Legendaria esposa – Capítulo 47: Secreto expuesto


XiaoMo levanta la vista y ve a Ling Xiao frunciendo el ceño. Justo cuando está a punto de hablar, Tang YunQi grita y corre hacia ellos en pánico.

Mirando por encima del hombro de Ling Xiao, XiaoMo ve a Luo Shan luchando por ponerse de pie. En este momento, su aspecto exterior es completamente diferente al de antes. Su piel era originalmente de color cafe oscuro, pero ahora está cubierta con una capa de color gris oscuro.

Sus diez dedos miden dos pulgadas de largo y son negros. El cuerpo es medio metro más alto que antes. Los músculos salen y rompen a través de su ropa. ¿Dónde está la aparición de Luo Shan?. ¡Obviamente es un demonio!

XiaoMo nunca ha oído hablar de demonios. Así que no está muy claro por qué la gente está llamando a Luo Shan un demonio. Además, están actuando como si estuvieran mirando al diablo.

—¿Qué pasó con ese tipo?

XiaoMo se contrae en los brazos de Ling Xiao cuando pregunta.

No hay que ayudar. Realmente no quiere ser tan inútil. Pero su pierna derecha ya está herida. Todas las personas están en pánico. Si salía corriendo, su otra pierna probablemente también sería pisoteada y rota.

Él no quiere regresar en una camilla.

—Demonio.

Ling Xiao se da la vuelta y mira a Luo Shan quien está caminando hacia ellos.

—¿Cómo resultó esto?, ¿no es el hombre de la secta QingCheng? ¿cómo se convirtió en un demonio?

XiaoMo pregunta mientras traga.

—¿Heh?… Eso  tendrás que preguntárselo a él.

Ling Xiao sonríe ligeramente, pero una expresión de desprecio aparece en sus ojos. Los seres inferiores son seres inferiores. Y sin embargo se atreven a encender las llamas del desorden en su presencia. Una espada voladora de color cobre aparece en su mano.

—¿Quién eres en realidad?. En realidad eres capaz de ver mi verdadera naturaleza.

El demonio Luo Shan se detiene a tres metros de Ling Xiao. Aunque sus ojos son completamente negros, todavía se puede ver que tiene miedo de Ling Xiao.

—El hedor en tu cuerpo es tan sucio, ¿hay alguna necesidad de mirar?

Ling Xiao dice sin prisas, su voz tan suave como el jade, extremadamente agradable al oído. Excepto que hay alguien que al escucharla, siente que su cabeza arde de rabia.

—Pero, puesto que el sobrino del Gran Maestro de la secta QingCheng es un demonio, ¿no significa eso que todo el clan también está compuesto de demonios?

El demonio Luo Shan sonríe siniestramente. Las pupilas de sus ojos se condensan lentamente en puntos rojos, la característica externa más obvia de los demonios. Como tal, la muchedumbre que está parada alrededor, inmediatamente lo reconocen cuando ven esa apariencia.

No responde a la pregunta de Ling Xiao. En su lugar, salta al techo y, después de ponerse de pie, mira hacia abajo desde arriba. Extiende ambos brazos y se ríe sombríamente.

—Tarde o temprano, el continente Long Xiao será el territorio de los demonios. ¡En cuanto a todos ustedes, pronto se convertirán en nuestros esclavos!

Diciendo eso, el demonio Luo Shan se vuelve para irse. Dado que no hay forma de ganar esta pelea, sólo puede escapar. Su velocidad es extremadamente rápida, casi cubriendo mil metros en un destello y su cuerpo esta engullido en una nube negra.

Ling Xiao levanta la espada voladora en su mano y respira sobre la hoja. A continuación, envía la espada voladora en dirección al demonio Luo Shan que huye.

XiaoMo sólo ve sus acciones, pero antes de que pueda preguntar, la espada voladora desaparece, ya no es visible a simple vista.

A pesar de que el demonio Luo Shan se fue, la noticia de que un demonio apareció en la ciudad HePing se extiende en un día. Si Luo Shan fuera un normal artista marcial, la mayoría de las grandes sectas sólo enviarían a sus discípulos a rodear y suprimir a Luo Shan. Pero él es claramente un discípulo de la secta QingCheng y un sobrino del Gran Maestro, cambiando el significado por completo.

Hablando de la palabra demonio, no hay un artista marcial que no se vería afectado. No forman una secta pero pueden ser consideradas como que viven en un grupo. Al igual que los artistas marciales, que forman una facción independiente en el continente Long Xiao.

Los demonios viven en el norte.

El norte está formado por ininterrumpidas cordilleras, un buen lugar para que los demonios se oculten. Por lo tanto, los artistas marciales no irían casualmente a las cadenas montañosas del norte, porque pueden encontrar demonios en cualquier momento. Los afortunados se irán con lesiones poniendo en peligro su vida. Los desafortunados tendrán su fuerza vital succionada por completo, convirtiéndose en una cáscara humana. Por lo tanto, los demonios y los artistas marciales son enemigos mortales que no pueden vivir bajo el mismo cielo. Al igual que la relación entre los gatos y los ratones.

Después de que el demonio Luo Shan se fue, todo el mundo ya no tiene el estado de ánimo para pasear. La aparición sorpresa de un demonio en la ciudad HePing no puede ser ocultada. Después de todo, quién sabe si los demonios vendrían otra vez. Para proteger sus pequeñas vidas, la mayoría de la gente ya no tiene el deseo de quedarse. Muchas tiendas se deshacen inmediatamente.

Tang YunQi sugiere que regresen a la secta TianXin inmediatamente. Pero Ling Xiao usa la lesión de XiaoMo como una razón para seguir el plan original. Así que la deja volver primero para avisar al Gran Maestro. Él es muy firme en esto. Por otra parte, las piernas de Chen GaoYang también están lesionados, no es capaz de moverse con facilidad. Tang YunQi no tiene otra opción que volver primero a la secta TianXin.

Ling Xiao arregla una habitación para Chen GaoYang antes de regresar a su propia habitación para comprobar a XiaoMo.

XiaoMo está sentado en una silla con su pierna herida descansado sobre otra silla. La lesión en su pierna ha sido tratada, envuelta en relucientes vendas blancas, viéndose un poco hinchado.

Debido a que es una fractura, no puede moverse por el momento. Necesita descansar por algún tiempo antes de que se cure, pero eso es en circunstancias normales. Ya que no tiene nada que hacer, XiaoMo sólo puede esperar a Ling Xiao mientras bebía el té caliente que acababa de ser entregado por el empleado de la casa de descanso.

Al oír la puerta abierta, no hay necesidad de mirar para saber que es Ling Xiao. XiaoMo rápidamente y con avidez vierte otra taza de té.

—Hermano mayor Ling, ¿cómo son las heridas del hermano Chen?

XiaoMo le ofrece el té y le pregunta.

Ling Xiao toma el té y levanta una ceja hacia él.

—¿Por qué estás tan preocupado por él?

XiaoMo está sin habla por un momento. Sólo está haciendo una conversación, nada más. Él no está realmente preocupado por él, alguien que siempre le da una mirada desagradable, y siempre conspirando contra él con Tang YunQi. Tendría que comer hasta el punto de estallar antes de preocuparse por él. Después de todo, él no es un santo.

—Sólo pregunto, ¿y ese demonio Luo Shan?

Al ver que está disgustado, XiaoMo sólo puede cambiar el tema. También es muy curioso dónde terminó la espada voladora.

—¿Él?

Ling Xiao ríe burlonamente.

—Muerto.

—¿Cómo puede ser?

XiaoMo no puede evitar levantar la voz. Esta noticia es demasiado repentina. ¿Ni siquiera dos horas después de que escapó y ya está muerto?

—¿Crees que la espada voladora que envié es herbívora?

Las elegantes cejas de Ling Xiao se contraen como si estuviera molesto ante su duda.

XiaoMo casi lanza su té de su boca. Secándose la comisura de la boca y explicando.

—Por supuesto que tu espada voladora no es herbívora, es un poco inesperado, eso es todo.

Desde el primer día que se conocieron, XiaoMo ya sabe que Ling Xiao no es un herbívoro. Capaz de casualmente matar a Ling Xiao y tomar su lugar, ¿cómo puede ser un herbívoro?. Lo más probable es que el pescado y la  normal, también sean incapaces de satisfacer su apetito.

—XiaoMo, tienes tiempo para preocuparte por los demás, ¿por qué no te preocupas por ti mismo?

Ling Xiao de repente se estrecha los ojos, sus ojos penetrantes revelan una actitud dominante, con un toque de interrogación. Su voz se llenó simultáneamente de un tono burlón, como si estuviera haciendo una broma.

XiaoMo no entiende lo que quiere decir, bajando la cabeza para mirar su pie derecho herido.

—Uh, no entiendo muy bien.

¿De qué tengo que preocuparme?

Ling Xiao lo ve actuando como un tonto, pero no se enoja. Toma un sorbo del té y dice, como la suave brisa y las nubes ligeras.

—¿No hay algo bueno en esas botellas escondidas en tu bolsa mágica?. Derramándola en tu herida, ¿no te haría curar más rápido?

Esta vez XiaoMo no es capaz de contenerse.

Un bocado de té rocía sobre toda la mesa. Antes de que se las arreglará para secarse la boca, casi se le escapa “¿cómo lo sabías?”. Afortunadamente él piensa rápidamente que quizás Ling Xiao está refiriendose a las píldoras mágicas que él refinó. Después de todo, aparte de esas pocas botellas de agua del lago, su bolsa mágica está llena de todo tipo de botellas.

XiaoMo no se atreve a mirar a Ling Xiao más.

Inclina la cabeza y desentierra de su cerebro la búsqueda de una excusa. ¿Qué hacer ah, qué hacer?. Aunque hay muchas botellas en su bolsa mágica, pero todas están vacías. Las botellas que contenían píldoras mágicas ya las había vendido esta mañana. Aparte de la píldora mágica del ayuno, pero Ling Xiao también sabe esto, por lo que definitivamente no puede pasarlo.

Ling Xiao tampoco lo apresura. Al ver que no se atreve a mirarlo, le pregunta tranquilamente.

—¿Has pensado en una buena excusa para engañarme?

El cerebro de XiaoMo se estrella inmediatamente. Estas palabras, obviamente, significan que ya lo sabe.

—¿Cómo lo descubriste?

XiaoMo se obliga a preguntar. Incluso si ha de morir, quiere morir sabiendo. Él ha sido claramente muy cuidadoso, nunca lo sacó en su presencia.

Ling Xiao juguetea con la taza en su mano, mirándolo con una vaga sonrisa.

—¿Estás tomando al gran yo por un tonto analfabeto?. Un nuevo discípulo a prueba que carece de talento innato, ¿realmente es capaz de hacer más de 100 píldoras mágicas en un día, ininterrumpidamente?.

La mandíbula de XiaoMo casi cae al suelo. Parece que esta es la razón.

Pero sólo después de su advertencia, XiaoMo se dan cuenta de lo mucho que había revelado inadvertidamente en frente de Ling Xiao.

—Además, tu tez es un poco rosada.

Ling Xiao de repente se inclina hacia él, extendiendo su mano para acariciar su mejilla. Muy tierno y suave.

La mejilla de XiaoMo se enrojece inmediatamente…

♥ ❤ ♥

                

| Índice |

One thought on “Legendaria esposa – Capítulo 47: Secreto expuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *