Rehabilitando al villano – Capítulo 44

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


La boca de Ling Xia estaba tan abierta que casi podía tragarse un huevo. ¿Qué tipo de desarrollo era este?

La Diosa dijo que ella… ¿está buscando al villano? ¿Frente al protagonista?

Yu ZhiJue se volvió lentamente; las palabras de Murong Xue también estaban fuera de sus expectativas. Frunció el ceño y miró a Murong Xue, y fue directo al grano.

—No recuerdo, ¿te he visto antes?

Según el profundo odio de Yu ZhiJue hacia la Cumbre de la Doncella Sagrada, ¡dejar que Murong Xue continúe con sus palabras, probablemente la pondrá en peligro!

Ling Xia se acercó apresuradamente y tiró de la muñeca de Yu ZhiJue para llevárselo, riendo con nerviosismo.

— ¿Cómo pudiste conocerlo antes? Jaja, debes haber dado con la persona equivocada…

Lloró en silencio en su corazón. Según la edad y la ubicación, realmente podrían haberse conocido en su infancia. Dado que la diosa aún podía reconocer a Yu ZhiJue después de tanto tiempo, ¿por qué no podía recordarla?

Murong Xue sacudió su cabeza y dijo obstinadamente:

—No estoy equivocada.

Yu ZhiJue echó un vistazo a Ling Xia, y tiró de su mano y a consecuencia de la inercia, Ling Xia fue atraído directamente a su abrazo. Su expresión mostró que no quería que Ling Xia cortara las oraciones de Murong Xue. En realidad, después de que Yu ZhiJue oliera el aroma familiar, las molestias en su corazón desaparecieron misteriosamente.

Abrazó a Ling Xia y habló con calma.

—Incluso si nos conocemos, ¿qué asuntos tienes conmigo?

Ling Xia estaba ansioso; ¿cuándo se había vuelto tan fuerte este maldito niño? Temía que se apresurara a matar a Murong Xue más tarde, y rápidamente se aferró a Yu ZhiJue con sus dos manos.

Song XiaoHu se sorprendió de la vista, ¿por qué sintió que la situación actual era un poco extraña?

No había una pizca de cambio en la expresión de Murong Xue, como si no viera la extraña escena frente a ella.

—Cuando éramos muy jóvenes, te vi en la Cumbre de la Doncella Sagrada… siempre me sentí culpable —continuó hablando ella.

Tan pronto como Yu ZhiJue escuchó las palabras de “Cumbre de la Doncella Sagrada”, su cuerpo entero se congeló.

—Así que eres de la Cumbre de la Doncella Sagrada. —dijo fríamente mientras la miraba.

—Así es. Hace un mes, la santa doncella de la adivinación dijo…

Mientras hablaba, se produjo una fuerte conmoción fuera, y el barco se balanceó con firmeza.

Todos quedaron asombrados y escucharon la fuerte voz de Kelan Minerbai afuera.

—Oye, el apellido Ming, nos golpeaste a propósito, ¿no?

Song XiaoHu se arrastró hasta el alféizar de la ventana y miró hacia afuera, y también se sorprendió.

— ¡Vino otro barco! ¡La gente del barco es extraña!

Ling Xia finalmente se liberó del abrazo de Yu ZhiJue. Temía que lastimara a Murong Xue, así que tiró de su muñeca. Afortunadamente, Yu ZhiJue lo siguió obedientemente y Ling Xia finalmente se relajó un poco.

Un hombre de túnica blanca e inexpresivo estaba en la nave frente a ellos, tan pronto como Ling Xia lo miró, dos palabras aparecieron amargamente en su corazón.

Bastardo pretencioso.

Así es, el hombre parecía tener veintitrés o veinticuatro años, muy viril y muy guapo, lo que hizo que cierto hombre llamado Ling sintiera envidia. El hombre de túnica blanca tenía un aspecto que era el estándar de verse bien, con ambas manos apretadas, el cabello negro revoloteando en la brisa del océano, una cara paralizada que haría que una mujer gritara frente a ellos.

Conectando los puntos de lo que Kelan Minerbai se había referido a él, Ling Xia repentinamente pensó en una persona, su alumno contratado: ¡Uno de los seis guardianes del villano, Defensor de la Ley del Blanco Abismo, el Maestro de Marionetas Mingze!

En cada libro hay un tipo con parálisis facial, y Mingze era ese tipo.

Mingze, como el primero de los seis guardianes del villano, no era necesario mencionar sus métodos crueles, despiadados y tóxicos. A menudo secuestraba a los discípulos de la secta ortodoxa para convertirlos en títeres; después de eso, una buena mitad del gran ejército de títeres del villano también fue a causa suya… Era igual que Chu Yin: ambos tenían una lealtad hacia Yu ZhiJue casi paranoica.

Ling Xia observó cuidadosamente la nave y, como era de esperar, aparte de Mingze, los otros miembros de la tripulación parecían ligeramente rígidos y sus caras estaban anormalmente blancas. Mientras pensaba en cómo era un barco entero de muertos vivientes, Ling Xia no pudo evitar sentirse disgustado.

Apresuradamente hizo un gesto silencioso a todos y apoyó su oído para escuchar la conversación de los dos afuera.

Al escuchar la voz arrogante de Kelan Minerbai, Mingze todavía parecía imperturbable.

—El anciano ha dado una orden. Debes patrullar este territorio, debes encontrar al hombre en el retrato. No dejes ni una sola marca en él.

Pasó un pergamino mientras hablaba.

Kelan Minerbai lo recibió perezosamente y lo abrió. No pudo evitar sentirse un poco sorprendida, porque el joven del retrato tenía un par de brillantes ojos de fénix, con una pequeña marca roja de belleza debajo de la esquina de su ojo, realmente se parecía bastante a Yu ZhiJue.

Mingze ya había notado profundamente el cambio en su expresión, e inmediatamente preguntó:

— ¿Has visto al hombre en el retrato? —debido a la plenitud de su voz, todas sus preguntas se convirtieron en declaraciones.

Kelan Minerbai enrolló el pergamino y convenientemente lo mantuvo en su poder.

—Tenía curiosidad. El anciano ya se había retirado durante tantos años, ¿por qué está buscando a un joven? Mm, ¿podría haber dejado a un niño ilegítimo en alguna parte? Jaja. Además, en el mar soy la reina, ¿por qué tendría que prestar atención a las órdenes de un anciano que nunca he visto? ¡Después de la muerte del señor demonio, la secta demoníaca ya se ha dispersado, nadie puede ordenar a esta dama!

Los ojos de Mingze eran fríos, y la ira lentamente se acumulaba en su interior.

De hecho, el Señor Demonio Yu TianxXng llevaba muerto diez años. Las sectas demoníacas de las treinta y seis islas y, setenta y dos cuevas, ya habían caído en desorden, y dos ancianos y seis guardianes se hicieron cargo de la posición de liderazgo. Nadie se sometería el uno al otro. Estos diez años toda la secta demoníaca era un grupo que nadie dirigía. Kelan Minerbai todavía era joven, y heredó el puesto de su madre como Defensor de la Ley de las Profundidades Verdes, y estaba aún menos interesada en la secta demoníaca.

Kelan Minerbai felizmente jugó con el papel en sus manos, y sonrió.

—Defensor Ming, ¿por qué no me explica la identidad de este niño? Y si estoy interesada, lo ayudaré a echar un vistazo.

Desde el punto de vista de Mingze, Kelan Minerbai era naturalmente su menor, ¿y ella realmente se atrevía a ser tan arrogante? El hecho sobre la descendencia del señor demonio, naturalmente, no se podía hablar con esta mocosa poco confiable. Después de que toda la secta demoníaca en la actualidad se estuviera desmoronando, y cada uno tenía sus propios pensamientos. Podía determinar que aquellos que eran realmente leales al señor demonio, podían contarse con los dedos de una mano.

Si no fuera por el hecho de que Kelan Minerbai estaba más familiarizada con este territorio oceánico, ¡definitivamente no buscaría ayuda de esta mocosa detestable!

Mingze abrió la boca, con su semblante aún inmutable.

—Naturalmente lo descubrirás cuando lo encuentres. Recuerda, ni una sola marca en él.

Kelan Minerbai sacudió las piernas y se echó a reír.

—Defensor de la Ley del Blanco Abismo, si estamos comparando posiciones, todavía estás por debajo de la posición de mi Defensor de la Ley de las Profundidades Verdes, ¿qué no puedes decir? ¿A menos que no confíes en esta señora?

Siempre había sido una alborotadora, ahora que estaba ociosa y aburrida, quería provocar a esta legendaria persona para que intercambiara notas con ella aún más.

Los ojos de Mingze brillaron, varias uñas de sus manos golpearon las arañas venenosas en la cubierta que habían salido de la nada. Levantó la cabeza para mirar a Kelan Minerbai y habló:

—Defensora de la Ley de la Profundidades Verdes, ¿cuál es el significado de esto?

Kelan Minerbai sonrió.

—Comparando por antigüedad, todavía tengo que llamarte tío. Tu sobrina tenía curiosidad. Todos dicen que las técnicas de títeres del Defensor de la Ley del Blanco Abismo no tienen paralelo bajo los cielos, y los títeres de octavo grado que eran refinados no parecían diferentes de las personas reales. ¿No ampliarás los horizontes de esta sobrina tuya?

—Solo ver está bien, pero si me quitaran mi marioneta de octavo grado, entonces se derramaría sangre.

Kelan Minerbai se interesó aún más y se echó a reír.

—Eso es bueno, no hace mucho tiempo críe fácilmente una araña de sangre de octavo grado. Realmente me costó mucho esfuerzo. Defensor de la Ley del Blanco Abismo, ¿por qué no lo intentamos? Veamos si tus marionetas son más fuertes o mis arañas de sangre.

Mingze era demasiado vago como para enredarse con ella, e instantáneamente controló a sus títeres para que giraran la nave, dejando una última frase.

—Si quieres comparar, espera hasta que encuentres al hombre en el retrato.

Al ver desaparecer el barco, Kelan Minerbai sonrió:

—Manta mojada.

Y como se esperaba, el tío de la manta mojada estaba medio muerto, aún era más divertido burlarse de los jóvenes.

Ella sonrió y sacó el retrato, se dio la vuelta y gritó en dirección a Ling Xia y compañía.

—Habéis estado observando durante un tiempo, ¿no? Salid si queréis.

Ling Xia no sabía que Chu Yin ya había descubierto la identidad de Yu ZhiJue, ni siquiera después de escuchar la conversación de los dos, solo estaba preocupado por lo que dijo Murong Xue acerca de buscar a Yu ZhiJue.

En el libro no había nada sobre ninguna gran diosa que saliera a buscar a Yu ZhiJue, después de que Song XiaoHu y la escena de la relación de la diosa también habían progresado simplemente. Mientras que Murong Xue era la Doncella Sagrada que era venerada por todos en la Cumbre de la Doncella Sagrada cuando era joven, pero en realidad su personalidad era muy simple y amable. Su vida ahí fue monótona, por lo que después de eso no pudo resistirse a escabullirse de la montaña, queriendo entender la vida casual de las personas normales, y cuando se enfrentó al peligro, el protagonista la salvó heroicamente…

¡Mierda! ¡Maldita trama exagerada!

Kelan Minerbai no comenzó una pelea con Mingze, por lo que Ling Xia se sintió más o menos decepcionado, ¡porque les sería más fácil escapar si pelearan!

Song XiaoHu ya había gritado:

— ¿Crees que saldremos si nos lo dices? No saldremos ahora solo porque…

Ling Xia sostuvo su frente. Este Song XiaoHu de catorce años era solo un mocoso tonto. La presencia dominante posterior que mostraba de adulto no estaba presente en absoluto, ¡obviamente no podía contener a su futura hermana del harén!

Estaba bastante familiarizado con la personalidad de Kelan Minerbai, en un momento abrió la puerta y sacó a Yu ZhiJue con él, sonrió.

—No esperaba que esta dama tuviera una identidad tan grandiosa.

Kelan Minerbai sonrió y llevó a su personal sobre su hombro y respondió:

—Mm, la identidad no es lo más importante, lo importante es que esta niña tiene muchas posesiones. No digamos que solo cuida a tres o cinco maridos, incluso siete u ocho no es un problema en absoluto.

¿Cómo una conversación con ella siempre termina torciéndose en esta dirección?

Kelan Minerbai recorrió sus tres caras. La sonrisa en su rostro se dispersó y preguntó pensativa:

— ¿Quién eres tú? ¿Poder mover al anciano al punto de dejar una orden?

Oye, oye, señora, ¡claramente no tenías al Viejo Defensor de la Ley en tu mira! El corazón de Ling Xia se encogió. La persona en el retrato no podía ser él mismo, ¿verdad? ¿Porque Chu Yin no lo chupó hasta secarlo y ahora lo anhelaba?

Kelan Minerbai ya había sacado el retrato, miró cuidadosamente a Yu ZhiJue y gritó:

—La persona que dibujó este retrato debe ser una niña. Mmmm… no esperaba que hubieras atraído tantas flores de durazno. ¡Te diré que, una vez que hayas ingresado a mi dominio, deberías olvidarte de hacer este tipo de cosas nuevamente!

El artista no podría ser la señorita Bi Yun, ¿verdad? ¡Probablemente lo había dibujado mientras apretaba los dientes!

Ling Xia se sintió asombrado. ¿Por qué Chu Yin estaría buscando a Yu ZhiJue? A no ser que… Su pecho se apretó, rápidamente echó un vistazo a Yu ZhiJue. Actualmente la otra parte había bajado la cabeza y fruncía el ceño ligeramente, aparentemente preguntándose al respecto.

En la historia, Yu ZhiJue finalmente había entrado en la secta demoníaca por varias razones, pero eso fue porque cuando tenía dieciocho años. Chu Yin probablemente aún no haya descubierto su parentesco, ¿verdad?

No pudo evitar sostener la mano de Yu ZhiJue con fuerza. Sin importar qué, ¡no dejaría que este niño siguiera ese malvado camino!

Kelan Minerbai arrojó heroicamente el retrato al mar.

—No te preocupes, ya que se convertirá en mi hombre, naturalmente no lo pasaría por alto.

| Índice |

2 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *