Escapó otra vez – Capítulo 52: Tratando a esta chica como un extintor de incendios

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Zhang Sunshi miró la cara de sorpresa de Xia Yuqing y no pudo evitar reírse a carcajadas. Sus ojos todavía recuerdan esas historias:

—Desde que Aijia dió a luz a Ting Er, mi salud no siempre ha sido muy buena. El médico imperial había dicho que, si tenía otro embarazo, tal vez dañaría mi cuerpo.

—El emperador anterior no permitió que Aijia arriesgara su vida para tener otro hijo para él. Al descubrir el trastorno de Ting Er, Aijia lo instó, constantemente, a que cambiara de opinión.

Aunque el tono de Zhang Sunshi era tranquilo, Xia Yuqing podía ver su felicidad a través de sus ojos.

¡La emperatriz viuda también debe haber estado profundamente enamorada del emperador![1]

Aijia, cometió un crimen atroz y él ha dedicado toda su vida a atesorar solo a Aijia. No hay otras concubinas imperiales dentro del harén imperial. Si una vez más es por Aijia que no hay heredero debido a problemas con mi fertilidad, afectaría el nombre de Su Majestad Real. Y Aijia tendría que cargar con la culpa. Pero, no importa qué, Su Majestad no estaba de acuerdo.

—Él seguía diciendo que nuestro hijo es el mejor, no hay necesidad de hacer más que esto. También decía que no estaba de acuerdo con que me arriesgara a tener otro embarazo para dar más herederos.

—El emperador anterior hizo esto porque amaba mucho a Gumu y no estaba dispuesto a correr el menor riesgo de perder a Gumu.

Liu Yixiang vio que, de repente, la atmósfera se volvió un poco sombría y, rápidamente, consoló a la emperatriz viuda.

Zhang Sunshi escuchó esto y sonrió:

—Realmente, era un hombre autoritario, pero también era gentil y considerado. Después de conocer los problemas de Ting Er, el difunto emperador no nos evitó. En cambio, nos trató aún mejor.

—Al principio, no estábamos acostumbrados, pero, después de mucho tiempo, descubrimos que debido a que Feng Tingye no puede ver la cara de otro, se requirió mucho más esfuerzo y cuidado para ver a través de una persona. Con el tiempo, se convirtió en un hábito el espiar los corazones de las personas y, para un monarca, lo más importante, es comprender lo que la gente anhela.

—Estas palabras del difunto emperador son muy razonables.

Aunque Xia Yuqing era una niña otaku, todavía había experimentado una variedad de maldades en el siglo XXI. Al estar cansada de ver las muchas falsedades complicadas en sus últimos veinte años, después de graduarse, había elegido vivir en casa y ser feliz siendo un parásito autosuficiente, sin preocupaciones.

Ante los comentarios de Zhang Sunshi no tuvo más remedio que admitir que tocó su corazón.

Sin embargo, Zhang Sunshi no conocía los pensamientos de Xia Yuqing, solo sonrió y continuó:

—Así es como es, pero, aun así, hacer que la gente conozca el trastorno de Ting Er, al final, sería problemático si se extiende. Entonces, después de eso, el emperador comenzó a elaborar una estrategia. Yan Ran y los demás, fueron seleccionados personalmente por el emperador anterior de los hijos de veteranos civiles y militares de confianza. Desde la infancia, fueron enviados al palacio para servir como acompañantes de Ting Er y, juntos, aprendieron a gobernar el país. De modo que, cuando llegara el momento de colocar en el trono a Ting Er, lo ayudarán a prestar atención a cada movimiento y escuchar todas sus instrucciones.

¡Entonces, los sentimientos entre esos Da Ren y el Señor Ultra Seme son como novios de la infancia! ¡No es de extrañar que tengan un vínculo tan grande! Hola, novios de la infancia, entrando al palacio, aprendiendo juntos…de repente, tuvo la sensación de que el emperador anterior estaba criando a sus futuras nueras, para su hijo, ¿qué tan podrida está la señora? 

—El primer emperador, realmente, se preocupaba por Gumu y mi primo.

—Sí, es una pena que, por mucho que planearon Aijia y el primer emperador, nunca habíamos contado con una situación inesperada.

Zhang Sunshi suspiró:

Aijia ha estado pensando durante los últimos años que la razón por la cual las mujeres rechazan tanto a Ting Er podría, quizás, ser por eso.

¿Qué…qué? 

Los oídos de Xia Yuqing se animaron al escuchar

Sobre el gran evento, como el Señor Ultra Seme se sintió rechazado por las mujeres. Oye, ¿podría haber tocado, sin darse cuenta, una vez más, la verdad de un hecho vergonzoso?

Al observar la curiosidad de Xia Yuqing, colocada en su rostro, Zhang Sunshi no pudo evitar sonreír un poco:

—Cuando Ting Er tenía diez años, un tío real, que tenía ideas sobre tomar el trono sobornó a su niñera y a su Nubi personal, y envenenó su comida. Aunque se enteraron a tiempo y Ting Er fue auxiliado. Sin embargo, después de eso, Ting Er se distanció de las mujeres. Excepto por Aijia y Xiang Er, él no estaba dispuesto a tener ningún contacto con otras mujeres.

Liu Yixiang resopló levemente.

¡Es porque su primo nunca la había tratado como a una mujer!

Los ojos de Xia Yuqing eran brillantes.

Entonces, como se esperaba, el Señor Ultra Seme tiene una sombra psicológica que lo volvió de esta manera, así que… ¡Señor Ultra Seme, por favor, no te preocupes, sigue adelante y entabla una relación masculina, involucrarte con ellos es tu camino!

Zhang Sunshi no conocía los pensamientos de Xia Yuqing y sonrió en broma.

—Por esta razón, Aijia siempre ha estado preocupada de que Ting Er nunca tenga una compañera en su vida. Afortunadamente, Qing Er, has aparecido. Ting Er, ese niño es como su padre, el afecto extremo debe ser parte de la familia real. ¡Aijia realmente puede decir que Ting Er, realmente, te quiere! Si hay algo en el futuro, tendrás que perdonarlo.

El discurso de Zhang Sunshi había hecho sonrojar a Xia Yuqing. Recordó las palabras de los comentarios de Feng Tingye hace unos días:

Zhen dijo…Zhen puede ver claramente tu cara. ¡En todo este mundo, excepto a mi madre, Zhen puede ver tu cara!

Ai Fei, Zhen lo repetirá una vez más. No me gustan los hombres o las mujeres porque a Zhen solo le gustas tú.

—Qing Jiejie, ¿en qué estás pensando? Tu cara está muy roja.

La voz burlona de Liu Yixiang sonó haciendo que Xia Yuqing se sintiera avergonzada e incapaz de revelar su rostro. Tirando un mahjong, susurró:

—Mira tu mano, Yi Tong[2].

—Maravilloso, jajaja. Flores florecientes en conjunto. ¡Aijia tiene otra mano ganadora!

Zhang Sunshi la había distraído para tomar directamente su ficha repartida de Xia Yuqing.

Xia Yuqing miró sus manos traidoras y permaneció en silencio. Emperatriz viuda, no deberías aprovechar las dificultades de otra persona

¡Esto es demasiado inmoral!

Cuando jugaban en todo su apogeo, de repente, una oleada de pasos llegó desde afuera.

Nucai rinde homenaje a la emperatriz viuda, Consort Qing y Liu Da Xiao Jie.

Xia Yuqing miró hacia el sonido, pero se sorprendió de que, en realidad, fuera uno de los pequeños eunucos que siempre está al lado de Feng Tingye llamado Si Xi.

Debido a que este nombre es similar a las albóndigas Si Xi, Xia Yuqing lo molesto por un tiempo, dejando una impresión permanente sobre su rostro y ayudándole a recordarlo fácilmente.

—Si Xi, ¿por qué estás aquí? ¿Podría ser el emperador…?

—Consorte Qing, Nucai ha venido a suplicar. Algo malo está sucediendo. El emperador está furioso con la generación mayor, y los varios Daren no pueden detenerlo.

— ¡Es por eso que este Nucai ha venido a buscar a Niang Niang antes de que sea demasiado tarde!

¿El emperador está enojado y los varios adultos no pudieron contenerlo? Si ella fuera a buscarlo ahora, ¿no sería como chocar con el cañón de una pistola? ¿Ustedes, realmente, me están tratando como un extintor de incendios?


[1] ¡Viva la monogamia! Aunque en esta historia si tienen amor verdadero.

[2] Yi Tong = Hace referencia a una mano de mahjong

| Índice |

2 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 52: Tratando a esta chica como un extintor de incendios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *