Un día me convertí en una princesa – Capítulo 1: Un día me convertí en princesa (1)

Traducido por Den

Editado por Nemoné


— ¿Qué tengo que hacer para que Su Majestad me ame?

Athanasia observó a la persona frente a ella con un rostro manchado de lágrimas. Sin embargo, su padre, el emperador Claude, solo miró su rostro sin emociones en sus ojos.

— ¿Tengo que ser como Jennet? Entonces, ¿me amarás? ¿Dirás mi nombre con ternura y me mirarás amablemente con tus ojos llenos de calidez como a Jennet? Si me esfuerzo un poco más, quizás…

Su hermosa hermanastra. No fue suficiente con quitarle la pequeña gloria que nunca antes había tenido Athanasia, sino que también le robó a su padre. En este momento, Athanasia estaba en un estado mental realmente malo para atreverse a mencionar su nombre frente a él.

—En lugar de rechazarme, ¿no me abrazarás con esas manos tuyas?

—Nunca, incluso si muero.

— ¿Por qué?

Sin embargo, Claude no dudó en responder. Ni siquiera se sorprendió cuando su hija siempre obediente se mostró tan desesperada frente a él.

—También soy la hija de Su Majestad. Llevo aquí mucho más tiempo que Jennet.

Esto se llevó todo el coraje de Athanasia para rogar por su primer deseo, y fue su último recurso. Sin embargo, su rey, su padre permaneció indiferente hasta el final.

—Estúpida.

Las manos que se aferraban a las piernas de Claude cayeron al suelo sin fuerza. Las fuertes palabras distorsionaron la mente y los pensamientos de Atanasia. La voz que atravesó sus oídos fue mucho más cruel que antes. Estaba llena de un profundo desprecio.

—Nunca te he considerado mi hija.

Los ojos de Athanasia, teñidos de un azul claro como el océano, poseían una profunda desesperación como nunca antes.

«Princesa Encantadora» —Capítulo 8: Destino distorsionado

♦ ♦ ♦

*¡Jadeo!*

Qué locura. El repentino recuerdo de una escena de una novela me dejó sin palabras e hizo que soltara el sonajero de mis manos. ¿Por qué de repente pensé en la novela que había leído antes? 

Era la novela romántica que leí cuando un estudiante de secundaria la dejó en el centro de juegos en el que trabajaba a tiempo parcial. Recuerdo que era una historia rara e infantil cuyo título se ajustaba bien a ella. Era «Princesa Encantadora».

¿La recordé porque mi nombre es el mismo que el de la princesa que muere a los 18 años a manos de su propio padre? Soy muy desafortunada. Arg, ¡sal de mi cabeza ahora mismo!

—Caray, ¿qué sucede? ¿Por qué lo sigues tirando?

Justo en ese momento, la mujer que hasta ahora había estado dormitando en la silla se despertó debido al ruido del sonajero. Luego, como si fuera de esperar, me pegó. Por supuesto, esto no tenía ningún sentido.

¿Por qué tan repentinamente? ¡Si solo lo he tirado una vez! ¿Qué más he tirado para recibir ese trato? ¡Además, los bebés tiran cosas frecuentemente!

—No llores tan alto y juega con esto en silencio.

¿Aún así, no vas a lavar el juguete que se ha caído al suelo? 

No sé si el concepto de higiene de este país no es realmente bueno o si solo me están ignorando porque soy la princesa maltratada. Creo que es la última… No quiero creerlo.

— ¡Wahh!

Volví a tirar el sonajero en mi mano al suelo.

No importa si soy un bebé que solo puede gatear, esto no está bien.

En ese instante, la mala doncella comenzó a tranquilizarme. Aún así, la molestia se reflejaba en su rostro.

— ¿Por qué lloras? Estoy ocupada porque tengo muchas cosas que coser. Aquí, lo recogeré por ti.

—Ewto (esto).

Den
Se supone que en esta parte Athanasia está intentando hablar

¡No me gusta este juguete! ¡Ya lo he tirado dos veces así que está sucio, además no es de mi gusto! Aunque mi cuerpo sea el de un bebé, si supieras la edad mental que tengo, ¡sabrías que jugar con este sonajero no es divertido!

— ¿Se ha cansado de él?

Inclinó la cabeza hacia un lado un par de veces, luego me levantó de la alfombra donde estaba jugando y me recostó nuevamente en la cuna antes de salir de la habitación. Quizás vaya donde la doncella principal. Si vas a traer otro sonajero, entonces no vuelvas.

—Wah ngh.

Me recosté en silencio en la cuna y levanté la mirada. Entonces pude ver una mano blanca y suave en movimiento debajo del móvil giratorio[1].

Ah, no importa cuántas veces la mire, no puedo acostumbrarme.

Aparentemente me quedé dormida después de tomar pastillas para dormir… Cuando abrí los ojos otra vez, era así. ¿Esto tiene sentido? ¿Qué es esto? El mundo no es ni siquiera una novela de fantasía, y aún así me he convertido en un bebé.

Además, las hermanas[2] cuidan a la princesa de este país; me cuidan a mí. El mundo definitivamente se ha vuelto loco.

— ¡Princesa!

¡Ah, esta doncella siempre es así! ¿Está bien que abras de esa forma la puerta de una habitación donde está un bebé y le grites?

—La doncella principal ha dicho que no hay presupuesto. Solo juegue con esto.

La hermana mayor me obligó a agarrar el sonajero con mi mano y luego volvió a tejer.

—No intentaré calmarla aunque llore esta vez. Estoy realmente ocupada.

Las palabras y el tono que escogía para hablar siempre era cruel y áspero.

¡Soy un BEBÉ! ¿Crees que un bebé entenderá lo que estás diciendo? Wahh, ¡eso es muy injusto!

Quizás también es así para las verdaderas princesas. Al haber sido una huérfana en mi anterior vida, estaba agradecida de haber nacido como una princesa que tenía una cuchara de oro en la boca, pero… ¡Por qué tuvo que ser una princesa maltratada! ¡Wahh!

♦ ♦ ♦

Yo era una huérfana.

Una hermana mayor del mismo orfanato al que iba en mi vida anterior, me dijo que cuando era una recién nacida, me dejaron frente a la puerta del orfanato envuelta en una prenda.

La primera vez que lo escuché fue en febrero, un año antes de ingresar a la escuela primaria, y la hermana mayor ya tenía 19 años, la edad a la que tienes que abandonar el orfanato.

Como mi madre ni siquiera me dio un nombre cuando me abandonó, la directora del orfanato usó una guía telefónica para darme uno: “Lee Ji Hye”. Cuando lo escuché por primera vez, solo dije: “Bien, entonces…”

En el orfanato había muchos niños que eran como yo, y ya era demasiado tarde para sentir la ausencia de mi madre que nunca estuvo en mi vida desde que tuve consciencia.

En un orfanato, los niños de ocho años no son ni siquiera niños.

En el pequeño y apenas apropiado orfanato, solo podía pelear con los otros niños, en las mismas circunstancias que yo, por un tazón de arroz todos los días.  Así que cuando tuve la misma edad que la hermana mayor que me contó los secretos de mi nacimiento, me sentí un poco emocionada ante la sensación de libertad que sentí al finalmente poder escapar de este maldito lugar.

Sin embargo, la realidad era mucho peor de lo que pensaba. Más aún para una chica huérfana que ni siquiera tenía dinero ni estudios académicos, ¡nada!

Después de dejar el orfanato, no hubo nada que no hubiera hecho para ganar dinero. Lavé platos, hasta que mis manos se volvieron insensibles; trabajé en un centro de juegos, donde había humo de cigarrillo por todas partes; comí sushi coreano caducado y trabajé en una tienda de conveniencia. No solo eso, lavé coches en un lavadero bajo el sol abrasador e incluso me dio un golpe de calor.

Soñé con vivir como una estudiante normal, quería estudiar e ir a citas como los demás, pero realmente no tenía tiempo que perder y mi situación no era buena. Era abrumador tener que pagar una tarifa mensual por una habitación individual y mohosa, así que me dejé la piel trabajando durante toda mi vida, ni siquiera podía apartar la mirada de mi trabajo por un segundo.

Wow, realmente no hay sueños ni esperanzas para mí. En el invierno, me congelaba dentro de mi casa sin calefacción, temblando por el frío y pensando en cosas como esa.

Al día siguiente, tenía que trabajar a la medianoche pero ni siquiera podía dormir porque hacía frío. El verano era mucho mejor. Porque también estaba preocupada de que me pudiera congelar si me dormía en ese estado.

Sin embargo, ya habían pasado varios días desde que no podía dormir debido al frío que hacía y sabía que no duraría mucho si no descansaba apropiadamente pronto. Así que no tuve más remedio que rogarle a la casera y me tomé una  pastilla para dormir que conseguí el día anterior. La somnolencia me hizo olvidar todas mis preocupaciones.

Y cuando abrí los ojos, era una princesa.

♦ ♦ ♦

—Abwa.

Hoy también estaba balbuceando en la cuna como cualquier otro día.

Durante todo el día, comía, hacía caca, me quedaba mirando fijamente las cosas y me aparecían nuevos moretones pequeños por culpa de las doncellas malas[3]. Todavía estaba confundida, si esto era realidad o solo un sueño.

—Nuestra hermosa princesa Athanasia.

Lo único que me consolaba era el hecho de que no solo hubieran malas hermanas doncellas que me pegaban, sino también buenas.

Le sonreí a la doncella que mecía la cuna y jugaba conmigo con el sonajero. Era una hermana joven y hermosa, con cabello castaño y ojos azules puros. Aparentaba tener unos 20 años, y parecía que sería la doncella que me cuidaría a partir de este mes.

Soy una princesa, pero ¿por qué me cuida una doncella y no una niñera? Es porque soy cierta princesa maltratada.

—Debe crecer rápido y sana.

Cuando vi su rostro por primera vez, era tan hermosa que mi mente se quedó en blanco y babée. El nombre de la inocente y hermosa doncella era Lillian. Ah, ¡era un nombre perfecto para esta belleza extrema con apariencia de lirio! Así que la llamo (mentalmente) Lilly para abreviar.

Es genial tener una doncella con semejante gracia, quien haría que la mente de las personas que la miraban se quedara en blanco. Ah, bueno, había vuelto a nacer.

—Uwa, bah.

Sin embargo, cuando me miraba, su rostro comenzaba a llenarse lentamente de tristeza y anhelo. Oh no, ver a mi bella hermana hacer esa expresión, hizo que sintiera como si mi corazón se estuviera rompiendo en pedazos.

Cuando Lilly me miraba, recordaba algo y su expresión cambiaba.

Oh, hermana no pongas esa cara tan triste. Eres hermosa cuando sonríes.

—Oh. Princesa, es hora de ir a la cama.

Pero la felicidad fue solo por un momento, porque ante la declaración de Lilly, terminé estando en desacuerdo.

¡Me dice que vaya a dormir cuando el sol todavía está en el cielo! Aunque me sienta somnolienta, esto era una situación diferente, porque era una bebé que ya había dormido por mucho tiempo.

Por favor, no hagas eso y juega un poco más conmigo. Me aburro mucho aquí.

—De ninguna manera. Solo crecerá si come bien y duerme bien.

Mi lucha fue inútil. Lilly se reía mientras me miraba jugando con el sonajero en sus suaves manos.

— ¡Lillian!

En ese momento, escuché una voz llamando a Lilly fuera de la habitación. Esa hermana siempre hace eso. Soy una bebé frágil y pequeña, por eso me sorprendo fácilmente, ¡¿no lo sabe?!

Lilly frunció el ceño ante el comportamiento inconsciente de la persona que estaba al otro lado de la puerta. El suave toque de sus manos que me acariciaban el pecho, en caso de que me hubiera asustado, me hizo sentir bien.

—Princesa, saldré por un momento.

Agité las manos como diciendo adiós. Aún así, a sus ojos parecería como si estuviera luchando.

Me quedé sola, mirando al techo y acostado en la cuna, puse los ojos en blanco. Miré el techo con magníficos candelabros y hermosos patrones. Cuando dirigí la mirada hacia un lado, pude ver los muebles brillantes y las decoraciones desde mi cuna.

Siempre me preguntaba cuando los miraba, ¿es realmente oro? Tendré que intentar morderlos más tarde cuando mis dientes crezcan. Por supuesto, si todavía estoy viva hasta entonces.

—Uwa.

No podía evitar temblar cuando pensaba en los rumores que circulaban sobre el hombre llamado “papá”. Lo único que sabía era la información filtrada por las hermanas doncellas, pero ya sabía que era un gran psicópata. Me tensaba cada vez que escuchaba las historias de las hermanas que venían a limpiar mi habitación todos los días.


Notas:

[1] Un móvil giratorio es un accesorio de cuna que se sujeta mediante un soporte, tiene diferentes objetos de entretenimiento para los bebés y da vueltas y vueltas.

[2] En esta parte Athanasia utiliza la palabra unnie para referirse a las doncellas. Unnie en coreano es hermana mayor y los coreanos suelen referirse a personas mayores que ellos como unnie. Pero este término solo se utiliza para dirigirse a las chicas. En el caso de los chicos es oppa, un término únicamente utilizado por las mujeres. Ya que cuando es entre hombres, ellos utilizan hyung.

[3] Athanasia es una princesa maltratada, y como ella explicó, en el Palacio Rubí también hay doncellas malas. Recuerden que cuando despierta como princesa, hay una doncella que le pegó como si fuera normal pegarle a un bebé.

Nemoné
Entonces, ya está el primer capítulo de Princesa encantadora. ¡Hurra por la traductora, Den! Disfruten la novela y esperen con ansia sus capítulos. Nos leemos ~

Den
¡Jajaja, gracias! Disfrutaré traduciendo esta novela, espero que ustedes también~

| Índice |

13 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 1: Un día me convertí en princesa (1)

  1. Yam says:

    Hola chicos, estaba leyendo la historia en Wattpad con As pero una cosa llevó a la otra y borraron su traducción, me voy a leer desde el principio la historia con ustedes ❤️❤️❤️❤️❤️. Por favor sigan con su bello trabajo, seres preciosos. Y que ningún tonto se robe su traducción :’)

  2. Nade5969 says:

    Muchísimas gracias por traducir está increíble novela!! Estoy súper emocionada de haberla encontrado al fin! Los apoyo 100pre!!! 😍😍

    • Den says:

      ¡Wow, nos hace muy feliz a ambas que nos apoyes! Eso nos da ánimos para seguir traduciendo, de verdad. ¡Muchas gracias ❤️!

    • Arthy-love-Lucas says:

      Gracias por publicar esta historia tengo mucho tiempo buscándola para leerla y no encontraba, me recomendaron esta página y me encantó hacen un gran trabajo gracias y sigan con su hermoso trabajo que se les aprecia mucho😘😘 Gambare (Animó)

      • Den says:

        ¡Hola! Nos alegra que nos hayas encontrados, esperamos poder seguir trayendo más capítulos. Actualmente estamos modificando los capítulos ya que he comenzado a traducir todo desde el coreano, así que verás cambios, repeticiones o que faltan escenas en algunos capítulos por las modificaciones, así que no te asuste, lo iremos arreglando poco a poco. ¡Gracias por leer y comentar ❤️!

  3. Cerezoo-chan says:

    Muchísimas gracias por el capítulo 💜🌸💜🌸

    Realmente quería encontrar esta novela, sigo el manhwa pero sin embargo la novela es más explícita y por ello lo adoro 💜💜💜

  4. Khrystal MeL says:

    Me encanta el manhwa y poder leer la novela me llena de felicidad. Sin duda estaré pendiente capítulo a capítulo
    Gracias por su esfuerzo y por la traducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *