Mi hermana, la heroína – Capítulo 41

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


En realidad, tengo bastantes límites en términos de cuándo puedo aparecer en alguna reunión.

Un caso sería mi cumpleaños. Soy la estrella del evento, así que es obvio. Es un buen día, amigos cercanos se reúnen en mi casa y miman por completo mi genialidad, incluso más de lo usual. Los cumpleaños de Mishuli son mucho más modestos, y sólo los celebramos la familia cercana. Son divertidos en su propia forma, y cada año yo planeo la fiesta.

Además de eso, hay ocasiones donde debo ir con padre a reunirnos con amigos cercanos de la familia, o por el contrario, donde debo saludarlos como invitados en nuestra casa.

Eso es todo.

En este país, no es probable que expanda mis relaciones con otros nobles, hasta que me inscriba en la Academia Real. Haré amigos allí, y esas conexiones continuarán incluso después de que nos graduemos. Es por eso que tantos se inscriben, sin importar el género, a pesar de que la ley no lo requiere.

Por eso, aunque era la descendiente directa de una de las Casas Nobles más grandes de este país, no tengo tantos amigos ni conocidos de mi misma edad.

Así era yo, y a pesar de eso hay un evento anual en el que se me permite participar.

—Es bueno verlo de nuevo, Conde Istar.

Elegantemente, puse mi pierna detrás en un ángulo perfecto mientras doblaba la otra rodilla ligeramente, mis manos elevando mi falda mientras me inclino. Marywa me metió el método a golpes, y ya lo he hecho cientos de veces. Y ahora que ella me elogió, mi reverencia superó la perfección, es como una obra de arte que abruma a quienes la ven.

—Estoy encantado, Lady Christina. La última vez que nos vimos fue, um…

—Tuve el placer de darle la bienvenida a nuestro humilde hogar casi un mes atrás. Que parezca tener buena salud como siempre me trae alegría.

Él es uno de los pocos adultos que veo regularmente desde que nos vimos por primera vez hace dos años. Estoy en mi disfraz de señorita ahora, así que le envíe una sonrisa dulce al Conde Istar.

Estamos en el baile anual del Palacio. Aquí conocí a Charles por primera vez, pero en realidad también es un baile para que toda la élite celebre el final del Festival de la Fundación, el cual dura cinco días. Y como cada año, vengo aquí con mi padre.

Soy valiosa para él, así que esta es una de las pocas reuniones sociales donde puedo hacer una orgullosa aparición.

—¡Oh, eso es cierto! Pero los niños como tú tienden a cambiar bastante en sólo un mes.

—¿Lo dice en serio? Sé que tiene un espléndido hijo, pensé que seguramente encontraría el observar el crecimiento de alguien tan inadecuado como yo de lo más aburrido en comparación…

—Oh, no. Mi estúpido hijo tiene casi veinte años ahora. No se compara a ti para nada, quien se ve más encantadora cada vez que nos encontramos. ¡Estoy esperando observar tu crecimiento en todas mis visitas, mucho más que ver a tu padre!

—Cielos, qué honor.

No hay nada vulgar en el elogio del Conde Istar. Este hombre fornido es tan genial como grande. Padre podría aprender algunas cosas de él.

Hablando de mi padre, él claramente sabe que no necesito de nadie que me supervise una vez que entré en mi Modo Dama, así que se fue a alguna parte a hablar con otra persona.

—Tu padre sabe que eres capaz de manejarte por tu cuenta ahora. Espero que sepas que es gracias a la confianza que tiene en ti, y no porque no le intereses. Después de todo, es un hecho bien conocido que el Conde Noir adora a su hija.

—… Sí, lo sé muy bien.

Debe haberlo visto en mi mirada. Podría estar burlándose de mí un poco, pero acepté agradecidamente su amable consideración. Él es sutil, pero al mismo tiempo perspicaz y considerado con los demás. El Conde Istar es una persona extraña a quien estoy encariñada.

—Muchas gracias, Conde Istar. Espero que continúe con sus visitas.

—Sí, por supuesto.

Nos dimos la mano como signo de nuestra amistad. Después de despedirnos, quedé sola nuevamente, y comencé a mirar alrededor del cuarto.

La fiesta está ahora en su segunda mitad, la mayoría de las personas aquí ya terminaron de saludar a sus conocidos. Padre parece estar bastante involucrado en la conversación que está teniendo; estoy segura de que puedo dejarlo solo por un tiempo más.

Bueno, entonces. No estaría mal escapar por ahora, pensé mientras caminaba hacia la salida.

Dejé el salón con las damas y caballeros bailando, y tomé un pequeño desvío.

Una vez que alcancé el corredor que llevaba afuera, me aseguré de que nadie me estuviera observando antes de dirigirme a mi verdadero objetivo. Mi increíble habilidad para planear y actuar finalmente me llevó a los jardínes, y aunque no habíamos planeado encontrarnos, ya había alguien allí.

—Ah, Chris. Viniste —dijo, mientras su rostro se iluminaba en el jardín nocturno.

Charles Eduard.

Es el tercer Príncipe de este país, mi amigo y prometido. A diferencia de la primera vez que nos encontramos, él llegó primero.

—Sí. Pensaba en hacerte un favor, Charles.

Es la noche del último día del Festival de la Fundación.

Y ahora comienza el evento social exclusivo entre nosotros para finalizar el festival.

♥ ❤ ♥

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *