Una Verdadera Estrella – Volumen 2 – Capítulo 32: Cimientos de línea

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Tang Feng rápidamente se dio cuenta de que Lu Tian Chen y Charles habían trabajado juntos para atraparlo. En este caso, no podría durar hasta el final de la filmación si siguiera la tasa de consumo de los otros dos.

Sí, le gustaba ganar dinero y estaba igualmente feliz de gastarlo, pero eso no significaba que le gustara estar en bancarrota o ver a otros malgastar su dinero ganado con tanto esfuerzo. Pero esta fue la idea de Tang Feng al principio, no podía simplemente volver a su palabra de esa manera.

Sin embargo, no era alguien que simplemente se sentara y esperara a que lo mataran a tiros. Como esos dos querían conspirar contra él, que no lo culpen por no ser cortés.

Quien paga es el jefe. Tang Feng comenzó las comunicaciones con el hotel a la mayor velocidad. No solo canceló la suite de lujo, sino que también degradó directamente la habitación a una habitación doble. Las tarifas de exceso de habitación podrían usarse para compensar las tarifas de actualización.

¿Desayuno? ¡Cancelado!

¿Servicios adicionales como masajes de spa privado, etc.? ¡Cancelado!

¿Servicio de entrega de comida demasiado extravagante? ¡Todo cancelado!

Después de hacer todo esto, Tang Feng se fue a trabajar. En cuanto a cómo reaccionarían Charles y Lu Tian Chen ante lo que hizo cuando regresaron, eso no tendría nada que ver con él.

Hoy, Gino y él iban a filmar una escena en un baile europeo. Hablando estrictamente, no estaban bailando exactamente un dueto de baile al aire libre, sino que eran dos monjes fugitivos que seguían la música vagamente audible en el jardín, balanceándose en un baile que les pertenecía sólo a ellos.

Después de eso, hubo una escena completa, a gran escala, ardiente y apasionada. Se esperaba que toda la escena tome más de una semana para completarse.

En un antiguo edificio en Los Ángeles, el personal estaba ocupado preparándose para la escena final. Hace una semana, la productora ya había invitado a un equipo profesional para organizar el lugar de rodaje.

La película tendría lugar en la Europa del siglo XIX, donde los dos monjes llegaron a la no tan lejana Gran Bretaña. Los británicos de esta época acababan de experimentar el bautismo de la revolución industrial, aunque la gente todavía tenía creencias religiosas, la mayoría confiaba más en la ciencia. Esta generación estaba llena de confianza y esperanza para el futuro.

Y, aquí, era exactamente donde Chris había viajado durante los últimos tres años, y había decidido que era un buen lugar para establecerse.

El desarrollo de varias técnicas revolucionó la era victoriana, enriqueciendo la arquitectura del edificio e introduciendo nuevos materiales de construcción. La mayoría de los muebles aquí, exhibían hermosas curvas, decoraciones sobresalientes y complejos marcos tallados.

Las decoraciones dentro del salón de baile siguieron los detalles hermosos e intrincados de la era victoriana. El techo central tenía rosas de yeso y las paredes circulares estaban cubiertas con papel tapiz floral. Los bordes inferiores del papel tapiz estaban cubiertos con cornisas griegas que ocultaban la unión entre la pared y el piso. Para crear una composición más satisfactoria, el piso fue incrustado con azulejos decorativos de colores en varios patrones geométricos.

Tang Feng y Gino no pudieron evitar maravillarse de la atención del director a los detalles cuando llegaron al sitio. Cuando entraron al salón de baile, realmente parecía que habían regresado a la Gran Bretaña del siglo XIX.

Estas decoraciones, casi perfectas, no sólo agregan color a la película, sino que también permitieron a los actores entrar en sus personajes más rápido.

Chris y Tang corrieron hasta Gran Bretaña, donde desecharon sus túnicas de monje. Chris llevó a Tang a una sastrería para obtener las medidas de su cuerpo y le ordenó un conjunto de ropa. En los últimos años, había logrado ahorrar algo de dinero, por lo que debería gastarlo en Tang, quien valía la pena gastar.

En este momento, Tang Feng y Gino estaban en el vestuario poniéndose los disfraces y el maquillaje. La ropa de la época victoriana hizo que Gino, quien normalmente se presenta como playboy, se convierta en un orgulloso aristócrata en un abrir y cerrar de ojos. Después de que este bribón vistió el disfraz correctamente, incluso hizo algunas rondas frente a Tang Feng, como si dijera: “¡Mira qué guapo soy!”.

Pero Gino silenciosamente cerró la boca después de que Tang Feng se vistió en consecuencia.

—Creo que eres el hombre oriental más guapo con vestimenta victoriana formal. —Gino no contuvo sus palabras de admiración por el otro hombre.

Si Gino parecía un aristócrata del siglo XIX que salía de una pintura al óleo, entonces Tang Feng era la clásica belleza china. Después de usar la ropa formal occidental, no solo la imagen no se sintió inapropiada, sino que hubo más de una misteriosa supresión de uno mismo, que era precisamente el sentimiento que el Director Li Wei quería llevar a la audiencia.

La primera vez que Tang Feng se reunió con el director Li Wei, ya había bailado el tango con Lu Tian Chen, y había mejorado aún más durante las sesiones de entrenamiento de una verdadera estrella. Ahora, no tuvo problemas para bailar el tango o cualquier otro baile de la sociedad, pero encontró un problema poco después del comienzo de la sesión de filmación.

El tango entre Tang Feng y Gino no logró expresar los sentimientos que quería el director Li Wei. Esta fue otra instancia de la actuación de los actores que no estuvo a la altura de la ocasión, y se sumó al momento en que el director había llamado continuamente “corte” cuando se trataba de las escenas íntimas de la pareja.

Había una situación común que aparecía en las películas donde los dos protagonistas obviamente tenían fama, con el hombre guapo y la mujer hermosamente glamorosa, pero cada vez que interactuaban, solo hacía que las personas se sintieran desinteresadas. Esto era lo que llamaban sin conexión, sin química, que era el problema al que se enfrentaban Tang Feng y Gino.

Este no fue un asunto pequeño que los dos pueden resolver simplemente practicando su baile.

Como tal, el director se preparó para modificar las líneas para profundizar la comunicación e interacciones entre los dos protagonistas de la película, así como para aumentar la química entre los dos, resonando así con la audiencia.

Se puede decir que, hasta ahora, Tang Feng básicamente se basó en sus expresiones faciales y oculares, y en la narración de voz en off para expresar las emociones de su personaje, pero en la segunda mitad de la película, necesitaría usar líneas para profundizar la imagen de su personaje. La excelente línea de base de un actor puede atraer aún más a la audiencia. Por el contrario, si las líneas de un actor fueran demasiado desastrosas, podría hacer que la audiencia se fuera en un abrir y cerrar de ojos.

En realidad, los cimientos de línea de Gino no estaban mal, pero ahora que se enfrentaron a los cimientos de línea de Tang Feng, de repente se debilitaron.

Cuando ambas personas actuaban al mismo tiempo bajo la dirección del director, el director Li Wei descubrió por qué solía haber, lo que todavía se podía considerar, un aire armonioso, pero de repente no podían coincidir correctamente ahora. Básicamente, la razón es que, en el pasado, Tang Feng esencialmente no tenía más líneas que una o dos palabras, pero ahora, Tang Feng tuvo que intercambiar largas conversaciones con Gino. Cuando se compara bajo la misma lente, cuando Tang Feng comienza a hablar, toda la atmósfera de amistad se vuelve más rica, pero una vez que Gino sigue con la respuesta, la rica atmósfera de la película se vuelve bastante insípida de inmediato.

Debido a la actuación de Tang Feng durante el acto final de mantener en secreto la clase de entrenamiento de una verdadera estrella, el Director Li Wei solo sabía que el inglés de Tang Feng era muy bueno. No esperaba que la comprensión del lenguaje y los fundamentos de línea de este hombre alcanzara el nivel de integración con la película. Este tipo de base profunda, que siempre había llevado a un actor de cinco a incluso diez años de especialización en películas para perfeccionar su oficio, en realidad apareció en un actor novato de primer año, completamente fuera de las expectativas del Director Li Wei.

—Director, ¿sigue siendo incorrecta? Es tan extraño. Tang Feng y yo siempre hemos sido compatibles antes, ¿por qué la química desapareció repentinamente? ¿Qué pasa si tratamos de besarnos para aumentar la química? —Gino todavía no conocía los pensamientos del director y no sabía dónde estaba el problema, por lo que continuó haciendo bromas como antes para aliviar la tensión.

Por otro lado, Tang Feng ya descubrió lo que el Director Li Wei acaba de darse cuenta. Al final, él es un experimentado actor veterano. Aunque los fundamentos de línea de Gino no se consideraban malos entre sus pares, Gino normalmente solo actuaba en películas comerciales. Los directores de cine convencionales generalmente no tienen requisitos muy estrictos, la película tampoco requiere que el actor pueda expresar emociones profundas en un momento y tristeza al siguiente.

Los sentimientos de algunos personajes se expresaron a través de sus líneas, y lo que le faltaba a Gino eran las emociones del personaje.

Actualmente, el set y los actores secundarios ya estaban en su lugar. El director Li Wei decidió primero dejar que el director ejecutivo y el subdirector filmaran la escena con los actores secundarios, mientras llamaba a Tang Feng y Gino a la sala de espera en privado, para decirle a Gino la verdad sin que ninguno de los otros estuviera presente.

— ¿La forma en que digo mis líneas no es lo suficientemente buena? —Gino estaba muy sorprendido por este repentino problema. Lo que le sorprendió no fue esto, sino que Tang Feng, un asiático cuyo primer idioma no era el inglés, tenía bases más sólidas que él.

—Tang Feng, sal primero. Necesito hablar con Gino. —El Director envió a Tang Feng fuera de la habitación, luego se dio la vuelta y cerró la puerta.

Tang Feng esperó fuera de la puerta durante aproximadamente media hora antes de que Gino saliera. Estaba un poco preocupado por esta gran estrella, pero Gino no parecía lucir como si algo estuviera mal. Saludó cuando vio a Tang Feng, y luego corrió.

—Ya discutí con el director. Mis líneas no se grabarán en la escena, pero se grabarán en una fecha posterior. —Gino sonrió mientras explicaba, como si hubiera aceptado fácilmente la propuesta del Director Li Wei.

—Una buena decisión.

Gino miró a Tang Feng entrecerrando los ojos, sonriendo con intenciones ocultas: —No esperaba que tus bases fueran tan buenas. Incluso me reprimiste. No es de extrañar. Yo, Gino, seguramente tengo un gran ojo para la gente. Además de estar de acuerdo con la solicitud del director, también le pedí su opinión.

— ¿Opinión sobre qué?

—Mientras tenga tiempo, iré a buscarte y te dejaré a ti, el experto en líneas, que me des algunas instrucciones. Como compensación, te invitaré a una comida o algo de vez en cuando. O, si quieres mi cuerpo como pago, también está bien. —Este Gino dijo con una apariencia no sería.

Pero esto realmente le dio tranquilidad a Tang Feng. Temía que la autoestima de la gran estrella se lastimara y, por lo tanto, arruinara su amistad, pero ahora parecía que Gino realmente tenía lo que se necesitaba para ser una gran estrella: una mentalidad positiva y un corazón orientado al aprendizaje continuo.

Efectivamente, el director Li Wei pronto llamó a Tang Feng para que se acercara, diciendo un montón de palabras floridas que sólo significaban que quería que Tang Feng ayudara a su compañero a practicar más, y que Gino no era una mala persona. Li Wei esperaba que Tang Feng pudiera cultivar una buena relación con Gino a través de esta película, convirtiéndose en el primer paso en su camino a Hollywood.

Las buenas personas a menudo tenían razón.

Sin preocuparse por el hecho de que tendrían que pasar más tiempo juntos, pero basándose únicamente en el hecho de que Gino era su compañero de cine, Tang Feng aceptó la solicitud de Li Wei.

Fue solo que, ese día, después de acordar con Gino reunirse en el hotel por la mañana, Tang Feng recordó de repente que se estaba quedando en una habitación estándar, y que había otras dos personas en ella.

Cuando volvió a llamar a Gino, el otro ya había apagado su teléfono.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *