Actor de Reparto Masculino – Capítulo 33 – Arco 4: Xianxia

Traducido por Shiro

Editado por Ayanami


Tan pronto como deja la Tierra de los Espíritus, el azulejo que denota a uno como discípulo de la secta Cosmos Celestial escondido en su manga, comienza a calentarse y vibrar violentamente. Esto indica que un miembro de la secta se encuentra en peligro y está pidiendo ayuda a sus compañeros.

Consciente de que la víctima, en esta ocasión, es la protagonista femenina, Sui Yuan abandona de inmediato sus esfuerzos por descifrar los maullidos de sus bestia espiritual. Expandiendo sus sentidos hacia su exterior, logra encontrar la ubicación de donde provienen los picos de energía espiritual, luego, se aleja corriendo.

Su localización actual, se encuentra algo alejada de la de Shen Jiayi, por lo tanto, incluso si no hay nada que lo demore, para cuando él logra llegar a ella, alguien más ha llegado a ayudar a la heroína. Al ver que todo se está desarrollando como se debe, su corazón se relaja.

— ¡Hermana menor Shen! —Exclama, a medida que se acerca rápidamente.

—Hermano mayor Liu… —La protagonista levanta la cabeza, su mirada cae sobre su persona. Un toque de agradecimiento inunda sus ojos, y lo saluda, apresuradamente, con una reverencia —Muchas gracias por la oportuna asistencia del Hermano mayor Liu.

—Es una pena que haya llegado tarde y no haya podido ser de ayuda —dice Sui Yuan con cierto pesar, luego, su tono se torna preocupado —Hermana menor Shen, ¿estás herida?

—Sólo un par de rasguños, nada serio, por lo que, el Hermano mayor Liu deba preocuparse. —Shen Jiayi sonríe, luego, se gira hacia el joven a su lado —El Hermano mayor Shao fue quien me salvó.

Sui Yuan dirige su mirada hacia el otro actor de reparto, sonriéndole ligeramente, mientras le dedica una reverencia marcial[1] en agradecimiento.

—Le agradezco a Peiyuan por su ayuda.

—Eres demasiado amable. —El joven llamado Shao Peiyuan agita su mano, restándole importancia con confianza y, tranquilamente, camina hacia Sui Yuan, dejando caer una mano amiga sobre su hombro —Nuestras sectas son hermanas. Estamos obligados a ayudar si vemos a un discípulo de la secta Cosmos Celestial en aprietos. Sin embargo, no esperaba encontrarme con Minghui. De hecho, ¡debe ser el karma!

A pesar de estar sonriendo educadamente, Sui Yuan, inconscientemente, se tensa, cierta inquietud invade su ser. Shao Peiyuan, es uno de los actores de reparto de relevancia, y cumple con los tres criterios para ser el protagonista masculino: ropas blancas, sonrisa dulce, ¡y alto nivel de cultivo!

Éste joven, es el discípulo principal de la secta Elemento Celestial, lo cual, significa que comparte el mismo estatus que Liu Minghui. Estos dos, están igualmente dotados, dispuestos a ayudar a otros, por lo que, reciben el respeto y la adoración de los otros discípulos. Aparte del hecho de que uno es un caballero genuino, mientras que el otro es un hipócrita, ambos jóvenes, no son muy diferentes entre sí.

Shao Peiyuan se destacó entre sus compañeros antes que Liu Minghui. Se podría decir incluso, que el último usó al primero como una plantilla para crear a un ser falso. Estudió, con cuidado, el carácter naturalmente cálido y la actitud amable de Peiyuan, para luego, refinarse en una persona un poco más amable, gentil y galante. A medida que el tiempo pasa, su popularidad entre los discípulos de ambas sectas superó la de Shao Peiyuan, haciéndolo el talento más deseable en esta región.

Sólo que, Liu Minghui es muy consciente de su propia personalidad. Tal vez, debido a la incomodidad de saber que sólo está fingiendo, es que teme las consecuencias de ser descubierto, cada vez que está en la presencia del discípulo principal que es genuinamente amable. Por eso, siempre ha considerado a Shao Peiyuan como una amenaza para su seguridad, y una espina en su costado.

En la superficie, ambos discípulos son un par de amigos cercanos y afines. Pero, en realidad, Liu Minghui siempre está pensando en formas de bajar al otro de su pedestal. Siempre y cuando el producto genuino sea destruido, la falsificación se convertirá en algo único e inigualable. Sin embargo, Shao Peiyuan, quien tiene un gran corazón, lo trata con sinceridad, completamente ignorante de que su amigo cercano, es como un tigre acechando a su presa, esperando una oportunidad para saltarle encima.

Los músculos de Sui Yuan se tensan, no sólo por las reservas de Liu Minghui hacia esta persona, sino también por sus dudas respecto a que él, posiblemente, sea Zhao Xihe. Originalmente, acostumbrado a ser el receptor de sus tratos amigables e íntimos, ahora, Sui Yuan se siente extremadamente ansioso. Instintivamente, sabe que no puede seguir ignorando este tipo de comportamientos, mientras continúe en este mundo.

Evadiendo, con sutileza, el brazo de Shao Peiyuan, Sui Yuan camina hacia Shen Jiayi, inspeccionando su cuerpo en busca de heridas visibles. El otro joven, quien ignora por completo su maniobra evasiva previa, alegremente, vuelve a colocar su mano en su hombro, mientras sugiere seguirlos de aquí en adelante.

A pesar de que el corazón de Sui Yuan late lleno de preocupación, la historia no le permite negarse…

—Justo ahora, esa bestia espiritual estaba protegiendo algo. —El grupo de personas llega al lugar donde, hace un momento, Shen Jiayi fue atacada y comienza a examinar el espacio con atención, en busca de cualquier cosa inusual.

Estando en el pico de la etapa de Formación de Núcleo al igual que Sui Yuan, Shao Peiyuan había venido a la Tierra Celestial de la Dicha Eterna unas cuantas veces, por lo tanto, se encuentra familiarizado con las situaciones a las que uno podría enfrentarse aquí.

— ¿Quizás, la recompensa está escondida aquí?

Sui Yuan asiente para expresar su acuerdo. A diferencia de otros discípulos, se abstiene de vagar sin rumbo. Permaneciendo en su lugar, sus ojos, ligeramente estrechos, escanean sus alrededores pensativamente.

—Minghui, ¿percibiste algo? —Shao Peiyuan se detiene junto a Sui Yuan y le pregunta en voz baja.

El aludido lo mira, y empieza a recitar las líneas del guión.

— ¿No crees que hay algo peculiar en el terreno de este valle? Como si… ¿luciera familiar?

Shao Peiyuan sabe, muy bien, que Liu Minghui se especializa en hechizos y, en menor medida, en formaciones mágicas. Ante esta pregunta, sólo puede reírse, por lo bajo, impotente.

—Minghui, no seas tan reacio a compartir. Sabes que no tengo la más mínima habilidad en formaciones mágicas.

Lanzándole otra mirada, Sui Yuan responde directamente a su propia pregunta.

—Está, es una formación mágica ilusoria.

Dicho esto, camina hacia el árbol del lado sureste y le pega un talismán de fuego, mientras le instruye a Shao Peiyuan que se pare en el este. Al ver que Liu Minghui está trabajando en romper la formación mágica, los otros discípulos, espontáneamente, se reúnen siguiendo sus instrucciones, permaneciendo dentro de la zona segura. Confiando ciegamente en él, prestando atención a cada uno de sus movimientos, observan con admiración, completamente ajenos al hecho de que Sui Yuan está haciendo lo que el texto instruye.

Digamos que la recompensa es un gran pastel, y un puñado de personas están esperando para recibir una rebanada de él, entonces, todos serán capaces de obtener sólo una pequeña porción. Habiendo encontrado este premio con gran esfuerzo, Liu Minghui, definitivamente, no permitirá que tantas personas, mediocres, entren a la zona de manera segura. Él, sólo necesita unos pocos discípulos competentes para que actúen como sus manos y pies, pero, sólo aquéllos, con verdadera fuerza y talento, serán capaces de salir airosos de este predicamento y poner sus manos en la recompensa.

Indudablemente, entre los discípulos presentes, sólo Shao Peiyuan y su persona, poseen la fuerza necesaria para no caer víctimas de las diversas trampas desperdigadas por el camino que lleva a este premio. Y, por supuesto, la protagonista femenina Shen Jiayi, quien tiene su halo.

En el momento en que Sui Yuan enciende su talismán de fuego, su expresión cambia y grita:

— ¡No está bien! ¡Esta formación mágica ha sido ligeramente modificada! ¡Todos, tengan cuidado!

Sin embargo, su advertencia llega un segundo demasiado tarde, ya que todo el mundo ha sido succionado por la formación mágica y, el suelo debajo de ellos retumba y se estremece peligrosamente. Preparado para esto, Sui Yuan revela una apropiada y débil sonrisa, satisfecho consigo mismo, antes de percibir abruptamente una presencia detrás de él.

Su corazón salta en alarma, y su mente grita una advertencia para que su cuerpo esquive. Mirando por encima de su hombro, ve a Shao Peiyuan lanzándose ansiosamente hacia su persona, agarrando su brazo y haciéndolo retroceder unos pasos, evitando, pulcramente, ser aplastado por una enorme roca que cae del cielo.

Sin atreverse a entrar en acción indiscriminadamente, Sui Yuan permite que lo muevan manualmente. Esperando a que todo se calme, descubre que no hay nadie cerca de ellos.

—Minghui, ¿estás bien? —Pregunta Shao Peiyuan preocupado, aparentemente, no se percató de que todo lo ocurrido fue debido a él.

El aludido sacude la cabeza.

—Estoy bien, ¿qué hay de ti?

—Naturalmente, sin problemas. —La sonrisa del joven es radiante y honesta, antes de que una ligera arruga ocupe su frente, a medida que mira a su alrededor —No sé adónde fueron los demás.

Sui Yuan también frunce el ceño, pero debido a una razón diferente.

Como el texto original se narra desde el punto de vista de la protagonista femenina, una vez que la formación fue activada, éste no dice qué le ocurre a los otros discípulos, porque ella está muy ocupada tratando de cuidarse a sí misma, ni se hable de intentar ayudar a alguien más. Por lo tanto, Sui Yuan no sabe si el comportamiento de Shao Peiyuan es el debido o no. No se molestó en ayudar a los cultivadores de bajo nivel que necesitaban más protección, en cambio lo escogió a él, cuya fuerza está a la par con la propia, lo cual, parece un poco extraño.

La mirada que Sui Yuan usa para estudiar a Shao Peiyuan, ahora, contiene un rastro de cautela, ya que la posibilidad de que esta persona sea Zhao Xihe aumenta minuto a minuto. Si de verdad resulta serlo, eso explicaría sus acciones.

—Minghui, ¿ocurre algo? —Sintiendo la ardiente mirada de su compañero, Shao Peiyuan gira su cabeza para preguntarle, con una simple y honesta curiosidad reflejada en su rostro.

Sui Yuan vacila un poco, entonces, decide preguntar francamente.

— ¿Por qué elegiste protegerme? Eres plenamente consciente que mi nivel de cultivo no es inferior al tuyo. Lidiar con la situación no habría sido un problema.

El aludido, se congela por un momento, y luego sonríe forzadamente.

—El…el no proteger a mis compañeros discípulos de la secta Elemento Celestial es, de hecho, un descuido. Pero, por alguna razón, en lo único que pensé fue en protegerte. —Hace una pausa y luego extiende sus brazos en un gesto impotente —Quizás, se deba a que la impresión que me dejaste cuando nos conocimos fue demasiado profunda. Lucías tan pequeño e inocente, que sentí que debía protegerte. Pero, parece que ya no lo necesitas… —a medida que su discurso se apaga, Shao Peiyuan parece un poco perdido.

Reflexionando sobre esto, Sui Yuan lee con detenimiento el texto original y descubre algunas pequeñas cosas, denotando la infancia de ambos, tras lo que, eventualmente, acepta esta excusa con una buena dosis de escepticismo. Sumar su suspicacia con respecto a la verdadera identidad de Shao Peiyuan a esta historia lo hace pensar que sería mejor separarse de este joven.

Si este tipo, de verdad es Zhao Xihe, debe reducir el contacto con él al mínimo. Sin embargo, si no lo es, la trama indica que Shao Peiyuan consigue la recompensa y, sin tropiezos, asciende a la etapa de Alma Naciente antes que Liu Minghui. Esto, claramente, significa que no se encontraban juntos cuando eso ocurre, de lo contrario, Liu Minghui no le permitiría a su rival arrebatarle esta rara oportunidad tan fácilmente.

Pensando hasta aquí, Sui Yuan abre de nuevo su boca.

—Esta vez, fui demasiado imprudente y no me di cuenta de que la formación mágica ilusoria no era una común, con un único punto de entrada y salida. A pesar de que, en esta ocasión, logramos evitar las garras de la muerte, fuimos arrastrados a un laberinto. Si bien las posibilidades de que alguien muera son escasas, sigue siendo peligroso. En mi opinión, deberíamos separarnos para encontrar rápidamente a los otros Hermanos menores marciales.

—Tienes razón. —El aura digna de Shao Peiyuan retorna y asiente, luego, mira a Sui Yuan vacilante —Aun así…Minghui, ¿estarás bien por tu cuenta?

—Naturalmente —dice sonriendo —Peiyuan, ¿sigues viéndome como a un niño vulnerable?

Shao Peiyuan se ríe y no desperdicia más tiempo hablando. Con una última advertencia, recordándole ser cuidadoso, escoge una dirección al azar y se pone en marcha con movimientos enérgicos y llenos de un propósito.

Al ver esto, el corazón de Sui Yuan se relaja un poco, sus sospechas acerca del otro siendo Zhao Xihe disminuyen un nivel.

Solo que, no tiene nada que hacer. Con tiempo libre en sus manos, acaricia, perdido en sus pensamientos, al espíritu, aún abatido, alrededor de sus hombros, luego, lo levanta y lo coloca sobre el suelo, curioso de ver lo que hará.

Tan pronto como las cuatro extremidades de la Bestia de Cristal tocan el suelo, se dispara, para detenerse a dos pasos de distancia. Girando su cabeza, la mascota espiritual le maúlla incesantemente, instándolo a seguirlo. Con nada más que hacer, Sui Yuan comienza a caminar junto al gato, desconcertado por lo que pudo haberlo emocionado tanto.

Siguiendo a la Bestia de Cristal a ciegas, se va encontrado con una buena cuota de botín junto con su respectiva porción de problemas. Afortunadamente, desde que llegó a este mundo, no ha holgazaneado, ni un poco, y ha trabajado en elevar su nivel de cultivo. Sumándole a eso el hecho de que lleva consigo un par de artefactos y talismanes, terminó sufriendo más ataques al corazón que heridas.

Caminando por un largo rato, de pronto, un fuerte olor a sangre es arrastrado por el viento hacia él desde el frente. Esto hace que sus cejas se junten; llamando de vuelta a su mascota espiritual, antes de acercarse con cautela. Su rostro palidece de forma abrupta, cuando ve caer colapsado a un Shao Peiyuan bañado en sangre, el cuerpo dorado de una Pitón Dorada yace cerca de él.

¡¿Qué pasó aquí?! —Sui Yuan observa la escena, aturdido. Incluso si el otro es tan sólo un actor de reparto, Shao Peiyuan es un personaje importante que no puede morir aquí, ¡ah! Este pensamiento lo golpea como un rayo, ocasionando que se sienta perdido por un momento y acudiendo a 5237 en busca de ayuda.

En el guión Shao Peiyuan fue mordido antes de decapitar a esa Pitón Dorada. Mientras se debatía entre la vida y la muerte, logra avanzar a la etapa Alma Naciente. Pero ahora…no hables de su avance. ¡El que pueda vivir o no, es la pregunta! —Exclama amargamente su compañero, mientras se devana los sesos buscando una explicación de por qué la trama se descarriló de repente. Después de un rato, se congela, luego, se gira lentamente para mirar a la inconsciente Bestia de Cristal lamiendo alegremente sus patas.

Sintiendo la mirada del sistema, la aludida inclina la cabeza a un lado.

— ¿Meh? —Muestra una mirada extremadamente inocente en su rostro.

La mirada de Sui Yuan recae sobre el gato negro durante cinco segundos, luego, cubre su cara con ambas manos.

— ¿Quieres decir…que todo lo que recogí, al seguir a esta mascota espiritual, afectó el que Shao Peiyuan viva o muera?

—Básicamente…sí. —5237 asiente solemnemente —A menos que de verdad sea Zhao Xihe. Si no lo es, nada más se me ocurre que explique por qué su situación actual difiere de la del guión. Las tramas son algo delicado. No lo puedo asegurar, pero, quizás, entre lo que recogiste hay algo que puede salvar la vida de Shao Peiyuan.

Sui Yuan permanece en silencio por un momento, luego, sale de entre las sombras.

¿Vas a salvarlo? —5237 se acerca vacilante a su lado —Sería un comportamiento no acorde a tu personaje, ah…

¿Crees que es más importante que actúe de acuerdo a mi personaje, que e que salve la vida de un actor que podría ser el protagonista masculino? —Refunfuñó.

—La vida de Shao Peiyuan. —El sistema tiene que ceder ante su lógica. Que no se comporte de acuerdo a como lo haría su personaje, sólo resultará en la deducción de algunos puntos, ¡pero, que un personaje muera antes de lo que le corresponde afectará toda la historia! —Sin embargo, si su herida es un acto deliberado para exponerte…pero, no podemos, simplemente, verlo morir porque sospechamos que es Zhao Xihe…espera un momento, ¡te ayudaré a cambiar puntos por algo!

Shiro
¿Ustedes qué piensan? ¿Será o no será?

Sui Yuan lo mira, mientras éste se da la vuelta, luego, unos hilos de luz surgen de su cuerpo rechoncho, solidificándose en una esfera a la altura de su rostro. Al alzar una mano para atraparla, la luz se disipa para revelar una máscara ligera.

—Este ítem te permite separarte del papel que estás desempeñando actualmente y comportarte de modo impropio. Usar esta máscara, cuando lo estés salvando, garantizará que no seas penalizado según el reglamento. ¡Vale cada punto! —5237 infla su pecho y declara presumido —Aunque, como compré la más barata, su período de efectividad es muy corto, ¡así que hazlo rápido!

Sui Yuan asiente en reconocimiento, pone la máscara sobre su rostro y corre hacia Shao Peiyuan.

Cuando llega adonde éste yace, se agacha y lo levanta para que quede sentado, luego, saca la botella de jade que le dio Xuan Ling hace tiempo. Tomando una píldora Perla de Jade, se la da al joven herido.

De hecho, es digna de ser llamada una preciosa panacea curativa. En tan sólo unos segundos, la respiración irregular de Shao Peiyuan se normaliza y el color regresa a sus mejillas. Sui Yuan también le transfiere un poco de poder espiritual, calmando la desordenada energía del otro. Quedándose hasta estar seguro de que su condición ya no es crítica, luego, se levanta y huye de la escena, sólo para que su mano sea abruptamente agarrada.

Sui Yuan se pone rígido, bajando su mirada al aturdido Shao Peiyuan tratando, valientemente, de abrir sus párpados, siente que su vello se eriza. Teme que «Sui Yuan» sea el nombre que escape de los labios del joven. A medida que la ansiedad lo embarga, Shao Peiyuan sonríe débilmente y murmura:

— ¿Minghui…?

Sui Yuan se debate entre dejar escapar un suspiro de alivio y permanecer tenso.

—No soy Minghui, me has confundido con otra persona.

—Minghui… —Si bien escuchó la respuesta del otro o no, Shao Peiyuan lo llama obstinadamente de nuevo, haciendo que Sui Yuan sea incapaz de contestarle.

El tiempo casi termina, ¡vete rápido! —5237 tampoco entiende lo que se está desarrollando frente a sus ojos, pero, diligentemente, le recuerda a su compañero que el tiempo límite de la máscara casi ha terminado. Sin más preámbulos, Sui Yuan retira su mano, sin olvidarse de recostar suavemente a Shao Peiyuan sobre la hierba, antes de girar y alejarse corriendo.

Justo cuando desaparece del campo de visión del joven, la máscara cae de su rostro, la cual, comienza a retorcer con sus manos, mientras pregunta con nerviosismo:

— ¿Piensas que me reconoció?

A decir verdad, pienso que sólo está atontado —le reconforta su sistema.

—Si todavía llama a Liu Minghui, incluso estando confundido… —La expresión de Sui Yuan es un poco complicada. Después de experimentar algunos mundos -y contribuir en convertirlos todos en BL[2]- él, más o menos, ha desarrollado un sentido más agudo con respecto a los  «sentimientos» entre hombres.

¡Argh! ¡No digas más! —Su sistema, rápidamente, le da la espalda, lágrimas corren por su rostro—. ¡Es un error! ¡Definitivamente, es un error! ¡¿No debería ser Shao Peiyuan un actor de reparto, y potencial protagonista masculino, al que le gusta la heroína?! ¿Cómo demonios pasó a formar parte del otro equipo a causa de otro actor de reparto? ¡¿Qué demonios está pasando?!

—En realidad, creo que estás pensando en esto mucho más que yo…


[1] Reverencia marcial: saludo en el que, con la palma izquierda cubren el puño derecho. Puede ser con inclinación o sin ésta.

[2] BL: Boy’s Love. Para que no lo olviden~

Shiro
Adoro que Sui Yuan los vuelva a todos gay. (✯◡✯)

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *