Un día me convertí en una princesa – Capítulo 10

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—La princesa Athanasia será bendecida con lo que merece a partir de hoy.

[Nota: Significa que Athanasia pasará tiempo con Claude.]

Pero, no es como si me hubieras reconocido como tu hija. Él definitivamente dijo en el libro que nunca había pensado en Athanasia como su hija.

No sé qué clase de broma es esta cuando Claude, desde un principio, no me aceptaba. ¿Qué pasa por tu cabeza?

Y parecía que Lilly se sentía de la misma forma que yo. Su cara después de abandonar el lugar, parecía que no iba a recuperar su color pronto.

—Está bien, todo va a estar bien, Princesa.

Al escuchar su susurro en su abrazo, esperaba que todo realmente estuviera bien.

♦ ♦ ♦

—Parece que estás más gorda que la última vez que te vi.

Aunque ha pasado un tiempo, Claude y yo éramos los mismos.

¡Solo han pasado 10 días desde que nos encontramos y no creo que haya engordado en ese tiempo!

— ¡Je je, papá también es guapo!

Desde entonces, me reuní con Claude dos veces más y tuve un momento mortal de padre e hija. Lo sentí por mi experiencia, pero este tipo no tenía la intención de matarme cuando actuaba valiente e impertinente.

En cambio, se ponía inexpresivo cuando actuaba como una niña asustada y también cuando respondía con miedo mezclado en mi tono.

Lo que más me asustaba era cuando Claude me miraba como si estuviera aburrido. Puedo estar equivocada, pero creo que esta persona me deja vivir solo por un momento de entretenimiento.

Es por eso que sentía como desmayándome del miedo. Sentí la mirada sorprendida de Lilly al escuchar mis palabras. Pero claro, Claude tampoco me mató esta vez. ¡Sabía que le gustaba el estilo directa y valiente!

—Sígueme.

Me miró con los ojos ligeramente abiertos, entonces se dio la vuelta. Fue entonces cuando Lilly y Félix exhalaron el aire que habían estado reteniendo.

Sentí ganas de llorar sangre de cómo tiraban de mi cuerda de la muerte y después la soltaban, tiraban y soltaban repetidamente.

—De casualidad, estaba a punto de salir a navegar, prepárate.

¿Preparar? ¡Hah! Además “de casualidad” vamos en un bote. Ja, sé que planeaste esto y me trajiste aquí cuando era el momento. ¡Cómo te atreves a fingir que esto es “una coincidencia”!

Si necesitabas algo, probablemente ya era preparado de antemano, así que estoy bastante segura que significa “cállate y sígueme”.

—Su Majestad, lamento interrumpir, pero es demasiado pronto para que la Princesa juegue en el agua…

— ¿De qué estás tan preocupada cuando Jim estará con ella?

¡Ese es el problema, bast***o!

Lilly, que fue lo suficientemente valiente como para hablar, comenzó a mirarme con ojos preocupados. Como las personas no estaban invitadas a unirse al bote de la Familia Real, estaba segura que estaba preocupada de que nadie pudiera ayudarme si algo sucedía.

Pero no te preocupes, hermana Lilly. ¿Qué harás si este bast***o decide lastimarte?

¡Pero en realidad no quiero viajar en el mismo bote que Claude viajará! “De repente no eres tan entretenida. Muere”. ¡Y *splash*! ¡Al lago voy! ¿¡Quién sabe si hará eso?!

Este bastardo podrido se detuvo en seco y me preguntó:

— ¿No quieres montar al bote conmigo?

—Ahh, Atti montará con papá.

Una vez más, sonreí inocentemente y respondí.

Al escuchar mi respuesta, la cara de Lilly palideció pero no tuve remedio. Así es como tuve que pasar un rato en bote con Claude sintiendo que era una obligación.

¿Cuán enorme es el lugar, que en realidad tiene un lago lo suficientemente grande para pasar un rato en bote? Con mi rostro sin vida, floté en el agua con Claude sentado frente a mí.

Claude me cogió para subir, y durante ese tiempo, temblé de miedo por si me tiraría al agua, sin que nadie lo notara. Cuando ya había completado la misión de “subir al bote”, ya no quedaban fuerzas en mi cuerpo.

¿Huh? Sin embargo, este bote no era controlado. ¿Los botes en los que las personas de sangre real viajan son siempre así? ¡No es inestable y solo se desliza sobre el agua!

Espera. No estamos remando el bote. Entonces, ¿cómo se mueve esta cosa? ¿Hay como un motor o algo así? O, ¿quizás este bote tiene dos plantas en total y los trabajadores están moviendo sus piernas con fuerza? Huhhh.

— ¿En qué estás pensando?

No me hables. No me mires. Wahhh.

Estaba pensando en responder con “¡Hoy hace buen tiempo!” o “¡El lago es hermoso!” a la pregunta Claude, pero decidí ir por esto:

— ¡El cabello de papá brilla! ¡Es brillante! ¡Es hermoso!

Bueno, era cierto que el cabello de Claude era bonito. Mi cabello rubio claro también era bonito, pero el cabello rubio oscuro como la miel de Claude era más de mi estilo.

Ahh, ¿me volví muy adicta al oro? *Sniff*

— ¡Brillante! ¡Brillante! ¡Me gusta! ¡Je je!

Claude sonrió muy ligeramente a mi respuesta. No, espera… Si sonríe así… siento que algo malo va a pasar.

—Cuando lo recuerdo, tenías algunos bolsillos llenos de gemas ese día.

¡Dun Dun DUN!! ¡Es una meta! ¡La competidora Athanasia está en la primera fase para una crisis menta!

—También estoy guardando tus tesoros, así que te los devolveré la próxima vez que vengas.

Mis tesoros… ¡Mis tesoros…! ¡Él tiene mis tesoros y no puedo evitarlo! ¡Ahhh!

Estaba sorprendida, dejé mis bolsillos llenos de mis preciosidades, ¡pero quién sabía que Claude en realidad las tomó! ¡Ahh, qué locura! Realmente no creo que tenga en un futuro una muerte tranquila.

Cuando me quedé en silencio. Claude ya estaba inexpresivo. Está aburrido. Sus ojos estaban puestos en el lugar junto al lago. Eso me dio la oportunidad de examinarlo un poco más libremente.

Um… ¿De qué país viene la ropa de Claude? ¿Egipto? ¿Grecia?

No lo sé. Olvídalo, de todas formas este tipo de ropa grande y suelta le quedaba muy bien a Claude.

La última vez que lo vi, parecía un león. Pero ahora… ahora parece un leopardo descansando bajo la luz del sol. Bueno, en cualquier caso, sigue siendo un carnívoro salvaje.

Al principio no me di cuenta porque estaba muy sorprendida, pero Claude era muy apuesto que cualquiera se quedaría sin aliento al verlo. M***da. No quiero admitirlo.

Cómo lo describo… Hmm. ¿Un hombre guapo con un aura salvaje rodeándolo? Llevaba ropa suelta como siempre, así que la forma en la que sus músculos se muestran… *¡Jadeo!* ¡No! Sentí que la sangre se acumulaba alrededor de mi nariz.

Descubrí que la madre de Athanasia, Diana, realmente amaba a Claude mientras leía la historia de «Princesa encantadora» .

Al principio no lo entendí, pero ahora siento que si las mujeres lo vieran, lucharían por él como un fuego lanzando chispas.

Los ojos de Claude que miran a algún lugar eran muy hermosos, tanto que incluso yo podía halagarlo, porque sus ojos azules sin calidez parecían en realidad gemas. Desde este ángulo, era un color más claro que el lago en el que estamos, un débil turquesa.

¿El mío también? Aún así, me costó mucho seguir mirando, así que lentamente giré la cabeza.

¿Hmmm? Entonces vi una flor muy mística.

Al principio pensé que estaba viendo cosas pero cuando el bote se acercó a la flor, pude verla con claridad.

Wow… ¿Qué es eso?  ¡Es una flor de loto azul!

¿Ah? No, no lo es. Parece azul porque es el color del lago, pero la hoja en sí era clara. Se parecía a una flor de loto, pero se podía ver a través de las hojas. ¿Pero las flores de loto florecieron en el lago?

Quiero tenerla.

Tenía la sensación de que podía alcanzarla si estiraba mi mano, así que me moví hasta el borde del bote. Sabía que Claude me estaba observando pero incluso eso no hizo que perdiera mi interés en la flor.

Aunque era mística, no era tan bonita. Sin embargo, todavía sentía que tenía que conseguir esa cosa.

Un poco más. Sólo un poco más.

Y cuando mis dedos estaban a punto de tocar la hoja…

*¡Splash!*

Me tiraron del bote. [1]

— ¡Pffff!

El agua entró en mi boca y nariz con rapidez. Agité mi brazos y piernas con desesperación.

¿Qué es esto? ¿Cómo se volvió así?

Estaba mentalmente desesperada porque no podía respirar por el agua. El pesado vestido de varias capas, con el que me hicieron vestir mis hermanas doncellas el día que me reuno con Claude, estaba mojado y pesado.

¡Espera! ¡No puedo nadar! ¡No puedo!

—A-Ayuda…

No importaba cuánto agitara los brazos y piernas, no pude conseguir agarrarme a nada. Solo podía arañar el bote con mis manos mojadas, ni siquiera tenía la fuerza para salir del agua. Aunque lo sabía, estaba constantemente agitándome para agarrame por el miedo.

Y cuando los ojos que estaban tan calmados como siempre se encontraron con los míos, mi cuerpo que ya estaba frío pareció congelarse hasta el final de mi dedo del pie.

Claude solo me miraba en silencio agitarme en el lago. En el preciso momento en que miré sus tranquilos ojos, lo supe.

No va a salvarme. Ese hombre no me salvará. Va a estar mirándome en silencio mientras me ahogo con esos ojos inexpresivo.

*Splash…*

Cuando me di cuenta, renuncié a toda fuerza en mí. La cosa que se estaba envolviendo alrededor de mi tobillo estaba tirandome. El tiempo que tardé en sumergirme completamente en el agua fue rápido.

El agua llenando mis pulmones se sentía terrible.

No puedo creer que la muerte de esta vida sea por ahogamiento. Mi pensamiento antes de subirme al bote se hizo realidad. ¿Es esto lo que quieren decir con las palabras que dices se vuelven realidad? Aún así, tú…

— ¡Pffft ack!

Maldito perro bastardo apestoso.

*¡Jadear!*

— ¡Hah! Urgh, cough…

En ese momento, una fuerte presión tiró de mí fuera del agua.

Tosí sin control mientras expulsaba el agua. La vista era borrosa, y mi cabeza estaba mareada. También sentí el agua atorada en mis oídos así que al juntar todo eso, no podía controlar completamente mi cuerpo.

— ¡Dios mío, Princesa!

No sé cuánto tiempo ha pasado. Pensé que escuché a alguien correr hacia mí y entonces oí la voz preocupada de Lilly entrando a mis oídos como dagas.

Entonces, me di cuenta que Claude me sacó del bote que llegó a tierra en este momento.

—Félix.

—Sí, Su Majestad.

—Enseña a esta princesa a nada a partir de mañana.

Sacudió su mano mojada, después se alejó de mí.

— ¿No sería vergonzoso si la hija del Jim muriera ahogada?

Esto no era algo que decirle a una hija que casi muere ahogada. Sin embargo, no había nadie aquí que pudiera discutir eso.

Lilly parecía ocupada calmándome, que estaba temblando, con una toalla grande para envolverme, y me abrazó. Félix se quedó sin palabras ante las palabras del emperador, luego, siguió a Claude con una expresión sorprendida.

—Princesa, Princesa… Está bien. Todo está bien ahora, Princesa.


Notas:

[1] Para evitar todo malentendido: en esta parte Claude no es quien empuja a Athanasia del bote, sino la flor de loto en el lago tira de ella de modo que Atti cae al agua.

| Índice |

3 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 10

  1. YukiMiketsu says:

    Gracias por el capítulo los Amoo!!!!! *-*
    HAAAA como me encanta esta historia….
    Claude por un momento sentí que no salvarías a Atti u u

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *