¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 22

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Misteriosamente, resultó que conversaría con el Príncipe León en el lugar donde él rompió nuestro compromiso. Así que me dirigí sola hasta el interior del jardín.

A medida que avanzaba, era capaz de escuchar voces hablando sobre algo.

¿Esa es la voz del Príncipe León?

—Por eso… Disculpémonos, o sino yo…

—Yo digo que no es bueno… Aún no es suficiente…

¿Eh? Parece que hay una persona más junto al Príncipe León.

Mientras los espiaba, justo como pensaba, había una persona más. Si no me equivoco, es la señorita Ange, ¿verdad? Pareciera como si estuvieran en desacuerdo con algo. ¿Podría ser porque incluso ahora la cancelación de nuestro compromiso aún no se ha finalizado? Por lo cual pido perdón.

Me dirigí en dirección del Príncipe León y la señorita Ange.

Parecía que cuando los dos se dieron cuenta de mi presencia, entraron en pánico y terminaron su conversación. Como si acabara de recordar algo, la señorita Ange se agarró con fuerza del brazo del Príncipe León. Este además la miró con una sonrisa.

Cómo debería decir esto, me recordó al acto de apertura de una obra que había visto recientemente.

—Lo he hecho esperar. Príncipe León, había escuchado que quería hablar conmigo a solas, pero veo que la señorita Ange está con usted.

El Príncipe León reaccionó ante mis palabras. De alguna manera parecía un poco emocionado.

—Li-Lilyna. ¿Podría ser que te sientas celosa porque Ange está aquí junto con nosotros? No, no hay error, debe ser eso, ¿verdad?

¿Mm? Escuché algunas palabras extrañas en este momento, pero… ¿Quién está celoso de quién? ¿Por qué diría una frase así en este momento? Eso es malo, solo se están acumulando preguntas. ¿Qué debería hacer? Probemos preguntando seriamente.

—Esto, Príncipe León. Con celos, ¿se refiere a mí? Por favor, tranquilícese Príncipe León, estoy a favor de usted y de la señorita Ange. Aunque, sin duda, observo la armoniosa apariencia de ustedes dos con deleite, no siento celos, se lo aseguro.

*Caer.*

¿Eh? Después de mis palabras, el Príncipe León cayó de rodillas agachando su cabeza. ¿Qué le pasó? Su acción tan repentina me sorprendió y me congelé. De alguna manera el Príncipe estaba murmurando algo.

—Entonces, ¿no hay más remedio que postrarme aquí? No, algo de ese calibre no sería suficiente… ¿Qué debería hacer?

Príncipe León. ¿Por qué no se levanta por ahora?

En ese momento, la señorita Ange susurró algo al oído del príncipe caído con una expresión firme. Y cuando lo hizo, por alguna razón, el Príncipe León giró su cabeza hacia ella y la miró con ojos suplicantes. La señorita Ange le asintió de vuelta como para animarlo.

Finalmente, el Príncipe León se levantó… ¿Qué es lo que acaba de pasar?

—Ah, lo siento por eso. Sólo me sentí un poco mareado.

¿Eh? ¿Se caería de rodillas solo por sentirse un poco mareado? Dios, incluso si trata de desviar el tema con eso, seguramente algo le sucedió, ¿no? Aun así, tal vez, ya que se veía un poco agotado, se mantenía parado un poco inestablemente.

— ¿De verdad…? ¿Príncipe León, se ha vuelto un poco más delgado en estos últimos días que no nos hemos visto?

Cuando le pregunté, el Príncipe León volvió a reaccionar a mis palabras. Y nuevamente se emocionó.

— ¡Lilyna! Estás preocupada por mi salud, ¿verdad? Que notes ese cambio en mi cuerpo después de unos pocos días debe ser prueba de que me prestas mucha atención, ¿no?

No, uno normalmente notaría algo así, ¿no? No importaba quién lo mirase, es obvio que se ha demacrado. ¿Qué pasó en el lapso de unos días? En cierto modo, él estaba en el mismo estado que mi padre, ¿no?

—Bueno, Príncipe León. Ha adelgazado de tal forma que probablemente cualquiera podría notarlo con tan sólo mirarlo.

Después de mis palabras, el príncipe agachó la cabeza una vez más. Esto se ha vuelto algo tedioso. Vamos a ir al tema principal ya mismo.

—Por cierto, Su Alteza, sobre el asunto de la ruptura del compromiso…

Mientras intentaba hablar sobre ese tema, el Príncipe León habló como para no dejarme terminar la frase.

—El rompimiento, ¡es cierto! Yo te dije sobre eso, pero Lilyna, ¿qué piensas al respecto? Justo el otro día parecía que tu conmoción se fue demasiado rápido, pero sinceramente, estabas realmente triste por eso, ¿verdad? Es por eso que no te has mostrado en el castillo estos últimos días, ¿no es así?

¿Qué pienso acerca de eso, pregunta…? ¿Se refiere a que me sentí en una ensoñación al no tener que volver a recibir ese entrenamiento para ser reina? Pero eso es seguramente algo que no debería decir aquí. ¿Qué es lo mejor que puedo decir, ya que no me sentí sorprendida o triste?

De alguna manera, realmente es difícil mantener una conversación con el Príncipe León.

Y más allá de eso, hay algo que ha despertado mi curiosidad desde hace un rato. Es decir, la señorita Ange probablemente está tratando de controlar su risa. Desde hace un rato, sus hombros han estado temblando repetidamente. Además, de vez en cuando se le salía un je o un jo.

¿Qué debería hacer ahora? La conversación no está progresando en absoluto. ¿Qué está tratando de hacer el Príncipe León, de todos modos?

—Príncipe León. Señorita Ange. No me convertiré en un obstáculo para ustedes dos. Estoy segura de que el Rey y la Reina también los entenderán. Es por eso que, en lugar de solo decirme sobre la ruptura del compromiso, también hablen con cada uno de sus padres sobre esto. A este ritmo, ustedes dos nunca podrán asistir a fiestas y eventos sociales juntos.

¡Bien! Logré decirlo. Después de haber podido decir las cosas que había querido decir, me sentí renovada. Y cuando miré al Príncipe León llena de satisfacción… ¿Eh? Él se solidificó. Estaba mirando a un lugar lejano sin reaccionar. A pesar de saber que era un poco impropio, como una prueba, agité mi mano de un lado al otro frente a él. Sí, absolutamente ninguna reacción.

Justo cuando estaba harta de esta conversación en la que no parecía haber final, a lo lejos se escucharon unas voces. Parece que alguien se estaba acercando a este lugar. Cualquiera está bien, así que por favor haga algo acerca de esta situación. ¡Lo dejo en sus manos!

♥ ❤ ♥

| Índice |

2 thoughts on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 22

  1. Lirio Alicia says:

    Jajajajajaja príncipe eres tan idiota no puedo parar de reír de lo idiota q eres jajajajajaja 😂😂😂😂😂😂😂 ya date cuenta q no has logrado expresar tus sentimientos y simplemente dilooooo, umh aunque de hecho yo prefiero a Chris 😏😏😏😏
    Gracias por la droga 😆😆😆

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *