Elmer – Vol 4 – Capítulo 3: Compras y Verdad


[Elmer]

—¡Bienvenido!

—Esto es delicioso.

Varias personas pueden ser escuchadas por todas partes. Matthias y yo fuimos juntos al distrito comercial de la Capital Imperial que estaba muy lleno.

Me empapaba el olor de la comida, la dulce fragancia de las flores y todos los demás aromas de la ciudad se mezclan exquisitamente.

También había varias personas en la ciudad a la que fui cuando estaba en la residencia principal de la familia Westvern, pero el entusiasmo en este lugar es aún más prominente.

—Podemos pasar por aquí más tarde si encuentras algo que te interesa. Vamos a reunir las cosas necesarias primero.

Debo haber mirado alrededor demasiado desde que Matthias dijo eso con una sonrisa irónica.

Pasamos por el distrito de compras y seguimos adelante. La gente gradualmente disminuyó y tengo la sensación de que las tiendas se hicieron más grandes. El lugar no está de ninguna manera desierto, más bien es más apropiado decir que toda la calle es tranquila.

—Es aquí—Matthias se detuvo frente a una tienda. Es obviamente una tienda de clase alta a juzgar por su apariencia. El tablero de signos parece decir que es un proveedor de aristócratas.

La puerta se abrió y entramos, el interior de la tienda tenía un montón de bienes que ocupaban mucho espacio.

Cuando el asistente vio a Matthias, nos dijo que esperáramos mientras nos ofrecía asientos y dijo que inmediatamente llamaría al gerente, pero decidí mirar alrededor de la tienda.

—¿Hay algo que encuentres satisfactorio?

Encontré un broche de un dragón que se asemeja a Kioran dentro de una vitrina y el vendedor me llamó cuando lo miré.

—Ah, sí…

—Por favor, tómate tu tiempo para mirarlo —Él dijo eso con una sonrisa agradable, la cual es evidente en toda su cara. Fue una sonrisa de negocios, pero me sentí como que nació de la formación a fondo.

Me quedé satisfecho mirándolo y regresé brevemente a donde estaba Matthias. Matthias estaba sentado elegantemente con las piernas cruzadas e incluso bebiendo té con gracia. Hay una bebida rosa colocada delante de mi asiento. Dudé momentáneamente debido a su aspecto ominoso, pero luego me senté en mi asiento y puse la pajita en mi boca. Un sabor refrescante que es contrario a su aspecto llenó mi boca.

Sí, es delicioso. Voy a investigar qué tipo de jugo es, así puedo ofrecerlo en mi tienda

—Te lo digo, hay tantas… sombras* —Susurre en el oído de Matthias suavemente.

[Nota Jenei: aquí el traductor en ingles lo interpreto como “hay tantas sombras” puede ser un sinónimo para “sombrío”pero yo considero que se debe a que los asistentes estaban en todo momento al pendiente de lo que hacía Elmer]

¿Cuántas veces me llamaron cuando estaba mirando alrededor? El número de clientes es demasiado pequeño en comparación con el número de asistentes de la tienda. Supongo que los aristócratas muy probablemente convocan a la gente de la tienda en sus casas por lo que no hay necesidad de visitar el establecimiento en particular.

—Lo siento.

Sólo dije mis impresiones cuando miré a mi alrededor, pero el rostro de Matthias se puso rígido y luego puso una expresión de disculpa.

—No quería decir que sea culpa de Matthias en particular.

Es verdad. Por lo tanto, no me importa en absoluto. Realmente, Matthias a veces da respuestas que están fuera de tema.

—Siento haberte hecho esperar. Ha pasado mucho tiempo, Matthias-sama. También…

—Este es El-sama.

Un hombre de mediana edad que se presentó como el gerente salió de la parte interior de la tienda. Después de terminar sus saludos, el gerente comenzó a mostrar los artículos de ropa en una fila.

Parece que tengo que elegir lo que quiero de entre ellos.

No sé cómo seleccionar lo bueno, así que Matthias me ayudó en eso. Me dijeron que puedo recogerlos y echar un vistazo, así que lo hice con cuidado para no dejarlo caer.

No hay precio…

Me sentí nervioso y eché un vistazo a la persona que estaba a mi lado, pero Matthias empezó a comprar uno tras otro sin cambiar su expresión.

—Realmente no necesito tanto.

—¿Es eso así? Ah, por favor, entreguen todo esto a la finca.

No me está escuchando en absoluto. Las compras de gente rica son aterradoras. Al final, Matthias y el gerente comenzaron a tener una larga conversación sobre algo. Me aburrí y decidí echar un vistazo fuera.

Parece que la charla tomará un tiempo así que está bien siempre y cuando no vaya demasiado lejos. Volveré después de mirar alrededor por un rato.

Abrí la pesada puerta y empecé a caminar sin rumbo.

Entré en un camino estrecho que se extiende a la izquierda y a la derecha poco tiempo después, el número de tiendas de repente disminuyó y no puedo ver ningún rastro de gente alrededor.

—¡¿Esto es todo?!

Oí el gruñido de un hombre peligroso, después de dar vueltas por los callejones unas cuantas veces.

Me dio curiosidad así que traté de mirar desde un escondite.

—No no…

Hay una niña a lo largo de la pared. Tres grandes hombres maleducados rodeaban a esa chica.

Esta es claramente una escena de extorsión*.

No hay gente alrededor. La única persona que puede salvar a esa chica soy yo. ¿Qué debería hacer? Mi corazón comenzó a latir rápidamente. ¿Debería hacerlo? ¿Puedo ganar?

Nuestro físico es diferente. Pierdo completamente cuando se trata de fuerza. Sin embargo, la magia existe en este mundo. Depende de las reacciones de la otra parte, pero puedo ser capaz de atraparlos desprevenidos usando magia. Puedo hacer esto. Esos chicos no extorsionarán dinero en un lugar como este si son fuertes en primer lugar.

Puedo ayudar a esa chica si tengo éxito e incluso si no puedo, todavía hay la oportunidad de huir. Si pierdo… me sujetare a Kioran y escaparé inmediatamente.

Un hombre agarró el cuello de la niña y la empujó contra la pared. Necesito apresurarme… nadie me ha notado todavía.

En primer lugar, vamos a convocar a un Kioran de tamaño mediano… pero ahora no tengo mi matraz. Si no tengo un núcleo, no puedo invocar a Kioran. El requisito de invocación de mi magia convocatoria es que necesito mojar mi mano antes de que pueda hacer cualquier cosa.

Me retiré lentamente del callejón cuando mi espalda golpeó algo, parece que esto se convirtió en la casa de alguien en algún momento.

De repente me di cuenta de que hay un barril a mi lado.

No sé si es porque se abre con frecuencia, pero levanté fácilmente la cubierta del barril, y luego miré dentro.

Es agua. Parece que tengo suerte. Es un barril para recoger agua de lluvia.

—Lo tomaré por un rato – Después de decir eso en voz baja hacia la casa, empapé mi mano izquierda y luego la saqué. Grandes gotas de agua goteaban y empapaban el suelo.

—Kioran.

Por favor, ayúdame, pensé, y luego recordé la apariencia de mi impertinente dragón a través de los párpados cerrados.

—¿Usted llamó? —Oí una voz familiar a la vez. Es como el sonido de una cosa pesada siendo arrastrada.

—… Kioran.

Ciertamente, te llamé. Mi plan ya se arruinó desde que saliste con un cuerpo tan grande, más de lo que yo quería. En primer lugar, ¿por qué todo sale a tu conveniencia?

Coloqué todo lo que quería decir en un largo suspiro.

A pesar de que planeé que se escondiera en la esquina de la calle, dos tercios del cuerpo de Kioran son completamente visible.

—¡¡Uwaaaaa!!

—¿¡Qué!?

Los hombres hicieron una conmoción cuando vieron a Kioran.

En medio de ella, sin embargo, el ataque sorpresa pareció tener éxito. La chica será capaz de huir de esta manera.

—Tan ruidoso. Ah, sólo te comeré.

Los hombres empezaron a gritar y gritar hacia Kioran, que hacía una observación tan aterradora.

—Comida… —Kioran abrió su boca grandemente y trató de morder a los hombres que empezaron a huir.

Esto se había convertido en un desarrollo inesperado. Aunque él sólo puede usar su cola para la intimidación, pero Kioran parece tener más impacto de lo que había imaginado.

Parece que los comerá en cualquier momento. Kioran no se puede detener.

—Mi… encantadora comida…

¡Incorrecto!

Instintivamente pensé en una réplica de las palabras que él soltó.

En ese momento, me di cuenta de que la chica que quería ayudar estaba sentada mientras miraba inmóvil nuestra dirección.

Tal vez ella no tuvo la oportunidad de escapar inmediatamente.

—Oye, tú…

—¡¡Kyaaaaa!! —La muchacha gritó de miedo con una expresión retorcida cuando la llamé, ella arrojó sus pertenencias y luego comenzó a correr.

Miré, atónito, mientras su espalda se volvía más pequeña, pero volví a mis sentidos cuando desapareció en un rincón.

¿Eh?

Dejé atrás la mano que empecé a estirar en el aire. Se escapó, aunque sólo quería preguntarle si estaba bien.

—¿¡Qué pasó!?

El grito de la chica fue reemplazado por la pregunta de Matthias, lo miré mientras corría desde la dirección de donde venía.

—No estoy realmente seguro…

—¿Tiene heridas…? No, no parece haber ninguna. ¿Quiénes son estos hombres? —Matthias miró a los tres hombres que ahora están tumbados en el suelo después de desmayarse.

—Trataron de robarle dinero a una niña, así que pensé en amenazarlos un poco.

—Los entregaré a los soldados de guardia. Sin embargo, por favor, no vuelvas a hacer cosas irrazonables —Matthias se agachó y comenzó a observar a los hombres — … sus ropas están congeladas. Están congelados.

Tal como dijo Matthias, la ropa de los hombres está congelada. Está bien si es verano, pero la temporada es todavía comienzos de primavera así que recomiendo evitar este tipo de moda.

—La mano de El-sama también está congelada.

—Está bien.

Mi mano está congelada como dijo Matthias. Eso es siempre el caso, ya que empapar mi mano con el fin de utilizar la magia. Por alguna razón, mi mano permanece congelada incluso si dejo de usar magia. Moví mi mano y pequeños fragmentos de hielo cayeron ligeramente al suelo.

—¿Qué demonios es eso?

—Es sólo porque he usado magia.

Me pregunto por qué estaba interrogándome Matthias. Está mencionando las cosas que notó una por una. Incluso su expresión es extraña.

—Las compras se cancelan. Volvamos a la mansión —Después de permanecer en silencio durante un rato, Matthias habló rápidamente mientras sujetaba mi brazo con firmeza.

—Eh, ¿por qué?

—Volvamos por el momento —Respondió sin rodeos y se dirigió a la dirección de la finca en lugar del distrito comercial.

A pesar de que quería comer yakitori en el camino a casa…

En ese momento, no pensé que todo lo que creía en los últimos ocho años sería anulado en ese día.

♦ ♦ ♦

Matthias no me llevó a la casa cuando llegamos, sino que me llevó cerca del lago en el vasto bosque que rodea la finca.

Me pidió que usara la magia así que decidí mostrarle que puedo congelar completamente el agua en el lago. El entorno no es cálido y no quería congelar mi mano dos veces este día, así que hice lo mismo que el estanque antes.

La evidencia de mi magia, que es una isla de hielo, flotaba en el enorme lago.

—Hielo… El-sama… por eso… por lo tanto, esa es la razón…

—¿Qué sucede?

Matthias tuvo una expresión de sorpresa en el instante en que lo vio, pero luego se convirtió en deleite como si comenzara a entender algo. Yo, que no entendía, le pregunté de qué estaba hablando.

—Siempre me lo he preguntado. Sobre la razón del color de pelo de El-sama.

—¿Este color plateado?

Le dejé levantar un mechón de mi cabello. El pelo que fue golpeado por el sol, reflejaba la luz en la superficie del agua, haciéndola brillar.

Realmente, ¿cuánto tiempo tengo que perseverar desde que nací con este pelo sólo para sobrevivir?

—El-sama es tremendamente fuerte. Por el contrario, es por eso que todos los otros colores se negaban. Los aristócratas tienden a considerar los colores pálidos como signo de debilidad, pero ¡el pelo plateado es en realidad una indicación para la capacidad de congelación!

En contraste con la expresión alegre de Matthias, tenía una tez pálida.

¿Qué está diciendo?

Esta es la primera vez que me he sorprendido tanto desde que nací.

Incluso si Matthias me felicitó como el más fuerte, parece que no es realmente cierto. He deducido que está exagerando, pero por lo general lo hace así, que es algo normal.

Varios pensamientos flotaron en mi mente, pero rápidamente desaparecieron como burbujas.

Incluso si no soy el más débil, las alternativas para un café no son realmente muchas. Oh, pero ¿significa eso que no tengo que construir un café ya que no soy tan débil?

Las oportunidades se abrían repentinamente para mí, pero no puedo pensar en nada. Me confundí.

¿Qué quiero hacer? Quiero graduarme de la escuela apropiadamente esta vez. Entonces, si cumplo eso, ¿qué pasa después de ello?

Han pasado ocho años desde que nací en este mundo. Parece largo pero corto, y corto pero largo. He experimentado varias cosas durante ese tiempo. ¿Cómo debería vivir la segunda vez?

—El-sama, ¿te sientes mal?

Estaba perdido en mis pensamientos y debí mostrar una expresión seria, Matthias pareció preocupado cuando me miró.

—No es nada—Regrese a mis sentidos y respondí con una sonrisa.

Quiero ser algo. No es como si fuera a morir en cualquier momento. Pensar en ello a partir de ahora está bien.

Incluso si una cafetería podría ser mi última opción, siento como también, hay un cierto encanto en tener un trabajo donde puedo ofrecer a la gente un lugar donde pueden relajarse.

Me tomo mi tiempo pensando. Voy a trabajar duro para convertirme en lo que quiero, si en caso de encontrar algunas otras cosas, la que prefiero más.

—Volvamos—Matthias pareció aliviado cuando le dije eso.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *