Una Verdadera Estrella – Capítulo 126: El final de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella (1)

Traducido por Shisai

Editado por Nelea


Existe un equipo poderoso, inteligente y eficiente, que fue capaz de producir resultados mucho mejores que cualquier otro a la hora de apagar las llamas de una guerra. Solo unos días después de que surgiera el primer escándalo desordenado de Tang Feng, la mayoría de los portales web más importantes ya no informaban ninguna noticia de Tang Feng más allá del tema de su trabajo.

Según Lu Tian Chen, la tasa actual de exposición pública de Tang Feng ya era suficiente. Aunque las celebridades necesitaban exposición, a veces menos atención era mejor. Una celebridad sin trabajo a su nombre que constantemente aparece en las noticias eventualmente se volvería molesta para el público, y viceversa cuando se trata de psicología inversa.

Por ahora, necesitaba un período de silencio.

El equipo enviado por Lu Tian Chen no solo comenzó a controlar los niveles de publicidad, sino que Su Qi Chen, que recientemente había estado tratando de empañar la reputación de Tang Feng como un loco, también se calmó. Como Charles había dicho, algunas fotos especiales habían sido más que útiles. Su Qi Chen no causaría más problemas a Tang Feng en el corto plazo. Por supuesto, también era posible que Su Qi Chen pudiera pensarlo claramente después de calmarse.

No fue una sabia elección irritar a dos grandes oponentes solo por una estrella insignificante.

No hay amigos eternos o enemigos eternos, solo intereses eternos. Tang Feng creía que un hombre como Su Qi Chen pronto se daría cuenta de esto, aunque él y Su Qi Chen nunca se harán amigos.

Odiaba a los falsos caballeros. Incluso si se encontraran de nuevo, Tang Feng no mostraría ninguna expresión de amistad hacia él. Preferiría un verdadero villano como Charles, o un hombre de negocios con principios claros como Lu Tian Chen que un caballero falso como Su Qi Chen. Al menos no tenía que preocuparse constantemente de que la otra persona lo apuñalara por la espalda.

El examen para la clase de entrenamiento una verdadera estrella no se pudo completar en un solo día. Teniendo en cuenta el rodaje del programa y las calificaciones de la audiencia, el examen completo se dividió en tres partes. Extender las líneas del frente promovió las calificaciones de los espectadores.

La primera parte que se probaría al día siguiente incluía las actividades sociales más importantes; baile y equitación.

No había una persona que no estuviera trabajando duro antes del examen, casi todas las personas participantes tenían la intención de sacar lo mejor de sí. Para el examen de baile, los estudiantes eran libres de elegir el tipo de baile en el que sobresalen. La mayoría de los jóvenes estudiantes eligieron algo como el baile callejero o el reggae, o algún otro tipo de baile enérgico.

En el escenario de baile, algunos artistas jóvenes bailaban al ritmo, mostrando movimientos difíciles. Tang Feng, el “ciudadano mayor”, estaba con los demás a un lado, aplaudiendo y vitoreando. Bailar lleno de poder fue realmente muy hermoso, son capaces de reflejar vívidamente el vigor y la vitalidad de la juventud. Los jóvenes tenían su propio estilo de baile, y no había necesidad de mostrar su “clase” bailando a propósito con la “música de los viejos”.

Después de todo, una vez que una persona pasa la edad de treinta y cinco años, se vuelve bastante difícil bailar con el mismo nivel de energía.

Tang Feng estuvo muy tentado de intentar lo mismo, pero el resultado fue que todos se burlaron de él. Donde debería haber expresado poder, ya no parecía estar bailando, sino que parecía más como si estuviera blandiendo un puño en artes marciales.

Había un secreto que Tang Feng mantenía guardado. El orfanato ocasionalmente había realizado algunas actividades, por ejemplo, si un filántropo fuera a visitarlo, tendría que salir a cantar una canción o realizar un baile o algo así. Una vez, cuando les faltaban niñas en la clase de baile, se había visto obligado a hacer el papel de niña para bailar ballet.

¡Había entrenado durante tres meses completos en ballet clásico!

—¡Tang Feng, es tu turno!

Después de que algunos jóvenes bailaron, fue rápidamente el turno de Tang Feng. Los bailarines anteriores habían elegido canciones dinámicas y optimistas con movimientos difíciles. Tang Feng podía admitir libremente el hecho de que no podía hacer lo mismo, pero las personas mayores tenían cosas en las que solo las personas mayores se destacaban. Mientras el joven bailaba en la calle, practicaba regularmente el tango argentino con Tang Tian Tian.

El tango argentino fue a veces conmovedor y romántico, su núcleo, apasionado y animado.

“Por una Cabeza” [Nelea: chequen el link de parte de Shisai]

La música apasionada y viva entró espectacularmente, las notas del violín se alzaron instantáneamente en los corazones de la audiencia. En las tierras lejanas de Argentina, el acento del violonchelo, despertado en otros, un fluir ensueño.

Entre las parejas en la pista de baile, dos personas se prepararon para la caída acentuada de una nota, para dar un paso poderoso y abrir una película de tango lujosa, despreocupada, elegante e intrincada.

Su actuación, como actor, y su vida, fue un sueño del que uno se encuentra incapaz de despertarse.

Con notas musicales que tiraban de los corazones de uno, era un baile de emociones persistentes donde dos cuerpos estaban lo suficientemente cerca como para ser uno. Sin embargo, desde el principio hasta el final, estuvieron separados por el más mínimo espacio entre ellos. Un paso a la vez, era un enredo de rechazo e invitación, cada uno tirando y dispuesto a soltar hasta que se tocará la última nota. Después del último grito elegante del violín, ¿caen las cortinas aquí?

Sin embargo, todavía en la curva de su brazo, ella se levantó suavemente, en el último golpe del violonchelo, en la coda del violín. Después del último toque de sus dedos, se separaron el uno del otro.

Este fue un asunto repentino y apasionado de amor a primera vista, y durante el proceso del amor, ambos se quedaron el uno al otro, ambos llenos de contradicciones. Hasta el final, ambos se mostraron reacios a dejar ir, pero aún así se dieron la espalda con resolución y se marcharon. Dejando a la audiencia para reflexionar, incluso después de que los dos se van, ¿aún recordarán ese asunto indeleble?

Una actuación perfecta, no fue solo técnica.

Si se dice que las estrellas jóvenes traen a la audiencia danzas carismáticas que aceleran el corazón, un baile lleno de vigor, vida y pasión, entonces, bajo la guía de Tang Feng, lo que él y Tang Tian Tian mostraron fue sedimento rojo vino bajo extravagante luces de medianoche. Más indefenso, una mayor sacudida del alma, y  más resonante.

El amor no es perfecto, incluso una historia de amor de Cenicienta como la de la princesa Sissi, en realidad no hubo un final hermoso.

Aparte del amor a primera vista, uno todavía tiene que considerar si podría durar hasta el final después de hoy, ¿verdad?

El tango argentino de Tang Feng y Tang Tian Tian ganó el aplauso de todos. Las pruebas de la mañana se consideraron un éxito. Incluidos los trabajadores, todos los de la clase de formación salieron a comer al mediodía. Todavía tenían que completar el examen de equitación.

El examen de equitación fue muy simple. El caballo debe comenzar a caminar, luego correr, detenerse, doblar una curva y también hacer otras tareas para principiantes. Aunque el contenido del examen parecía bastante fácil, en realidad no era lo mismo. Especialmente cuando querías que el caballo caminara, el caballo se acostara, o si quieres que se detenga, se inclinara para comer hierba.

Este examen de equitación fue un contenido realmente excelente para la comedia.

Habiendo recibido “lecciones privadas” de Lu Tian Chen y Charles, Tang Feng aprobó con éxito el examen, y también ganó los suspiros de admiración de muchos. Era obvio que nadie era experto al principio, entonces, ¿cómo llegó Tang Feng a aprender tan rápido, mientras bailaba tan bien? Fue realmente injusto estar en la misma clase de entrenamiento que Tang Feng, ¡demasiado injusto!

Incluso desde el principio, Tang Feng no participó en la clase de entrenamiento como una competencia, por lo que no consideró que otros no tengan la misma capacidad de poder asistir a clases privadas de equitación fuera de la clase normal. Ahora escuchando los pensamientos de todos, Tang Feng solo pudo amortiguar su sonrisa.

Realmente no lo hizo a propósito.

Se consideró que los exámenes del día habían concluido perfectamente. Fue llamado un “examen”, pero no hubo jueces ni puntaje.

Después de que terminaron los exámenes, todos los involucrados en el programa querían salir a comer e ir al karaoke después. Afortunadamente, Tang Feng pudo escapar al decir que se sentía un poco cansado. Esto no era una excusa, ya que realmente sentía dolor en la cadera. Bailar era una razón y montar a caballo era otra. Pero ser empujado por Charles el otro día era la verdadera razón.

Claramente su cuerpo aún era joven, entonces ¿por qué se cansaba tan fácilmente?

Solo, Tang Feng regresó a su habitación para recuperar su medicina del armario. Tuvo que intensificar su práctica de Wing Chun. No necesitaba un cuerpo horriblemente musculoso, pero al menos tenía que convertirse en un hombre que pudiera, de un solo golpe, causar una hemorragia nasal. Esto también fue considerado por su propia seguridad personal.

Tal vez algún día también podría hacer un regalo para Su Qi Cheng.

Mientras se quitaba la chaqueta, Tang Feng encendió la televisión para ver las noticias mientras aplicaba la loción en las zonas doloridas. Ni siquiera unos minutos después, su teléfono celular comenzó a sonar. Timbre tras timbre, parecía que no se detendría.

—No tengo tiempo hoy, así que incluso si estás parado afuera de mi puerta, no la abriré—, dijo Tang Feng tan pronto como levantó el teléfono.

La otra persona se calló de inmediato, y justo cuando Tang Feng estaba a punto de colgar, la voz de Lu Tian Chen llegó a través del altavoz. —Nunca he conocido a nadie que hable con su jefe de esta manera.

—Este no es tu número. Pensé que eras…— Tang Feng estaba sorprendido, había pensado que era Charles llamándolo nuevamente. Hoy quería estar solo.

—¿Quién?

—Nadie. ¿Hay algún problema, presidente Lu?

—Hoy te desempeñaste bien.

—Oh, gracias—. ¿Solo lo había llamado para decir esto?

—También hay exámenes mañana, descansa bien.

—Sí lo haré.

—Adiós y buenas noches.

Eh, ¿eso fue todo?

—Buenas noches a ti también—. ¿Lu Tian Chen lo llamó solo para decir buenas noches? Como Tang Feng todavía estaba pensando en esto, la otra parte ya había colgado.

—Realmente un tipo extraño—. Tang Feng se rió entre dientes. Algo brilló afuera de su ventana, como si hubiera luz. El hombre dejó su medicina, caminó descalzo hasta su ventana y abrió un pequeño espacio en las cortinas.

Debajo del departamento, un hombre que llevaba un traje negro apoyado contra la puerta de su auto fumaba un cigarrillo. Después de un rato, pisó los restos y abrió la puerta del auto para entrar. Tang Feng se escondió detrás de las cortinas y miró el auto negro cuando salió.

¿Fue porque había dicho “Incluso si te paras fuera de mi puerta, no la abriré” que Lu Tian Chen, que ya había conducido hasta aquí, se había ido?

Al ver que no había un alma a la vista debajo, Tang Feng corrió las cortinas y se alejó de la ventana. Afuera, la oscuridad de la noche era ilimitada.

♦ ♦ ♦

Dos días después, la clase de entrenamiento adelantó a ‘Amante Soñado’ para grabar el último de los exámenes. Este fue también el último examen de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella, la última actuación.

La pregunta del examen presentada por Larry fue que cada estudiante tenía que grabar un video musical de larga duración. Los estudiantes podían elegir una canción que les gustara interpretar. No había palabras, solo movimiento, apariencia y expresión.

Ninguno de estos fue la parte más difícil, la parte más difícil fue que todos tenían una sola oportunidad. No hubo posibilidad de cortar y volver a grabar, solo la lente de la cámara de principio a fin.

Muchos de los estudiantes se sintieron algo nerviosos por esta actuación, aunque Larry era su instructor de desempeño, no había aparecido desde su primera demostración. Esto continuó hasta el día de la actuación. El único mensaje era que el video grabado se enviaría a Larry para verlo.

Antes de que comenzara el rodaje, cada estudiante podría tener una discusión simple con el camarógrafo y el director. Esto también podría considerarse una simple entrevista previa a la competencia.

—La canción que elegí es I Want Love, de Elton John—. Tang Feng se sentó en la silla del director, su rostro no mostraba en absoluto una expresión nerviosa, pero en cambio, lucía una sonrisa que hizo que los demás se sintieran amigables y cómodos.

—¿Por qué elegiste esta canción? ¿Tiene algún significado para ti?— Fuera de la vista de la cámara, el director del video musical conversó casualmente con Tang Feng. En comparación con los otros estudiantes, había algo claramente diferente en Tang Feng. Esto se podía sentir incluso antes de que comenzara a hablar con Tang Feng.

El hombre era relajado, tranquilo y lindo, pero una vez que la cámara apuntó hacia Tang Feng, se puso serio y profesional de inmediato.

Tang Feng sonrió, con las manos ahuecando la barbilla, y mostró una expresión algo tímida como un niño pequeño. Manteniéndose en silencio por un minuto, comenzó a hablar: —¿Qué pasaría si dijera que estos son mis sentimientos internos? Jeje, no para decir que me falta amor, sino que todos, hombres o mujeres, han experimentado golpes y fallas en su propio camino emocional, en la medida en que solo unos pocos pueden llegar al final.

—¿Quieres expresar el significado de la canción de esta manera, o dirías que hay algún tipo de significado en la canción?

Con su línea de visión moviéndose hacia la cámara, Tang Feng se enderezó, su mirada tierna y concentrada, su discurso bajo y sin prisas, dijo: —Una persona como yo se ha tambaleado a lo largo de mi camino emocional continuamente, sin parar. Tal vez me caiga o me lastime, pero esto no puede evitar que siga adelante.

Volviéndose taciturno por unos segundos, el hombre bajó la mirada y dijo suavemente: —Aparte del amor romántico, todavía hay amor familiar y amor entre amigos, todas son formas de amor.

♦ ♦ ♦

Con una camiseta gris oscuro y pantalones negros, Tang Feng estaba parado frente a la cámara solo en una habitación completamente vacía. El cielo estaba turbio fuera de la ventana, las ramas eran densas pero aún dejaban entrar un gris oscuro.

En una habitación tan vasta, lujosa pero vacía, parecía tan solitario e insignificante. La vista en la cámara ya era la de una pintura al óleo que revela el preludio de la canción, pincelada por pincelada de dolor y tristeza.

Una voz comenzó a cantar:

—I want love, but it’s impossible (Quiero amor, pero es imposible).

La cámara se acercó lentamente desde muy lejos, hasta que llegó justo frente al hombre. El hombre con la cabeza gacha de repente levantó la cabeza y, en una entonación similar al diálogo, se enfrentó a la cámara y comenzó a cantar la letra.

—A man like me, so irresponsible (Un hombre como yo, tan irresponsable).

—A man like me is dead in places (Un hombre como yo está muerto en algunos lugares).

—Other men feel liberated (Otros hombres se sienten liberados).

Sus labios ligeramente móviles parecían bastante pálidos y secos. Bajo sus cejas fuertes, un par de ojos brillantes ocultaban innumerables secretos y experiencias que nadie sabría jamás. Con cada matiz en movimiento, parecía como si también estuvieras siendo arrastrado a su mundo.

Las ramas se estaban oscureciendo, el cielo nublado no tenía sol, y en la extravagante pero hueca mansión, había un hombre cantando que deseaba amor.

La actuación no fue demasiado contundente, y no tuvo ninguna expresión de emoción construida deliberadamente. Sus expresiones faciales eran muy sutiles, que luego se ampliaron dentro de la cámara para ser notas musicales que unieron el corazón de uno.

—I can’t love, shot full of holes (No puedo amar, lleno de agujeros).

—Don’t feel nothing, I just feel cold (No siento nada, solo siento frío).

—Don’t feel nothing, just old scars (No siento nada, solo viejas cicatrices).

—Toughening up around my heart (Endureciendose alrededor de mi corazón).

Una y otra vez, cantando sobre querer el amor, cada minuto de expresión parecía contar cómo había tratado de olvidar y borrar su dolor anterior.

El Tang Feng bajo los reflectores, el Tang Feng debajo de la cámara.

Eran dos personas.

Sus carismas eran diferentes.

Sin embargo, ambos hacen que otros deseen acercarse.

En la escena del rodaje, las personas que vieron la actuación de Tang Feng no notaron a cierto hombre parado en una esquina. Lu Tian Chen estaba parado lejos, escuchando en silencio la canción. De repente, muchos pensamientos diferentes aparecieron en su mente.

Como el amor a primera vista, como el corazón palpitante de entusiasmo.

Como cuando la transacción comercial de Tang Feng con Charles había terminado y el primer día que había venido a vivir a su casa, como un hombre que muestra una expresión triste y dolorosa en su imaginación, pero que muestra una sonrisa despreocupada como cielos despejados frente a él.

Como cierta mañana cuando fue al departamento de Tang Feng solo para ver a Charles abrir la puerta. O como la noche anterior cuando había estado fumando un cigarrillo debajo del departamento de Tang Feng, sin entender por qué había conducido hasta allí. Había visto la luz que se encendía desde la ventana del actor, y después de luchar consigo mismo, finalmente había hecho una llamada telefónica.

Al final, no subió, no entró y se fue sin decir una sola palabra.

¿Pero cuál fue la razón?

—But I want love, just a different kind (Pero quiero amor, solo un tipo diferente).

—I want love, won’t break me down (Quiero amor, uno que no me romperá).

Cuando llegó a esta línea, Tang Feng se apoyó contra la ventana de metal, inclinando ligeramente la cabeza. Su mirada baja parecía vaga, pero cuidadosamente rota.

Nunca quiso un amor desgarrador de nuevo.

Lu Tian Chen no fue el único que vino especialmente a visitar Tang Feng.

En otro rincón discreto, Charles de repente sonrió.

Amor, ¿quién no quería amor?

Aquellos que no querían amor simplemente no han visto su belleza. No sabían el dolor que llenaba el corazón de uno después de perderlo. Eran simplemente idiotas y tontos.

Charles, no era ni un idiota ni un tonto.

Solo por favor…

¿Cómo podría Tang Feng elegir una canción así? ¿Cómo podría parecer tan natural mientras dejaba un efecto tan duradero en su audiencia? A Charles le resultaba difícil resistir la tentación dentro de la letra.

—Won’t brick me up, won’t fence me in (No me romperá, no me encerrará).

—I want a love, that don’t mean a thing (Quiero un amor, eso no significa nada).

—That’s the love I want, I want love (Ese es el amor que quiero, quiero amor).

—Tang Feng, esto va en contra de las reglas— Charles sonrió amargamente. Era una rara sonrisa para él, y un raro estado de ánimo serio en el que estaba. Y era aún más raro que no fuera a buscar a Tang Feng a pesar de que estaba en el lugar de rodaje.

El corazón de Charles palpitó dolorosamente mientras escuchaba la canción. Estaba en contra de las reglas; una falta completa.

¿Cómo podría ser tan sobresaliente? ¿Cómo fue capaz de actuar tan perfectamente?

Fue tan bueno que lo hizo sentir como si las expresiones tristes y destrozadas no fueran expresadas deliberadamente, pero que realmente había experimentado innumerables veces ese dolor, cayendo cada vez, pero al final todavía caminando hacia adelante cada vez, un hombre anhelando por amor verdadero.

El hombre de la cámara, sus ojos comenzaron a revelar diversión, como el arcoíris que aparece cuando el hielo se descongela con el primer brote de la primavera. Cuando finalmente levantas la cabeza, te das cuenta de que las nubes oscuras ya se han dispersado.

Cuando la canción gradualmente se volvió más suave y la música se desvaneció, para la última escena, el Tang Feng en la pantalla de la cámara regresó a su posición inicial, mirando por la ventana, de espaldas a la cámara.

La luz del sol desde el exterior de la ventana se derramó, creando un suave halo de luz de su cuerpo. Lo que vio con sus ojos ya no era el cielo gris claro, ya no eran las ramas de tinta.

Entre un pequeño espacio en las nubes oscuras, había un brillo suave.

En las grietas entre las ramas negras, había una nueva vida constantemente luchando por revelar sus brotes.

La música terminó, así que la presentación también terminó, sin embargo, Tang Feng no escuchó al director gritar “corte” durante mucho tiempo. Su entorno también era extremadamente tranquilo, ¿podría ser que no se desempeñó bien?

Como su primera vez honestamente frente a la cámara después de su renacimiento, sería falso decir que no sintió un solo nerviosismo. Se quedó mirando un momento sin comprender, no entendía por qué todos se habían quedado callados.

¡Clap clap clap! El sonido de alguien aplaudiendo vino de una esquina. Después de eso, fue como si una piedra cayera al agua causando ondas, una tras otra, la gente comenzó a aplaudir, hasta que todo lo que Tang Feng pudo escuchar fue un cálido aplauso y vítores.

Sonriendo, miró en dirección a los aplausos, pero no había nadie allí. No tenía forma de saber quién le había dado su aplauso y aprobación primero.


La escena de Tang Feng en el video musical está basada en un video de Robert Downey Jr.: Link al video

El autor parece ser su fan.

[Nelea: gracias Shisai por también poner la traducción de la canción, no olviden agradecerle queridos lectores~ o el Tanuki se los comerá~ jeje  X P X ]

| Índice |

2 thoughts on “Una Verdadera Estrella – Capítulo 126: El final de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella (1)

  1. Hanajima says:

    Buaaa!! que genial! El presidente esta super colado por el y Charles sabe que va a ser complicado pero le encanta. Gracias por el capitulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *