Actor de reparto masculino – Capítulo 4 – Arco 1: Antigua Era China (4)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Para cumplir con los estándares de un buen personaje masculino de apoyo y con el fin de salvar la mitad restante de la misión a la que aún no ha fallado, Sui Yuan pone todo su esfuerzo y trabaja duro en cada tarea.

Agotando mucho tiempo y dedicación, se esfuerza por crear eventos y aperturas donde los protagonistas podrían encontrarse por “casualidad”. Solo que es una lástima que cada vez que ve a la protagonista femenina, se desliza automáticamente en su personaje, adoptando una actitud arrogante. Por otro lado, Qin Zheng es un hombre tan recto como puede ser, negándose a darle a la “esposa de su amigo” más que una mirada pasajera, incluso si su vida está en juego. En cambio, Qin Zheng ofrece con entusiasmo consejos a Sui Yuan sobre la mejor manera de capturar una belleza, causándole a Sui Yuan una incontable cantidad de dificultades.

Durante esta misión, Sui Yuan aprende una bastante importante lección. Si el protagonista masculino es este tipo de caballero erguido, entonces no debe mostrar interés en la protagonista femenina antes que él. De lo contrario, será imposible garantizar que la historia siga la trama original…

Sin Fan Caiyao como la protagonista femenina predestinada, Qin Zheng, naturalmente, no muestra ni una pizca de interés en las otras delicadas damas de la nobleza. No mucho después del banquete que no logró despertar el interés de Qin Zheng por una mujer, un relajado protagonista masculino vuelve a seguir a Sui Yuan. Los dos deambulan por las calles, cazan, leen pergaminos y generalmente pasan la mayor parte de su tiempo libre juntos. Y, naturalmente, lo más importante, es intentar dirigir a Qin Zheng en dirección a la protagonista…

Como un personaje de soporte estándar, la protagonista es como una flor que se refleja en la superficie del agua. Uno puede desearla, pero no puede ganarla. Incluso si todos a su alrededor saben que alberga sentimientos por la protagonista, incluso si no está ese ejemplar notable de protagonista masculino, incluso si la protagonista de alguna manera devuelve sus sentimientos, Sui Yuan sólo puede perseverar con su excusa en la forma de un altivo comentario, — ¡Como si quisiera una mujer tan grosera!

Esta afirmación constante realmente hace que el cabello se ponga de punta con ira, ¡ah!

…Pero ¿quién puede entender la angustia que alberga en lo profundo de su corazón?

Respecto a que Sui Yuan falle en la mitad de su misión en su primer mundo, 5237 solo puede ofrecerle consuelo, alentándolo a luchar hasta el final, y dejar que los protagonistas hagan lo que quieran. Después de todo, ser un compañero constante del protagonista masculino es bastante difícil en sí mismo…

A pesar de que este personaje de apoyo diligente desgarró la trama sin darse cuenta, viendo la propia culpa en la cara de Sui Yuan, realmente no puede soportar blasfemarlo.

… ¡5237 también se siente extremadamente molesto!

Con el paso del tiempo, el período originalmente pensado para que los protagonistas se conozcan, se junten y eventualmente se casen, se pasa con Sui Yuan y Qin Zheng pasando casi todos los días juntos.

Las tribus nómadas en el noroeste invaden las fronteras una vez más, y llaman a Qin Zheng para dirigir su ejército. En el pabellón de las diez mil millas, Sui Yuan está allí para decirle adiós. 5237 se mueve en círculos alrededor de su cabeza, gritando tristemente “esta escena le pertenece a la protagonista…”. El resto queda ahogado por el rasgueo suave de los instrumentos en el fondo.

—Aquí nos separamos, sin saber cuándo nos encontraremos de nuevo. —La mirada, profunda e intensa, de Qin Zheng está fija en la cara de Sui Yuan mientras levanta lentamente una mano para acariciar su largo cabello. —Toca una canción para decirme adiós, ¿qué dices?

Sui Yuan lo mira en silencio, antes de asentir con la cabeza sin decir palabra.

Un asistente que se encuentra a una respetuosa distancia se acerca con una cítara y un soporte, colocándolos en medio del pabellón. Tan pronto como el asistente se retira, Sui Yuan se acomoda frente al instrumento. La túnica escarlata agrupándose con gracia alrededor de su persona, se asemeja a una rosa en plena floración. Delgadas manos acariciando las cuerdas ligeramente, sus largas pestañas más bajas, medio enmascarando sus brillantes y oscuras pupilas. En su corazón, él pregunta a 5237 sobre la canción que debería tocar durante esta escena.

—De acuerdo con el desarrollo original, la protagonista tocaría “Un largo adiós”, una versión revisada y modificada de una antigua canción que Cui Yingying interpreta durante su separación con Zhang Sheng[*]. Sin embargo… —Antes de que 5237 pueda terminar de hablar, Sui Yuan ya ha comenzado a tocar las cuerdas. Dentro de la melodía elevándose, uno puede sentir claramente el resentimiento y la agonía que brotan de las profundidades del corazón de una persona mientras se ven obligados a separarse de su amante.

[*Una historia de la Dinastía Tang acerca de una relación entre un erudito y una belleza que atraviesa el molino debido al conflicto de intereses entre el amor y el deber.]

En silencio, el sistema gira su cabeza, murmurando suavemente, —…Sin embargo, es una canción de despedida entre una pareja de enamorados o de esposo y esposa. Entre tú y Qin Zheng, esta canción no es apropiada. —Las palabras son confusas gracias a las lágrimas de sangre que corren por sus mejillas. – ¡Este día sería imposible de aprobar!

Qin Zheng mira a Sui Yuan con los ojos entrecerrados mientras el último baja la cabeza, tocando la cítara con un enfoque único. Se refleja un rastro superficial de melancolía en la mirada una vez calmada y tranquila. Caminando lentamente detrás de Sui Yuan, se deja caer sobre una rodilla y abraza al otro hombre.

Sui Yuan se sobresaltó ligeramente, haciendo que sus dedos se deslicen y rasguen algunas notas equivocadas. No obstante, al ser una persona dedicada, recupera rápidamente su serenidad. No girando la cabeza hacia atrás para mirar y sin decir una sola palabra, simplemente se concentra en tocar la canción.

El abrazo de Qin Zheng es cálido y contundente. Enterrando su cabeza en la curva del cuello de Sui Yuan, inhala profundamente. El aliento caliente de su exhalación hace que Sui Yuan se sienta un poco incómodo, y no puede evitar que su oreja se enrojezca. Los párpados de Qin Zheng se acercan mientras inclina su cabeza un poco, dejando un suave beso detrás en el cuello de Sui Yuan.

[Traducido por Reino de Kovel]

Susurrando solo la palabra “precioso” en el oído de Sui Yuan, Qin Zheng se para. Mientras se aleja rápidamente por el corto tramo de escaleras, se detiene ante su caballo de guerra blanco como la nieve.

Los guerreros de su ejército ya están montados y preparados, esperando una señal de su General. Montando su caballo en un suave movimiento, el corcel blanco relincha y patea los cascos delanteros al aire. Un empujón con el talón hace que el caballo galope. De principio a fin, ni siquiera mira hacia atrás ni una sola vez, no se da vuelta para mirar al hombre de espalda recta y sereno que se desvive por interpretar esta emotiva canción de despedida.

Después de la acción de Qin Zheng, el resto de la caballería entra en acción, instando a sus propios caballos a avanzar para ponerse al día. A diez millas de distancia del pabellón, uno todavía puede escuchar la miríada de emociones arremolinándose en los débiles rasgueos de las cuerdas de la cítara. La amargura escondida, el profundo pesar, la tierna adoración y el doloroso anhelo.

Thud…thud…  (introduzca aquí sonido de caballo galopando xD) A medida que el sonido de los cascos de los caballos golpeando el suelo gradualmente se desvanece en la distancia, la canción llega a su fin, haciendo que el silencio caiga una vez más en el pabellón de Diez Mil Millas.

Finalmente, levantando la cabeza, mira distraídamente en la dirección en que se fue Qin Zheng, solo para regresar a la realidad por el sonido de suaves sollozos que vienen detrás de él.

Sui Yuan mira por encima de su hombro, sin expresión alguna, para ver a sus dos sirvientas personales tapándose la boca con las mangas y llorando sin parar. Sus claros y brillantes ojos ahora están llenos de lástima por él. Además, todos sus asistentes masculinos también tienen los ojos rojos. Oleadas de dolor parecen derramarse de todos los presentes, como si fueran ellos quienes se despiden de sus familiares.

—… ¿Por qué están llorando? —Sui Yuan pregunta mientras se levanta con gracia, su figura recta y distante como de costumbre. Es solo que sin Qin Zheng, Fan Caiyao y todos los personajes importantes aquí, él no tiene ganas de interpretar su papel. Por lo tanto, actualmente se ve algo estupefacto, como tratando valientemente de perseverar a través del dolor de la separación.

—El general Qin definitivamente regresará. Él regresará sano y salvo. Es por eso… por favor cuídese… —Una de las doncellas se abre paso entre sus lágrimas, consolando suavemente a su perturbado maestro.

Otro rápidamente lo cubre con una capa alrededor de los hombros, aparentemente temeroso de que su dolor cause daño a su cuerpo, y no pueda soportar el frío viento de otoño.

Sui Yuan permanece en silencio. A pesar de que comprende más o menos por qué tienen miedo de que se angustie por la partida de Qin Zheng, lo que no puede comprender es la razón por la que se emocionan tanto debido a un asunto menor. Afortunadamente, Sui Yuan no es una persona curiosa por naturaleza. Cuando se enfrenta a algo que no puede entender, es demasiado perezoso para preguntar.

Por lo tanto, él simplemente asiente. —Naturalmente. Él me llamó precioso, después de todo.

Estas palabras hacen que las emociones de las dos doncellas vuelvan a desbordarse, lágrimas calientes brotan de sus ojos.

Después de ver partir a este protagonista masculino, la vida de Sui Yuan vuelve a su rutina habitual de comer, beber y divertirse. Solo que no desea profundizar demasiado su relación con la protagonista femenina. Es posible que inesperadamente provoque que el personaje de reparto masculino termine juntándose con la mujer, y tal cosa seguramente dará como resultado una evaluación deficiente. Por lo tanto, disminuye su interacción con ella para evitar que algo se desarrolle.

Un año después, los padres de la mujer encargada del registro en el Ministerio de Justicia, Fan Caiyao, encontraron una casamentera y la relacionaron con el hijo de la primera esposa del Ministro de Ritos. Como ambas familias son muy compatibles en términos de estatus social, ninguna de las partes se opuso a este matrimonio.

Antes de la fecha del matrimonio, Fan Caiyao sigue a su madre al templo para quemar incienso y orar por un matrimonio feliz y una relación armoniosa. Casualmente, tropiezan con Sui Yuan que actualmente está saboreando diversos platos vegetarianos en el patio interior del templo.

Debajo de los melocotoneros en flor, Sui Yuan con su túnica carmesí descansa lánguidamente en su sombra. Comparado con las magníficas flores de los árboles, este hombre es cien veces más cautivador, tanto que la escena ante ella casi deslumbra a Fan Caiyao.

—…No esperaba encontrarte en un lugar como este, —Fan Caiyao declara con una pequeña sonrisa y un tono distraído.

—…… —Sui Yuan permanece taciturno, luchando por contener el impulso de hundirse en su personalidad arrogante frente a la protagonista. Además de eso, no sabe qué decir en este tipo de circunstancias… Incluso si originalmente hay una escena de los dos encontrándose en el patio interior del templo antes del matrimonio de la protagonista femenina con el protagonista masculino, ninguna de las líneas sería apropiadas en este momento, ¡ah!

—… ¿Ya no tienes ganas de hablar conmigo? ¿Te has dado cuenta de que no soy realmente la persona más querida en tu corazón? —Fan Caiyao se ríe ligeramente mientras niega con la cabeza. —Tú ah… todavía tan arrogante. Ten cuidado con esa actitud tuya, o de lo contrario sólo empujarás muy lejos a tu verdadero amor.

—…… —Sui Yuan solo puede mirar sin palabras a esto, porque no puede mantenerse el ritmo de la corriente de pensamiento de la protagonista.

—Viendo que somos amigos, te daré mi bendición. —Fan Caiyao inclina su cabeza brevemente con una cálida mirada en sus ojos. —Aunque este camino es difícil, ya que mucha gente no está dispuesta a aceptarlo en esta época (será difícil aceptarlo incluso varios cientos de años después), aún deseo que los dos puedan obtener la felicidad.

La boca de Sui Yuan se abre, luego se cierra de nuevo. Si bien es posible que no sea capaz de comprender sus pensamientos, todavía se da cuenta de que la otra parte le ha dado sus bendiciones.

…Como ese es el caso, entonces la respuesta apropiada sería expresar su gratitud, ¿cierto?

Frunciendo los labios por un momento, Sui Yuan finalmente asiente con la cabeza ligeramente. —Muchas gracias.

Una suave sonrisa estalla en la cara de Fan Caiyao antes de que ella lo salude y se vaya. Viéndola irse, la mirada de Sui Yuan se queda en blanco, como si recordara algo del pasado…

A muchas leguas de distancia, en la frontera noroeste, Qin Zheng toma el informe de la capital que le entregó un asistente con un leve ceño fruncido. Sobre el papel doblado, se pueden ver cuatro palabras “AnHe Qin Wang”.

—El registrador en el Ministerio de Justicia, Fan Caiyao, se ha comprometido con el hijo del Ministro de Ritos, Li Mojie. El veintisiete de marzo, se encontró con Qin Wang en el patio interior del templo de Guan Yuan. De las escasas palabras de AnHe Qin Wang, está claro que conserva sus respetos hacia usted, apremiado por olvidar…


[Shisai: Me alegra que la protagonista lo acepte de forma pacífica y continúe con su vida]

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

One thought on “Actor de reparto masculino – Capítulo 4 – Arco 1: Antigua Era China (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *