¡No aceptaré una Heroína como tú! – Capítulo 6

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Ha pasado una semana desde el encuentro entre Kyousuke y Tsubaki, por lo que ya es un suceso común, verlos a ambos jugando a las escondidas en la residencia Mizushima. Observándolos a los dos con miradas cálidas, los sirvientes algunas veces se unían a su tiempo de juego y le decían a Kyousuke el lugar en donde se escondía Tsubaki.

Kyousuke no tenía muchas opciones en relación a jugar con Tsubaki ya que constantemente aparecía en el lugar donde él quería ir y, ella le hablaría persistentemente, incluso si la ignoraba. Entonces, incapaz de soportar los implacables intentos de acercarse a él, se rindió reaciamente y comenzó a jugar con ella.

Por otro lado, era algo fácil para Tsubaki descubrir a dónde iría. Él siempre prefería lugares tranquilos y silenciosos como su propio cuarto o el invernadero.

Tal vez porque él siempre observó la débil figura de su madre, acostada en una cama luciendo enfermiza, le dio la impresión de que una mujer era una criatura frágil. Esta podría ser la razón por la que él nunca reaccionó violentamente hacia ella.

Aunque, incluso si Kyousuke tuviera una personalidad violenta, Tsubaki ya sabría cuándo dar un paso hacia atrás cuando trata con él así que, antes de que pudiera golpear, ella ya habría hecho su retirada táctica. Y, ese es el por qué Kyousuke la encontró irritante, pero debido a que Tsubaki nunca lo forzó a ir con ella, él tenía problemas acerca de cómo debía lidiar con esto.

Sin embargo, dentro de su corazón no había odio hacia ella. Aunque él no confiaba en las personas, no le gustaba ser dejado solo. Así de problemática era su personalidad.

Aunque no era una exageración decir que el del juego estaba grandemente influenciado por la negatividad de Tsubaki, el Kyousuke de ahora solo es un impertinente, obstinado y, ligeramente engreído mocoso. A diferencia del juego, el Kyousuke de ahora mismo, que estaba junto a Tsubaki, tenía una ligera desconfianza hacia los demás y era arrogante, pero siempre la escuchaba.

Incluso no se dio cuenta de que él, quien siempre estaba pensando en formas de pasar su tiempo libre, estaba ahora ocupándose de Tsubaki al punto de que la semana pasada pensó en maneras de tener tiempo libre para sí mismo.

Luego de perder a su madre, siempre deseó a alguien a quien importarle, alguien que lo amara, alguien que lo mirara directo a los ojos.

Hacia su nieto, su abuelo solo pensaba en él como el sucesor de Mizushima. La relación entre ellos estaba muy alejada de una relación familiar. Por otro lado, su padre, Haruki, también comenzó a distanciarse de Kyousuke.

Viviendo separadamente cada día juntos, Kyousuke comenzó a cerrar su corazón y a distanciarse de los demás. Comenzó a vivir en soledad. Pero, en su mundo solitario, donde siempre permanecía solo, apareció Tsubaki, quien siempre iría a donde estuviera él y le hablaría como si supiese cómo se sentía.

[Juguemos juntos.]

[¿Qué hay en esa habitación?]

[¿Cuál es el nombre de esa flor?]

[El bocadillo de hoy es MontBlanc, ¿sabes? Tsubaki lo espera con ansias.]

Incluso si Kyousuke trataba de alejarse a sí mismo de ella, y seguir ignorando sus intentos de interacción social, al igual que un fénix, ella regresaría y hablaría con él cada día. Había sido derrotado por la persistencia de Tsubaki y, aunque de mala gana, jugaba con ella.

No obstante, ésta era sólo una excusa que él utilizaba en el exterior. De hecho, profundamente en él, estaba muy feliz de cómo Tsubaki siempre se entrometía.

Uno podría decir que Kyousuke tenía sentimientos favorables hacia Tsubaki, con quien estaba relacionado por sangre y, siempre lo enfrentaba propiamente. Sin embargo, ya que él tenía un título como ser el sucesor de Mizushima, duda en dejar salir sus verdaderas emociones. Y, era debido a que su abuelo, casi todos los días, le decía: “Los hombres de Mizushima no pueden mostrar su verdadero ser a los demás. Deberás ser siempre tranquilo y calmado, continuamente tendrás que pararte en alto en frente de los demás.”

Siendo capaz de tener diversión y disfrutar la sensación de emoción, Kyousuke estaba agradecido de que Tsubaki haya llegado a su vida. Y hoy también, justo como siempre, estaba hablando con ella en el invernadero.

—Hey, Kyou-chan. ¿Sabes lo que es un Sasabune?

[Nota de traductora: Sasabune es un barco hecho de hojas de bambú]

Luego de pensarlo por un momento, Kyousuke asintió con su cabeza. Aunque nunca había jugado, lo conocía por un libro que había leído antes.

—Entonces, hagamos sasabunes y ten un competencia con Tsubaki.

—No quiero. ¿Por qué debería jugar un juego de plebeyos?

Fue rechazado inmediatamente. No obstante, Tsubaki pensó que era fácil lidiar con un niño. Los chicos generalmente tienen un alto sentido de orgullo así que odian perder, y eso también se aplicaba a Kyousuke.

—Hmm~ Ya veo, Kyou-chan está asustado de perder contra Tsubaki, huh~

— ¿¡Haa!? ¡Como si lo estuviera! No hay manera de que pierda contra ti.

—Ehh, ¿entonces competirás con Tsubaki?

—No se puede evitar… Si tanto quieres, entonces lo haré.

Es así como él actuó con solo un poco de provocación.

Tsubaki tomó dos hojas delgadas y largas, que estaban cerca de ella, y le dio una a Kyousuke. Sacando un par de tijeras para niños, dobló la hoja e hizo agujeros en ambos extremos. Después de eso, se completó cuando un final de la hoja se deslizó a través del agujero del otro extremo. Tsubaki le dio la tijera a Kyousuke.

Él había estado observando cómo Tsubaki hizo el Sasabune, así que comenzó a imitarla. Aunque su manejo era aún torpe, de alguna manera terminó de hacerlo.

¿Solo mirándolo una vez puede hacerlo también? Impresionante.

Como ya se sabe, Kyousuke nunca había jugado o intentado hacer un sasabune antes y, aun así era capaz de hacer uno. Esto elevó el asombro de Tsubaki hacia él

♦ ♦ ♦

En el río dentro del invernadero que fluía hacia el exterior, los dos sostuvieron sus, torpemente elaborados, sasabunes y, después de la cuenta regresiva, los soltaron al mismo tiempo.

Ambos comenzaron a perseguir los barcos que se movían con la corriente del río. Sin embargo, luego de que pasaran a través de una parte del invernadero que conducía hacia el exterior, ellos ya no los podían seguirlos más.

—Ah~ Se ha ido. El sasabune de Tsubaki estaba más adelante ¿cierto?

—De nuevo…

—Eeeeh~

—Perdí porque era la primera vez que lo hacía. La próxima vez será mi victoria.

Incluso si la parte de “primera vez” fuera eliminada, para Kyousuke, perder es muy frustrante así que pidió una revancha. Y, debido a que Tsubaki no tenía razón para negarse, aceptó gustosamente.

Luego de esto, Kyousuke siguió pidiéndole una revancha a Tsubaki hasta que él ganara.

Solo, ¿cuánto odias perder?

Ella estaba completamente exhausta en el momento en que Segawa los llamó para cenar en el invernadero.

—Oye, ¡Tsubaki, continuaremos esto mañana! ¿Me escuchas? No huyas.

Después de decir esto, Kyousuke corrió y regresó a la mansión. A la restante Tsubaki, Segawa dijo: “Es un alivio que Tsubaki-sama y Kyousuke-sama se lleven bien.”

♦ ♦ ♦

La discusión sobre el divorcio de Yuriko marchaba bien.

En el momento en que Yuriko se fue de la residencia Kurahashi, Mio y su madre también ya se habían marchado. Habían regresado con los abuelos maternos de Mio.

Aunque lo que fue sorprendente era la historia tras la madre de Mio. ¿Por qué eligió al padre de Tsubaki, y por qué su padre la eligió a ella en vez de a Yuriko? Incluso si solo podía desecharla, ¿por qué aun así se mantenía a su lado? Y la mera acción de la familia Mizushima de no darle ninguna repercusión a la madre de Mio también era intrigante.

Sobre esos asuntos, Tsubaki no sabía sobre la larga disputa entre los Mizushima y la familia de la madre de Mio, considerando que ella solo conoce tanto solo por el juego en sí.

Con la amante habiéndose ido, ellos solo podían remitir el problema hacia Kurahashi. Él, quien fue abandonado por su esposa e hija, se convirtió en una cáscara vacía. Solo podía asentir inexpresivamente ante las condiciones que el actual cabeza de la familia le presentaba.

El abuelo de Kyousuke quien había viajado al extranjero, parecía tener dificultades para regresar inmediatamente a casa debido al trabajo. Así que todo le fue confiado a Haruki, por lo que él tenía la última palabra.

—Gracias a Dios que Padre no está aquí. Si lo estuviera, no sólo terminaría con sanciones, sino una ruina total para la Compañía Kurahashi de seguro. Realmente quiero evitar rencores innecesarios de sus empleados. —Haruki murmuró mientras daba un suspiro de alivio.

Tsubaki era aún una niña pequeña así que no podía participar en la conversación, pero era capaz de comprender la situación en general, mientras escuchaba a escondidas la historia que le contó su tío a su madre y Fumiko. Ella decidió no pensar en los asuntos relacionados con su padre nunca más. Si se lo dejaba a su tío, sólo sería cuestión de tiempo para que todo se estableciera.

♦ ♦ ♦

Un mes pasó desde que tuvieron la carrera de sasabunes. Kyousuke lentamente aceptó a Tsubaki en su corazón, pero ella aún sentía que faltaba algo.

No era necesario que se encariñara mucho con Tsubaki, pero si no tenía la entera confianza de él, con el tiempo Mio empezaría a hacer su jugada en un futuro cercano y, Kyousuke comenzaría a enamorarse de ella. Por lo que Tsubaki no puede convertirse en un estorbo para Kyousuke.

La hija de la esposa legal, Tsubaki, o la hija de la amante, Mio. En el caso de que escogiera a la hija de la amante, podría ser considerado como un acto de traición hacia Tsubaki. Entonces, sólo habría un camino más seguro y sería dónde Mio tenía que ser la que se rindiera con Kyousuke. De lo contrario, progresaría exactamente como en el juego y el evento de Escape.

Tío no tiene intenciones de volverse a casar incluso ahora y, si se deja como están las cosas, hay una gran probabilidad de que de esta manera Kyousuke permanezca como hijo único.

En el caso en el que el mundo progresara hacia el evento de Escape, sería una situación muy problemática para Tsubaki, donde tenía que escoger luego a una pareja.

Para empezar, ella no puede dar a Kyousuke a esa Mio. Al contrario, no lo deseaba para nada.

Ellos han pasado mucho tiempo juntos durante estas semanas pasadas, pero ya que casi siempre están bajo la mirada del sirviente, él no ha podido hablar sobre las cosas que piensa con ella. Hasta ahora, Tsubaki no ha tenido tiempo a solas con Kyousuke, donde los ojos del sirviente no los alcanzaran y, no sabe lo que realmente está pensando.

Ya que la situación es incierta, no sabe nada sobre lo que opina Kyousuke y no puede hacer ninguna contramedida. A este punto, ya sea si él quería hacer las paces con su padre o no, Tsubaki quería determinar esto primero.

Preparándose a sí misma, se arrojó en el suelo del comedor donde su madre, Kyousuke, Fumiko y Segawa, estaban presentes, mientras agitaba sus extremidades.

—¡No, Tsubaki quiere dormir junto a Kyou-chaan! ¡Tsubaki quiere dormir junto a Kyou-chaan!

—Tsubaki-chan. El suelo está sucio, levántate.

—Yuriko-sama, ese no es el problema aquí.

—Eso es lo que Tsubaki-sama dice pero, ¿qué le parece Kyousuke-sama?

Incluso después de ser advertida por su madre y los demás, Tsubaki no se detuvo y continuó agitándose en el suelo.

A ella siempre se le fue recordado comportarse como lo haría una apropiada dama, pero ya que nunca recibió ningún entrenamiento acerca de esto hasta ahora, lo que estaba haciendo estaba dentro del rango de ser discreto.

Viendo a Tsubaki de esa manera, Kyousuke retrocedió un poco lejos de ella.

—Si lo quieres tanto, no me molesta.

Kyousuke, quien volteó su mirada a Tsubaki, murmuró. Y, Segawa le transmitió lo que dijo Kyousuke a Tsubaki. Escuchando esto, se levantó del suelo de un golpe y se agarró de su brazo.

— ¡Yaaay~! Es una pijamada en el cuarto de Kyou-chan.

— ¡No te pegues a mí! Acabas de acostarte en el suelo, ¡está sucio!

A pesar de decir esto, Kyousuke no mostró ningún signo de mover su brazo.

♦ ♦ ♦

De esta manera, ellos entraron a la habitación de Kyousuke, y Tsubaki saltó a la enorme cama que era demasiado grande incluso para un niño.

—Realmente tienes malos modales…

—Está bien, está bien~ Aquí solo está Kyou-chan después de todo.

Escuchando la respuesta de Tsubaki, Kyousuke suspiró y se subió al espacio vacío. Presionó un interruptor al lado de la cama y las luces de la habitación fueron apagadas, ahora el cuarto estaba siendo alumbrado por una sola lámpara, por lo que una luz coloreada de naranja oscuro iluminaba el lugar.

El silencio en la habitación continuó por un tiempo, y Tsubaki fue la primera en romper ese silencio.

—Oye, ¿no estás triste?

Incluso sin una explicación acerca de lo que ella se refería, Kyousuke lo comprendió claramente.

—Soy el próximo sucesor de Mizushima. Me dijeron que no podía mostrar mi tristeza…

— ¿Quién te lo dijo?

Tal vez porque Tsubaki de repente estaba hablando con un tono serio, Kyousuke estaba sorprendido y fijó su mirada en Tsubaki.

— ¿Estás enojada?

Si preguntaba si ella estaba enojada o no, era lo primero. Ella estaba enfadada con la persona que le dijo a un niño que retuviera sus emociones de esta manera.

—Porque lo que es triste, es triste. Cuando Tsubaki está pensando en madre muriendo, Tsubaki está realmente triste.

— ¿Es… así?

— ¡Sí, lo es! Oye, Kyou-chan, ¿cómo lucía tu madre?

Puede ser cruel preguntarle a Kyousuke sobre su madre, pero si Tsubaki no lo escuchaba directamente de él, ella nunca entendería lo que estaba pensando realmente.

—Mi madre es una persona muy amable. Cada vez que la visitaba, siempre me abrazaba y acariciaba mi cabeza. Padre también, él siempre me hablaba amablemente. Pero desde que madre murió, raramente regresa a casa. Yo pocas veces veo a mi padre. Él me odia.

Las palabras que murmuraba Kyousuke eran como un cuchillo que apuñalaba el corazón de Tsubaki.

Basado en lo que él decía, entre la muerte de su madre y el asunto sobre su padre que siempre lo evitaba, podría decirse que lo último tenía más peso en su mente. Ha pasado un año desde la muerte de su madre y parece ser que Kyousuke ya entendió que no sería capaz de verla nunca más. Ese es el por qué, él buscaba el amor de su padre.

—Kyou-chan, ¿quieres hacer las paces con tío?

— ¡Por supuesto! Pero, Padre no quiere verme.

Tsubaki pensó que su tío no odiaba a Kyousuke, mirando como su tío amaba a su familia. Si no era así, entonces es imposible que su tío hablara de su hijo dentro del auto, cuando estaban camino a la residencia Mizushima.

Todo probablemente era porque no había un puente entre ellos, algo o alguien que ayudara a que padre e hijo se conectaran el uno con el otro.

—Jaa, ¿qué tal si pones tus sentimientos en una carta y se la das a tío? Tsubaki le pedirá a madre que se la entregue.

—Incluso si dices eso, ¿qué debería escribir?

—Nnn. Es cierto. ¿Qué tal “Gracias por trabajar duro” o “Por favor cuídate” o “Quiero ir a tal-y-tal lugar juntos”, cosas así. El punto es, está bien mientras Kyou-chan escriba lo que realmente siente en la carta.

— ¿No lo molestará? ¿Padre realmente las leerá?

— ¡Está bien! Tío realmente te ama. Tsubaki lo escuchó de tío ¿sabes?

— ¿E-En serio?

Tsubaki asintió con su cabeza fuertemente muchas veces, tranquilizándolo.

Kyousuke, quien de repente estuvo lleno de motivación, quería inmediatamente escribir la carta, pero ya era tarde en la noche así que, Tsubaki comenzó a calmarlo.

Honestamente, sólo ha escuchado a su tío hablando de Kyousuke cuando estaban dentro del auto. Ella nunca escuchó nada acerca de su tío diciendo que ama a Kyousuke o algo así. Pero, es cierto que realmente se preocupa por Kyousuke. Incluso si eso fuera una mentira, ella solo necesitaba hacerlo realidad.

Luego de esto, solo necesito empujarle la espalda y todo saldrá bien de seguro.

Creyendo esto, Tsubaki cerró sus ojos.

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, Kyousuke había terminado de escribir la carta para su padre y se la dio a Tsubaki. En ese momento, él seguía diciendo “¡No la leas!, ¿me escuchas!? ¡No la leas!”

Sin abrir la carta, Tsubaki se la dio a su madre y luego de hacerle prometer que se la daría a su tío, salió de la habitación acompañada por Fumiko.

Haciendo decisiones y acciones, las personas de los Mizushima son realmente rápidos, huh.

Tsubaki tuvo ese pensamiento, mientras miraba a la espalda de su madre, quien ya estaba saliendo de su habitación.

♥ ❤ ♥

| Índice |

3 thoughts on “¡No aceptaré una Heroína como tú! – Capítulo 6

  1. Camzi says:

    ¡Amo amo amo amo mucho está novela! La protagonista es tan dulce y perspicaz ¡Gracias por su traducción! Cuando veo un capítulo nuevo me emociono

  2. martin says:

    Bien pensado tsubaki bien pensado apunta al shota y resuelve todos sus problemas para que la heroína cof cof perr* cof cof no pueda manipularlo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *