No quiero ser amada – Capítulo 157: La falla yace en ti

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—¿Has estado bien? —Rihannan recuperó la calma y le devolvió la pregunta. Leticia frunció el ceño levemente en oposición.

—¿Que si he estado… bien? —preguntó.

—Parece que sí. Estás casada ahora.

Leticia apretó la mano con fuerza.

—¿Sabes cuántos años tiene mi esposo? ¿Sabes que… que es cuarenta años mayor que yo?

Rihannan lo miró sin comprender.

—¿Es eso importante?

—¡Por supuesto que lo es! ¿Qué tipo de mujer querría voluntariamente vivir con un hombre viejo y enfermo? O tal vez… ya que su majestad está viviendo con un hombre tan joven y guapo, ¿no te importa lo que les pase a los demás?

Rihannan suspiró.

—No te entiendo. ¿Por qué discutes conmigo? ¿No fue tu matrimonio tu elección o algo así?

—No, fue por mi propia voluntad. ¡Era la única forma en que podía ascender en las filas sociales y convertirme en un noble!

Los ardientes ojos rojos de Leticia florecían con ferviente pasión.

—Pero, ¿por qué crees que terminé con esa decisión? ¿No fue porque su majestad nos echó a mí y a nuestro padre? Debido a su majestad, vivíamos en la pobreza… sin ayuda, sin dinero. Las deudas continuaron persiguiendo a padre. Más tarde, se mezcló con el juego. Esas personas invadieron mi casa todos los días amenazando con devolvernos la cantidad vencida —dijo Leticia apretando los dientes—. ¿Entiendes lo doloroso que fue vivir esa vida todos los días? La única forma de salir de ese infierno era vender mi cuerpo a ese asqueroso noble.

Sus palabras eran puras y honestas. Leticia creía con todo su corazón que la culpa era de Rihannan. Debido a su hermana no tuvo más remedio que casarse con ese viejo.

—Las personas que se endeudan no caminan como vosotros —respondió Rihannan rotundamente.

—Eso no es algo que puedas decir con tanta facilidad. Has vivido toda tu vida cómodamente en Crichton antes de volver para convertirte en la reina de Arundell. ¡¿Cómo es posible que puedas entender mi dolor?!

Rihannan cerró los ojos.

—Si te hubiera llevado en ese entonces… ¿qué habría cambiado?

—Al menos… al menos no habría terminado cayendo en un callejón sin salida y casándome con ese hombre desagradable. Si me hubieras dado la más mínima simpatía, no habría caído en este estado.

Los hermosos ojos rojos de Leticia brillaron con una lágrima.

Rihannan la miró con ojos conflictivos. ¿Fue su decisión en ese entonces un error? Leticia se había convertido en una villana.

La joven esbozó una sonrisa amarga. En el pasado le dio a Leticia todo lo que quiso siempre, pero aún la detestaba. En esta vida, la echó, y aun así, era odiada. En ambas vidas, Leticia la despreciaba.

Tal vez este era el destino. Estaban destinadas a tener una relación irrevocable. Su odio era profundo y era algo que no se podía cambiar con facilidad.

Rihannan suspiró en voz baja, con los ojos azul hielo mirando directamente a los ardientes ojos rojos de Leticia.

—Leticia, no importa lo que te de, al final todavía me odiarás.

Ya no sentía la necesidad de continuar su conversación. A este ritmo, solo terminarán lastimándose mutuamente, así que terminó la conversación de repente.

Justo cuando estaba a punto de pasar a Leticia, la cortina de la ventana crujió y el suave viento sopló. En ese momento, una sensación familiar de deja vu la invadió.

Rihannan se detuvo de inmediato. Con un cuerpo rígido y helado, lentamente se dio la vuelta.

—Ese olor… —comenzó.

—¿Olor? Ah…

Leticia puso una expresión confusa antes de proceder a oler su propia ropa. Sus cejas se tensaron molestas.

—Mi esposo necesita un tratamiento continuo para la artritis. Tengo que seguir cargando hierbas medicinales que incluyen mentas herbales. Tal vez ese aroma impregne mi ropa.

Rihannan jadeó en voz baja. Sus ojos y manos temblaron inconscientemente.

—Tú… ¿fuiste a los terrenos de caza?

Ante el interrogatorio, la expresión de Leticia cambió. Parecía algo sorprendida al principio, pero de inmediato cambió a una sonrisa astuta como si se hubiera dado cuenta de algo.

—Sí, su majestad.


Maru
Ya sabíamos que esta maldita lo habría hecho, pero ahora tenemos la confirmación. Ya podemos matarla de verdad.

Sharon
Por lo menos en este capítulo tenemos la confirmación de que Leticia no volvió con Igor y Rihannan. Al parecer su actitud de perra es 100% suya. Es bueno poder confirmarlo

| Índice |

3 thoughts on “No quiero ser amada – Capítulo 157: La falla yace en ti

  1. Dasha Rg says:

    Yo creo que para que ellas no se odiaran debían vivir las dos solas y en igualdad de condiciones. Sin que se le de todo a leticia y sin que se le quite todo.

  2. MariAnne says:

    Ya se veía venir que su actitud sumisa del capitulo anterior era una fachada y está es la verdadera Leticia. Bitchy por todos lados, y super infantil…
    Gracias por traducir!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *