Al borde de lo impresionante – Capítulo 41: En realidad hay alguien más descarado que yo

Traducido por AlbaAVD

Editado por Sakuya


¿Quería la espada mágica de Jean? Claire frunció el ceño, con frialdad destellando en sus ojos. Ella ya le había dado esa espada a Jean y no tenía control sobre ella. Además, no tenía ningún interés en el arma de la pequeña zorra.

—Creo que la señorita ganará otra espada mágica. —La voz de Jean sonó en voz baja detrás de Claire. Su significado era claro; Jean aceptó poner su arma en juego, y creía firmemente que Claire ganaría.

¿También era una espada mágica? Ahora Claire notó la espada que Alice había clavado en el suelo. Efectivamente, hubo una débil ondulación mágica. Era una buena espada.

—Aquí, señorita. —Jean subió y le entregó a Claire la espada de su cintura. El oponente tenía un arma, así que naturalmente no podía tener las manos vacías. Claire aceptó la espada y se volvió para mirar a Alice.

—Lo suficientemente bueno. —Claire sonrió brillantemente como una flor de cerezo, asintiendo con la cabeza ligeramente. —Entonces vamos a empezar.

— ¡Hmph! ¡Una mocosa que no sabe lo que es bueno para ella! —Alice se burló, levantó la espada del suelo, comenzó a reunir su energía y se preparó para acercarse a Claire al instante y asestarle un golpe fatal. Secretamente, ya había decidido vencer a esta perseguidora hasta que se retorciera en el suelo, daría un paso por encima de ella haciéndole perder la cara del Clan Hill, ¡y hacer que Claire le suplicara piedad delante de todos aquí!

— ¡Dale a esa pequeña zorra un ataque espiritual, déjala inmóvil, luego patea su cara, pisa su espalda y luego aféitale todo el cabello! —Walter clamó en la mente de Claire. Walter también odiaba a esta noble arrogante y sin cerebro. Los aristócratas realmente se sobreestiman a sí mismos. La pequeña demonio también era una aristócrata, pero ella no parecía mostrarlo tanto.

Claire guardó silencio. Sin una palabra, blandió la espada y se lanzó directamente hacia Alice. Eufórica al ver esto, Alice inmediatamente levantó su espada y corrió hacia adelante. Walter comenzó a aullar, — ¡Mierda! Pequeña demonio, ¿no eres la persona más desviada del mundo? ¿Por qué no estás engañando a esta zorra hoy? ¿No me digas que realmente quieres pelear con ella?

Alice estaba incesantemente extasiada. Como era de esperar, esta idiota perseguidora de hombres no piensa en absoluto, ¡en realidad quiere un combate cercano! ¡¿Solo confiando en su fuerza como guerrera avanzada para tener un combate directo con ella?! ¡Eso realmente era un sueño imposible!

Con un gruñido bajo, el Dou Qi verde azulado salió de todo el cuerpo de Alice y ella cortó ferozmente hacia Claire. Estaba segura de que Claire no sería capaz de resistir este golpe extremadamente poderoso y, definitivamente, se sometería por el poder de su ataque.

Pero Claire no lanzó ningún ataque Dou Qi, fue directo de frente. Justo cuando una sonrisa apareció en el rostro de Alice, Claire esquivo de forma extraña y desapareció justo en frente de Alice. Al instante, sus pupilas se ensancharon. ¿Qué significaba si el oponente desaparecía justo en frente de un guerrero? ¡Un guerrero era el mejor para luchar de frente!

Al momento siguiente, un sonido de una brisa helada vino de atrás de Alice. Al instante, volvió a sus sentidos y condujo su espada por detrás. El feroz y resonante sonido del choque de espadas hizo que la parte posterior de la cabeza de Alice se rompiera en sudor. Si este ataque la golpea, entonces…

Pero lo que la impactaría solo había empezado. Los ataques maliciosos, astutos e inusuales de Claire, la hicieron extremadamente nerviosa. ¿Cómo es esto una batalla? ¿Cómo es esta una batalla entre guerreros? Esta perseguidora de hombres era en realidad tan maliciosa, cada ataque estaba dirigido hacia sus signos vitales o a una brecha en su defensa, lo que le cansaba y le hacía incapaz de hacer frente. Si continuara de esta manera, Alice gradualmente no tendría siquiera la fuerza para atacar más y solo sería capaz de defender.

La alta intensidad y el cansancio de bloquear los golpes hicieron que la fuerza física de Alice disminuyera rápidamente. Porque si era descuidada solo una vez, la espada de Claire golpearía sus signos vitales.

Cuanto más observaban los que la habían menospreciado, más sorprendidos estaban. Claire, esa antes idiota cazadora de hombres, ¡¿qué tipo de habilidad de espada estaba usando en este momento?! Era tan misteriosa y ágil. La gran guerrera Alice se vio obligada a retirarse, jadeando por respirar. El Dou Qi que originalmente irradiaba un verde azulado, se estaba desvaneciendo lentamente. ¡¡Pero!! ¡Desde el principio hasta el final, Claire ni siquiera había usado Dou Qi, solo ha usado habilidades de espada para atacar!

Jean entrecerró los ojos mientras observaba el duelo, también desconcertado. La habilidad de espada que Claire usó era muy fuerte, muy increíble. Claire, personalmente, dijo que estaba usando la suavidad para conquistar la fuerza, usando el poder del oponente para atacarlo. Hasta ahora, Jean todavía no podía entender mucho. Cómo demonios Claire aprendió esta misteriosa habilidad con la espada, siempre había sido un misterio.

— ¡Hmph! —Claire resopló fríamente, el Dou Qi verde salió de todo su cuerpo, golpeando ferozmente a Alice.

Alice levantó rápidamente su espada para bloquearla, pero en este momento ya no podía interceptar el golpe de Claire rebosante de poder.

Después de que las armas se entrelazaron, se escuchó un zumbido, seguido por el sonido de una espada cayendo al suelo.

Silencio.

La espada en la mano de Alice había sido golpeada, enviándola a volar y aterrizó no muy lejos de las dos. La cara de Claire estaba helada mientras blandía su espada y señalaba el cuello de Alice.

Soplaba un frío viento, levantando el cabello dorado de Claire, brillando como el sol.

Los ojos de Alice estaban muertos y cenicientos.

Los alrededores estaban en silencio.

— ¿Así que la gente de la familia Roman es así? ¿No tienes fuerza, pero sigues insistiendo en desafiar? —Llegó la fría voz de Lashia. Esta chica se aferró a los rencores con fiereza. Había recordado las palabras que Alice dijo en la biblioteca hace un momento muy claramente. Ahora ella repitió las palabras exactas en Alice.

Alice levantó la vista con odio hacia Lashia, sus ojos se iluminaron con un fuego resentido, sin reservas, pero no pudo decir una palabra.

—Vamos. —Claire recogió la espada que antes era de Alice del suelo.

—Pero, hermana mayor, ¿no es demasiado si tu caballero usa dos espadas? —Dijo Lashia a propósito, riéndose mientras caminaba, mirando con desdén a la impotente Alice que estaba arrodillada en el suelo.

Walter chasqueó la lengua. Esa maldita pavo real, llamando a la —hermana mayor— ahora tan íntimamente. ¡Antes, ella había caminado con su nariz apuntando al cielo! Jean levantó un poco la frente, pero no dijo nada. No era necesario mencionar cuánto Lashia detestaba a Claire antes. Ahora, el tono de voz de esta niña tenía un leve indicio de orgullo, orgullo para Claire. Ella realmente era una niña ingenua. Una vez que ella decidiera algo, creería en eso sin importar qué.

—Entonces puedes tenerlo, puedes dárselo a cualquier amigo guerrero que te guste. —Después de devolverle la espada a Jean, Claire miró la otra espada mágica que tenía una forma extraña, y sin pensarlo, se la dio a Lashia.

Los ojos de Alice se abrieron, mirando rígidamente la espada mágica en las manos de Lashia que originalmente era de ella. ¡Esa era una de las reliquias de la familia Roman! ¡Muy preciosa! ¡Pero ahora, ella realmente la perdió! ¿Cómo podría volver y explicar? Su padre y su abuelo definitivamente se enfurecerían.

Lashia felizmente agitó la espada mágica en su mano alrededor. —Gracias, hermana mayor.

Claire sonrió levemente y se volvió para caminar hacia la entrada principal de la biblioteca. Todavía no ha terminado de buscar por completo en los manuales ilustrados. Había una multitud impenetrable, pero cuando Claire se acercó, dejaron un camino abierto. Las conversaciones sumergieron a Alice. La mirada de todos siguió a Claire hasta que desapareció por la puerta principal de la biblioteca.

Como guerrera avanzada, Claire derrotó a la gran guerrera, Alice, y usó Dou Qi solo al final. Algunas personas gritaron sorprendidas ante la asombrosa fuerza de Claire, mientras que otras se mostraron desdeñosas porque Claire esquivaba y malgastaba la fuerza de Alice para ganar. Pero no importa qué, Claire fue victoriosa en este duelo e incluso ganó la herencia de la espada mágica del clan Roman.

El nombre de Claire volvió a resonar en la capital.

Naturalmente, la actitud actual de Lashia hacia Claire era completamente diferente. Después de descubrir la razón por la que Claire vino a la biblioteca, trató voluntariamente de ayudar a Claire a buscar en los manuales ilustrados. Pero después de trabajar toda la tarde, todavía no podían descubrir qué tipo de bestia mágica era Emperador Blanco.

Al atardecer, Claire y Lashia regresaron a casa, pero vieron un lujoso carruaje parado en las puertas. ¡La insignia en el carruaje era la insignia del Clan Roman!

— ¿Podría ser que debido a que esa idiota Alice no pudo vencer a la hermana mayor, vino aquí para hablar de mala gana? —Dijo Lashia, mirando el carruaje desdeñosamente. Ahora esa niña era tan cariñosa, y la llamaba hermana mayor, olvidando por completo lo difícil que había hecho las cosas para Claire. Walter puso los ojos en blanco y suspiró en su corazón que, como era de esperar, las mujeres son los seres más complejos.

—No debería ser. —dijo Claire, insípidamente. Con la personalidad de Alice, nunca haría este tipo de cosas idiotas.

—Entonces entremos y veamos por nosotros mismos. —Lashia tomó la delantera, caminando por la puerta principal.

En el gran salón, el duque Gordan sonrió, mirando al otro anciano y discutiendo. Alice tenía la cabeza gacha, de pie en silencio a un lado.

—Sir Gordan, lo siento mucho. Las dos niñas estaban jugando con una apuesta, pero la hija de nuestra familia también es insensible, en realidad está perdiendo la espada mágica de la Llama Balrog. Sabes que es la herencia de nuestro clan. Realmente, suspiro… —Ese viejo sonrió, luciendo como si estuviera muy avergonzado.

Cuando Walter escuchó esto, no pudo contenerse. ¡¡En realidad hay alguien más descarado que yo!! Espera, no, Walter se agregó de inmediato a sí mismo. ¡Hay que decir que en realidad hay alguien más descarado que la pequeña demonio!

Estas palabras sonaban aún más apetecibles que el pollo asado: dos niñas apostando juguetonamente y perdiendo una espada. ¿Así que…? ¿Ahora él quería venir y recuperar la espada?

| Índice |

4 thoughts on “Al borde de lo impresionante – Capítulo 41: En realidad hay alguien más descarado que yo

  1. Loretta says:

    Jajaja, amo a ese Walter y Claire es la mejor. Y espero que Laisha no vaya a ser traicionera después, es muy voluble 😒

    Muchas gracias por el capítulo ☺

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *