Mi hermana, la heroína – Capítulo 89: Historia Alterna

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


Nota del Autor: Es una historia extra sobre el Segundo Príncipe, y un poco sobre la segunda hija Calibrachoa. Esto sucedió cuando Charles tiene 7 años.

No hay un significado detrás de esto.

♦ ♦ ♦

Cedric Edward odiaba a su hermano menor.

No es nada que Charles hizo específicamente, y Cedric no le odiaba hasta el punto de ponerle una mano encima. Simplemente lo odiaba.

Cedric nació frágil.

No amenazaba su vida porque vivió con comodidad, pero su fragilidad era suficiente para quitarlo de la línea de sucesión. Su hermano mayor Endo Edward tenía suficiente inteligencia.

Se decidió que Cedric pasaría gran parte de su vida recibiendo tratamiento médico.

Él siempre supo que nadie esperaba nada de él. Nadie le necesitaba, y nadie quería nada con él.

Aun así, se sentía algo solitario.

Era maduro y un joven razonable, pero seguía teniendo diez años. Por eso quería ser reconocido por los adultos. A pesar de esto, estaba consciente que nadie le miraba.

Por ello le prestó atención no a su talentoso hermano mayor, sino a su hermano menor Charles.

Charles no era talentoso en sus estudios. Tampoco era bueno en las artes militares. Y a pesar de ser menor que Cedric, también se hablaba de excluirlo de la línea de sucesión.

Sin embargo, Charles recibía atención de todos en el Palacio.

Cedric envidiaba eso. No entendía la razón de ello, pero el hecho de que Charles parecía vivir su vida libremente era demasiado para él. Le cegaba y le molestaba, pero no podía quitarle la mirada. Por eso Cedric le odiaba.

Ya que eran hermanos, había varias ocasiones donde se veían a pesar del tamaño del Palacio. En esos momentos, intentaba esconder sus sentimientos desesperadamente detrás de una sonrisa falsa.

Le odiaba y estaba celoso de él, pero no tenía la opción de ignorarlo. Para Cedric, eso es lo que Charles era.

Desde el punto de vista de Cedric, Charles siempre vivió despreocupadamente. Parecía que nada lo ataba.

Cada vez que salía sin avisar, causaba problemas para Oxe, que se suponía que debía estar a su lado. Todos los días rompía algún mueble en el Palacio y los sirvientes le perseguían con miradas furiosas. Y recientemente, escaló un árbol en el jardín Real. El jardinero le vio y le reprendió, pero él se atrevió a hacerlo de nuevo, y fue confinado en su cuarto por tres días.

Poco después de eso, fue de nuevo y quitó algunas semillas del jardín de flores, las puso en su boca y comenzó a llorar. Pareció bastante malo. ¿Y por qué intentó comerlas en primer lugar?

Cedric Edward odiaba a su hermano menor Charles Edward, y estaba celoso. Pero últimamente eso había cambiado.

Todos son diferentes a su propia forma. Aprenden de las estupideces de los demás. Entendiendo que tales palabras superficiales son en realidad hechos ciertos de la vida, encontró una forma más sencilla de adaptarse a su ambiente.

Eventualmente, los sirvientes comenzaron a reprender a Charles diciéndole que debería aprender una cosa o dos de Su Alteza Cedric. Fue en ese momento que Charles le dio un regalo.

—¡Hermano! ¡Esto es para ti!

Lo que Charles le dio fue un ramo de flores.

¿Qué es esto? ¿Una broma elaborada? Todavía hay suciedad en ellas, así que parece que acaba de sacarlas del jardín. ¿Por qué me las está dando de regalo? Mientras Cedric pensaba para sí, Charles le habló con una sonrisa.

—¡Son hierbas! ¡Son las mismas que vi en el jardín de la casa de Chris! ¡Estaban creciendo, así que las traje! Oh, pero son realmente asquerosas así que ten cuidado, ¿si?

Charles regresó a su cuarto. Su sonrisa honesta era un contraste impresionante con la mirada de disculpa que Oxe le dirigió.

—Hierbas, ¿huh? —murmuró Cedric mientras miraba el regalo.

Charles probablemente estaba preocupado por su salud. Al parecer incluso las probó.

Por supuesto, Cedric tenía la suficiente educación para no comer hierbas salvajes sin saber sus efectos. La medicina también era venenosa. Lo mejor sería dejar que un experto las viera.

Por eso no las usó como su hermano menor esperaba.

Puso las flores en un vaso de decoración.

Me llevaré bien con mi hermano menor.

Ese fue el día que comenzó a pensar de esa forma.

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, su prometida Ignia Calibrachoa le visitó.

Por supuesto, este arreglo no fue hecho por ninguno de los dos. Para Cedric, era parte de su deber casarse con ella.

Pero ese día, Cedric sentía ganas de pasar el tiempo caminando con ella.

—¿Te gustan las flores?

Por supuesto, había cosas que ella no sabía de él. Notando un hecho tan simple, pensó que era tiempo de que se conocieran mejor. Viéndola mirar de reojo las flores en la vasija, dio el primer paso y le hizo esta pregunta.

Usualmente ella daría una respuesta neutral, pero en esta ocasión puso una mirada sorprendida por un instante antes de sonreír.

—Sí. De hecho, el nombre de mi hermana menor está asociado a una flor.

Se preguntó si estaban en buenos términos.

La expresión de ella lucía suave cuando miraba a las flores. Él estaba un poco fascinado, y algo envidioso de su relación con su hermana, así que decidió aprender de Ignia.

—Ya veo. Tu hermana debe ser adorable.

—No, ella no es nada adorable. Es sombría y tiene un lenguaje agudo, tampoco escucha a nadie. Además de eso, nunca se abre a nosotros a pesar de que somos su familia. Es como un gato sin domesticar. Es la peor hermana que una persona puede tener.

—Y-Ya veo.

Cedric dio un pequeño salto ante la respuesta completamente inesperada.

Las chicas son difíciles de entender.

Estaba impresionado sobre cómo podía hablar tan mal de su hermana mientras sonreía de ese modo.

—Sí. Al parecer ella finalmente hizo una amiga de la que no es digna, sin embargo… ¿Eh?

Cedric estaba abrumado por lo siguiente que le dijo. Ella estaba observando la planta, y ahora lucía algo preocupada.

—Um, Joven Cedric…

—¿Hm? ¿Qué sucede?

Ignia Calibrachoa comenzó a lucir nerviosa.

¿Debería decirlo o no? Ella vaciló un poco más, y finalmente señaló con un dedo.

—Esta no es una planta decorativa ni una hierba. Es una simple mala hierba. ¿Por qué la pone de decoración…? [1]

—… ¿Eh?

Su rostro tembló ante la palabras de su prometida.

Cedric Edward odiaba a su hermano menor.

Charles Edward, que ignoraba esto, le dio un regalo por un impulso.

Cedric decidió que un día, cuando su salud mejorara, le golpearía fuerte en la cabeza para enseñarle modales y sentido común.

Convirtió una flor en un señalador como recuerdo de su determinación. [2]

♦ ♦ ♦

Nota del Autor: Estaba pensando en poner esto en un libro extra descontinuado, pero decidí ponerlo aquí en su lugar ya que es su primera aparición.

Otros extras son así también, así que se volverán una buena referencia.

Por cierto, Cedric no aparece mucho.


[1] En inglés “hierba” tiene dos formas de nombrarse: weed o herb. “Weed” se refiere a las malas hierbas que uno arranca del patio porque no sirven, bueno, para nada. “Herb” normalmente se refiere a las hierbas que tienen uso medicinal, o pueden usarse para el té.

[2] Aquí el autor dice que Cedric “pressed the flower”. Se refiere a una práctica en donde se coloca la flor dentro de un libro para que quede aplastada. Desconozco si es necesario ponerle algo más para conservarla en buen estado, o si así está terminada, pero la idea es volver a la flor una especie de señalador la dejarla plana.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *