Rehabilitando al villano – Capítulo 52

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


Un hombre con túnica blanca salió lentamente de la oscuridad. Con una mirada, Bi Yun se volvió con los ojos estrellados, sostuvo la herida en su hombro y gritó:

— ¡Guardián del Blanco Abismo!

Mingze ni siquiera la miró, simplemente se burló.

—Inútil.

Bi Yun hizo un puchero para sí misma, y ​​rápidamente se alejó para vendar su herida.

Las técnicas de títeres de Mingze se consideraban incomparables bajo los cielos. Estaba en un estado de precaución, ya que después de todo, estaban en el territorio de las sectas ortodoxas. Los tres títeres que trajo eran los más fuertes. Uno de ellos era un títere de elemento de trueno de octavo grado recién cultivado; era especialmente raro.

— ¡Qué sinvergüenza eres! —gritó Bai Shan.

A Mingze no le importó responder, y solo movió el hilo de energía en sus manos, manipulando el títere de sexto grado para atacar a las cuatro.

Bai Shan no tenía miedo, las técnicas médicas de la Cumbre de la Doncella Sagrada no tenían igual, esto incluía técnicas de desintoxicación. Ella sabía que el enemigo era fuerte e inmediatamente gritó que tuvieran cuidado.

No habían salido de la montaña por un tiempo, por lo que no sabían de la destreza de Mingze. Estaban asombradas. ¿Cómo podrían haber conocido tan casualmente a una persona tan difícil de tratar?

El cuerpo de ese títere era duro como el metal, y las uñas afiladas. Rápidamente sacudió las espadas de energía que las mujeres empujaron hacia él. Atacaron en secuencia durante mucho tiempo, ¡y, en realidad, no lograron cortar ni un músculo! Arena y piedra estaban dispersos y volando por los alrededores, ni siquiera habían pasado quince minutos y su exuberante vegetación circundante ya había sido destruida.

Con un movimiento, uno de los hombros de una de las guardianas fue cortado por las uñas de la marioneta, y a pesar de que tomó una píldora de desintoxicación antes, todavía se sentía mareada.

Los tres escondidos en la cueva también podían sentir el huracán, todos estaban asombrados. Murong Xue se cubrió la boca con fuerza; sabía que actualmente no podía hacer nada para ayudar, pero todavía estaba preocupada.

— ¡En posición! —gritó Bai Shan. Las cuatro habían estado trabajando juntas durante mucho tiempo, e inmediatamente mantuvieron sus espadas de energía y saltaron del alcance de ataque de la marioneta.

Mingze movió la mano, pero no las persiguió, entrecerró los ojos y reflexionó sobre dónde se originaron las técnicas de la espada de los cuatro. ¿Cómo podrían no mostrar reacción después de haber sido envenenadas por su marioneta durante medio día?

Las cuatro sostuvieron sus espadas de energía y se sentaron en el suelo, inmóviles, formándose un aura extraña en los alrededores.

Mingze sintió que era extraño, e intentó manipular el títere para agarrar a una de las mujeres. Esa mujer todavía no se movía, pero desapareció sin dejar rastro de repente, el títere envió continuamente ataques de rayos, pero salieron vacíos.

Bai Shan abrió la boca y coreó lentamente una línea en silencio, las otras tres siguieron sus recitaciones y condensaron su energía elemental sin parar. El aura que cubría el área se expandió rápidamente, envolviendo cien metros de distancia.

La técnica de las cuatro mujeres se llamaba la “matriz de cuatro estrellas”. Mientras todo estuviera dentro de un alcance de cien metros del círculo, todos estarían bajo el control de las cuatro. El aura le dio la vuelta a la situación, era extremadamente poderosa.

Después del lanzamiento de su técnica, las cuatro mujeres se sorprendieron un poco, ¿por qué había auras de tres personas en la cueva? ¿Podrían ser otros enemigos esperando una emboscada?

Mingze sintió intensamente el peligro, e inmediatamente elevó su energía espiritual en un cincuenta por ciento, y manipuló su marioneta para atacar a las mujeres sin parar, pero estas cuatro mujeres se ayudaron mutuamente. Su poder aumentó varias veces; dentro del círculo extendido, las cuatro podían sentir cada movimiento interno, como si fueran psíquicos, por lo que, aunque los movimientos de la marioneta eran rápidos y caóticos, todos fallaron su objetivo.

El conjunto de cuatro estrellas de antaño, incluso logró atrapar a Yu Tianxing durante una hora. Aunque la fuerza de las cuatro guardianas actuales apenas podía compararse con las cuatro de esos días, todavía heredaban la mayoría de las partes importantes. Mingze intentó que su marioneta saltara al aire, pero antes de que lograra volar unos metros, sintió una barrera opresiva en la parte superior, y fue rápidamente repelido.

Bai Shan abrió los ojos y gritó:

— ¡Romped!

Las cuatro unieron uniformemente sus manos frente a su pecho siguiendo las órdenes de Bai Shan, y enviaron uniformemente su energía espiritual a su cuerpo. Bai Shan expulsó ferozmente una bola de energía densa con un movimiento de su palma, atacando con precisión hacia Mingze.

Las piernas de Mingze vacilaron a la hora de evadir el ataque; esas bolas de energía en realidad podrían retroceder como si les hubieran crecido ojos. Cubrió todo su cuerpo con energía, y sus labios se movieron ligeramente:

—Interesante.

Con un movimiento de su mano, el títere se interpuso entre su cuerpo y el ataque. Después de algunos sonidos amortiguados, el cuerpo del títere fue destrozado por la bola de energía y cayó al suelo. Mingze no se movió, solo derramó un poco de sangre por el rabillo de su boca.

— ¡Gran guardián! —Bi Yun llamó con asombro.

—Este debería ser el conjunto de cuatro estrellas de la Cumbre de la Doncella Sagrada —dijo mientras se limpiaba la sangre con la mano.

Bai Shan no pensó que pudiera pronunciar el nombre de su técnica, y fue tomada por sorpresa, pero inmediatamente calmó su interior.

—Como sabes que es una técnica poderosa, ¿por qué no te dejas atrapar obedientemente?

—Me gustaría ver por mí mismo hoy, cuán poderosa es realmente esta técnica. —respondió con frialdad. Con un movimiento de su mano, reveló la preciosa marioneta de octavo grado.

La marioneta de octavo grado tenía una cara que parecía viva. Su apariencia era la de un joven apuesto, con piel anormalmente pálida, exquisita como una muñeca hecha con piel humana, con ojos y cejas errantes, se parecía aún más a una persona viva. Solo que sus movimientos eran un poco rígidos y un aire frío que era difícil de describir, rodeaba su cuerpo. Tanto Ling Xia como Murong Xue no pudieron evitar estremecerse.

Ahora que la intención de batalla de Mingze había sido completamente estimulada, notó de inmediato el aura alrededor de la zona. Tanto él como las cuatro, llegaron al mismo malentendido: ambos pensaron que eran personas del lado opuesto. El hilo delgado en sus manos tembló. A la vez, la boca de la marioneta de octavo grado lanza un rayo hacia la boca de la cueva.

Yu ZhiJue lo bloqueó con su espada, y su cuerpo entumecido, fue empujado dos pasos hacia atrás por el impacto del rayo. El rayo causó que la mitad de la cueva se derrumbara. Ling Xia no tuvo mucho tiempo para pensar, y protegió a Yu ZhiJue debajo de su cuerpo. Los escombros en la parte superior crujieron. A pesar de que ya había transportado su energía espiritual hacia su espalda, todavía le había hecho apretar los dientes y emitió algunos sonidos de dolor.

Las piernas de Murong Xue quedaron destrozadas, y tras un débil grito, se desmayó de dolor.

Murong Xue no había tomado ninguna píldora para cambiar la apariencia por la noche, así que tanto su voz como su aspecto se mantuvieron normales.

— ¡Doncella Sagrada! —gritaron las cuatro guardianas cuando la reconocieron.

Yu ZhiJue recuperó rápidamente su cuerpo, sostuvo a Ling Xia y saltó sin pensar. Ambos estaban cubiertos de polvo y parecían muy vergonzosos.

Bi Yun también se sorprendió cuando vio a Yu ZhiJue.

— ¡Guardián, ese es Yu ZhiJue! —exclamó.

La cabeza de Ling Xia zumbó, y se estabilizó en el suelo, de repente no sabía qué hacer.

Para enfrentar dos grupos a la vez, qué desastre…

Sabía que Murong Xue fue atrapada por los escombros, y estaba muy preocupado. Las cuatro de la Cumbre de la Doncella Sagrada ya se habían abalanzado para salvar a Murong Xue, solo entonces respiró aliviado.

Las pupilas de Mingze se encogieron y miraron ferozmente a Yu ZhiJue, ignorando por completo a Ling Xia.

Ling Xia sostuvo vigorosamente la palma de la mano de Yu ZhiJue; sus latidos se aceleraron. Yu ZhiJue podía sentir su nerviosismo, rápidamente dirigió su mirada hacia Mingze y apretó la espada de energía en su mano.

En realidad, no sentía que hubiera algo malo en la secta demoníaca, pero si a Ling Xia no le gustaba, bien podrían irse al infierno.

—Muy bien… —Mingze de repente levantó la cabeza y se echó a reír. Bi Yun saltó en estado de shock. ¿Quién había visto alguna vez a este hombre con parálisis facial reírse? Había un dicho que todos los que lo habían visto murieron.

Las cuatro de la Cumbre de la Doncella Sagrada reaccionaron con rapidez. Pusieron a la inconsciente Murong Xue entre ellas y extendieron una barrera protectora, reformando rápidamente su conjunto. Bai Shan observó cuidadosamente a los dos mocosos que estaban con la Doncella Sagrada. El que sostenía la espada tenía unos catorce años más o menos. A pesar de que su rostro estaba cubierto de polvo, podía distinguir aproximadamente un tercio de la similitud con la anterior Doncella Sagrada, agregando lágrimas de color rojo oscuro como la sangre…

— ¡Es ese chucho llamado Yu! ¿Qué le hiciste a la Doncella Sagrada ahora? —gritó con furia.

Mingze escuchó sus palabras y un brillo frío apareció en sus ojos. Apartó furiosamente el borde de su túnica y se arrodilló para ofrecerle un gran saludo a Yu ZhiJue.

—Señor, aunque el antiguo señor demonio nos había ordenado que no atacáramos a la Cumbre de la Doncella Sagrada… ella insultó al Señor frente a todos. ¡Los crímenes deben ser castigados! ¡Solicito que el Señor se quede atrás, su subordinado resolverá esto rápidamente!

…Tengo muchas quejas.

¿No acabas de atacar a tu “Señor” justo ahora? ¿Y quién prometió ser tu villano líder? Convertirse en un perro leal con una cara paralizada no es nada lindo, ¿de acuerdo?

Ling Xia miró con inquietud a Yu ZhiJue, esperando su respuesta.

Yu ZhiJue actuó como si no lo oyera, y solo observó cuidadosamente la frente de Ling Xia, tocó suavemente el rasguño de su frente con las yemas de los dedos.

— ¿Duele?

Ling Xia se calmó. ¿Este niño no sabía lo peligroso que era en este momento?

Mingze le dirigió una mirada fría a Ling Xia, y Ling Xia solo pudo sentir la frialdad en su cuerpo. Su respiración también se había vuelto más difícil. Inconscientemente se acercó a Yu ZhiJue. ¡Antes sintió una fuerte intención de matar!

Joder, en fanfics soy una pareja paralela como tú, ¡no me mires!

— ¡Con la Doncella Sagrada aquí, no escapará ninguno de vosotros, restos de cultivadores demoníacos! —dijo con voz sombría Bai Shan.

Las cuatro cambiaron de posición, y el cuerpo de Murong Xue en el medio emitió un tenue brillo.

Ling Xia se sorprendió. Murong Xue no tenía el valor de una gallina, ¿y qué si ella estaba ahí? Pero, rápidamente descubrió una anomalía, la energía circundante parecía haberse vuelto… ¿más fuerte? El aumento abrupto de la presión hizo que le resultara difícil respirar. Su cuerpo se desplomó en el suelo con dolor, Bi Yun, que había resultado herida, se vio afectada con más fuerza; sostuvo su cabeza dolorida y aulló. Yu ZhiJue apretó los dientes y ejerció fuerza para sostenerse, su pierna se tambaleó ligeramente.

Los ojos de Mingze de repente se pusieron rojos. Con un movimiento de su mano rápidamente infundió su energía; una extraña sonrisa apareció en el borde de la boca de la marioneta de octavo grado y envió varios innumerables rayos comprimidos hacia las cuatro.

Bai Shan gritó, se sacudió las dos manos y envió muchas ondas de luz de energía. Una energía feroz se sacudió dentro de la barrera, el suelo se rompió en una explosión que perforaba las orejas y todos tropezaron.

Cuando Ling Xia volvió a abrir los ojos, sus pupilas se encogieron. Sintió como si su respiración estuviera a punto de detenerse: donde debería estar el corazón de Yu ZhiJue ahora había un agujero.

La mirada de Yu ZhiJue se aflojó, pero, aun así, su rostro no reveló ninguna expresión de dolor, ¡todavía sostenía con fuerza la espada de energía que le había dado al frente, bloqueando este poder aterrador para él!

El corazón de Ling Xia sintió dolor, trató desesperadamente de detener la herida de Yu ZhiJue, su otra mano se apresuró a encontrar algo de medicina curativa de heridas en su bolsa de almacenamiento, en estado de pánico. Pero sus manos no podían dejar de temblar, su corazón se sentía impaciente, arrojó la botella a un lado, cortó su mano con la espada de energía y no dudó en apuntarla hacia la herida de Yu ZhiJue.

Las dos fuerzas anteriores estaban igualadas. Una gran parte de la delicada cara del títere de octavo grado había sido destruida, Mingze casi parecía una persona ensangrentada, Bai Shan también había escupido sangre pesadamente, bajó la cabeza y tosió sin cesar, claramente mostrando lesiones graves. El largo cabello de Murong Xue se dispersó en el suelo, la tenue luz de su cuerpo también había desaparecido, no estaba claro si estaba viva o muerta.

Ling Xia no se preocupó más por los demás, sostuvo a Yu ZhiJue en su abrazo, susurró ligeramente como si tuviera miedo de que se rompiera.

— ¿Ah’Jue? No duermas.

La mirada de Yu ZhiJue perdió su enfoque, parecía haberle tomado medio día reconocerlo, sus labios se movieron débilmente pero no sabía lo que estaba tratando de decir.

Ling Xia reprimió desesperadamente la asfixia en su garganta y habló con voz ronca.

—Lo sé todo, me lo puedes decir lentamente en el futuro, ¡lo siento!

Estaba lleno de sí mismo e hizo un movimiento asertivo, sin embargo, había dañado a este niño en su lugar…

Yu ZhiJue no podía tragar más; la sangre goteó por su barbilla manchando todo. Ling Xia forzó su mandíbula y vertió su sangre con fuerza, cuando su corte se curó, abrió otro corte nuevamente.

Su corazón había sido atravesado, ¿podría la sangre de una panacea humana aún salvarlo?

Los labios de Ling Xia se pusieron más pálidos, un mareo había comenzado a aparecer. En este momento rezó profundamente por la recuperación de Yu ZhiJue, ¡incluso si los cultivadores demoníacos se lo llevaban!

Después de un largo tiempo, Bai Shan se incorporó lentamente, con un jadeo, se burló:

— ¡El mal realmente no prevalece, solo espera retazos de cultivadores demoníacos, mira cómo mi Cumbre de la Doncella Sagrada tiene juicio en nombre de los cielos hoy!

El corazón de Ling Xia se hundió. ¡Mingze claramente no se había recuperado!

Secretamente sostenía la araña de sangre en la palma de su mano, sosteniendo la espada de Yu ZhiJue, se balanceaba y se rio débilmente.

— ¿Qué narices? ¿Por qué el rencor de la generación anterior debe estar involucrado con el presente? Ah’Jue todavía tiene la mitad de la sangre de la Cumbre de la Doncella Sagrada corriendo por sus venas, ¿qué vas a decir a eso? ¿Qué ha hecho Ah’Jue?

Bai Shan estaba furiosa. Con un golpe de su espada, apartó la espada de las manos de Ling Xia y lo apuñaló en el hombro. Ling Xia apretó los dientes y se aferró con fuerza a la cuchilla. La carne y la sangre en su mano se mezclaron cuando la cuchilla afilada cortó su mano. La araña de sangre rápidamente aprovechó la oportunidad para arrastrarse más allá de la espada y mordió la muñeca de Bai Shan.

Venenosa y al mismo tiempo trayendo un gran dolor, hizo gritar a Bai Shan. ¡Inmediatamente se arrodilló en el suelo, el conjunto de cuatro estrellas, que ya estaba incompleto, se rompió!

Las otras tres guardianas quedaron atónitas y gritaron al unísono:

— ¡Gran guardián!

La energía opresiva finalmente se disolvió. Mingze finalmente pudo moverse, sacudió sus dos manos, manipulando la marioneta destruida para detener la ofensa de las tres mujeres.

Ling Xia ya no podía quedarse quieto, y de repente se sentó en el suelo, solo podía sentir su desaire oscurecerse lentamente.

—Ah’Jue… —Se las arregló para encontrar la mano de Yu ZhiJue en un tropiezo, y la abrazó con cuidado. No pudo aguantar más y cayó inconsciente.

Bai Shan apretó los dientes y gritó:

— ¡Traigan a la Doncella Sagrada primero, no se les permite continuar luchando! ¡El corazón de ese malcriado ya ha sido atravesado y ya no puede vivir!

Las tres mujeres no dudaron. Una dio un paso atrás, otra recogió a Murong Xue y la otra recogió a Bai Shan, rápidamente desaparecieron en el bosque.

Mingze escupió unos bocados de sangre y se levantó con fuerza, caminando directamente hacia el inconsciente Yu ZhiJue.

Dio una patada a Ling Xia e inspeccionó cuidadosamente el pulso de Yu ZhiJue. Una extraña sonrisa apareció en el borde de su boca:

—Justo cuando el anciano izquierdo dijo que el Señor ya ha despertado un gran poder, ¿cómo podría morir tan fácilmente?

Parecía harto de Ling Xia, ¿así que esta es la panacea humana, que tuvo la mayor influencia en el Señor, que mencionó el guardián izquierdo?

¡Dejarlo sería un obstáculo!

Mingze dejó que la marioneta mantuviera alejada a la araña de sangre, casualmente se alejó ferozmente con un golpe de su palma en el pecho de Ling Xia.

¡Para el Señor, solo él era suficiente!


Maru
Oh, vaya forma de llegar al final del segundo volumen. Ya casi muere Ling Xia una vez, y ahora ha salvado a Yu ZhiJue por los pelos... aunque él no parece que lo vayan a dejar muy bien jaja Y... yo no digo nada, pero la rikura se nos viene en este tercer volumen 😉

| Índice |

2 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 52

  1. Lirio Alicia says:

    Ohhhhhhh raiox la última vez pasaron varios años desde q lo apuñalaron hasta q volvió a despertar y Ah’Jue ya estaba a punto de acabar con todo y eso q le dejó un mensaje 😨😨😨 y ahora quién podrá salvar a Ling Xia 😱😱😱😱
    Gracias por la droga 😆😆😆😱😱😱

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *