¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 27

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Al día siguiente.

El cielo estaba despejado. Sería genial si la reunión de hoy causara el mismo nivel de claridad. Ayer les dije a mis padres que iba a hablar nuevamente con el Príncipe León. Al principio no estaban de acuerdo, pero al ser perseverante logré obtener su consentimiento.

Bueno, entonces, debería partir ahora. La última vez, simplemente me permití dejarme llevar y simplemente acepté las declaraciones del Príncipe León, pero hoy va a ser diferente. Me aseguraré de romper nuestro compromiso.

—Lilyna. Si parece que el Príncipe León va a atacarte, está bien simplemente golpearlo —dijo mi madre.

—Lilyna, haz lo que quieras de la manera que quieras. Tampoco dejaré que el Rey se queje después. —dijo mi padre.

—Bueno… No, no es nada, —dijo mi hermano. Parece que había intentado decir algo, pero se rindió ante la mirada penetrante de nuestra madre.

Entre los que me veían partir también estaba el joven Chris. Pero sin decir nada en particular, solo estaba sonriendo.

Ya veo, no tienes nada que decir, ¿eh? ¿Por qué me siento decepcionada por eso? En este momento es más importante pensar en cómo abordaré la charla con el Príncipe León.

♦ ♦ ♦

Ahora bien, llegué al castillo, pero ¿dónde está el Príncipe León? Justo cuando estaba preocupada por eso, un caballero se acercó a mí.

—Señorita Lilyna, la guiaré hasta el Príncipe León. Por favor, sígame.

Guiándome, nos adentramos en el castillo. Al parecer, nos dirigíamos a la habitación del Príncipe León. ¿Entonces hoy no sería en el jardín?

Llegué frente a la habitación después de ser guiada. Ah, realmente estaba nerviosa. El caballero que me guió llamó a la puerta.

—Disculpe. Príncipe León, he traído a la señorita Lilyna.

El Príncipe León nos habló desde adentro. Bueno, supongo que estaría aquí, ya que, después de todo, esta es su propia habitación. También parecía que la señorita Ange no estaba aquí hoy.

Él mantuvo su promesa.

—Ah, buen trabajo. Ya puedes retirarte.

Después de las palabras del Príncipe León, el caballero respondió con ¡Sí! y dejó la habitación. Normalmente, sería malo que estuviéramos solos en la habitación. Sin embargo, en esta ocasión debía ser de esta forma, debido al tema que íbamos a tratar.

De repente nuestras miradas se encontraron. El Príncipe León rápidamente apartó su mirada. No sabía de qué deberíamos hablar.

— ¡Bueno…!

— ¡Bueno…!

Ups, hablamos al mismo tiempo. Sin embargo, no puedo echarme atrás ahora.

—Príncipe León…

—Lilyna…

Ah, otra vez hablamos al mismo tiempo. ¡Bien! Entonces hable usted primero.

Pero, ¿qué estábamos haciendo? Si seguíamos así ni siquiera podríamos conversar. Por ahora, preguntémosle acerca del secreto de la señorita Ange que había mencionado ayer el joven Chris.

—Príncipe León… Muchas gracias por hacer tiempo para reunirse conmigo hoy. Quiero que escuche lo que tengo que decirle.

El Príncipe León simplemente asintió sin decir nada. Sí, lo entiendo, ¡así que no sea tan efusivo! Se ve como una muñeca con el cuello roto.

—Ahora bien… Es cierto, primero sobre la señorita Ange…

— ¡¡Lo siento mucho!!

¡Ah! eso me sobresaltó. Cuando mencioné el nombre de la señorita Ange, se disculpó con todas sus fuerzas. Estábamos hablando sentados alrededor de una mesa, pero él bajó la cabeza con tal vigor que casi se estrelló contra esta.

—Ah, Príncipe León. Por favor, levante la cabeza. Continuemos con el tema por ahora.

Al oír mis palabras, levantó su cabeza y mostró una expresión muy miserable. No está bien que le muestre a sus sirvientes un rostro como ese. Me preocupa mucho el Príncipe León, quien rara vez exponía sus emociones de esta forma.

—Ahora bien, una vez más. ¿Dónde conoció a la señorita Ange? No estoy tratando de culparlo. Es sólo que… He escuchado de mi hermano que Su Alteza le tiene miedo a las mujeres, así que su amistad me pareció extraña.

El Príncipe León respondió con una expresión derrotada en su rostro.

—Así que te lo dijo Ricardo… Veamos, mi primer encuentro con la señorita Ange debe haber sido hace dos años. En ese momento me encontraba paseando de incógnito por la ciudad. Pensaba que, por el bien de nuestro futuro, era necesario que aprendiera cómo vivían mis súbditos. Pero debido a un descuido de mi parte, terminé rodeado de mujeres. Sé que a causa de mi rostro las mujeres se aglomeran a mí alrededor, así que la traía oculta pero, durante una parada para comer, me vieron y… La persona que me salvó fue ella.

Oh, ¿no es esto básicamente el comienzo de una historia de amor? ¿No sería mejor simplemente anular nuestro compromiso ahora mismo? Emm, más importante, esta debe ser la primera vez que veo al Príncipe León hablarme tan relajado.

No obstante, ni siquiera con eso me mira a los ojos.

—En aquella ocasión le di las gracias y nos despedimos de inmediato. Sin embargo, hace medio año nos volvimos a reunir en un lugar inesperado. En este castillo. Pero, me fue presentada como la hija del Duque, lo cual me sorprendió.

Sí, la señorita Ange era la hija de un Duque. Pero, espera un momento. El joven Chris había dicho que era en realidad un hombre. ¿Podría ser… que el Príncipe León se hubiera equivocado de nuevo?

Mientras trataba de ordenar mis pensamientos, el Príncipe León continuó hablando.

—Debido a que su apariencia era demasiado diferente de la de aquella vez en que nos encontramos por primera vez, estaba demasiado desconcertado. Después de todo, la persona a la que había conocido lucía como un hombre.

¿Mmm? ¿Qué significa eso? Sin importar la razón, presentar a un hombre como la hija de un Duque está mal, ¿no? Si la verdad llegara a saberse, ni siquiera el Duque saldría impune.

—Ah, es extraño, ¿no? Además, cuando el Duque me presentó a Ange, ella no me recordaba en absoluto. Al principio pensé que sólo fingía, pero en realidad no parecía estar mintiendo. Lo que es más, cuando entro en contacto con una mujer, mi cuerpo comienza a temblar por sí sólo. Esta vez tampoco era la excepción.

Esto se está volviendo cada vez más enigmático. Al final, ¿la señorita Ange era hombre o mujer?

—Quien me había salvado en la ciudad en aquel entonces era definitivamente un hombre. Y aun así, el Duque lo presentó como si fuera una chica. La conclusión a la que llegué después de eso fue que… había dos Anges. Era evidente que el Duque, a pesar de saber que Lilyna ya estaba comprometida conmigo, hizo que Ange intentara acercarse a mí. Al principio, traté de desentenderme de la situación, pero el Duque no se detuvo y siguió intentándolo. Incluso en ocasiones en que me encontraba completamente solo. En cierto momento, por casualidad, sólo estábamos Ange y yo. En ese instante, decidí preguntarle si tenía un hermano parecido a ella.

—Y, efectivamente, lo tenía, estoy segura. En aquella ocasión, después de que mi hermano se llevara al Príncipe León, le pregunté al joven Chris el significado de sus palabras. De porque la señorita Ange no podría casarse con Su Alteza. El joven Chris sabía que la señorita Ange era un hombre.

El príncipe León mostró una sonrisa irónica al escuchar el nombre del joven Chris, para seguidamente continuar hablando.

—Es cierto. Quien estuvo en el jardín conmigo era la Ange varón, no, su verdadero nombre es Allen. Mi complice. Después de todo, me era imposible hacer que la verdadera señorita Ange fingiera ser mi nueva prometida —murmuró el Príncipe León en un tono de auto burla.

♥ ❤ ♥

| Índice |

4 thoughts on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 27

  1. Lirio Alicia says:

    Príncipe eres muy lamentable 😥😥 y más aún cuando recién acabe de leer de un León macho alfa, pelo en pecho, espalda plateada …ah no verdad 😝 pero si era uno muy seguro 😀😀😀
    Gracias por la droga 😆😆😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *