Mi hermana, la heroína – Capítulo 38

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


Una mujer casada significa establecerse en una Casa.

Se vuelve su deber manejar dicha Casa. Cualquier pensamiento de avanzar en la sociedad se convertirán sólo en un sueño. Dentro de ese espacio, la mujer sólo podrá operar con otras mujeres en lugares pequeños, no tendrán la oportunidad de cambiar esta sociedad que favorece tanto a los hombres. Para que se vuelvan independientes y adquieran un lugar en la sociedad, es necesario que se abran más puertas que les permitan trabajar en lugares más amplios. En este sentido, Marywa es una pionera. Expresa por su cuenta cómo una mujer soltera debería vivir.

—Ya veo. Ya veo, Marywa.

Asentí cuando terminó de contarnos todo esto.

Para ser honesta, esto no tiene nada que ver conmigo. Ya estoy comprometida con Charles desde hace dos años, y si no me caso, entonces nuestras estimada línea Noir terminará. Y la teoría de Marywa donde “las mujeres pueden hacerlo bien aunque no estén casadas” no tiene importancia ni me es necesaria. Por el contrario, es una amenaza.

Por eso todo esto no está relacionado directamente conmigo. Es completamente verdad, pero…

—En otras palabras, si se pone en práctica, ¿no significa que no hay motivos para que Mishuli se case?

—Esa es una observación bastante perspicaz, Señorita. Es exactamente como dice.

— ¡Oh, bien! En ese caso, como hija de la Casa Noir, usaré toda mi influencia para hacer que esta teoría se expanda por toda la alta sociedad-

— ¡¿Te está lavando el cerebro?!

— ¡-Ah!

Leon sacudió mi hombro y regresé a la realidad.

— ¿Leon…?

—Uh, es cierto. Leon Nardo. ¿Te encuentras bien, Christina?

—P-Por supuesto. No soy una debilucha sin esperanzas que necesita de tu preocupación… Quiero decir, ¿alguna vez hice algo que merezca tu preocupa-?

—Pero desde que Marywa comenzó a hablar, comenzaste a verte más y más extraña. Al final, tus ojos parecieron perderse en un mundo diferente, ¿sabes?

—E-Eso es mentira. Una genio como yo nunca… No, ¿qué estaba diciendo hace poco…?

Recordé mis propias palabras mientras un sudor frío bajaba por mi frente.

Ayer mismo declaré que me volvería más independiente de mi hermana. Pero entonces me presentaron una teoría que justificaría que Mishuli permanezca soltera y salté en ella de inmediato.

No, aunque es verdad que me presentaron esta carnada frente a mí, esta teoría es extraña.

Si la creencia radical de Marywa se conociera y popularizara, es probable que cause un fenómeno social que produzca un aumento en la demanda de trabajos y disminuya el promedio de nacimientos.

¡Es una teoría atroz…! En primer lugar, si las mujeres nobles decidieran volverse independientes y caminar por sus propios caminos, destruiría las antiguas tradiciones. No importa que sea una Noble y una heredera, esta clase de cosas provocaría que mi Familia corte lazos conmigo.

Aun así, a pesar de todo mi orgullo como la hija mayor de la Casa Noir, estuve a punto de aceptar esta teoría…

—Tsk.

—… Marywa, ¿acabas de chasquear la lengua?

— ¿No?

Su expresión era seria, con su espalda recta. No es la apariencia de alguien que podría cometer un acto tan indigno de una mujer de la clase alta.

Quizás sólo lo imaginé. Admití sin problemas mi propio error.

—Pero ahora que lo pienso, es bastante inusual que hables de tus pensamientos.

—Cuando actúo como tu profesora, mi trabajo es educarte. No es aceptable de una maestra compartir sus propias opiniones como parte de la educación del estudiante. Enseñar se trata sobre crear los fundamentos de los pensamientos. Sería un lavado de cerebro si tiñera a un estudiante puro con mis propios colores.

Ella tiene razón. Eso tiene sentido. Estaba bastante satisfecha con su respuesta, pero Leon está mirando a Marywa con una expresión horrorizada.

—Um, ¿qué pasa con lo que acabas de decir…?

—Esta es una conversación privada.

—Ah, sí.

Es una buena respuesta, pero por alguna razón Leon se paró de forma más recta.

—Más importante, Señorita Chris, hemos alcanzado la calle principal.

—Ohh, es verdad… Cielos, hay bastantes personas aquí.

Salimos de la plaza y llegamos a la calle principal, pero hay demasiada gente aquí. En cuanto a densidad, es mucho peor que la del mercado en la plaza. La multitud es tanta que es difícil caminar por aquí.

—¿Hay alguna clase de espectáculo?

—No, parece ser… Que llegamos justo a tiempo para el desfile de la Familia Real.

—No puede ser.

—Es verdad.

Después de escuchar que era la Familia Real, intenté saltar, pero hay tantas personas bloqueando el camino que no puedo ver nada.

Entrecerré el ceño con furia, y miré a Marywa.

—¡Marywa, levántame ahora!

—No quiero —respondió con brusquedad. —Ya no soy joven, y una labor física como levantar un objeto tan pesado como usted está fuera de cuestión.

Me rechazó con excusas de anciano sin vacilar. Apreté mis dientes con furia.

Es inconcebible calificar a una Señorita como yo como un objeto pesado, pero al parecer ella no se retractará. No deja lugar para que nadie tome ventaja de ella cuando está en el trabajo, y aunque ahora luce más relajada, claramente quedó algo malo después de quitarle ese peso. La resiento, pero no puedo vencerla.

Bueno, pensé mientras me giraba.

—¡Leon, agáchate!

—… Uh, Christina. ¿Por qué tengo un mal presentimiento sobre esto…?

—¡Sólo hazlo! —repetí con fuerza.

Leon suspiró resignado y me obedeció. Por cómo luce, no parece interesado en el desfile Real, así que no me sentí mal por él cuando me subí a sus hombros.

—Pensé que tú…

—¡Cállate y ponte de pie!

—Woah, esto es patético. Quiero decir, ¿realmente quieres observarlo con tantas ganas?

—Por supuesto.

A pesar de sus quejas, Leon se puso de pie conmigo en sus hombros. Respondí con una sonrisa estando un poco más alto que la línea de visión de Marywa.

Esto es inesperado, pero si es un Desfile Real quiere decir que Charles podría estar allí.

Es el gran momento de mi amigo, de mi prometido. Sería una cosa que no lo supiera y me lo perdiera, pero tengo una oportunidad de encontrarlo. ¿Cómo podría no verlo cuando estoy en el lugar?

—¡Voy a observarlo! —dije decisivamente mientras sentía mis mejillas sonrojarse ligeramente. Quizás sea por el calor de la multitud.


Sharon: Marywa es una mujer aterradora… ¡Tengan cuidado del lavado de cerebro! Y Leon nuevamente queda en medio de las maquinaciones de Chris XD

Tanuki: ¡Aquí huele a Ship!

♥ ❤ ♥

| Índice |

3 thoughts on “Mi hermana, la heroína – Capítulo 38

Responder a Emiryan Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *