Días de villano – Capítulo 41: Preparatoria (22)

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Permanecí en la suite de Genbu-senpai durante las dos semanas que faltaban hasta el examen suplementario.

Después de echarle un vistazo a la prueba, me condujeron al gimnasio en el sótano de la casa de Senpai. Pensé que podría construir algo de músculos… pero sea o no por mi constitución, no hay mucha diferencia.

Estudio la forma delgada de Senpai.

Sus músculos son flexibles. ¿Intenta ponerme celoso al invitarme? Es confuso, la atmósfera entre nosotros se está volviendo extraña.

El fin de semana tomamos un respiro gracias a su padre. Los tres fuimos a un restaurante a comer. Es un lugar lleno de recuerdos de una Kaori-san hogareña.

La mayoría de lo que su padre habla durante el viaje, es ella.

Los días que pasé con Senpai pasan con tranquilidad.

Cuando estudia lleva lentes; A él realmente le disgustan los pepinos… Y otras cosas. Poco a poco, me acostumbré a estar a su lado.

♦ ♦ ♦

Finalmente, es el día antes del examen.

No regreso a la escuela desde el día en que Yukimura-san me regañó. Salté directamente a las Vacaciones de verano.

Algo nervioso, comienzo a conversar con Senpai.

—A partir de mañana, una escolta del Comité de Moral Pública te acompañará~

— ¿Ehh? Ya recibí mucho de ti, llegar a este extremo…

—Sí, no puedo escucharte~ Aunque ahora estés bien, estás en una situación peligrosa. Pensaba que, para hoy, este lugar estaría bajo la protección de la Casa Houou, pero no tiene todo en sus manos. Ahora mismo estamos en gran desventaja… Kanzaki tendrá una gran responsabilidad… Y hay varias cosas respecto a Serpiente-san…

Se lanza hacia el sofá, poniendo su cabeza en mi rodilla mientras piensa.

Senpai parece preferir el contacto piel con piel, como usar mi regazo como almohada o abrazarme desde atrás. Está bien, es como un niño mimado.

Aunque mañana es el examen, finalmente podré encontrarme con Suzaku-kun después de tanto tiempo. A pesar de que hablamos todos los días por mail, hace tiempo que no lo veo.

— ¿Qué sucede…? Luces feliz, Yuu.

—Estoy pensando en que finalmente veré a Suzaku-kun de nuevo…

—Es verdad~ Oh, ¿seguirás quedándote en mi casa? Antes de que regreses a la tuya, debes informarme. Hay algo que me preocupa ahora mismo…

Cuando veo su expresión seria, me siento inseguro.

—Senpai… ¿algo sucede?

—…Es Airu, ¿no?

—Uu… A-Airu…

No estoy acostumbrado a llamarlo por su nombre. Como él lo pidió, estoy algo avergonzado.

—Sí, bien hecho ♪ ¿Debería darte un beso como recompensa?

Parece haber olvidado que sigue en mi regazo. Notando su error, se sienta en el sofá y me levanta hasta dejarme arrodillado.

Estoy mirándolo de frente. Él besa mi mejilla suavemente.

—Nn…

—Hehe. Lindo ♪ ¿Estás bien? Trabaja duro mañana en tu examen.

—Sí… Um… Gracias por enseñarme.

—No hay de qué… ♪ Sí, podrías darme una recompensa también…

Me quedé sin palabras. Una recompensa. ¿No recibía muchas de Hiroto? O eso me dijeron. Pero todo lo que hacía era lamerme hasta la mañana. O…

Para ser honesto, no recuerdo obtener nada de él.

Miro a Senpai tímidamente. ¿Qué debería decir?

—Sí~ Ya veo… Sí, es verdad~ ¿No me harás esos fideos chinos fríos?

— ¿… Fideos?

— ¡Sip! ¡Los que preparaste la última vez! ¿Los harás de nuevo? Desde entonces la criada cocina arroz todos los días… Creo que lo hace por ti…

—Ah… Hah…

—Eso es porque todo lo que comí contigo es delicioso… Quiero comerlo de nuevo… ¿Lo prometes?

— ¡Sí!

Por alguna razón me siento feliz. Sonrío mientras lo abrazo.

—…Oh, pero Senpai, ¿puedo ponerle pepinos? No deberías ser quisquilloso con la comida, ¿sí? ¿Hm? Tu rostro está rojo, ¿tienes fiebre? —Toqué su frente con la mía. — ¿…? No pareces tener temperatura, pero…

Antes de notarlo, estoy sosteniendo su mirada.

—… ¿Senpai?

—Es Airu, ¿recuerdas?

—Ah… ¿A-Airu?

—Sí. Una vez más, ¿sí?

— ¿Airu…?

—Sí.

Con nuestras frentes presionadas juntas, él pone una mano en mi espalda baja y me da la vuelta.

—Ahora mismo… estoy preocupado de besarte y sobre el sentimiento que tengo… Pero si no me pego a ti, ¿todavía pensarás en mí? ¿Qué debería hacer…?

—Ehh… Umm…

— ¿Qué quieres que haga?

Perdido en sus ojos violetas, no puedo moverme. Desde que llegué a esta suite, nunca me preguntó eso. Sin embargo, me besó, abrazó y realizó contacto piel con piel conmigo.

—…Si te estás conteniendo, te ayudaré a venirte. —susurra en mi oído.

— ¡…E-Estoy bien!

— ¿En serio? Que mal. —Se lame los labios traviesamente y se ríe feliz. Esa sonrisa me dice que la está pasando bien. Viendo sus ojos violeta brillar, no puedo evitar que mis pensamientos vuelvan a él. — ¿Hm? ¿Estás tentándome? Tus ojos son un poco… eróticos…

—Aah. No son eróticos. Senpai, ¿de qué estás hablando?

— ¿Mm? Definitivamente lo son… Qué divertido. Ah, sigues llamándome Senpai… Dime Airu, ¿sí?

—Eso es porque solía llamarte Senpai… Es vergonzoso.

Repentinamente, lo espío de reojo. Cuando sus ojos brillan, bajo mi cabeza avergonzado. Mi frente cae en su pecho, inesperadamente frotándose contra él, quien me abraza con fuerza. Mi rostro se desliza por su mejilla.

—…Un poco más~ ¿No está bien? Si dices cosas tan lindas… No podré dejarte ir… Uu… ¡Vamos a dormir así hoy! ¿Podemos? ¿Sí?

Soy llevado a la cama y abrazado como un niño por él. Se cuelga de mí como si fuera una almohada, durmiendo hasta la mañana.

Cuando desperté en medio de la noche, me encontré con su rostro durmiendo…

Le robé un beso en la mejilla.

…Es mi pequeño secreto.

| Índice |

2 thoughts on “Días de villano – Capítulo 41: Preparatoria (22)

  1. Resa Rin says:

    ¡¡Sí!! Róbalo Airu, por favor, te lo ruego.

    (aunque la verdad me viene bien cualquiera que no sea el par de estúpidos que cada vez salen menos :D)

  2. Lirio Alicia says:

    Kyaaaaaaaaaaaaaaa 😍kyaaaaaaaaaaaaaaa 😍 Airu-kun tu puedes, vamos, vamos, convence a Yuu para q se olvide de todos los demas y solo te vea a ti ❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️
    Gracias por la droga 😆😆😆😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *