Reina Villana – Capítulo 13: Eres mi Esposo

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Después de regresar del desierto, comencé a tener problemas con mi memoria.

La expresión retorcida de Kasser se volvió sutil. Apoyó la espalda en el sofá, con los brazos cruzados. Una mezcla de ridículo y desprecio se reflejó en su rostro.

— ¿No recuerdas todo?

—Algo.

—Te di todo; vives a tu conveniencia. Sin embargo, ¿así es como me lo pagas? —Él la miró fijamente— ¿Me encuentras crédulo? ¿Te parece ridículo este reino? ¿Hasta dónde estás dispuesta a mostrar lo peor de ti? Debes estar pensando cuán genial es esta excusa que preparaste.

Él, apartó la mirada de su rostro, solo mirarla lo puso enfermo. —Te he sobreestimado. Ahora solo veo que estás loca como un sombrerero.

Menospreciada con tales palabras, Eugene solo podía suspirar profundamente con resignación. De todos modos, no esperaba que fuera fácil convencerlo, pero aun así se sintió agravada cuando se la arrojó con tanta burla.

Al igual que el rey, Eugene tenía poca paciencia. Su boca se movió sin su acuerdo, y habló valientemente lo que su razón le dictaba.

— ¿No logras escuchar correctamente?

Ella se refería a él de “tú” casualmente, tal conducta hacia el rey parecía innecesaria.

—Tú…tú eres mi esposo.

Kasser estaba asombrado. Su esposo. Nunca esperó escucharlo de la reina.

Anika siempre mantuvo una sutil distancia de él. Ella nunca lo llamó a su “esposo”, ni siquiera para recordarle la relación privada y contractual que tenían.

Por esto, a veces se cuestionaba a sí mismo. ¿Había sido bueno casarse con ella?

Sentado en una posición de gran responsabilidad, debe tener un heredero para su reino. Y, sobre todo, no quiere dejar una mancha en su reinado recién comenzado. En los últimos tres años, ella no le dio más que problemas, pero él había sido paciente.

Casarse con ella, era similar a morderse los dientes, solo podía esperar que lo planeado, de alguna manera, se hiciera realidad.

Ahora, estaba claro para él, que la reina estaba mintiendo para escapar de la situación. Considerando el registro proporcionado por los generales, ella era la sospechosa principal.

Cuando descubrió que el tesoro nacional había desaparecido, sintió las manos entumecidas, el deseo salvaje de matarla por el robo llenó sus sentidos. Si la reina estuviera frente a él en ese mismo momento, le habría roto el cuello en un segundo.

Su furia era demasiado fuerte para vencerlo y, por lo tanto, eso explica el irrumpir en su cámara en un alboroto.

—Dime más. —Él ordenó.

—Como persona que vive en este mundo, me queda algún tipo de sentido común básico. Tradiciones, costumbres, cosas por el estilo. Puedo hablar y leer, pero no recuerdo nada de mí.

— ¿Dónde te encontraron?

—Estaba acostada en el desierto cuando abrí los ojos. Algunas personas aparecieron y me llamaron Reina.

— ¿Te llamaron “Reina”?

—Sí.

El puro asombro de Kasser, hizo que Eugene pensara en lo que decidió ignorar en los últimos días. No ha escuchado a nadie llamarla por su título. En cambio, todos la llaman Anika.

— ¿No debería ser llamada reina? —Ella preguntó, ya que Kasser solo respondió con una sacudida despectiva de su cabeza. Ella quería preguntar más sobre este asunto, pero el rey habló una vez más;

—Eran el equipo encargado de salir a buscarte. ¿Qué pasó después de eso?

—Traté de recordar. Pero no pude, a pesar de que lo intenté. Pude recordar varios nombres y rostros de personas, pero solo hay unos pocos. No creo que nadie se haya dado cuenta. Apenas hice contacto con la gente. Con el paso del tiempo, más personas me encontrarán extraña.

Al mirarla, Kasser se dio cuenta de cuán diferente es su expresión y forma de hablar. ¿Puede ser que ella realmente este diciendo la verdad?

Eso no puede estar bien.

Aun así, Kasser no podía creerle. Después de todo, la reina es una mujer desvergonzada. Al principio de su matrimonio, para obtener lo que quería, no había dejado de ser rebelde.

Pero, Kasser se mantuvo reticente a creerle, por lo que cambió sus tácticas y actuó descaradamente despiadado.

Todos tienen dos caras hasta cierto punto, pero Kasser nunca ha visto a nadie actuar como ella.

— ¿Estabas sola cuando abriste los ojos en el desierto?

—Sí.

—Fuiste acompañada por doncellas cuando saliste del castillo. Ahora están desaparecidas.

— ¿Qué? —Eugene abrió la boca con una mirada sorprendida— ¿Cuántos?

—Cinco. ¿No te acuerdas?

Eugene sacudió la cabeza de lado a lado. Ella no tenía ni idea. Esta es la razón por la que no podía pensar en nada familiar con las doncellas que le sirvieron estos últimos días. No son las criadas de Jin Anika.

— ¿Qué les pasó entonces? ¿Los estás buscando? —Preguntó ella

— ¿En este momento?

— ¿Por qué importa el tiempo? ¡Falta gente, y tenemos que encontrarlos!

Kasser frunció el ceño, mientras miraba a Eugene, que estaba muy preocupada.

— ¿Estás preguntando porque no lo sabes? La estación seca terminará en uno o dos días.

—Lo comprendo

—Afortunadamente, recuerdas lo que es la estación seca.

Eugene asintió con la cabeza.

Mahar se alterna entre la estación seca en la que los monstruos, los larks, duermen y el período de actividad cuando aparecen.

—Puede que ya estén muertos. Jin Anika… ¿Qué has hecho?

La simpatía por las doncellas que no regresaron al reino extendió una sensación de aflicción en Eugene. Aunque nunca antes ha visto a esas doncellas, todavía se sentía incómoda y terrible por la pérdida de sus vidas.

Eran extras en su novela: sacrificios cuya muerte fue insignificante para la trama.

— ¿Qué compensación recibirán? —Preguntó ella, con sus ojos esperanzados.

— ¿Compensación?

—Si realmente no regresan, sus familias deberían recibir sus merecidas compensaciones.

Sin embargo, esta idea debió divertir a Kasser, porque de repente se echó a reír.

—Rompieron las reglas impuestas por el rey y salieron al desierto, poniendo en peligro nuestro reino. Incluso si vuelven con vida, no escaparan de la muerte aquí.

—Pero…ellos no pueden desobedecer la orden de una reina.

— ¿No deberías estar preocupada por ti misma ahora, en lugar de las criadas?

| Índice |

2 thoughts on “Reina Villana – Capítulo 13: Eres mi Esposo

  1. Cerezoo-chan says:

    Cada vez más me entran dudas, y si Anika es una espía 🤔, si la mandaron a robar esas piezas y al final a ella la desecharon??? Hay miles de hipótesis que rondan mi cabeza o.o..

    Muy buena trama, buena traducción los amo c:

    Muchas gracias por el capítulo 💜🌸💜🌸

  2. Size says:

    Estou curiosa sobre como diabos essa rainha roubou o tesouro real todo e aonde diabos enfiou ele kkk Kasser do céu, que diabos vai acontecer com seu reinado se descobrirem isso mano do céu kkk Gracias por el capitulo y gracias Ana-Sama por tu generosidad y bondad. LARGA VIDA AL REINO DE KOVEL! LARGA VIDA Á ANA-SAMA, LA PATROCINADORA, Á KIARA-SAMA, LA TRADUCTORA Y AYANAMI-SAMA, LA EDITORA! Gracias por la droga *reverencia*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *