Un día me convertí en una princesa – Capítulo 1

Traducido por Den

Editado por Nemoné


— ¿Qué tengo que hacer para que Su Majestad me ame?

Atanasia observó a la persona frente a ella con un rostro manchado de lágrimas. Sin embargo, su padre, el emperador Claude, solo la miró sin emociones en sus ojos.

— ¿Tengo que ser como Zenit? Si es así, ¿me amarás? ¿Entonces, actuarás hacia mí como hacia Zenit, llamando mi nombre amablemente con ojos llenos de calidez? Si trabajo mucho más duro que ahora…

Su hermosa hermanastra. Esa encantadora Zenit, estaba ganando la gloria que Atanasia nunca ha tenido antes, y no obstante, no ha tomado suficiente y también le ha robado a su padre.

Tener las agallas de mencionar ese nombre frente a él, ya estaba mentalmente en la m**rda ahora mismo.

—En lugar de rechazarme, ¿me recibirá con un abrazo de esas manos suyas?

—Nunca, incluso si muero.

— ¿Por qué?

Sin embargo, Claude no dudó en responder. No se sorprendió, lo más mínimo, al ver a la hija siempre tranquila siendo lamentable delante de él.

—También soy la hija de Su Majestad. He estado aquí con usted más tiempo que Zenit.

Esto se llevó todo el coraje de Athanasia para rogar por su primer deseo, y fue su último recurso. Sin embargo, su rey, su padre se mantuvo inexpresivo hasta el final.

—Humano estúpido.

Las manos que se aferraban a las piernas de Claude perdieron toda su fuerza y cayeron al suelo. Las fuertes palabras que distorsionaron la mente y los pensamientos de Atanasia. Era lo suficientemente cruel para hacer que sus oídos sangraran en cualquier momento.

—Nunca te he considerado como mi hija.

Los ojos de Athanasia, manchados de un azul claro océano, poseían una profunda desesperación…

Capítulo 8: Destino retorcido.

♦ ♦ ♦

*¡Jadeo!*

Qué locura.

El repentino pensamiento, de una cierta parte de una novela, me dejó sin palabras e hizo que dejara caer la cosa que hace ding-ding-dong [1].

¿Por qué de repente pensé en la novela que había leído antes?

Era una novela romántica a la que le eché un vistazo cuando un cliente se marchó del centro del juego en el que trabajaba a tiempo parcial.

La novela “Princesa encantadora” tenía un título extraño y se ajustaba bastante bien a ella. La trama de la historia también era rara e infantil.

Sin embargo, ¿por qué la princesa de 18 años, que termina siendo asesinada por su propio padre, tiene el mismo nombre que yo? Arg. Soy muy desafortunada.

Shoo, shoo. ¡Fuera de mi cabeza, ahora mismo!

—Jezz, ¿quién me está volviendo loca tirando repetidamente cosas?

En ese momento, la mujer que dormía sentada en la silla se despertó debido al sonido del sonajero. Entonces, me tiró un palo. Obviamente, esto no tenía ningún sentido.

Por otra parte, ¿repetidamente? ¡Si solo lo he tirado una vez! ¿Qué más he tirado para recibir ese trato? ¡Además, los bebés tiran cosas frecuentemente!

—Deja de ser ruidosa y juega con esto en silencio.

¿Aún así, no vas a lavar el juguete que se ha caído al suelo? No sé si es un mundo de m***da, o si estas personas simplemente no me están prestando atención porque soy la princesa maltratada. Creo que soy una ex-princesa…

*Sniff*

No quiero creerlo.

— ¡Wahh!

Había tirado el sonajero una vez más al suelo. A pesar de que soy un bebé que solo puede gatear, esto no está bien.

En ese instante, la mala doncella comenzó a tranquilizarme. Aún así, había molestia reflejada en su rostro.

— ¿Por qué lloras? Estoy ocupada porque tengo mucho que coser. Aquí, lo cogeré por ti.

—Ewto (esto).

[Den: Se supone que en esta parte Athanasia está intentando hablar.]

¡No me gusta este juguete! ¡Ya lo he tirado dos veces así que está sucio, además este no es de mi estilo! Aunque mi cuerpo sea el de un bebé, si te das cuenta de la edad mental que tengo, jugar con este sonajero no es divertido.

— ¿Se ha cansado de él?

Inclinó la cabeza un par de veces, entonces me colocó, ya que estaba jugando en la alfombra, de nuevo en la cuna. Debe haber dejado el “lugar de las doncellas”.

Si vas a traer otro sonajero, entonces no vuelvas.

—Wah ngh.

Me recosté tranquilamente y levanté la mirada. Cuando lo hice, miré una mano muy suave y blanda en movimiento.

*Suspiro* No importa cuántas veces la mire, no puedo acostumbrarme.

Estaba segura de que me dormí después de haberme tomado la pastilla para dormir… Cuando abrí los ojos otra vez, estaba en esta forma. ¿Esto tiene sentido? ¿Qué es esto? La tierra no es ni siquiera una novela de fantasía, y aún así me he convertido en un bebé.

Además, para quién trabajan las doncellas es para mí, que soy  la princesa de este país. El mundo definitivamente se ha vuelto loco.

— ¡Princesa!

¡Ah, esta doncella siempre es así! ¿Se te permite abrir la puerta de una habitación donde está un bebé tan repentinamente y fuerte, y también gritar como quieras?

—La doncella principal ha dicho que hay una falta de presupuesto. Solo juegue con lo que tiene aquí.

La doncella me obligó a agarrar el sonajero con mi mano y volvió a tejer.

—No intentaré calmarla aunque llore esta vez. Estoy realmente ocupada.

Las palabras y el tono que escogía para hablar siempre era cruel y áspero.

¡Soy. Un. BEBÉ! ¿Crees que podría entender lo que estás diciendo? Wahh, ¡eso es muy injusto!

Quizás esto incluso sea así para las verdaderas princesas. Al ser una huérfana en mi anterior vida, estaba agradecida de haber nacido como una princesa que tenía una cuchara de oro en la boca, pero… ¡¿Por qué tiene que ser una princesa maltratada?! ¡Wahh!

♦ ♦ ♦

Yo era una huérfana.

Una chica mayor del mismo orfanato al que iba en mi vida anterior, me había dicho que cuando era una recién nacida, me envolvieron en una prenda y me dejaron frente al orfanato.

Cuando escuché esas palabras por primera vez, fue cuando tenía un año menos para ingresar a la escuela primaria, en febrero, y esa chica mayor tenía 19, la edad a la que tienes que abandonar el orfanato.

Como mi madre ni siquiera me dio un nombre, la directora del orfanato usó una guía telefónica para darme uno; “Lee Ji Hye”. Cuando escuché eso, estaba como: “Bien, entonces…”

En el orfanato había muchos niños que eran como yo, y ya era demasiado tarde para mí tener sentimientos por mi madre ausente. Los chicos de ocho años del orfanato no eran ni siquiera niños.

En el pequeño y apenas apropiado orfanato, solo podía luchar con los niños por comida. Así que cuando pensé en la chica mayor que había dejado el orfanato, me dio un poco de esperanzas y emoción dejar este lugar de mi**da.

Sin embargo, la realidad no es algo que se pueda conocer solo con tu imaginación. Más aún para una chica huérfana que ni siquiera tenía dinero y, bueno… ¡nada!

Después de dejar el orfanato, no había algo que no hubiera hecho para ganar dinero. Lavé platos, hasta que mis manos se volvieron insensibles; trabajé en un centro de juegos, donde había humo de cigarrillo por todas partes; comí sushi coreano caducado y trabajé en un hipermercado. No solo eso, lavé coches bajo el sol abrasador e incluso me dio un golpe de calor.

Soñé con vivir como una estudiante normal, como estudiar e ir a citas, pero realmente no tenía tiempo que perder. Solo me dejé la piel trabajando durante toda mi vida, ni siquiera podía apartar la mirada de mi trabajo por un segundo.

Wow, realmente no hay esperanzas para mí. En el invierno, me congelaba dentro de mi casa sin calefacción, temblando por el frío y pensando en cosas como esa.

Al día siguiente, tenía que trabajar a la medianoche pero ni siquiera podía dormir porque hacía frío. Si este fuera el caso, el verano era mucho mejor. Estaba preocupada de que me pudiera congelar si me dormía en ese estado.

Pero, mientras vivía, no fue solo una vez que me quedé así. Fue día tras día.

Dejándome sin más remedio, terminé rogándole a la casera y tomándome la pastilla para dormir que conseguí el día anterior. La somnolencia me hizo olvidar todas mis preocupaciones.

Y ~ cuando abrí los ojos, era una princesa.

♦ ♦ ♦

—Abwa.

Hoy era igual que cualquier otro día.

Durante todo el día, comía, hacía caca, y me quedaba mirando fijamente las cosas. Todavía estaba confundida, si esto era realidad o solo un sueño.

—Nuestra hermosa princesa Athanasia.

Lo que era una suerte es que no solo había doncellas malas, sino también buenas.

Le sonreí a la doncella, que jugaba conmigo, sacudiendo el sonajero. Era joven y hermosa, con cabello azabache y ojos azules puros. Aparentaba tener unos 20 años, y parecía que la doncella que me cuidaría por este mes era esta chica de aquí.

¿Por qué no tengo una niñera sino una doncella cuando soy una princesa? ¡Pfft! Eso era porque soy cierta princesa maltratada.

—Debería crecer rápido y sana.

Era tan hermosa, que cuando la conocí por primera vez, solo con mirar su rostro me quedaba en blanco y babeaba. El nombre de la inocente doncella era la majestuosa Lillian. Ah, ¡qué bien se ajusta su nombre a esta belleza extrema!

Así que la llamo (mentalmente) Lilly para abreviar. Es genial tener una doncella con semejante gracia, quien haría que la mente de las personas que la miraban se quedara en blanco.

*Suspiro*

¿No es esto una vida exitosa?

—Uwa, bah.

Pero una tranquila tristeza llenó el rostro de Lilly, que me miraba. Oh no, sentí como si mi corazón se estuviera rompiendo en pedazos cuando miré a una chica tan hermosa frente a mí parecer tan triste.

Cuando Lilly me miraba, recordaba algo y frecuentemente ponía esa expresión.

Hermana [2], no hagas ese tipo de cara. Te ves mejor cuando sonríes.

—Mi, mi, Princesa. Es hora de dormir.

Pero la felicidad fue solo por un momento, por la declaración de Lilly, terminé estando en desacuerdo.

Diciéndome que duerma cuando el sol todavía está en el cielo, ¡aún tengo mucha energía! Aunque me sienta somnolienta, esto era una situación diferente, porque era una bebé que ya había dormido por mucho tiempo.

Juega más conmigo. Es demasiado aburrido aquí.

—De ninguna manera. Solo crecerá joven y sana si come sus comidas y duerme bien.

Mi lucha no funcionó. Al verme jugando con mi sonajero en sus suaves manos, sonrió una vez más.

— ¡Lillian!

En ese momento, una voz se escuchó fuera de la habitación. Esa doncella siempre hacía eso. ¡Soy débil y pequeña así que me sorprendo fácilmente!

Lilly, que también escuchó esas palabras, tenía arrugas entre sus cejas. Sus manos que me acariciaban suavemente el pecho, en caso de que me hubiera asustado, me hacían sentir bien.

—Princesa Athanasia, saldré por un momento y regresaré pronto.

Moví mis manos para señalar que puede ir. Aún así, a sus ojos parecería como si estuviera luchando. *Sniff*

Sola, puse los ojos en blanco mirando al techo mientras estaba acostada. Miré alrededor de la preciosa habitación y observé los patrones de arriba. Moviendo mis ojos más y más, los muebles brillantes y las decoraciones entraron en mi campo de visión.

Siempre tenía curiosidad cuando los miraba, ¿era oro de verdad? Tendré que intentar morderlos más tarde cuando mis dientes crezcan. Es otra historia si todavía estoy viva para entonces, por supuesto.


Notas:

[1] Se refiere al sonajero que normalmente se le da a los bebés para que jueguen.

[2] Los coreanos llaman a cualquier persona mayor que ellos, hermano o hermana.

[Nemoné: Entonces, ya está el primer capítulo de “Princesa encantadora”. ¡Hurra por la traductora, Den! Disfruten la novela y esperen con ansia sus capítulos. Nos leemos ~ ]

[Den: ¡Jajaja, gracias! Disfrutaré traduciendo esta novela, espero que ustedes también~ ]

♥ ❤ ♥

| Índice |

3 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 1

  1. Khrystal MeL says:

    Me encanta el manhwa y poder leer la novela me llena de felicidad. Sin duda estaré pendiente capítulo a capítulo
    Gracias por su esfuerzo y por la traducción

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *