Elmer – Vol 3 – Capítulo 9: Trabajo e Interés


[Chico sin nombre]

—Levántate, hay una reunión —La voz del Viejo me despertó temprano por la mañana. A pesar de que estoy actualmente de mal humor, ¿por qué tengo que buscar un niño perdido?

—¿Su apariencia? —Sólo pregunté en breve las cosas necesarias.

—Tiene una estatura baja y pelo plateado. Vas a buscar dentro de la residencia.

—¿Solo eso?

—Los otros miembros ya fueron. Muévete.

—Sí, sí —Di una breve respuesta mientras bostezaba, y luego desaparecí.

Matthias hizo uso de todo el mundo para buscar a ese mocoso perdido sólo porque es el amo, ¿Está bien de la cabeza? Sin embargo, el Viejo me entrenó.

Mientras pensaba en esas cosas, recorrí la residencia moviéndome rápidamente por el aire.

Parece que el príncipe tiene pelo plateado. No, no es Príncipe sino El-sama, ¿verdad?

Es ese príncipe tranquilo. ¿Ah, fue porque casi fue asesinado por su padre? Recuerdo que me dijeron todo cuando volví de mi misión. No sabía que el hijo secreto de Su Majestad debía ser dispuesto por el viejo. No me dijeron mucho.

Cómo lo sabía, lo examiné sigilosamente. Me molestó, ¿por qué un chico que tenía  circunstancias grandiosas, a propósito, rechazó su posición?

—¿No está aquí tampoco?

He buscado en todas las habitaciones dentro de la residencia, pero no lo vi. Sin embargo, también existe la posibilidad de que haya dejado la finca. No puedo encontrarlo, no importa cuánto lo busqué en mi área asignada.

Terminemos rápidamente esto.

Dando un bostezo, me volví hacia la habitación donde trabajaban muchos criados.

Aun así, no importa cuánto lo mire, es una propiedad ridículamente grande.

Demonios, ¿cuántos sirvientes tienen?

Debido a mi trabajo, he visto muchas residencias en muchos países, pero esta sigue siendo la más grande cuando se trata de tamaño.

—Keh, solo porque es grande, no significa que sea bueno —Maldije sin que nadie lo oyera mientras salía sin problemas del cuarto lavadero.

Y luego me paré frente a la última habitación, que es la cocina. No sólo elegimos este lugar para terminar por casualidad. Personalmente me dirigí al último lugar.

¡Vamos!

Girando mis hombros alrededor, me encendí, me relajé y entré después de borrar mi presencia.

El interior de la cocina seguía tan caliente como de costumbre. No hace calor porque usan fuego para cocinar. Es porque la gente de dentro es enérgica. A diferencia de mí que ha estado irritado desde esta mañana.

Fui por la habitación a lo largo de la pared. La variedad de platos que se estaban preparando se colocaron en un plato alto.

Al ver eso recordé mi estómago vacío, y luego miré hacia adentro cuando sentí como si algo se moviera rápidamente.

Las ollas apiladas bloqueaban mi vista desde este lugar. ¿Era un cocinero? Incluso si hay un tipo sospechoso aquí, esta es la cocina de la Casa Vern Oeste. No hay nada aquí en particular, así que está bien.

¿Debo confirmarlo?

Sinceramente, es un dolor. Pero siento que debería comprobarlo de alguna manera.

Tu percepción es bastante confiable. Las palabras que el viejo me dijo durante mi entrenamiento vinieron a mi mente.

Vamos a confirmar por el momento, y luego salir.

Decidí darme una vuelta por el lugar y luego buscar la cosa que se movía rápidamente una vez más.

¡Ahí! Algo ciertamente se retuerce.

—Es difícil de ver, ¿eh? —Hice un click con mi lengua de la irritación por ser incapaz de coger al objetivo.

Quizá sea por la distancia. Palmeé el cuchillo de mi cintura. Cuando me acerqué, lo que vi fue un cabrito con pelo plateado.

Un niño… ¡es él!

Me relajé y bajé la mano con el cuchillo. Tenía una espalda pequeña y era como si estuviera asimilado en la pared blanca que nadie se fijó en él.

Pero, ¿por qué está en este lugar? Si se perdió, sólo elevar la voz está bien. Si es porque está jugando… elegir este lugar es raro. Por un breve período, lo pensé.

De cualquier manera, regresare después de ver lo que está haciendo.

Avancé paso a paso y me puse detrás para que no se diera cuenta.

Cuando vi el espectáculo, inmediatamente pellizqué mi mejilla lo más duro posible.

¡Debo despertar inmediatamente de este sueño y responder a la convocatoria del Viejo! No, en primer lugar, la convocatoria era claramente un sueño. No hay duda de eso.

Es comprensible que yo pensara que era así. El chico no se perdió, pero tampoco es como si estuviera jugando. Estaba lavando los platos.

Si sólo fuera eso, entonces puedo aceptarlo con la mente abierta. Pero, ¿por qué es así?

¿Por qué había muchos pájaros transparentes cerca del niño que tenía burbujas esponjosas en sus dos manos?

¿Estaban esos pájaros de pie en una línea para apoyar los platos con burbujas blancas y luego alternativamente lavarlos?

Y, por último, ¿por qué reconozco a esos pequeños pájaros?

Seguí viendo los platos limpiándose uno por uno en absoluto asombro. Y al final, noté que el último estaba acabado de ser drenado.

En ese momento, el gran plato hizo un sonido mientras era colocado en su lugar, los pájaros pequeños se desmoronaron y volví a mis sentidos.

¡Me reprocharan si vuelve así nada más!

Apresuradamente salí de la cocina y corrí para informar que encontré al niño perdido.

♦ ♦ ♦

El muchacho que terminó de reportar corrió a la cocina de donde vino, más rápido que todos.

Saludó al cocinero que sostenía un cuchillo delante de un gran trozo de carne. Mientras que hay muchos cocineros gordos, él tenía un físico notablemente bueno.

—¡Oi!

Pero el cocinero siguió balanceando el cuchillo inocentemente. Aunque estaba cocinando, hacía grandes movimientos y el cuchillo casi golpeaba al muchacho en varias ocasiones. El joven lo evita con agilidad y finalmente suprimió con éxito la mano del cocinero.

—Espera, hay algo de lo que quiero hablar.

Lo empujó fuera de la habitación diciendo sólo eso. La carne que no dio a conocer su  verdadera forma fue dejada en la mesa de la cocina y el “arma”* hizo un sonido fuerte después de caer en el suelo. Pero las dos figuras desaparecieron en ese momento.

—¿¡Qué es!? Justo ahora, todos mis esfuerzos… La señora y el desayuno de los demás…

—¿No lo has notado?

—¿Notar que?

Cuando el cocinero le respondió que no sabía nada al respecto, el muchacho tuvo que contárselo.

No hay manera de que este tipo no se haya dado cuenta.

El cocinero permaneció en silencio durante un rato y luego alzó la voz.

—¡Ah! ¡Me di cuenta, me di cuenta!

¿Por qué te quedas callado?

Como era de esperar, se dio cuenta. Si este chico se lo informó a la vieja, podría haber dormido más.

—¡Es interesante! ¡Cada mañana es divertido!

—¿Cada mañana? ¿No es sólo hoy?

Si su paradero era desconocido cada mañana, ¿por qué no había una búsqueda antes?

—¡Usualmente siempre! —Se rió con un “gahaha” mientras golpeaba violentamente la espalda del joven.

—¡¡Duele!! —Retorció el cuerpo para escapar, pero quedó un dolor sordo.

—Es un aprendiz, en un intercambio por ayudar ¿sabes? Me ahorra algunos problemas y él parecía disfrutar. ¿Qué pasa? ¿Estaba preocupado por ese niño? ¿No estabas mirando hace un rato?

—¡No es eso!

El chico entendió cuando entró allí, este tipo tiene malos gustos.

Piett. Uno de la sombra de Matthias, un tipo con una gran estructura que se asemeja a una mujer. Él trabaja generalmente como cocinero. No sabía si era cocinero antes de convertirse en una sombra o se convirtió en cocinero después, pero es uno de los miembros que siempre se entromete con el joven.

Por eso el muchacho no quería entrar en la cocina.

—Es decepcionante que ese pequeño sea un niño, ¿no? —Se echó a reír, y golpeó de nuevo la espalda del muchacho con su estúpida fuerza. —¡¡Lo entiendo!! —Reflexiono mientras le frotaba la espalda dolorida.

Él está ciertamente interesado en el niño. Sin embargo, se debe a que quiere saber sobre eso. La estatuilla de pájaro que se derretía cuando llegó a casa.

Para comprobar, sólo un poco… Iré a verlo.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *