Rehabilitando al villano – Capítulo 18

Traducido por Maru

Editado por Sakuya

Corregido por Sharon


Como si temiera que Ling Xia no se haya sorprendido lo suficiente, el discípulo que lo llevó hasta ahí se acercó y agregó sin compasión:

—Las Hierbas de Niebla Vespertina deben ser regadas con abundante agua espiritual del Manantial de Curación Resplandeciente de la cima de la montaña. El agua ordinaria no servirá. Recuerda que un solo tallo de Hierba de Niebla Vespertina necesita un cucharón de agua, ni más ni menos.

—Hermano mayor, gracias por la guía. —Ling Xia suspiró, recogió lo cubos y comenzó a escalar la montaña de acuerdo a las instrucciones que le dieron.

¡Joder! ¡Están forzando al caballo a correr pero sin dejarlo comer! 

Sabiendo que no había manera de completar esta tarea como se le indicó, Ling Xia simplemente avanzó a un ritmo moderado mientras recogía las frutas que encontraba y comía.

Cuando finalmente localizó el Manantial de Curación Resplandeciente, se sorprendió gratamente. El agua era brillante, clara y llena de energía espiritual, dulce en la lengua, y parecía poseer la capacidad de aliviar la fatiga y reponer la fuerza. Bebió más de la mitad de un cucharón de una sentada, luego llenó ambos cubos.

Eran muy grandes, y Ling Xia los cargó torpemente. Aunque no era físicamente agotador, no podía evitar el balanceo, y para cuando volvió, aproximadamente un cuarto del agua se había derramado.

Ling Xia miró la cara descontenta del discípulo supervisor que estaba cerca, se inclinó apresuradamente y comenzó a regar atentamente. Uno de sus pasatiempos cuando estaba en casa era cultivar plantas y flores, y en su balcón tenía al menos diez plantas diferentes en macetas. Se podía oler la fragancia natural de las Hierbas de Niebla Vespertina, verde, exuberante y extremadamente agradable. Gradualmente, Ling Xia estuvo más interesado, sin embargo, cuando ambos cubos estuvieron vacíos, ni siquiera había terminado de regar una sola fila.

Ling Xia enderezó su espalda y se secó el sudor. Los otros discípulos también estaban apresurados alrededor del campo medicinal, algunos deshierbando y otros plantando semillas. En contraste, ese gerente supervisor, Guang XuZi estaba bastante desocupado, sentado en el pabellón muy lejos, bebiendo té y comiendo refrigerios, luciendo como un estereotipado capataz extremadamente malvado. Ling Xia levantó el dedo medio hacia él.

Iba y venía varias veces, y en poco tiempo, era medio día. La ropa de Ling Xia estaba completamente empapada, y su fuerza se consumió por completo, pero la parcela de hierbas solo había sido regada en una décima parte.

Sonó el timbre del almuerzo y los otros discípulos fueron a lavarse las manos mientras Ling Xia frotaba su estómago vacío con una mirada amarga. Pasó un discípulo supervisor, lo vio de pie e inmediatamente frunció el ceño cuando gritó:

—¡Date prisa! Hasta que no acabes, ¡no pienses en comer por el resto del día!

Ling Xia solo pudo tragar su ira en silencio y llevar los cubos vacíos de vuelta a la montaña. En cualquier caso, esas personas se fueron a comer, así que planeó ir al pequeño río cerca del manantial a capturar peces para asarlos y alimentarse.

Junto a ese río, Ling Xia se subió sus pantalones y saltó. Los reflejos de este cuerpo eran bastante buenos, y muy rápidamente, atrapó dos carpas de hierba de un pie de largo. Solo que normalmente era Song XiaoHu quien asaba el pescado, y Ling Xia no estaba familiarizado siquiera con cómo encender un fuego. Solo después de grandes dificultades lo logró, pero luego se ahogó con el humo, y al final, ambos peces se quemaron.

Ling Xia comió uno sin registrar el sabor, incapaz de contener un gemido ocasional. Había pensado que, en general, cuidaba bastante bien a esos dos niños, pero en retrospectiva, el único siendo cuidado era él mismo…

No muy lejos, un crujido provino de la maleza. Ling Xia levantó rápidamente la cabeza, y no muy lejos, un pequeño animal completamente blanco como la nieve y esponjoso estaba mirándolo con los ojos entrecerrados. Ling Xia pensó que era un conejo, pero poniendo más atención, descubrió que su cuerpo se parecía más al de un gato callejero, con excepción de sus orejas que eran más largas; su largo pelaje era extremadamente brillante, haciendo que la gente quiera tocarlo a primera vista.

¿Podría ser que se sintió atraído por el olor del pescado asado? Reflexionó Ling Xia.

No tener alguien para hablar durante tanto tiempo lo dejó bastante solo, así que quitó la capa externa del pescado quemado,  dejando la parte bien cocinada, y le hizo señas con la mano mientras lo invitaba con una sonrisa:

—Ven aquí.

Los grandes ojos color ámbar del animal le lanzaron una mirada que brilló levemente con desdén, aparentemente tenía bastante inteligencia. Ling Xia lo miró fijamente; inesperadamente, su mirada le recordó a Yu ZhiJue, y no pudo evitar reírse en su corazón.

Justo en ese momento, unos pasos sonaron de repente desde atrás. Sobresaltado, Ling Xia se dio la vuelta y vio que a cierta distancia, Yuan Hui y otro discípulo llamado Yuan Ming caminaban hacia él, así que se puso de pie frenéticamente. Un destello de luz blanca apareció ante sus ojos, el pez en su mano desapareció, y ese extraño pequeño animal saltó rápidamente a los arbustos y desapareció.

Ling Xia hizo una pausa, luego vertió agua para apagar el fuego a toda prisa. Sin embargo, ya era demasiado tarde. Los agudos ojos de Yuan Ming habían visto las cenizas remanentes en el suelo. Sin un momento de retraso, gritó desde lejos:

—¡Qué insolente! ¡Atreverse incluso a robar comida en secreto!

Cuando Ling Xia siguió a esos dos y descendió la montaña, Guang XuZi había estado sentado frente a las puertas delanteras de la sala principal durante bastante tiempo, con una expresión sombría y las piernas cruzadas. Las pocas docenas de discípulos del Pabellón de Bienvenida Inmortal también estaban de pie dentro del patio, como si ya supieran de qué iba el incidente del “robo secreto de comida” de Ling Xia. Quizás Yuan Hui había usado un talismán de comunicación para informarles del asunto mientras se dirigían hacia ahí.

Al ver a los tres regresar, Guang XuZi golpeó fuertemente su taza en la mesa y se burló:

—Maravilloso, ¡simplemente maravilloso! ¡Mi Pabellón de Bienvenida Inmortal nunca ha tenido a un discípulo tan atrevido y presuntuoso antes! ¿Sabes lo que es la decimotercera regla del Pabellón de Bienvenida Inmortal?

Ling Xia fue forzado a arrodillarse en el suelo, con el corazón terriblemente taciturno, y al oír eso, levantó la cabeza, miró directamente a Guang XuZi y respondió:

—Este discípulo sólo llegó ayer y no conoce las reglas de la secta, ninguno de los hermanos mayores ofrece su guía, así que solo puedo molestar al tío marcial para que me ilumine.

Guang XuZi soltó una carcajada cuando resopló:

—Ohh, entonces te sientes mal, aunque supongo que yo, como tu tío marcial, soy parcialmente culpable aquí. Yuan Xin, ¿por qué no recitas la decimotercera regla de la secta para el hermano menor Ling para que pueda grabarlo en su corazón?

Un hombre joven alrededor de los veinte años dio un paso adelante, y como esperaba, tenía una voz fuerte y clara. Enunciando con precisión todas y cada una de las palabras, citó:

—Aquellos que no respeten a los ancianos deben ser conferidos con treinta golpes.

Ling Xia dio un respingo, su cara palideció inmediatamente. Pensó que esto se resolvería siendo forzado a copiar las reglas de la secta. El protagonista fue castigado aquí antes, y en su caso, tuvo trabajo manual excesivo, mientras que una vez tuvo que transcribir las reglas de la secta. Ya que Song XiaoHu era analfabeta, su copia ciega e inexperta no fue demasiado bien, por lo que Ling Xia recordaba esa sección de la novela claramente.

Mierda, ¡¿por qué cuando fue su turno el castigo cambió para ser golpeado por alguien?! ¡Este maldito destino de los personajes secundarios!

Ling Xia estaba en una total miseria. En las circunstancias actuales, resistirlo sólo conduciría a más sufrimiento. Después de todo, lo que caía bajo el paraguas de “faltarle el respeto a los mayores” variaba enormemente dependiendo de la interpretación… Rápidamente bajó la cabeza e imploró en tono sumiso:

—¡Este discípulo es poco inteligente y no lo hará de nuevo! Definitivamente tendré en cuenta las enseñanzas del tío marcial en mi mente y pediré orientación a los hermanos mayores con más frecuencia, nunca olvidaré las reglas de la secta, ¡nunca cometeré otro error!

Guang XuZi dejó escapar una risilla complacida. En cualquier caso, este niño débil morirá , si no queda lisiado, después de recibir treinta golpes, y en general, este era solo su segundo día, por lo que sería difícil explicárselo a sus superiores cuando llegara el momento. Pero, había aceptado 2000 monedas de energía en privado de Xu Yan, por lo que tampoco podía simplemente dejar este asunto…

Actuando, tosió una vez, y luego declaró en tono benevolente:

—Considerando tu inmadurez y porque esta es tu primera falta, reduciré tu castigo a la mitad. Yuan Ming, Yuan Hui, ¿qué hacéis perdiendo el tiempo?

Un banco de madera fue retirado y puesto detrás de Ling Xia. Echando un vistazo a los dos palos gruesos de madera que se inclinaban a su lado, respiró hondo y luego se acostó boca abajo sobre el banco. ¡Joder! ¡Tarde o temprano tendrá su venganza!

Yuan Hui metió un pequeño y redondo palo dentro de la boca de Ling Xia y susurró:

—Hermano Menor Ling, perdóname.

Sabía que Guang XuZi había sido sobornado deliberadamente para hacer las cosas difíciles para Ling Xia, pero eso no le concernía, y era inconveniente irse de la lengua. Además de eso, el donante del soborno era ese famoso cultivador de la espada discípulo del anciano Mo YuanZi, alguien a quien no podía permitirse ofender incluso más que Guang XuZi. Solo podía lamentar que ese joven tuviera tan mala suerte, provocando a un tipo tan malicioso y molesto tan pronto como llegó…

Ling Xia había visto multitud de dramas y películas, y sabía que este palo era para evitar que uno se mordiera la lengua cuando se perdía en medio del dolor insoportable. Sonrió a Yuan Hui mientras su corazón latía violentamente de arriba abajo, y lo mordió sin palabras. ¡Joder! ¿Por qué no era un protagonista?

Cuando cayó el primer golpe, toda la espalda de Ling Xia se sacudió hacia arriba. Las lágrimas brotaron involuntariamente, y un grito sin palabras, que cuajaba la sangre, se atascó en su garganta cuando su cuerpo comenzó a temblar incontrolablemente.

Mierda, ¡esto duele como el infierno! Cuando era un niño travieso, mi viejo me azotó, pero comparado con esto, ¡eso era similar a una caricia!

Antes de que pudiera recuperarse del dolor inicial, el segundo, y luego el tercer golpe cayeron pesadamente uno tras otro.

Ling Xia arqueó su espalda inconscientemente, queriendo evadirlo, pero alguien lo aseguró firmemente en su lugar mientras esos palos de madera continuaron cayendo una y otra vez, golpeando su trasero, sus piernas, y muy pronto, la ropa en su espalda estaba manchada de sangre…

Cuando el decimoquinto golpe cayó, la cara de Ling Xia estaba blanca como una sábana y todo su cuerpo estaba empapado, pareciendo como si hubiera sido sacado de debajo del agua, con los ojos borrosos y desenfocados, lleno de tanta agonía que solo pudo jadear en silencio en busca de aire. A pesar de todo, todavía tenía que luchar y levantarse, postrarse con dificultad ante Guang XuZi y presentar sus respetos.

—¡Muchas gracias por la guía, tío marcial!

¡Mira, “agradeceré” a todas las dieciocho generaciones de tu familia!

Guang XuZi asintió con satisfacción, agitando su mano mientras ordenaba:

—Sí, siempre que lo recuerdes. Recupérate adecuadamente en el cobertizo de leña los próximos días, y cuando tus heridas hayan sanado, puedes cortar la leña por el momento.

Afortunadamente, dos personas lo sujetaron por sus brazos y lo enviaron de vuelta. Esos dos eran también nuevos discípulos que entraron junto con Ling Xia, y al ver su estado arruinado, inevitablemente sintieron comprensión debido a su familiar situación. Incluso le sirvieron un recipiente con agua.

Ling Xia solo se sentía mareado, todo su cuerpo estaba en un tormento insoportable. Recostado en su cama, se lamió los labios secos y agrietados, bebió agua de un trago y expresó su agradecimiento a los dos con voz ronca.

Para cuando se quedó solo en el cobertizo de leña, no pudo resistirse a morder sus labios y soltar unas pocas y sibilantes respiraciones.

No necesitaba inspeccionar el alcance de sus heridas, ya que su ropa azul oscuro había sido teñida a un cercano rojo pardo. También temía que la tela manchada de sangre se secara y se pegara a sus heridas, haciendo más duro su tratamiento más tarde. En cualquier caso, el Pabellón de Bienvenida Inmortal solo tenía hombres. No tenía miedo de quedar mal, así que se quitó su ropa arruinada y la tiró a un lado de inmediato, exponiendo su brutalmente golpeado y espeluznante trasero.

Afortunadamente, todavía le quedaba un poco de la medicina que Feng Luo le había dado antes, y con angustia permanente, se la aplicó laboriosamente. De alguna forma, entre el mareo y el dolor, se quedó dormido.

Excepto que no pudo escapar incluso en su sueño, ya que las pesadillas lo atormentaron por turnos. Todo su cuerpo ardía como si estuviera en llamas, y cada jadeo parecía escaldarle la garganta.

Durante ese periodo, Guang XuZi también temió que Ling Xia muriera de verdad, por lo que envió personas para que le entregaran algunos medicamentos. Ling Xia se lo bebió todo sin decir una palabra, y se dejó caer tan pronto como terminó. Esas medicinas eran muy inferiores a las que le dio Feng Luo, su efectividad era simplemente regular.

Sin saber cuántos días habían pasado en un borrón de vaho y vértigo, Ling Xia abrió sus ojos borrosos y por costumbre alcanzó el cuenco de agua junto a su cabeza. Después de andar a tientas unas cuantas veces, alguien colocó rápidamente el cuenco en sus manos.

Pensó que era una de las personas del Pabellón de Bienvenida Inmortal, así que dio las gracias con voz áspera y se lo tragó todo al instante. Detectó su peculiaridad solo después de que entró en su boca, ya que esta agua era bastante dulce, aliviando de inmediato su garganta reseca. Su frente febril se sintió mucho más confortable.

Asombrado, Ling Xia siguió la vista de una túnica negra y levantó la vista cuando un rostro familiar e infantil de repente entró en sus ojos. Atontado, no pudo evitar preguntar:

—¿Ah’Jue? ¿Por qué estás aquí?

Yu ZhiJue estaba medio en cuclillas en el suelo y mordiendo fuertemente sus labios. En este momento, el pequeño rostro que rara vez sonreía estaba excepcionalmente oscuro y siniestro, y su par de ojos almendrados y afilados estaban posados sobre la cintura expuesta de Ling Xia, captando y catalogando las heridas de su cuerpo.

Maru
Peor mala suerte no podía tener este hombre T_T Yo no puedo darles una paliza, así que espero que Ah’Jue lo haga ¬¬

| Índice |

4 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 18

  1. Lirio Alicia says:

    Yo creo q lo q decía la sinopsis de q a pesar de tratar de reformar al villano cada vez era peor era x q el villano cada vez estaba más enojado d q el golpeado era Ling Xia 😮😮😮😮
    Gracias por la droga 😆😆😆

  2. Isaya says:

    ¡Pero que malditos!
    ¡Ah’Jue a ellos! ¬.¬
    Eso fue simplemente inhumano e injusto, para ese momento cuanto lleva sin comer bien ese pobre muchacho -_-
    Muchas gracias por la traducción y edición, son mis ángeles T.T

Responder a Isaya Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *