Mis compañeros extasiados al verme en un vestido – Capítulo 1

Traducido por Shisai

Editado por Shiro


8:00 p.m., restaurante de ollas calientes en la Puerta Este.

Gu Chengxi echó un vistazo al mensaje de texto, respondió con un emoji de gesto de aprobación, se puso un casco y se subió a la bicicleta, yendo en dirección a la universidad.

El restaurante de ollas calientes en la Puerta Este de la universidad era particularmente bueno y el domingo, si no fuera porque sus dos compañeros de cuarto llegaron temprano para hacer fila, podrían haber tenido que hacer cola durante dos horas.

Había cuatro personas en su dormitorio, tres de las cuales eran 1s y el restante era un hombre heterosexual introvertido que nunca se unió a las actividades grupales, por lo que la cena se convirtió en un evento de tres hombres.

Shisai
Se les dice 1 a los gong/seme y 0 a los shou/uke

Gu Chengxi se paró en la puerta del concurrido restaurante de ollas calientes. Mirando alrededor en la sala caliente y llena de vapor, vio a Zhang Yunping levantar la mano y saludarlo desde una esquina cerca de la ventana.

Éste llevaba un suéter blanco hoy. El cuello era alto y cubría la mitad de su barbilla.

—Gu Chengxi, aquí —exclamó tras halar el cuello de su suéter para poder hablar.

Li Hanjiang, otro compañero de cuarto que estaba sentado frente a Zhang Yunping, tenía la cara roja y le estaba contando al otro sobre sus dos días de diversión. Cuando Gu Chengxi se acercó, lo hizo a tomar asiento con entusiasmo, le sirvió un vaso de cerveza y continuó:

—Amigo, anteayer fui al baño del dormitorio para asearme y me encontré a un sexy 0. Su trasero estaba tan bueno que no pude evitar quedarme mirando. Lo estaba sacudiendo frente a mí, como si nadie más estuviera cerca y estaba de rodillas en el suelo… cómo valía la pena.

Gu Chengxi frunció el ceño y miró su teléfono, bloqueando automáticamente sus crudas palabras.

Estaba fingiendo mirar su teléfono y no esperaba que Zhang Pingyun le enviara un mensaje.

【Zhang Pingyun: Es demasiado obsceno. Es un desperdicio que este tipo tenga una cara bonita. Lamento haber venido a comer con él.】

【Gu Chengxi: Si viniste a comer aquí, sólo come. :)】

—Hey, escúchame. ¿Por qué estás mirando tu teléfono? —Li Hanjiang tiró de la manga de Gu Chengxi, y después de que éste le dio una mirada fría, echó la cabeza hacia atrás y se volvió para mirar a Zhang Pingyun—. Bueno, ¿crees que Lin Daiyu, de nuestro dormitorio, es de nuestro equipo?

Shisai
Lin Daiyu es un personaje femenino del sueño de la Cámara Roja que se describe como una joven bien educada, inteligente, ingeniosa y hermosa de fragilidad física que es algo propensa a la melancolía ocasional

Zhang Pingyun se estremeció.

—No le digas de esa forma, se llama Su Shi.

—No lo hice con mala intención. Es un cumplido. Sus rasgos faciales y su persona en general luce como una belleza clásica, especialmente aquellos ojos que son delgados y apuntan hacia arriba, y son como un… Oh, olvidé cómo va ese dicho. No soy culto y sólo puedo usar a Lin Daiyu para describirlo. —Li Hanjiang sacudió la cabeza—. La última vez que lo vi, estaba desempacando una caja de mensajería con cosméticos. ¿Por qué un hombre heterosexual compraría tantos cosméticos?

—Tal vez los compró para su novia —Zhang Pingyun sonrió y le entregó a Gu Chengxi un juego de cubiertos—. Es muy débil y tiene una personalidad gentil. No lo intimides.

—Oi, oi —Li Hanjiang sonrió vulgarmente—. No sólo su cara se ve bien, sino que su pequeña cintura también es muy delgada. Todos los días lo veo agachado para recoger cosas, y quiero sostenerlo por la cintura y follarlo con fuerza. Incluso si es un hombre heterosexual, una vez que haya acabado suficientes veces y se haya secado, no necesitaré que se enamore de mí.

—Vamos, come —dijo Gu Chengxi después de arrojar sus palillos sobre la mesa con el ceño fruncido—. No sigas hablando de esas cosas todo el tiempo. Ahora hay un hombre heterosexual en tu dormitorio, así que debes tener cierta decencia.

—No finjas ser indiferente —contestó Li Hanjiang mientras resoplaba—. No creo que no quieras follarlo.

Gu Chengxi respondió con un tarareo indiferente y dijo:

—No estoy interesado en hombres heterosexuales.

Como Li Hanjiang no tardó mucho en comer, pronto salieron.

Las tres personas caminaron en una fila, sin preocuparse el uno por el otro, mientras regresaban a los dormitorios.

En el camino se encontraron con muchos estudiantes y, sin importar el departamento de donde provenían, los estudiantes se giraban para mirar a los hombres.

—Oye, ¿son los del dormitorio 508? ¡Qué guapos!

—Sí, todos los ídolos en la universidad están allí, ¡realmente quiero postularme para mudarme a su dormitorio!

—¡Despierta, eres una mujer!

Cada vez que Li Hanjiang veía a alguien saludarlo, respondía con una sonrisa, como si la obscenidad que mostró en el restaurante fuera sólo una ilusión.

Gu Chengxi mantuvo su fría fachada y demostró ampliamente el significado de un dios masculino elevado.

—Bueno, no volveré al dormitorio esta noche —Li Hanjiang envió un mensaje mientras caminaba—. Tomaré algunos condones y me iré.

Gu Chengxi lo miró y no habló.

—No te excedas y muere en el saco.[1] —Zhang Pingyun dijo bromeando mientras reía.

Cuando los dos hombres abrieron la puerta del dormitorio y entraron, vieron a una chica con una falda rosada de estilo tradicional, sosteniendo un abanico en la mano que le cubría la mitad de la boca, su piel blanca y brillante estaba sonrojada. Tenía los ojos maquillados, dos veces más grandes que de costumbre, y sus pestañas se curvaban como un ciervo. Sus ojos perforaban el corazón con ternura.

Además, la habitación estaba iluminada con incienso y humo, haciendo parecer que los tres habían entrado a un país encantado, tras lo que se tropezaron con un hada. Aunque todos eran gays, no pudieron evitar mirar la cara del hada unas cuantas veces más.

—Lo siento. —Li Hanjiang seguía siendo educado frente a personas con las que no estaba familiarizado. Se dio la vuelta y empujó a los otros dos. Tan pronto como se cerró la puerta, Gu Chengxi señaló el número de la puerta.

—Es el número 508 y estamos en el dormitorio de hombres.

—¿Ah? —Li Hanjiang se congeló por un segundo—. Eh, ¿ese es Su Shi?

Gu Chengxi no se sintió bien al respecto, pero ya era demasiado tarde. Cuando trató de tirar de Li Hanjiang hacia atrás, éste abrió la puerta y entró rápidamente. El gamberro agarró a Su Shi por la barbilla.

—Ah, no es de extrañar que no fueras a cenar con nosotros. Atreverse a hacer este tipo de cosas solo en la habitación~

Su Shi estaba transmitiendo en vivo y los tres lo habían asustado justo ahora. Cuando se dio vuelta para apagar la computadora, Li Hanjiang había entrado de nuevo en la habitación. Su Shi intentó rápidamente desenchufar el cable de red directamente, pero se equivocó y desconecto los auriculares.

La voz de Li Hanjiang pasó a través del micrófono y se transformó en una voz de niña linda debido al modificador de voz, la cual salió por el altavoz nuevamente. Las voces masculinas y femeninas que se mezclaban eran particularmente divertidas.

—Yo… Yo no… Déjame explicarte —Su Shi en realidad se vestía como una chica con maquillaje, y cuando fue a la universidad tuvo miedo de ser tratado como un pervertido por sus compañeros de cuarto. Sólo se atrevió a hacerlo mientras estas personas estaban fuera. ¿Quién sabía por qué habría un accidente tan grande hoy? En su ansiedad, sus ojos se pusieron rojos por temor a que lo vieran como un pervertido, e intentó desconectarse mientras explicaba, pero Li Hanjiang le atrapó la mano.

—Oye, en realidad justo hace poco dije que te pareces a Lin Daiyu, realmente te ves muy bonita —Li Hanjiang agarró su mano y la tocó—. De verdad eres más suave que el hombre promedio.

—Déjame ir. —Su Shi era tímido, y estaba tan asustado que su voz temblaba.

Gu Chengxi no pudo soportarlo más y alejó a Li Hanjiang.

—Está bien, no lo molestes, ¿no ibas a salir? Continúa entonces.

Li Hanjiang había estado observando a Su Shi desde hacía mucho tiempo, pero había sufrido por el hecho de que la otra persona era un hombre heterosexual, por lo que no sería fácil poner algo en marcha. Ahora podía darle rienda suelta a sus deseos.

Sin embargo, Gu Chengxi protegió intencionalmente a Su Shi y no podía vencerlo, por lo que se dio la vuelta y abrazó los hombros de Zhang Pingyun, burlándose de Su Shi.

—No esperaba que fueras del mismo equipo que nosotros. ¿Quieres probarlo conmigo? ¿Quieres ir? Estoy especialmente bien dotado~

Su Shi acababa de apagar la computadora, y cuando escuchó eso, se asustó. Echó la cabeza hacia atrás y miró a Li Hanjiang y Zhang Pingyun. Recordó que eran homosexuales y rápidamente explicó:

—Soy heterosexual.

Mientras hablaba, se estaba escondiendo inconscientemente detrás de Gu Chengxi.

Al principio temía que el bestial Li Hanjiang se apresurara a atacar su pequeño crisantemo. Segundo, pensó que lo que éste dijo no incluía a Gu Chengxi. Supuso que quien lo había defendido también era hetero.

—Está bien, salgamos, primero cámbiate de ropa —Zhang Pingyun arrastró a Li Hanjiang fuera del dormitorio.

Gu Chengxi miró a Su Shi, y éste se congeló, luego comenzó a desnudarse.

—Espera un minuto, yo también saldré.

Gu Chengxi se giró y estaba saliendo, pero escuchó a Su Shi decir débilmente:

—Está bien, todos somos chicos, no hay necesidad de pensar demasiado.

Su voz era como la de un animalito asustado, tembloroso y adolorido.

A él le gustaban exactamente este tipo de chicos de aspecto débil. Pensó que Su Shi sabía que él también era gay, pero éste sólo fue cauteloso con los otros dos y lo dejó quedarse. ¿Fue un gesto de buena voluntad?

Gu Chengxi volvió la cabeza sólo para ver el ondulante pecho de Su Shi, y su corazón dio un vuelco.

¡Oh, Dios mío! ¡Esta cosita me va a seducir! Y está usando un método tan torpe. 

No se apresuró a besarlo, y no le confesó su amor, sino que implícitamente lo dejó quedarse atrás para verlo cambiarse de ropa. ¡Muy lindo!

⧫ ⧫ ⧫

El autor tiene algo que decir:

Gu Chengxi: ¡Le gusto! ¿Qué debo hacer? ¿Sólo decir que sí o dudar y luego decir que sí?

Su Shi: Afortunadamente, Gu Chengxi es un hombre heterosexual, de lo contrario sería terrible para mí ser el único hombre heterosexual en el dormitorio.

»No, como ustedes sólo se interesaron en mí mientras usaba ropa de mujer, ¡deberían ser heterosexuales!

Todos: ¡No! Vemos que eso es lo que piensas, ¡pero no tiene nada que ver con que te vistas como una mujer o no!


[1] La expresión inglesa es «dead in the sack», lo cual hace referencia a cuando ambos testículos mueren dentro del saco debido a una torsión.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *