Al borde de lo impresionante – Capítulo 44: Dos buenos hermanos

Traducido por AlbaAVD

Editado por Sakuya


Una vez que Claire se apresuró rápidamente al frente de la casa de Emery, se sorprendió por la escena frente a ella. ¿Cómo se podría contar como una casa? El laboratorio y el dormitorio de Emery ya habían sido arrasados en ruinas. Emperador blanco se subió a la cabeza de Claire, tirando de su cabello. Sus ojos se ensancharon al ver esta escena y comenzó a gorjear. (Normalmente, el Emperador Blanco siempre está agachado en el hombro de Claire o acostado sobre su cabeza. Su presencia se sentía casi inexistente).

La triste figura de Emery estaba de pie en medio de las ruinas, con múltiples heridas en su cuerpo, la sangre cubriendo su manga, roja y todavía goteaba continuamente. Cliff flotó en el aire, con el rostro lleno de intenciones asesinas mientras miraba a Emery debajo de él.

—Maestro, ¿estás bien? —Claire corrió al lado de Emery rápidamente, apoyó su cuerpo tambaleante, y luego preguntó con preocupación. — ¿Qué está pasando?

—Tos, tos… —Emery tosió, una línea de sangre brillante fluyó hacia abajo, dejando una mancha de sangre. Él dijo en voz baja —Está bien. Por el momento, está bien. Hoy, Cliff se apresuró hasta aquí y dijo que resultó que yo era tu maestro, así que hoy tuve que morir.

Inmediatamente, Claire entendió lo que estaba pasando.

Cliff, ese viejo de mal genio, no estaba dispuesto a ser su segundo maestro, por lo que quería matar a Emery para convertirse en el único maestro de Claire.

— ¿Qué tipo de benevolencia o capacidades tienes para ser el maestro de Claire? Me preguntaba qué tipo de persona podría convertirse en su maestro, ¿un pequeño personaje como tú es adecuado? —dijo Cliff enojado, flotando en el aire, y observando a Emery con intenciones asesinas.

Emery reprimió la rabia del Qi y la sangre en su mente y dijo en voz baja: —Sí, también siempre sentí que no era adecuado…

—Entonces deberías morir. —Una luz fría brilló en los ojos de Cliff cuando estaba a punto de hacer un movimiento.

— ¡Para! —Claire bloqueó a Emery y le dijo a Cliff enojada —El Maestro Emery es mi maestro de iluminación. [1] Nadie puede reemplazarlo por su ayuda y cuidado.

—Todo lo que él te puede enseñar, yo también te lo puedo enseñar, y las cosas que él no te puede enseñar, ¡todavía te lo puedo enseñar! ¿Qué calificaciones tiene para ser tu maestro? ¡Debe morir hoy! —Cliff rugió, tan emocional que su rostro ya se había enrojecido.

— ¡Cliff! —Claire lo miró irritada, directamente gritando enojado el nombre de Cliff. —Te lo digo, la ayuda y cuidado del Maestro Emery, ¡nadie puede reemplazarlo! Si hoy te atreves a hacerle daño otra vez, haré todo lo que pueda para matarte ¡Definitivamente no te dejaré ir!

El viento soplaba fuertemente, el polvo cubría todo el cielo.

Surgió una atmósfera sombría pero incómoda.

El duque Gordan se hizo a un lado, mirando estupefacto. Nunca pensó que Claire en realidad diría ese tipo de palabras rebeldes. Ahora, ¿qué se podría hacer? El oponente no era algo que su familia Hill pudiera ofender, una figura enorme.

Emery ya estaba tan conmovido que no podía decir nada y se limitó a mirar fijamente a la chica que tenía delante, su garganta ya estaba llena de emociones, la esquina de sus ojos también estaba caliente. Parecía que algún tipo de fluido iba a salir a borbotones.

La cara de Cliff se enrojeció aún más. Su cuerpo comenzó a temblar, los labios se abrieron de par en par. Quería decir algo, pero ni una sola palabra salió.

¡Claire en realidad le había dicho este tipo de palabras resueltas a un mago de clase baja!

Haré todo lo que pueda para matarte ¡Definitivamente no te dejaré ir!

El ánimo había llegado a una rigidez extrema. El duque Gordan exhaló profundamente, terminó. Esta vez realmente estaban terminados. ¿Cuándo había sido amenazado así Cliff antes?

Los dientes de Walter castañetearon, completamente en el pozo, completamente indescriptible. Claire ya no quería vivir, pero él sí, ¡todavía quería sentir la luz del sol en un cuerpo nuevo! ¡No quiere vivir como un fenómeno flotando en el aire!

Claire se quedó mirando a Cliff. Él la observaba con fiereza mientras flotaba en el aire.

El ambiente estaba a punto de estallar.

El duque Gordan se sacudió con fuerza un puñado de sudor.

Una leve sonrisa apareció en la cara de Emery, una sonrisa de complicidad y preocupación. Ya había tomado una decisión en su corazón. En esta vida, con un discípulo como Claire, ¿cómo podría tener algún arrepentimiento?

Emery abrió la boca y estaba a punto de decir algo, pero Claire miró a Cliff y le dijo suavemente:

—Con ese mismo razonamiento, Maestro, en mi corazón no puedes ser reemplazado. Si hubiera alguien que quisiera lastimarte, también arriesgaría mi vida para protegerte y definitivamente no permitiría vivir al que te lastimó. Lo juro, definitivamente no los voy a dejar ir. —La voz suave pero inigualable y firme de Claire, sonó en el aire, retumbó en el corazón de Cliff.

El entorno estaba en silencio, tan tranquilo que pareciera que puedes oír las respiraciones de todos.

De repente, Cliff se pareció a un niño cuando comenzó a llorar, waa waa, aterrizando sobre su trasero mientras descendía al suelo, pateaba sus dos piernas y comenzaba a hacer una rabieta — ¿Por qué soy segundo maestro? ¿Por qué necesito ser segundo maestro? Quiero ser el primer maestro, quiero ser el primer maestro…

Incómodo, todos se sentían incómodos.

El duque Gordan estaba aún más perturbado, cuando fue golpeado por este relámpago. Este sabio mago legendario, se parecía mucho a un niño pequeño.

Una sonrisa de complicidad apareció en el rostro de Claire. Todos dicen viejo pero pequeño, pequeño pero viejo. Esta frase fue completamente correcta. Muchas veces Cliff actuó completamente como un niño. Pero, sin importar qué, la situación finalmente había pasado.

— ¡Tú! —Cliff, enfadado, miró al maltratado Emery y gruñó —Seré el primer maestro, tú serás el segundo maestro. Si estás de acuerdo, compensaré los daños de tu laboratorio. Te daré muchos objetos mágicos, ¡y también te enseñaré algunos hechizos! ¡Rápidamente de acuerdo! ¡Usted debe estar de acuerdo! ¡Así como es!

—No es posible, el primer Maestro es el primer Maestro. —Claire se negó.

Pero la voz de Emery vino de detrás de Claire. —Claire, está bien. ¿Cómo sería si el segundo Maestro enseñara al primer Maestro? Entiendo tus amables intenciones. Solo deja que Cliff sea tu primer Maestro. No puedo estar continuamente a su lado e instruirla, porque todavía necesito ayudar al Señor Duque. Cliff no tiene restricciones, por lo que puede estar a tu lado y darte la mejor orientación. Me tienes en tu corazón y eso me hace más feliz que cualquier otra cosa.

Claire se sorprendió y vio que, de hecho, Emery tenía una sonrisa bendecida y contenta.

—Con este tipo de discípulo, moriré sin arrepentimientos. —Ambos ojos de Emery comenzaron a volverse un poco confusos. Nunca había pensado que tenía las calificaciones para ser el maestro de Claire, pero Claire siempre había pensado en él como el número uno. Por él, sin dudarlo, ella ofendió hoy al Mago Sabio Cliff. Con un discípulo como Claire, ¿qué más podría pedir?

— ¿Maestro? —Claire realmente estaba un poco sorprendida.

—Bien, decidiremos esto, de ahora en adelante, Cliff es el primer maestro de Claire. —Fue hasta ahora cuando el Duque Gordan habló rápidamente para resolver la situación. Quién sabe cuántas de sus neuronas ya habían muerto. Finalmente, ganó el control de la situación, así que naturalmente saltó y dijo algunas palabras para aliviar el estado de ánimo.

—Bien, jajá, decidido sobre esto, de ahora en adelante, ¡soy el primer Maestro! —Dijo Cliff sin vergüenza alguna, se incorporó de inmediato, pasando de triste a feliz. Saltando dio una palmada en el hombro a Emery —De ahora en adelante eres mi hermano pequeño, si alguien se atreve a acosarte, solo ven a mí.

Cuando palmeó la herida de Emery, el dolor le hizo fruncir el ceño. Al ver esto, Cliff inmediatamente sacó medicina para el tratamiento de heridas de su anillo interespacial. Sin una explicación, Cliff comenzó a limpiar la herida de Emery con la medicina. La herida comenzó a curarse a una velocidad visible a simple vista.

Claire y el duque Gordan se quedaron boquiabiertos ante la dramática escena que tenían enfrente, incapaces de decir una palabra.

No pudieron conectar a los dos que parecían buenos hermanos, a la batalla de vida o muerte que acababa de ocurrir.

— ¿Todavía duele? Ahaha, mi Claire había sido atendida por ti antes, a partir de ahora le enseñaré correctamente. Ahaha, de ahora en adelante somos una familia, ¿verdad? —Dijo feliz Cliff. El Duque Gordan todavía estaba aquí, pero Claire ya se había convertido en parte de su familia.

Emery asintió agradecido.

El aspecto armonioso y feliz de los dos…

Claire suspiró silenciosamente. No importa qué, estaba bien siempre y cuando la situación hubiera sido resuelta.

Además, esta noche iban a viajar a la ciudad de Niya.

Y la persona que el Templo de la Luz había enviado, era el Príncipe Divino de ojos y cabellos plateados —Lingyun Leng.


  1. Él fue el primero en enseñarle magia, por lo que fue su maestro de —iluminación—

| Índice |

5 thoughts on “Al borde de lo impresionante – Capítulo 44: Dos buenos hermanos

  1. Nashy says:

    Ahh muy emotivo!!!!! Claire me encantó su forma de defender a su primer maestro!! Gracias por este encantador capitulo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *