Actor de Reparto Masculino – Capítulo 23 – Arco 3: Fantasía Occidental

Traducido por Shiro

Editado por Ayanami


— ¿Amantes? —La expresión de Sui Yuan queda en blanco, apenas escucha la pregunta en medio de la pelea, luego niega con la cabeza —no, no somos más que buenos amigos. Le estoy agradecido por haberme salvado la vida, pero eso es todo…

—Si ese es el caso… —Aurora modera el gozo en su corazón, sondeándolo cautelosamente de nuevo —en realidad…Osmund me…gusta un poco…

—Lo sé… —asintiendo con la cabeza, permite que surja un destello de melancolía. Sólo que es una lástima que Aurora lo capte inmediatamente, pero sin comprender.

—Esto…quiero decir… —Comienza a marcar la tierra con la punta de su bota, sus manos agarran la empuñadura de la espada con timidez —si ustedes no son amantes…entonces, yo… ¿Podría luchar por él?

Sui Yuan se congela, algo dividido.

A pesar de que quiere aprobar, de todo corazón, que la heroína tome la iniciativa de esforzarse para que el protagonista se fije en ella, al punto de querer lanzar fuegos artificiales a modo de celebración; el actor de reparto, quien alberga sentimientos por ella, no debería emocionarse tanto.

Aunque su personaje adoraba a Aurora después de que ésta lo salva, debido a su baja confianza en sí mismo y por pensar que no es merecedor de ella, sepulta estos sentimientos en lo profundo de su corazón y no tomará la iniciativa de profesar su amor por ella, tampoco aprobaría que la protagonista le pida permiso para luchar por el amor de alguien más.

Después de considerarlo profundamente por tres segundos, Sui Yuan endurece su semblante y desenvaina su arma.

—Pienso que no deberíamos desperdiciar tiempo en temas inútiles cuando peleamos —dice con frialdad, pero Aurora nota la tristeza en sus ojos dorados.

Uno vez dicho esto, gira sobre sus talones para marcharse, con la intención de que la heroína se quede estática viendo su magnífica partida. Sin embargo, su plan es arruinado cuando una mano agarra su muñeca, deteniendo sus pasos.

— ¡Lo siento! ¡Lo siento! ¡No te enojes, Nardred! —Exclama desesperada —lo entiendo. No volveré a traer a colación el tema de cortejar a Osmund. Por favor, ¡no te molestes!

Ahogándose, Sui Yuan, internamente, se queda sin palabras con respecto a cómo animar a esta heroína para que continúe con su plan. Protagonista femenina, ¿cómo puedes rendirte tan fácilmente? ¡Ah! Si deseas cortejarlo, ¡entonces, sigue adelante sin temor! ¡Dalo todo en el nombre del amor!

Al ver que Sui Yuan no sacude su mano, Aurora deja escapar un suspiro de alivio.

—De verdad, dices que no te gusta Osmund pero apenas digo que deseo luchar por su amor, ¿optas por acabar con nuestra amistad? —Dice bromeando, haciendo a un lado la desilusión que siente en la boca de su estómago.

El elfo gira su cabeza para enfrentar a la heroína, queriendo llorar desesperanzado.

—Bien, suficiente. No te consideraba una persona orgullosa. Que te guste Osmund pero que te niegues a admitirlo. Después de todo, mientras estés cerca, a él no le importa nadie más. Como lo de ustedes es recíproco, ¡no me entrometeré! —Dice al ver la extraña expresión en su rostro, complementándolo con una fuerte palmada en el hombro.

—Lo estás pensando demasiado… —En este momento, Sui Yuan sólo puede articular esta línea miserable.

Aurora asiente, su semblante es serio pero expresando: “di lo que quieras, no te creo”.

— ¡¿Este no es un mundo BG?! ¿Por qué asumiría que mi miserable expresión es debido a que me guste él y no ella? —Sui Yuan colapsa, quejándose mentalmente con 5237.

— ¡Diablos! ¡Exactamente, de quién es el error! ¡¿De quién?! ¡Quiero llorar más que tú! ¡Hace tiempo me rendí ante la desesperanza de que este mundo BG se convertirá en uno BL! —Exclama aún más enfadado que él.

— ¿De qué están hablando? —Habiendo regresado de hablar con la Señora de Ciudad Obsidiana sobre las Tierras Oscuras, Osmund, inmediatamente, interrumpe el aire armonioso y amistoso con el ceño ligeramente fruncido.

Un destello de regocijo baila en sus ojos, Aurora se gira hacia Osmund y sonríe diciendo:

— ¿Nosotros? Estábamos hablando acerca…

Sui Yuan cubre la boca de Aurora con su mano, interrumpiendo su oración.

—Sólo discutíamos diferentes estilos de espada —continúa desde donde ella se quedó. No sabe qué podría ocurrir si ella logra articular un “hablamos de cómo a Nardred también le gustas”, pero por lo que sabe de Zhao Xihe, la respuesta del hombre será, sin duda, intolerable. ¡Ni siquiera quiere pensar en las posibilidades!

Sólo cuando la heroína deja de luchar y pone sus ojos en blanco exageradamente, para indicar que no hablará es que él retira la mano.

Dejando escapar un soplo de aire manifestando su molestia, Aurora se encoge de hombros para luego enlazar su brazo con el de él como si fuera otra de sus amigas, mostrando una sonrisa astuta dice:

—Claro, claro. Sólo hablábamos de diferentes estilos de espada. ¡Ciertamente, no discutimos nada acerca de nuestros sentimientos!

Sui Yuan gira su cabeza con la intención de no mirar a ninguno de los dos, queriendo enseñarle a esta heroína una lección. ¡¿Quién le enseñó a ser tan estresante como el protagonista masculino?!

— ¿De verdad? —Su ceño se suaviza, su mirada se dirige a los brazos entrelazados de ambos y luego al rostro de ella, una gentil sonrisa curva finalmente sus labios —Pronto nos dirigiremos a las Tierras Oscuras. Antes de eso, deberíamos perfeccionar nuestras habilidades tanto como nos sea posible.

Aurora tiembla inconscientemente, removiendo rápidamente su brazo, evitando así cualquier tipo de contacto físico con Sui Yuan. Apartándose a un lado, mientras ríe fingidamente, su nerviosismo la hace balbucear:

—Osmund, tu sonrisa da un poco de miedo… ¿Estás celoso?

— ¿Qué dijiste? —La sonrisa en su rostro se ensancha.

— ¡No dije nada! —Se autocorrige instantáneamente, forzando una risa antes de declarar que perfeccionará sus habilidades un poco más. Se da la vuelta y corre como un conejo huyendo de un depredador.

—Eso es impropio de tu personaje —le dice Sui Yuan con los labios fruncidos, mientras lo mira acercarse.

—Siempre y cuando mantengas tu distancia de ella, no me comportaré de forma inadecuada —contesta sin rodeos.

—Los dos, ¡basta! —Exclama 5237, mientras llora ríos de lágrimas.

⧫ ⧫ ⧫

Durante todo el año, las Tierras Oscuras están envueltas en niebla venenosa. Nubes densas y espesas cubren los cielos, haciendo imposible que los rayos solares bendigan la tierra con su presencia. Por lo tanto, el lado más occidental del continente siempre está oscuro y húmedo, encajando perfectamente con el nombre de “Tierras Oscuras”.

Para sobrevivir en condiciones tan duras, uno tiene que ser la peor criatura que existe. Plantas, animales, elfos oscuros, no importa. Si uno no es lo suficientemente despiadado y violento, el final le llegara más pronto que tarde. Cualquier intruso que desee pasar a través de su dominio necesita ser lo suficientemente hábil, o venir preparado para sacrificar su piel y carne.

A pesar de que entraron, en esta tierra, con preparaciones más que adecuadas –llevando todo tipo de poción curativa, panacea purificadora, etc.– el grupo de tres sigue avanzando con dificultad. Apretando los dientes e impulsándose hacia adelante, Sui Yuan comienza a preguntarse si el Nardred original logró atravesar las Tierras Oscuras y encontrar la fuente de la oscuridad por sí mismo debido a un bug[1].

¡Embarcarse en esto solo y sobrevivir, es ilógico!

A pesar de que, inicialmente, había estado disgustado con Osmund por insistir en seguirlo y cambiar la trama, en este momento, se siente muy agradecido.

Si muriera antes de encontrar la fuente de la oscuridad, ¡los puntos acumulados hasta este momento desaparecerían!

Osmund posee una reserva de energía luminosa notablemente grande, mientras que Sui Yuan es un elfo híbrido mitad luz, mitad oscuridad. Por lo tanto, entre los tres, la heroína es la más vulnerable al veneno que impregna el lugar. Como una humana pura, su habilidad para resistir la oscuridad es demasiado débil. A pesar de haber entrenado desde niña, sigue siendo joven e inexperta. Tuvo que pagar el precio por ser temeraria y testaruda en una zona tan peligrosa.

Desde que se adentraron en las Tierras Oscuras, a Osmund no le quedó otra opción salvo prestarle más atención. Después de todo, ella es la protagonista femenina de este mundo. Si la dejara perecer aquí, ninguno de los dos podría evitar ser fuertemente penalizado por la “regulación”.

Una vez más, Aurora es herida de gravedad y tiene que apoyarse en Sui Yuan, haciendo una pausa para respirar, mientras Osmund se encarga de encontrar un lugar relativamente seguro para descansar un momento. Usando a Sui Yuan como una muleta temporal, la heroína se disculpa repetidamente por retrasarlos, mostrando una sonrisa tensa perenne en su rostro. Mortalmente pálida por el dolor y la pérdida de sangre, no ha pronunciado ni una sola palabra de queja.

Sin importar lo mucho que quiera abrir su boca y reconfortar a la heroína a medida que avanzan lentamente, al final, sólo puede hacerlo en su corazón porque decirlo sería impropio de su personaje.

El texto original no explica explícitamente, dónde se encuentra la fuente de la oscuridad, debido a que esto formaba parte de la experiencia del actor de reparto y no tenía nada que ver con el protagonista masculino. Por lo tanto, el grupo de tres sólo puede apoyarse en su intuición para explorar el lugar, vagando sin rumbo como una mosca, deseando que lo que buscan aparezca milagrosamente frente a ellos.

Sui Yuan espera, al estar actuando el papel de Nardred, experimentar alguna sensación a medida que lo acerque a la fuente de la oscuridad. Por ahora, sin embargo, en lo que necesitan enfocarse es en no morir. Lograr esto es todo lo que pueden esperar.

—Más adelante hay un árbol hueco. Podemos descansar allí —La voz de Osmund se desplaza a través de la densa niebla. Sui Yuan y Aurora se congelan un momento, luego agilizan el paso.

Al entrar en la seguridad de la pequeña cueva, Sui Yuan acuesta suavemente a Aurora, moviéndola un poco, de manera que su espalda repose contra la pared. Osmund se ocupa de recoger algunas ramas secas y hojas, encendiendo la pequeña pila con un simple hechizo de fuego. Una vez que la llama está estable e ilumina el interior del árbol, se mueve para inspeccionar cuidadosamente las heridas de la heroína.

De pie, a un lado, Sui Yuan exhala fuertemente cuando su condición se estabiliza. Sin la tensión que sentía, finalmente nota la extraña sensación instintiva de hormigueo.

Es como si algo le estuviera llamando.

Recordando la descripción en el texto, se anima, volviéndose hacia el acceso de su escondite temporal. La sensación se hace más fuerte, y él no resiste su llamado. Con pasos lentos, es atraído a la entrada, mirando hacia la distancia.

— ¿Nardred? —Incluso cuando está tratando a Aurora, su atención sigue en él. Cuando la expresión del elfo cambia, Osmund levanta la cabeza inmediatamente.

—Voy a salir a echar un vistazo —responde tras una pausa. Aunque es una respuesta vaga, él entiende su implicación claramente.

Abriendo la boca, Osmund está a punto de sugerir el acompañarlo, pero permanece en silencio después de un momento de consideración. Como actores, deben apegarse a las reglas y la lógica.

Si el Santo Hijo va con él y se encuentra con la fuente de la oscuridad, la reconocerá inmediatamente y evitará que Nardred la absorba. De ocurrir esto, impediría que un evento clave de la historia se cumpla. Que la heroína los acompañe en su viaje es el límite de lo que puede alterar sin sufrir repercusiones mayores. No quiere desbaratar completamente la trama.

Por lo tanto, sin importar cuán preocupado está, simplemente, asiente con la cabeza y actúa en consecuencia, diciendo:

—Entendido. Ten más cuidado y no te alejes demasiado.

—Muy bien —Sui Yuan le sonríe de un modo que rara vez hace, como agradecimiento por respetar la trama. Entonces, sin la menor vacilación, sale del tronco del árbol hueco y desaparece en la densa niebla.

La fuente de la oscuridad le está llamando. ¡Finalmente, la encontró!


[1] Bug es la palabra inglesa para error.

Shiro
¡Nos vamos acercando al drama! (ᗒᗣᗕ)՞

Capítulo 24 ya disponible en la edición 32 de Kovel Times~

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *