Joven esposa del Capitán (de 62 años) – Capítulo 15: Almuerzo


Wilhelm-sama y yo, por un tiempo, estábamos viendo el trabajo de todos en la Orden de Caballeros.

Desde la primera pelea que se llamó práctica de combate cuerpo a cuerpo, al lado de eso estaba la insondable carga de todos, y contra esa fuerte carga, la interceptación mediante escudos, pude ver sus técnicas en su entrenamiento diario.

Estoy seguro de que si yo fuera allí dentro, probablemente habría muerto rápidamente.

Como si estuviera viendo una obra de teatro, estaba muy emocionada.

Diciendo que me estoy excitando por la aparición de hombres que estaban medio desnudos peleando, usted puede sentir que soy una mujer que carece de gracia, pero era tan poderoso.

Más bien, no es algo como un acto de una obra de teatro, sino un entrenamiento serio. Esa podría ser la razón de ser poderosa.

Probablemente es debido a esta fuerte orden de caballeros que protegen nuestro país, que tenemos nuestras propias vidas.

Y después de hacer eso por un tiempo, mi estómago, * Kyu *, creó un sonido embarazoso.

Parece que ya está cerca del almuerzo.

—Ya el almuerzo, eh. También es hora de que los miembros de la orden, tomen su descanso. Deberíamos salir de aquí

—¿Qué planeas para el almuerzo?

—Hay, una cafetería, pero …… yo no, quiero ir allí mucho.

Este lugar es muy grande, y los caballeros están entrenando aquí, así que había pensado que había posiblemente una cafetería.

Sin embargo, parece que él no quiere ir allí mucho. Me pregunto si la comida no es tan deliciosa.

Si no es tan delicioso, creo que esto no es recompensar a los caballeros que habían hecho entrenamientos severos para proteger a nuestro país.

—El sabor no es el problema.

Pero, esos pensamientos míos, fueron negados por Wilhelm-sama.

Y, * PonPon *, Wilhelm-sama acarició ligeramente mi cabeza. Se siente como si él me tratara como a una niña, pero estoy contenta con ello, aunque es problemático.

—Soy el capitán de los caballeros.

—Sí, soy consciente.

—Como el que manda la orden de caballeros, necesito ser estricto contra los que están debajo de mí. Por supuesto, creo que decentemente he ganado su confianza, pero… ellos no pensarían que quieren compartir sus comidas conmigo.

—… ¿Qué significa eso?

No me digas, es que a Wilhelm-sama no le gusta.

Es cierto que las personas estrictas, que son propensos a ser odiados. Sin embargo, ese rigor, es algo que viene de preocuparse por los demás. Las personas que los odian, están equivocados como persona.

—Si estoy presente, la gente de la orden no puede descansar tranquilamente. Lugares para tomar su descanso, debería ser un lugar donde podían relajarse. En ese lugar, no se necesita un superior. Y también a los oficiales, estamos trabajando, por lo que no usan la cafetería.

“Ya veo”, asentí con la cabeza.

Si fuera yo, de mi parte donde estoy tomando un descanso en la escuela, y si hay un instructor allí. Es cierto, tal vez no pueda descansar allí. No sé si después de todo me van a decir algo.

—Bueno, entonces, ¿dónde comes el almuerzo normalmente?

—Umu… Normalmente, bueno, no es como si tuviera hambre, así que normalmente no como.

—¡Oh!

Eso es malo.

Desayuno, almuerzo, cena, comer tres comidas, es muy importante para la salud. Saltar una comida, sólo da una carga en el cuerpo.

Quiero que Wilhelm-sama esté sano para siempre, así que necesito animarlo a mejorar su estilo de vida.

—Wilhelm-sama, por favor almuerce conmigo.

—Pero…

—Estoy preocupada por el bienestar de Wilhelm-sama. Incluso si usted está sano, no sabemos dónde saldría la enfermedad. Mejorar su estilo de vida es importante.

Esto es lo que nos enseñó el abuelo.

Si es Wilhelm-sama quien es el amigo de mi Abuelo, debe entenderlo.

Y sobre todo, estoy preocupada por él.

—Bien entonces, un lugar que podemos comer cerca…

—Cerca, no hay muchos lugares como esos por aquí. Y también, si hay un lugar cerca, los caballeros que están hartos de las comidas en la cafetería irían allí. Por eso, no quiero mostrar mi cara allí tanto.

—Oh…

Bueno, entonces, ¿qué debemos hacer?

Si es así, podría ser mejor que Wilhelm-sama me siga a la mansión, y pida a Chris que haga el almuerzo para nosotros.

—Ojou-sama.

—¿Que pasa, Natalia?

—Pensando que algo así podría suceder, he recibido un bentou de Chris.

Oh.

Me pregunto por qué los criados de la Casa de Ambrosio, hay mucha gente excelente.

Más bien, soy mala por no considerar el almuerzo, aunque me gustaría pasar un día entero en la orden de caballeros. Estoy muy agradecida por el tacto de Natalia.

—Gracias, Natalia.

—Ha. Por favor, perdóname, por entrometerme en la conversación con Wilhelm-sama.

—N-no tienes que ser tan formal conmigo, Natalia-dono. Acabo de tener un malentendido vergonzoso justo antes…

—No. Wilhelm-sama es la persona que va a ser el compañero de Ojou-sama. Si eso es así, significa que eres mi maestro. Mientras no esté en desacuerdo con Ojou-sama, serviré como criada.

Natalia es una gran sirvienta, pero es un mal punto que ella sea un poco rígida.

Wilhelm-sama también está confundido.

—Bueno, entonces, Wilhelm-sama, ¿hay un buen lugar para almorzar?

—… Hmm. Si es así, deberíamos ir a la azotea después de mucho tiempo.

—¡En la azotea!

Eso es muy agradable.

Incluso en la escuela, he estado deseando tomar las comidas en la azotea. Pero al final, mi amiga más íntima, se negó diciendo “Es problemático ir a la azotea”, así que no pude ir con ella.

Esto significa, que es mi primer almuerzo en la azotea. Es mi primera vez.

“Tuve mi primera vez junto con Wilhelm-sama”, sólo pensar eso hace que mis mejillas enrojecidas.

—Bueno, entonces, vamos. ¿No hay otros caballeros en la azotea?

—Ahh. Sólo yo tengo la llave de la azotea

Eso es excelente. Es realmente una conversación con sólo nosotros dos. Natalia también está allí sin embargo.

Ahora que lo pienso, me pregunto qué comería Natalia para el almuerzo.

—Ojou-sama, por favor no se preocupe.

—Eh.

—Mi comida, lo he preparado por separado. En la canasta, sólo tiene la parte de Wilhelm-sama y Ojou-sama. Tomaré mi comida en un lugar no tan lejano.

Me pregunto porque.

Mi sirvienta es tan excelente que es aterrador.

Mientras tanto, Wilhelm-sama y yo, y también Natalia, fuimos hacia la azotea.

Debido a que la zona es muy amplia, la azotea de la orden de los caballeros no es tan alta, aunque todavía hay tres pisos. Subimos las escaleras y finalmente llegamos.

Yo soy la único que está sin aliento.

Wilhelm-sama, tus pasos son demasiado largos…

A lo largo del camino, se había emparejado conmigo, pero en ese momento, yo ya sin aliento.

Mi falta de resistencia es muy deprimente.

—Hagámoslo por aquí.

—Si, Wilhelm-sama.

Natalia extendió la tela que había traído, y yo me senté junto a Wilhelm-sama. Wilhelm-sama que se sienta por más de la mitad de la tela, es realmente grande después de todo.

Después de abrir la canasta, había sándwiches coloridos colocados en su interior.

Es el sándwich de Chris que realmente me gusta.

—Por favor, sácalo no más. Está hecho por el cocinero de nuestra casa.

— Voy a tomar algunos, disculpe.

—No. En absoluto.

Yo también, al decir eso, comí el sándwich. Como he pensado, el sándwich de Chris es muy delicioso.

El equilibrio perfecto de la sal, es muy difícil de copiar.

—Hmm, delicioso.

—¿No? Chris es muy buena cocinando

—Antes, cuando me invitaron a su fiesta en casa, yo había pensado que es delicioso también… ¿su cocinero no cambia?

—Sí. En ese momento, ella no era la cocinera principal, sin embargo

—Hmm. Realmente no había mostrado mi cara allí tanto tiempo huh. No me había mostrado desde…

—Han pasado cuatro años, tres meses y veintiún días.

Recordé los días que había anhelado por él, incapaz de conocerlo, y no podía dejar de decir la fecha.

Yo, lo había contado muy bien.

Wilhelm-sama se había perdido a sí mismo por un rato, y después de eso, él asintió levemente.

—… No había ido, hace tanto tiempo huh.

—Si. Uhmm… Wilhelm-sama, tengo una sugerencia.

Mientras contenía mi corazón palpitante, le dije eso a Wilhelm-sama.

Quiero tener una conexión con él en alguna parte. Si esto continúa, creo que los días en que no podré estar con Wilhelm-sama continuarán.

Si es así, quiero tener una conexión con él aquí.

—A partir de mañana… Wilhelm-sama, ¿puedo traerte el almuerzo?

Por lo menos, durante el almuerzo, quiero pasar momentos felices.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *