¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 20

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Al final mi hermano recibió el puño de nuestra madre, en nombre de la educación, unas cinco veces.

—Hermano… ¿Estás vivo?

—Uh, nuestra madre no muestra indulgencia, como de costumbre.

—No creo que tú, hermano, hubieses tenido que sufrir daños como estos, si la hubieras saludado adecuadamente.

¿Por qué es que mi hermano repite las mismas cosas, a pesar de haber sido educado una y otra vez por nuestra madre? Me lo pregunto todo el tiempo. ¿Es esto lo que llaman demostraciones de amor entre padres e hijos?

Los que estábamos reunidos en la sala en este momento éramos yo, mi hermano quien se frotaba su cabeza adolorido, y el joven Chris, el cual parecía estarse divirtiendo. Además, estaba Sana, quien preparaba té para nosotros. Mi madre se había ido hace un rato porque tenía algo de qué hablar con mi padre, el cual acababa de regresar.

Nosotros, por otro lado, decidimos escuchar a mi hermano mientras bebíamos el té que Sana había preparado.

—Lilyna, con ese idiota… No, tacha eso, ¿te reunirías con el Príncipe León una vez más, por favor?

Hermano mío, acabas de decirle idiota con toda naturalidad, ¿no? Eso no puede estar bien, ¿verdad? Más importante aún, ¿cómo es que mi hermano me está aconsejando que me encuentre con Su Alteza, León? ¿Es posible que sea para que pueda obtener su declaración una vez más?

—Hermano, no me molesta reunirme con él, pero en ese caso ¿no sería mejor que no fuera sola, sino que también el Rey, la Reina y nuestros padres estén presentes cuando se trate el tema de la cancelación del compromiso? Por alguna razón, parece que hasta ahora el Príncipe León no ha tratado el asunto con nadie además de mí. ¿O lo hizo, por casualidad, en los pocos días que estuve de viaje?

Por alguna razón, mi hermano parecía estar muy perplejo. ¿Eh? ¿Era posible que el lugar en el que nuestra madre lo golpeó con su puño antes se había vuelto más doloroso?

Podía escuchar una voz riéndose.

—Jajajaja. Oh, lo siento. Metiéndome en la conversación y todo. Pero esto es muy gracioso. En realidad, a decir verdad, ¿qué piensas del Príncipe León, Lilyna? Parece que aceptaste la ruptura del compromiso con bastante facilidad, pero ¿está eso realmente bien contigo?

El joven Chris me lanzó tamaña pregunta. Incluso si me preguntan qué opino de él, eso es un poco difícil de responder, ¿no?

Por supuesto este era solo un compromiso que nuestros padres decidieron por nosotros, pero pensaba que si nos casaríamos de todos modos, me gustaría llevarme bien con él, aunque eso es algo que no podía lograr. Parecía que al Príncipe León no le agradaba, así que creo que seguramente debe haber sido parte de la razón por la que acepté el rompimiento tan fácilmente.

Después de todo, al final hubiera sido muy difícil permanecer para siempre, con una persona con la que podía sentir que yo no le agradaba.

—Particularmente, no me gusta ni me disgusta. El que haya aceptado tan fácilmente la ruptura del compromiso es porque sabía que él no me quería. Y más allá de eso, tratar con tal declaración como me fuera más conveniente no es algo que pudiera hacer de todos modos.

Al escuchar mis palabras, el joven Chris asintió pensativo mientras mi hermano gruñía. Sí, por alguna razón mi hermano estaba gruñendo.

—Que no le gusta, dice… Bueno, con esa actitud… Simplemente, por qué no pudo ser honesto, al menos, una vez… Idiota.

No me equivoco esta vez, realmente pude escucharlo diciendo idiota. Es mejor que no lo diga delante de la persona en cuestión. En ese momento escuchamos un golpeteo en la puerta, por lo que Sana fue a ver.

El que entró en la habitación fue Sebastian.

—Me disculpo por la interrupción. Señorita Lilyna, el amo la está llamando.

—Entiendo. Iré ahora mismo. Joven Chris, hermano, siento tener que irme en medio de nuestra conversación, si me disculpan.

Salí de la habitación detrás de Sebastian y me dirigí a la pieza de mi padre. Frente a la sala, Sebastian llamó a la puerta con un, —Perdón por la interrupción, traje a la señorita Lilyna —y la abrió.

—Aah, Lilyna. Ven y siéntate aquí.

Impulsada por mi padre, me senté en una silla.

Delante de mí estaban mi madre y mi padre. Ha pasado un tiempo desde la última vez que los vi a los dos juntos.

—Lilyna… Debes estar agotada con todos estos viajes en un período tan corto de tiempo. Te he estado molestando, lo siento.

No nos hemos visto sólo por un par de días así que, ¿por qué, padre, la sensación de agotamiento que viene de ti es tan extrema? Es cierto que a lo largo de los últimos días he estado viajando de un lado a otro entre el feudo y la Capital. He estado cazando a esos hombres enmascarados y monstruos, pero incluso con todo eso junto, no me siento tan agotada.

Por el contrario, al haber sido capaz de ejercitarme de esa manera, estoy en gran forma. En comparación con eso, mi padre… ¿adelgazó?

—Padre… ¿Te has vuelto un poco más delgado? No nos hemos visto sólo por unos pocos días, pero parece que estás extremadamente agotado.

— ¿Me veo de esa forma? Ciertamente, he estado reuniéndome con el Rey y la Reina casi todos los días, pero el esencial Príncipe León no ha hablado de nada en absoluto. Por eso las conversaciones nunca llevan a ningún lado en la medida en la que podrías decir que “valió la pena.” Honestamente, estoy a punto de hacer cualquier cosa llegados a este punto, incluso cancelar el compromiso yo mismo…

Mi padre ha sido arrinconado… Como se esperaba, que nosotros anularamos el compromiso sería difícil. Y la parte de “hacer cualquier cosa” me asusta, así que déjalo por favor. Mi madre reaccionó un poco a esa parte, la violencia es mala, les digo.

—Lilyna, vamos al castillo juntos mañana y terminemos con este asunto de una vez por todas.

Es lo que mi madre dijo mientras sonreía.

Sí, iré. Y seré la que, de alguna manera, la detenga de enloquecer. Dejemos que, de algún modo, esto termine en paz. Lo que puedo hacer es asegurar que la discusión termine sólo como eso, una discusión.

¡La violencia está absolutamente prohibida!

| Índice |

One thought on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *