas palabras con el Príncipe Endo.

Freesia continuó explicando la situación para aliviar mi confusión.

—Bueno, quería arreglar mi cabello y secarme un poco. ¡Oh, sí! El Príncipe Endo me llevó a otro cuarto y hablamos un poco. Pensé que era alguien difícil de acercarse al principo, pero él es alguien amable y considerado-

—¡¿Por qué levantaste tú la bandera con el Príncipe Endo, idiota?!

—¡¿Por qué me llamas una idiota?!

| Índice |

2 thoughts on “Mi hermana, la heroína – Capítulo 104

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *