Al borde de lo impresionante – Capítulo 55: Deshacerse de los caballeros santos

Traducido por AlbaAVD

Editado por Sakuya


—Entonces eso es bueno —Claire resopló fríamente —Escuchen con atención, no dejen a nadie con vida. —Ya que de todos modos iban a hacer un movimiento, con la forma en que funcionaba el Templo de la Luz, definitivamente no permitirían que nadie desafíe su autoridad. Ya que iban a provocarlos, tendrían que lidiar con ellos adecuadamente: eliminarlos de las raíces, definitivamente no podían permitirles tener la oportunidad de cambiar las tornas. Ni siquiera un poco.

—Sí —Jean consintió ligeramente. La frialdad emanaba de sus ojos. Sacó su espada con un zumbido y luego le impregnó una capa de Dou Qi.

— ¿Quiénes son ustedes? ¿Saben que tan grande es el pecado de impedir que el Templo de la Luz cumpla su deber de detener a los traidores? —Uno de los santos caballeros gritó a toda prisa cuando vio que otras dos personas fuertes se unían a la lucha.

—Después de que los matemos, quemaremos sus cadáveres hasta que solo queden cenizas ¿Quién podría saber que eran personas del templo de la luz? —La fría voz de Claire hizo que los santos caballeros temblaran de miedo. Esta chica no mentía. Ella definitivamente planeaba hacerlo. ¿Tan joven, pero con un corazón tan cruel?

—No dejes que se escapen. —advirtió Claire.

—No podrán —Yixuan Feng resopló cruelmente, agitando su mano para que no pasarán.

Claire caminó al lado del caballero santo que Wenmo Shui había estado protegiendo, se agachó lentamente, se sorprendió al ver que la chica en el abrazo del caballero ¡tenía el cabello y los ojos negros! ¿Quizás esta era la persona que podría derribar el Templo de la Luz? ¿La persona que se predijo que vendría una vez en un milenio? ¿Por eso esta chica fue perseguida para ser asesinada?

Pero la voz de Walter respondió en este momento.

—Claire, no pienses a ciegas. Esta chica no es la persona de la profecía. Mira las profundidades de sus ojos, hay un rastro de azul. Aunque es muy débil, realmente está ahí. Así debería ser como el Templo de la Luz mata a mil inocentes solo por una persona. Este es solo uno más de los métodos del Templo de la Luz. Hoy, su suerte fue muy buena al encontrarse con nosotros.

Claire miró de cerca. Efectivamente, ella vio un rastro de azul en los ojos de la chica.

—Además, el destino de esta chica es muy normal —dijo Walter con confianza. Él entendía un poco sobre las estrellas.

Claire recogió la espada del caballero santo que estaba a punto de desmayarse y se volvió para unirse también a la lucha.

La pelea se convirtió en cuatro contra cinco.

Una vez que Cliff se acercó distraído en su caminata, vio una escena que casi hizo que su corazón saltara a su garganta.

Claire y los demás perseguían y atacaban a algunos caballeros del Templo de la Luz de manera extremadamente cruel, solo atacaban lo signos vitales, tanto que parecía que no se detendrían hasta que los mataran.

Pero sus oponentes no eran los caballeros santos del Templo de la Luz por nada. Enfrentándose a los ataques viciosos de Yixuan Feng y ellos, los neutralizaron uno por uno. Mientras tanto, la impecable coordinación de Yixuan Feng y Wenmo Shui solo les daba un dolor de cabeza que no cesaba.

Claire y Jean también se coordinaron muy bien en el combate, he hicieron que sus oponentes lucharan vigorosamente.

Cliff se quedó mirando la escena frente a él, sin volver a sus sentidos.

—Chicos, ¿qué están haciendo? —Cliff frunció el ceño cuando preguntó.

— ¿Sir Cliff? —El líder caballero santo reconoció a Cliff en un instante y luego actuó como si hubiera visto a un salvador, gritando apresuradamente.

—Él no es Cliff —dijo Claire con enojo, atacó con un corte de Dou Qi, seguido de cerca de una bola de fuego.

Cliff frunció el ceño, confundido ante el estado de cosas.

—Maestro, estas bestias querían violar a esa chica y los detuvimos. Incluso querían ponerme una mano encima, diciendo que era para iluminar a una chica de mi edad, incluso diciendo que este tipo de cuerpo pequeño era de los que se sentía mejor. —La cara de Claire no se enrojeció ni su latido se aceleró cuando ella de forma casual dijo un montón de mentiras. Ese tipo de palabras desvergonzadas y vulgares hicieron que los santos caballeros la miraran fijamente y sus caras se pusieran rojas.

— ¡¿Qué?! —Cliff inmediatamente se enojó, sacando su varita a punto de atacar.

—No es así, Sir Cliff, por favor escuche nuestra explicación. Somos los caballeros más fieles del Templo de la Luz, ¿cómo podríamos hacer ese tipo de cosas, noso- —No hubo un final para el “nosotros” solo quedo un llanto de luto.

Claire sacó su lengua inexpresivamente. En realidad, ella sabía muy bien que este tipo de mentira no tendría forma de engañar a Cliff. Pero las circunstancias ya se habían convertido en esto. Cliff no tuvo más remedio que unirse a ellos, porque él entendía el camino del Templo de la Luz mejor que nadie. Las palabras de Claire fueron solo para darle una excusa para evitar que la mataran.

Si Cliff hizo un movimiento, ¿quién podría contratacar?

Pronto los santos caballeros cayeron.

—Bien, descansa primero. Volveremos dentro de un rato —Claire sonrió amablemente. El sangriento espectáculo en el suelo no era adecuado para que lo vieran los ancianos.

Cliff volteo a ver al cielo —Sí, el clima de hoy es bastante bueno. Iré primero a asar carne mientras los espero. —Después de que terminó de hablar, recogió las pocas liebres que Wenmo Shui dejó caer al suelo, se dio la vuelta y se fue inmediatamente. Sería mejor si no viera la ejecución de la gente del Templo de la Luz y fingiera que no vio nada. Después de todo, eran personas del lado de Lawrence.

—Jean, apóyalos. Trátalos un poco —dijo Claire, mirando al caballero santo herido y a la chica completamente cubierta de sangre.

—Gracias, gracias —La chica completamente cubierta de sangre los miraba emocionalmente, agradeciéndoles. Ella no tenía ninguna herida, toda la sangre en su cuerpo era del santo caballero.

—Sí, señorita —Jean se agachó y agarró al caballero santo gravemente herido, y se fue como lo hizo Cliff.

Los santos caballeros que actualmente eran incapaces de luchar, vieron enojados e incrédulos cómo desaparecía la figura de Cliff. Ese era Sir Cliff, de eso no había ni una duda. ¡Entonces la chica de cabello rubio era su discípula, Claire Hill! La rumoreada cazadora de hombres que de repente había empezado a enderezarse. ¡¿Realmente se atrevieron a hacer un movimiento descarado sobre las personas del Templo de la Luz?!

—Apílelos, los quemaré —dijo Claire a Wenmo Shui y Yixuan Feng mientras una luz fría aparecía en sus ojos.

— ¿Qué vas a hacer? La visión que todo lo ve de la diosa de la Luz registrará todo tu pecado. Serás castigado… —El principal caballero santo reprendió con enojo.

Yixuan Feng y Wenmo Shui hicieron oídos sordos, haciendo sus movimientos rápidamente. Wenmo Shui se adelantó y les cortó las gargantas uno a uno. Todos los santos caballeros murieron con los ojos abiertos.

— ¡Bleh! Diosa de la luz que todo lo ve. Más como la visión de un perro —Walter escupió odioso.

Wenmo Shui apiló rápidamente y con destreza los cadáveres.

Claire cantó y comenzó a incinerar los cadáveres. Lentamente, se convirtieron en cenizas, pero la armadura se fundió muy lentamente. Todos ellos tenían algún tipo de efecto de impulso de la magia. Cuando Claire frunció el ceño, reflexionando sobre cómo derretir estas armaduras lo más rápido posible, un extraño Qi fluía en su cuerpo. Frente a las atónitas miradas de Yixuan Feng y Wenmo Shui, las llamas de Claire se volvieron gradualmente de color dorado. La armadura se derritió instantáneamente, convirtiéndose en un charco de hierro fundido, fluyendo lentamente hacia la distancia.

—Busquen de nuevo cualquier cosa que pueda exponer sus identidades. —Claire detuvo su llama, caminando hacia adelante para inspeccionar si había algo en el suelo.

—Solo tenemos que marcharnos. —Wenmo Shui desenvainó su espada, cortando el suelo con un gruñido. Entonces, un gran agujero apareció en el suelo. Sin otra palabra, Wenmo Shui estalló nuevamente su Dou Qi, levantando el suelo que había sido quemado y volcándolo sobre el enorme agujero, enterrando todos los rastros.

Solo después de que los tres inspeccionaron los alrededores otra vez con cuidado y estaban completamente seguros de que no quedó nada, se prepararon para regresar.

—Claire… —De repente, Wenmo Shui se detuvo, llamando el nombre de Claire.

— ¿Sí? —Claire se volvió y lo miró, sin entender.

—Gracias —El agradecimiento de Wenmo Shui fue tranquilo, pero muy claro.

Claire comprendió de inmediato lo que Wenmo Shui quería decir. Sí, si no fuera por Wenmo Shui, no habrían sido arrastrados a este conflicto, no se habrían involucrado con los asuntos del Templo de la Luz, y no se habrían convertido en enemigos del formidable Templo de la Luz aún más.

— ¿Qué estás agradeciendo? No sé de qué estás hablando. Aquí no pasó nada —Claire le sonrió y se volvió para irse.

Una leve sonrisa apareció en la esquina de la boca de Shui Wenmo.

Pero Yixuan Feng agarró ferozmente el cuello de Wenmo Shui y habló con una voz lo suficientemente fuerte para que solo ellos dos escucharan —Te lo advierto, Claire es mía. Si te atreves a pelear conmigo…

— ¡M****a! Incluso si el mundo fuera destruido, todavía no tendría ni el más mínimo tipo de pensamientos hacia tu esposa —Wenmo Shui resopló.

—Hmph, al menos tienes tacto —Yixuan Feng soltó su cuello.

Los dos caminaron hacia el campamento con sus brazos alrededor de sus hombros.

El santo caballero y la chica, completamente cubiertos de sangre, seguían siendo un enigma. Creían que lo que hablaran explicaría lo que estaba sucediendo.

Cuando regresaron al campamento, el caballero santo ya había sido tratado con la medicina de Cliff, y se veía mucho mejor.

Al ver que Claire y ellos regresaban, la chica se levantó apresuradamente para darles la bienvenida.

—Siéntate ¿Cómo está su condición en este momento? ¿Y qué estaba pasando? —Claire saludó con la mano, indicando a la chica que se sentara.

—Debido a esa estúpida profecía, el Templo de la Luz envió personas para matarla. Una chica sincera e inocente, una chica débil sin ninguna fuerza —El caballero santo que todavía estaba un poco débil dijo algo odioso — ¿Cómo podría este tipo de chica derribar el Templo de la Luz? ¡Sus ojos son más claros que el agua de manantial!

Después de que el santo caballero terminó de hablar, se volvió para mirar a la chica de forma preocupada. La chica negó con la cabeza, incapaz de soportarlo.

—Yo no merezco la preocupación del honorable caballero en lo absoluto.

—Qué honorable caballero, ya soy alguien que el Templo de la Luz perseguirá y matará, ya soy un caballero caído —El caballero se rio con calma y extendió su mano, sosteniendo firmemente la mano de la chica — ¿No dije esto hace mucho tiempo? Moriremos juntos.

—Jaja, que cursi — Walter se estremeció.

—Claire, también quiero morir contigo —Al siguiente momento, Yixuan Feng agarró la mano de Claire con fiereza, mirándola excepcionalmente serio mientras decía ese tipo de palabras.

Todos se congelaron.

| Índice |

3 thoughts on “Al borde de lo impresionante – Capítulo 55: Deshacerse de los caballeros santos

  1. Araragi Kureha says:

    Sin importar que tan amoroso se comporte Yixuan Feng o venga el principe de la rosa azul (Del Templo de la Luz)
    Sigo siendo del #Team Emperador Blanco xD

    Gracias por el pack~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *