Matrimonio Oculto – Capítulo 5: El Joven Maestro es encontrado

Traducido por Tomoe

Editado por Sharon


Mientras tanto, dentro de una habitación de invitados en el Bar de Vino Edén, la atmósfera era muy tensa.

El dueño del bar, la gerente, el equipo de seguridad y todos los miembros del personal relacionados temblaron acurrucados unos con otros, como si estuvieran a punto de encarar un desastre inminente.

Esto era porque el joven heredero de la Corporación Lu, el precioso hijo de Lu Tingxiao, se había perdido en el bar.

Sentado en un sofá, la expresión de Lu Tingxiao era muy fría. Se parecía a  una escultura de hielo, sin el más mínimo rastro de expresión, pero exudaba una presión tan tremenda que quienes estaban frente a él sentían sus piernas temblar, y su sudor caía como lluvia. Ninguno se atrevió a realizar un sonido.

A sus pies, un joven hombre lloraba mientras limpiaba sus mocos y lágrimas.

—¡Hermano, lo siento, es todo mi culpa! ¡No debería haber traído a Pequeño Tesoro a un bar! ¡Si algo le pasa no seré capaz de vivir conmigo mismo!

Después de que paró de hablar, una patada voló a su pecho.

El sonido de huesos rompiéndose les causó piel de gallina. Todos los presentes temblaron un poco.

Lu Jingli agarró su pecho y tosió, antes de volver a reanudar su humillación.

Ahora, sus padres estaban de vacaciones fuera del país, y no sabían que Pequeño Tesoro estaba perdido. Si se enteraban, ellos no harían algo tan simple como patearlo como hizo su hermano… lo cortarían vivo.

Lu Jingli se estaba sintiendo desesperado y patético, cuando repentinamente, hubo un golpe en la puerta.

Siendo el más cercano, el dueño del bar abrió la puerta y se extrañó al no ver a nadie. Pero después bajó su cabeza, y quedó estupefacto.

—Joven… ¡¡¡Joven Maestro!!!

—¿Pequeño Tesoro…? ¡Dios mío! ¡Pequeño Tesoro! ¡Mi adorado! ¿Dónde has estado? —Lu Jingli se levantó y lo abrazó con fuerza. Estaba tan emocionado que lloró mientras sus mocos corrían libremente.

Todos en la habitación se calmaron mientras pensaban que habían sobrevivido a un desastre.

Lu Tingxiao caminó hacia la puerta, agarró a Lu Jingli del cuello y lo tiró a un lado. Después se agachó para hablarle a su hijo.

—¿Qué sucede?

Habiendo escapado por fin del monstruoso agarre de su segundo tío, Pequeño Tesoro agarro la mano de Lu Tingxiao y rápidamente lo jalo hacia delante.

Lu Tingxiao se acercó más a su hijo y pudo oler no sólo la esencia del vino, pero también una fragancia suave; no era pesada como un perfume, sino como flores creciendo de un glaciar, emitiendo una esencia fresca y ligera. Le dio una sensación de nostalgia, pero también una pequeña dosis de miedo.

Notando que Lu Tingxiao no se estaba moviendo, Pequeño Tesoro señaló en una dirección con su pequeño dedo con una expresión extremadamente preocupada. Lu Tingxiao cogió a su hijo en sus brazos y caminó en la dirección en la que su hijo quería ir.

Detrás de él, las demás personas se miraron entre ellos con impotencia antes de seguirlo.

Cinco minutos después, el grupo estaba frente de la puerta del almacén del bar del último piso.

Pequeño Tesoro retorció su cuerpo para bajar de los brazos de su padre y empezó a golpear la puerta del almacén.

—¿Qué es, Pequeño Tesoro? ¿Qué hay dentro? ­—La frente de Lu Jingli estaba cubierta de sudor.

—Abre la puerta —ordenó Lu Tingxiao sin expresión.

—Sí, sí, ¡sí! —El dueño del bar asintió varias veces con su cabeza y se giró a la gerente detrás de él. —Gerente Ye, ¿por qué sigues parada ahí? ¡Abre la puerta rápidamente! ¿Dónde están las llaves?

—A…. Abrir… ¿Abrir la puerta? —La gerente se quedó rígida.

¡Que mala suerte! ¡Esa mujer, Ning Xi, seguía dentro! ¡Ella le había prometido a Chang Li que la mantendría encerrada hasta después de que las audiciones terminaran!

Sin embargo, con los dos maestros de la familia Lu y su jefe esperando, ella no podía decir que no. Solo pudo temblar mientras sacaba las llaves y abría la puerta.

Una vez que la puerta se abrió, todos vieron a una mujer tumbada en el sueño inconsciente.

—¿Qué es esto? ¿Por qué hay una mujer aquí? —El dueño gritó con ira.

—Yo… ¡Yo no sé! ¡Revise esta área antes y no había nadie aquí! —La gerente escondió su culpa y se defendió.

—¡Rápido! ¡Primero solo salvémosla y luego lo discutimos!

En ese momento, alguien corrió hacia Ning Xi. Y Pequeño Tesoro se lanzó sobre Ning Xi con su expresión feroz, sin dejar que nadie se acercara.


Sharon
¡Qué lindo ese niño! Ya me enamore :3 Aunque comienzo a tener algunas sospechas sobre él… ¿Decirlas se considera Spoiler? ¿Aunque no haya leído la novela y sean nada más que sospechas? Por las dudas no digo nada.

Tomoe
Es imposible no amarlo ( ˙꒳ ˙ ) aún más con los siguientes capítulos.

| Índice |

One thought on “Matrimonio Oculto – Capítulo 5: El Joven Maestro es encontrado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *