Elmer – Vol 5 – Capítulo 8: Experiencia laboral de aprendizaje (1)


[Elmer]

El verano se acerca. La ropa de los estudiantes llegó a mostrar las mangas cortas. Este es el momento en que la temporada cambia, de tal manera que llevar a cabo actividades físicas en el exterior los hará sudar.

La academia también abrió una nueva escuela. El vigor que está ausente durante el descanso regresó. En la clase de El, Saleel-sensei está llevando a cabo la asistencia.

—Siete, eh… muy pocos…

Rent, sentado junto a El, miró fijamente la pizarra y dijo eso amargamente.

— ¿Que es? Quiero decir ¿que estamos haciendo ahora mismo?

El preguntó a Rent quién estaba corriendo los ojos sobre las letras de la pizarra. Echaba de menos todo porque estaba mirando afuera. Frente a ellos, Saleel-sensei escribió varias ocupaciones en su cuidadosa caligrafía y escribía números debajo de ellas.

—Una excursión. ¿Escuchaste bien la clase? El profesor está hablando de la visita de estudio. Estamos escogiendo el lugar que queremos ahora.

—Ah, recuerdo que él dijo eso. ¿Podría ser la Séptima Orden de los Caballeros?

Parece que vamos a observar el lugar de trabajo en el que estamos interesados ​​en el futuro. Mientras recordaba mi antiguo mundo, vi “Orden de los Caballeros – 7” escrito delante.

—Por supuesto.

Como siempre.

—Diverti~do   (*suspiro*)  Después de la orden de caballeros…

Además de la Orden de los Caballeros, los Farmacéuticos del Palacio Real, los Investigadores Magos están alineados. No hay ocupaciones similares a las de la Tierra.

Hay muchos de ellos, pero el trabajo como un oficial civil en el palacio real, necesita varias provisiones. Fije mis ojos a futuro a gran escala, en lugar de examinar qué trabajo debo elegir.

El que visité para la observación en los viejos tiempos, fue un lugar de artesanos de Edo.

[Nota del trad en ingles: Edo, antiguo nombre de Tokio. También en Japón.]

Saleel-sensei explicó que se decidirá por sorteo si la elección reúne más que la capacidad. Parece que tenemos que decidir ahora mismo. Mientras pensaba en lo que debía elegir, Saleel-sensei comenzó a pedir nuestras aspiraciones.

—Entonces, aquellos que quieran ir a la Orden de Caballeros, levanten la mano.

— ¡Yo!

— ¡Sí!

— Yo~

— ¡¿Uwaa?!

De repente, varias personas de la clase elevaron sus voces simultáneamente. No sólo la voz, un montón de manos fueron levantadas, también.

—El definitivamente va a elegir la Orden de los Caballeros, ¿verdad? ¡Date prisa y levanta la mano!

— ¿Eh?

Rent agarró mi mano derecha mientras estaba perplejo, y la levantó por la fuerza. Cuando miré a mi alrededor, todos los chicos parecían querer visitar la Orden de los Caballeros. La orden de los caballeros parece una ocupación considerablemente popular.

Saleel-sensei confirmó el número y escribió algo en la plataforma.

—Ya veo. Hay muchos niños que quieren ir a la Orden de los Caballeros. Los niños que sólo levantaron la mano, por favor, venga a hacer sorteos. Si un círculo está escrito en el papel, es una victoria.

Los estudiantes se ponen de pie mientras responden ‘Sí~’ al Maestro, y toman un pequeño papel uno por uno.

Rent también recogió un pedazo de papel junto conmigo desde el pequeño montón.

—Ah, es una victoria.

Hay un círculo dibujado cuando abrí el pequeño papel plegado.

— ¡Es un éxito para mí, también! ¡Lo hice!

Cuando miré el papel de Rent, también estaba el mismo círculo. Los dos estaban contentos por su éxito. Rent salto arriba y abajo,  todo su cuerpo emitió alegría. Contra el flujo de los estudiantes que regresaban a sus asientos después de su pérdida, fui a reportar a Saleel-sensei.

—Sí. El-kun y Rent-kun ¿ganaron también?

El profesor escribió los nombres en la pizarra y siete nombres hicieron cola. Aunque todos los niños que fueron elegidos también regresaron a sus asientos, el aula sigue siendo ruidosa.

—Por cierto, ¿por qué es popular la Orden de los Caballeros?

Le pregunté a Rent de lo que tenía curiosidad desde hace algún tiempo. Hay otros trabajos que implican la lucha y relacionados con el ejército. Era misterioso que sólo la Orden de Caballeros fuera popular y la crema de la cosecha.

—Es la Orden de los Caballeros ¿sabes? Las fuerzas élite que protegen el palacio real donde la realeza se reúne. Escuché que los Caballeros directamente bajo la familia real, son extremadamente fuertes. Es obvio que será popular. Podemos entrar a su cuartel general. Normalmente, el cuartel general del palacio real no está abierto al público.

—Caballeros bajo la familia real, eh…

—Cierto. En otras palabras, es una reunión de élites. Aaah, ahora quiero ir al palacio real.

— ¿Nn? ¿Palacio?

[Nota del trad en ingles: El oukyuu del Rent (王宮) contra el oukyuu de El (お う き ゅ う)]

Sentí que hay una frase en lo que Rent dijo que me molestaba, pensé duro en ello.

—Palacio Real. Aquí, en la Capital Imperial.

— ¡Ah, palacio real! ¡Palacio Real!

Casi lo perdí desde que Rent habló con tanta calma. Fui tomado por sorpresa. El palacio real es desagradable.

Una memoria abominable revive al mismo tiempo. Un evento que empecé a olvidar. ¿No era ese hombre un miembro de la Orden de los Caballeros? Ese hombre en el palacio real, con una espada pegada a su cintura y fue llamado Comandante.

Pensando en esa medida, sacudí la cabeza para borrar la memoria desagradable. Nada sucederá aunque lo recuerde.

Él ya no está aquí. Ese incidente ocurrió debido a las convicciones egoístas de ese hombre.

Pero tengo otra cosa que me preocupa.

Matthias lo discutió conmigo antes, cuando todavía estaba bajo arresto domiciliario.

Escuché lo que pasará si el Rey sabe que puedo usar magia. Dijo que sería mejor que me pasaran por alto, así no tendré valor como rehén.

“Usted será llevado de vuelta seguramente. Por lo menos, no puede negar que el país estará en escándalo – Matthias dijo con una expresión grave.”

Incluso por un instante, será un problema si un príncipe de una nación enemiga se deja vivo. Había algo escondido en la manera de hablar de Matthías. Me sentí como que él quería decir que no sólo será confinamiento indulgente la próxima vez, sino la muerte. Al ver el rostro de Matthias, no pude preguntar en qué tipo de país nací o qué clase de padres tengo.

— ¡Saleel-sensei!

He decidido. Rent tenía una mirada maravillada y me dirigió una larga mirada cuando había levantado la mano.

El trabajo popular de las féminas, sirviendo en el palacio real, fue decidido fácilmente. Sólo hay pocas chicas, así que puse mi esperanza en eso.

Las miradas de mis  compañeros de clase fueron instantáneamente dirigidas en mi dirección, parecía que no podían leer la atmósfera.

— ¿Puedo abstenerme de ir a la Orden de los Caballeros? En su lugar… restaurante… ah, quiero estar en una taberna.

Digo palacio real intencionalmente, no voy a exponer mi cuerpo a daño. Me entró el pánico y escribí el nombre de la ocupación en la parte inferior de la pizarra. Busqué algo más cercano a un café, pero no había nada de eso. La taberna parece ser impopular, no hay límite escrito para el número de personas.

—Esta bien. ¿Dejarás realmente la oportunidad de ir a la Orden de Caballeros?

—Sí. Más bien, gracias de antemano.

Mi nombre fue borrado y me sentí aliviado cuando vi “El” escrito bajo la taberna, solo.

— ¡Sí!

— ¡El, asombroso!

— ¡Qué tipo tan admirable!

Parece que mi retroceso dejó otro sitio y dio esperanza a los otros chicos que no fueron elegidos. Recibí palabras de gratitud desde todas las direcciones. Todo el mundo se entusiasmó mucho.

Estoy contento, estoy contento.

La razón por la que me he ido es egocéntrica, pero es bueno si hace que todo el mundo esté satisfecho. La tensión en mi cuerpo se fue y me apoyé contra el respaldo.

—Qué pena. ¿Es la taberna, esa pequeña cosa en la ciudad? Nunca entré, pero ¿por qué escogiste un lugar así? Si no estás interesado en ser un caballero, todavía puedes ser un oficial civil.

—Bueno, he estado en una taberna. Sentí como si fuera un buen lugar.

—No vi a tipos sospechosos entrar allí, pero ¡será mejor si lo cambias!

—Estará bien —le dije a Rent, quién está haciendo pucheros y quejándose.

… Sin embargo, estoy bastante entusiasmado. Por ejemplo, el profesor y yo somos los únicos que visitarán la taberna. Una taberna con mala reputación. No obstante…

♦ ♦ ♦

—Lo siento, El-kun. El asunto con respecto a la clase fuera de la escuela, la propietaria dijo que Elizabeth-chan está desaparecida, me informaron hoy que, querían cancelarlo.

—Es eso así. No podemos hacer nada si ese es el caso.

El profesor tenía una expresión de disculpa cuando oyó mi tono deprimido y me dijo que no se puede evitar.

Elizabeth-chan, ella es seguramente su hija a juzgar por su nombre. Su búsqueda es más importante si está desaparecida.

Pero sentí que es lamentable, ya que incluso preparé notas.

Miré hacia abajo y guardé las notas de mi mano en mi bolso.

— ¡Está bien! ¿Por qué no te unes a la visita después de clases, a la Orden de los Caballeros, mañana si no tienes planes? Hoy es lamentable, pero vamos mañana juntos. El-kun originalmente debería haber participado, así que no hay problema. Eso es mejor.

¿Estás tratando de animarme de mi depresión? Saleel-sensei lo propuso con un tono más vivo que de costumbre.

—Uhm, los números excederán si voy.

Esto es malo. ¿Por qué volvió la conversación al problema original?

—Seré el único moderador y llevar a todo el mundo será difícil, por eso hay un límite. Pero eres confiable y lejos de crear problemas, más bien pareces ser el que los detiene. El director también tiene una alta evaluación de los resultados de El-kun y la conducta del día a día, y dará su permiso de inmediato.

—Muchas gracias.

El límite en el número de personas parece no ser necesario. Mi estrategia de usar este pretexto para rechazarlo, fracasó completamente.

—Sé que lo cediste por el bien de todos. Eres un niño que piensa en la gente que te rodea. Eso es bueno, pero también debes ser egoísta de vez en cuando. Por el momento, quiero que disfrutes el día de mañana. Entonces, nos vemos de nuevo después de la escuela.

—Haa  (*suspiro)…

Seguí la espalda del Maestro mientras se retiraba, sin tener la oportunidad de decir la verdad y corregir ese gran malentendido.

Así, mi visita al palacio real se decidió. La memoria aterradora de ese tiempo parece revivir.

♦ ♦ ♦

En la Noche, de ese día.

De vuelta a la residencia, le dije a Matthias el horario para mañana mientras trabajaba en mi habitación.

—Por lo tanto, se me permitirá visitar mañana la sede de la Orden de los Caballeros. Creo que volveré tarde.

—Eso está bien. Esa tienda… Aunque entiendo los sentimientos de El-sama… esto todavía puede estar bien.

Matthias parecía estar de acuerdo en ir a la Orden de los Caballeros más de lo que esperaba. Fue una reacción totalmente diferente en comparación con cuando informé que voy a tener mi visita después de la escuela a la taberna. Pensé que tenía algo en contra de las tabernas, pero su expresión cambió cuando describí un lugar concreto en lugar de simplemente “taberna”. No he oído la razón, pero es seguramente algo igual que para Rent.

—Ah, pero, ¿qué haré si me reconocen en el palacio real? ¿Es mejor declinar ahora?

—No creo que vaya a suceder. Incluso si se dice que está en el palacio real, el lugar donde El-sama se quedó, es totalmente diferente de la Orden de Caballeros. Por supuesto, ese hombre tampoco está allí.

[Nota del trad en inglés: la palabra utilizada puede significar ‘no está alli’ o ‘no existe’.]

Él negó inmediatamente, y mis sentimientos comienzan a ser firmes.

Frente a Matthias que está escribiendo con una escritura fina, es de alguna manera incómodo, mientras hago mi tarea. Es el llamado estudio de la escuela primaria, así que no puedo hacer nada al respecto. Es un poco… doloroso y cuando he resuelto los problemas, le dejo que me ayude.

— ¿De Verdad? Matthias está muy bien informado.

—Sí. He trabajado allí, además he estado yendo dentro y fuera del palacio real desde que era un niño, entiendo sobre todo la disposición del palacio. También es porque Leo y yo caminamos sin rumbo.

Cuando se trata de un aristócrata como Matthias, incluso como un niño, entrando y saliendo del palacio real se considera interesante.

—Tu apariencia es desconocida, porque nunca has conocido a alguien.

Tal como dijo, nunca conocí a los amigos de élite ni a los que trabajaban en el palacio real. Cuando me enteré de que la residencia del Rey estaba totalmente aislada de la Orden de los Caballeros, mi cabeza se aclaró.

—Ya veo. La Orden de los Caballeros puede ser genial. Rent parece admirarlos, también. Tengo muchas ganas de verlo.

Rent seguramente estará contento si digo que podemos ir juntos. Fue la sensación de emoción antes de una excursión.

Por lo tanto, no me di cuenta. En el momento en que dije ‘genial’, la pluma que se mueve suavemente delante de mí, se había detenido.

♦ ♦ ♦

— ¡Enorme… !

Aunque he estado aquí antes, las puertas que nos precedían daban un aire intimidante.

Estoy atónito al mirar la puerta.

—Por favor, saca tus maletas.

Un hombre de uniforme estaba en la entrada, dando la bienvenida a los huéspedes. Abrí mi bolso y lo entregué según las instrucciones. Nuestros nombres fueron llamados uno por uno de la lista presentada de antemano, y nos permitieron entrar después de la confirmación. Estaba preocupado por mi repentina adición, pero pude entrar sin problemas.

La atmósfera se tensó con la pesada seguridad ante nosotros. La emoción era evidente en el camino hacia el palacio real, pero había poca conversación mientras caminábamos junto con el guía.

Bajé el sombrero que llevaba puesto. Vi grandes edificios cuando miré a mi alrededor inquieto. La guía explicó que aquí es donde vive la familia real, pero no parece un lugar donde cumplan sus deberes oficiales. La guía dijo que los edificios son realmente pequeños, cuando los otros niños expresaron su sorpresa.

¿Hay algo más grande que ellos?

Hay un montón de trabajadores caminando de ida y vuelta de las instalaciones, ya que es un lugar espacioso. En realidad entendí lo que Matthias quería decir ayer.

— ¿Son la gente de la academia?

Me sorprendí cuando una voz súbita vino de frente a nosotros, ya que sólo estaba mirando a los lados.

—Sí lo somos. Por favor, cuida de nosotros.

— ¡Por favor, cuida de nosotros!

Después de Saleel-sensei, dijimos nuestros saludos unánimemente al hombre perteneciente a la Orden de los Caballeros.

—Yo, Keirai, los guiaré hoy. Este lugar es grande, así que es fácil perderse. No quiero que caminen alrededor sin permiso. Contaré con ustedes hoy.

El hombre de mediana edad (oji-san) está en una edad en la que no seria extraño si ya tuviera un hijo. Incluso si digo que es viejo, su aura grita “¡Soy una hoja frontal!” ¿Es esto lo que ellos llaman zorro plateado*?

[Nota del trad en ingles: El término real es kakkoyoku sai (か っ こ よ く 歳). Es “la vejez fría” o algo, refiriéndose a la gente de edad que todavía son cool / bien parecido. El zorro de plata es el argot más cercano que puedo encontrar.]

—Keirai-san es realmente fuerte después de todo.

Rent se volvió hacia mí y dijo eso en voz baja.

— ¿Lo conoces?

—Mi padre hablaba de él antes. Y conocí a Keirai-san cuando fui a buscar a mi padre cuando estaba borracho.

— ¿Eso significa que tu padre es miembro de la Orden de los Caballeros?

— ¿No te lo dije? Era un miembro, pero ya no. Trabaja en el campo. Debido a ese incidente…

¿Ese incidente? Aunque le pregunté, ya que no sé a qué se refería, Rent ha caído en silencio. No creo que pueda forzarle a que me lo diga y la conversación se detuvo allí.

♦ ♦ ♦

—Este es el edificio del cuartel general de la Orden de los Caballeros, y los caballeros apenas pasan por aquí.

La voz de Keirai-san resonó en el edificio.

Examinamos algunas habitaciones y avanzamos hacia el interior de manera constante.

Nuestro último destino es el arsenal.

— ¡Espadas! ¡Hay tantas!

Seguimos a Rent que entró por delante, las espadas desplegadas en una fila en la pared relucían en la habitación oscura.

Pasamos por el lugar donde las espadas son cuidadosamente colocadas una por una. Nos reunimos frente a aquellas relativamente simples.

Se dijo que todas ellas son espadas usadas para entrenar. No son tan hermosas en apariencia. Keirai-san nos informó mientras deseevainaba la espada con una mano.

— ¿Quieres echar un vistazo?

Keirai-san lo dice, y entregó la espada a Rent, que era el más cercano.

Es un poco grande para su cuerpo, pero Rent la mira con mucho gusto.

—Rent-kun es fuerte como se esperaba. ¿Lo has sacado de tu padre?

Rent respondió con orgullo que entrena todos los días.

— ¿Quieres mirar?

Y luego fue mi turno a continuación, así que extendí mis manos para recibirlo. Tan pronto como Rent la soltó, mi mano sufrió por el peso que es más de lo que esperaba.

—Ugh…

Es pesado. Es demasiado pesado. Pasé la espada y de inmediato cayó de mis manos. El fuerte sonido reverberaba en el almacén y nos perforaba las orejas. La espada que brillaba débilmente cayó sobre el suelo.

— ¡Es imposible…!

— ¿Qué estás haciendo?

Rent recogió la espada en el suelo, mientras yo sentía como si mis dos manos se fueran a caer.

Esta vez, recibí la espada abrazándola en mis brazos. La sostuve en mis brazos con todas mis fuerzas, pero no podía simplemente moverme como Rent. Él agitó la espada con compostura aun cuando la sostuvo con ambas manos.

Pasé la espada al siguiente niño.

—El-kun, ¿verdad? (Keirai)

—Sí.

Al final, sólo mostré una expresión difícil mientras sostenía la espada. Aunque Rent es el más superior, no había nadie alrededor que sea más impotente que yo.

— ¿Viniste aquí, eso significa que estás interesado en la Orden de los Caballeros?

Keirai-san se acercó bruscamente a mí, así que instintivamente retrocedí. Sé que sus ojos serios me evalúan y es aterrador.

—Más que interés… siempre quise luchar con la espada de una manera muy genial…

—Ya veo.

Keirai-san tenía una expresión complicada y asintió cuando oyó lo que dije. Me cogió el brazo de repente.

— ¿Eh…?

Traté de retorcer mi cuerpo para huir, pero no es posible hacerlo ya que mi brazo está siendo firmemente agarrado. Después de agarrarlo por un tiempo, de repente lo soltó.

No entiendo lo que pasó, pero creo que pude sentir la fuerza del agarre de Keirai-san con mi cuerpo. Miré a Keirai-san, mientras me frotaba el brazo donde la sensación de estar agarrado todavía se mantenía.

—Tú… no estás preparado para ser caballero.

Keirai-san me dijo mientras titubeaba en medio de su frase.

—Lo diré sin rodeos. Su físico no es adecuado para la espada. Si la magia es tu punto fuerte, debes poner todos tus esfuerzos en desarrollar tu magia. Si usted también es pobre en eso, entonces… Le recomiendo encarecidamente que usted apunte a ser un funcionario público. ¡Haz lo mejor, muchacho!

“Haz lo mejor que puedas” él fuertemente golpeo mi hombro mientras decía eso. Sobra decir que me tambaleé con el impacto de donde él puso su mano. Parecía ser una prueba de lo que Keirai-san dijo.

—Entonces, el último será el campo de entrenamiento. Tienen suerte hoy. Incluso si lo digo, eso…

Keirai-san se alejó, dejando a los estudiantes agitados.

—… no importa.

— ¡Buena suerte!

— ¡Si eres tú, puedes hacerlo! Ya que eres inteligente.

Suspiré mientras mis amigos decían palabras que no puedo decidir si son amables o irresponsables. Todos me guiñaron el ojo y luego corrieron tras Keirai-san uno por uno.

Finalmente, sólo quedó Rent. Se paró delante de mí como buscando las palabras correctas para decir. Si me elogian como antes, me avergonzaré aún más.

—Keirai-san es muy bueno en ver a través de las habilidades de una persona en la esgrima. Lo que quiero decir es que no creo que El esté preparado para empuñar la espada. ¡Pero Keirai-san fue el más sorprendido por El! Keirai-san es famoso por su compostura. ¡Por eso tiene un gran significado!

… Haa ¡Rent no me animó en absoluto!

Cuando oí las palabras de Rent que no me confortaban en absoluto, me reí instintivamente.

—Se están moviendo. Vamonos.

Me sorprendió pero también estuve de acuerdo al mismo tiempo. Soy pequeño e incluso los ojos inexpertos pueden evaluar que no soy fuerte. Lo noté vagamente. Aparentemente, mi altura no parece cambiar. Matthias estará preocupado por mi insuficiente nutrición y resultará que me hará beber leche.

Pensé en caminar.

Como era de esperar, lo dejaré y seré un maestro de café. Tal como dijo Keirai-san, tengo que capitalizar mi magia. Eso sería perfecto.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *