Una Verdadera Estrella – Capítulo 112: Contraataque (2)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


— ¿Qué está pasando entre tú y Chen Ming Xu? —Lu Tian Chen se cruzó de brazos y expresó su pregunta como si estuviera interrogando a un criminal.

Tang Feng ojeó el artículo. Describió claramente su relación pasada con Chen Ming Xu y, sorprendentemente, el autor logró acertar la mayor parte de su análisis. Plantearon la pregunta de cómo Tang Feng pudo convertirse en un invitado fijo en el programa de Chen Ming Xu cuando era una celebridad obsoleta que no tenía mucho que esperar en el futuro. Según la información, que un miembro del personal de la estación de televisión suministró en secreto, aparentemente, Chen Ming Xu había pedido personalmente la inclusión de Tang Feng en el programa.

En cuanto a la razón por la que a Chen Ming Xu le gustaba elegir a Tang Feng en el programa, el artículo afirmaba que era una táctica de desviación dirigida a alejar los ojos del público de su relación real. Los dos podrían parecer en desacuerdo entre sí en la superficie, pero tenían una relación especial en privado. Después de todo, Chen Ming Xu nunca le daría tiempo en cámara a Tang Feng si realmente no le gustaba este último.

Una foto fue pegada al final del artículo. Fue una foto tomada el día en que Tang Feng llevó a Chen Ming Xu a su casa después de descubrir que el presentador de televisión estaba enfermo. La foto estaba un poco borrosa, pero no fue difícil discernir la identidad de los dos hombres. Había una leyenda debajo de la foto: Los dos nunca salieron a la calle durante toda la noche.

【 ¿Están Tang Feng y Chen Ming Xu en una relación romántica? 】

【 ¿Le están mintiendo a Charles en “Amante Soñado”? 】

【 ¿Tang Feng abandonó a Chen Ming Xu porque se juntó con Charles? 】

—Este tipo de artículos siempre contienen un montón de tonterías. Chen Ming Xu estaba enfermo ese día, así que lo llevé a casa. —Tang Feng sonrió débilmente y le devolvió el teléfono a Lu Tian Chen. —Solo fui a verlo porque quería disculparme por todas las cosas idiotas que he hecho en el pasado.

— ¿Te quedaste toda la noche?

—Tenía fiebre.

—Realmente eres una persona amable, —Lu Tian Chen dijo con un toque de sarcasmo. Resopló ligeramente y continuó. —No fuiste lo suficientemente cuidadoso con tu entorno. No olvides que siempre hay gente vigilándote. No puedes permitir que nadie obtenga información que pueda ser utilizada en tu contra.

—Lo sé. No tiene sentido hablar de eso ahora. Si tenemos tiempo, ¿por qué no lo usamos para pensar cómo vamos a manejar los medios de comunicación? —Comparado con Lu Tian Chen, Tang Feng parecía bastante relajado a pesar de ser su escándalo. Le hizo un gesto a Lu Tian Chen para que se sentara y se sirvió a ambos un vaso de whisky. Después de darle un vaso a Lu Tian Chen, se sentó junto al presidente.

Lu Tian Chen tomó un sorbo de su whisky. El sofá dentro del apartamento, que la clase de entrenamiento había proporcionado a sus alumnos, era bastante pequeño. Sentados juntos en el sofá, casi se tocaban. Era una persona que prefería la limpieza, pero, sorprendentemente, no se sentía disgustado a pesar de que Tang Feng estaba sentado a su lado empapado en sudor. El actor emanaba una fragancia mezclada con un toque de sudor que sacó a relucir el atractivo de sus feromonas masculinas.

No era el dulce perfume de una mujer, ni el ligero y agradable aroma que los jóvenes preferían. Era el olor de un hombre, primordial y salvaje. Era un aroma que hacía que la gente quisiera inclinarse más cerca y oler profundamente.

— ¿Tienes una idea? —Lu Tian Chen preguntó sin expresión.

 —Obviamente no puedo simplemente sentarme aquí y esperar a que se dicte mi sentencia de muerte. Aunque creo que la verdad se revelará con el tiempo, las mentiras también pueden convertirse en verdades si se repiten una y otra vez. —Más aún si se repiten constantemente, Tang Feng se dijo a sí mismo. En un período de tiempo tan corto, se produjeron todo tipo de escándalos sin sentido sobre él. Podría elegir ignorar a algunos, pero nunca se sentaría en silencio y lo soportaría si un artículo rozaba sus límites.

Lu Tian Chen se rio de la respuesta del actor. Parecía que no tenía que preocuparse por el hombre sentado a su lado.

—En mi opinión, las conferencias de prensa y los anuncios públicos no son útiles para obtener el resultado que queremos. En este momento, todos los escándalos que me involucran tienen que ver con las relaciones. En un minuto, dicen que he estado suspirando por ti de manera unilateral, y luego dicen que me has estado imponiendo las reglas tácitas, y ahora están arrastrando a Chen Ming Xu y Charles al desastre. Últimamente ha habido más y más escándalos sobre mí y solo va a empeorar. Al final de esto, el público me verá como… uh… alguien que tiene una vida privada caótica. —A decir verdad, Tang Feng no estaba preocupado por eso. Sin embargo, teniendo en cuenta la situación actual, tuvo que idear algún tipo de contraataque. Su principal objetivo no era ofrecer una explicación al público.

—Tienes un punto. Continua.

Tang Feng tomó un trago de su vaso de whisky y sonrió a Lu Tian Chen. —Tengo una idea, pero tendrás que tomar la decisión final.

Lu Tian Chen levantó una ceja en respuesta. —Vamos a oírlo.

—Haremos que el departamento de relaciones públicas arroje una bomba de humo. Dos pueden jugar en este juego. Haremos que alguien se haga pasar por una persona con información privilegiada y filtre información a los medios de comunicación y a los foros de discusión en línea. Si alguien se empeña en retratarme como un hombre que no tiene ningún tipo de restricción, entonces tendremos a alguien exponiendo que has estado en una relación romántica conmigo todo el tiempo. —Tang Feng terminó de hablar y observó la reacción de Lu Tian Chen. —Entonces, ¿qué opinas?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *