Escapó otra vez – Capítulo 54: ¡Así es como se usa este complemento!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Con el orgullo y la ambición de no ir al infierno, Xia Yuqing palmeó los hombros de Yan Ran y, cuando estaba a punto de intervenir para consolarlo, tuvo una colisión frontal con un montón de cartas dirigidas al emperador.

— ¡Ouch!

Xia Yuqing se cubrió la cabeza con las manos y se agachó. Le llevó una eternidad acumular ese coraje, pero todo quedó en nada.

Al escuchar el doloroso grito de Xia Yuqing, Feng Tingye detuvo sus movimientos. Después del incidente, quiso comprobar la lesión de Xia Yuqing. Pero, no quería perder la cara, así que preguntó torpemente:

— ¿Por qué viniste?

Su tono no era tan intenso como lo era antes, solo era su rostro el que, todavía, parecía como si alguien le debiera millones.

Shao Zitang y Leng Ruofeng descubrieron que, desde la aparición de Xia Yuqing, la ira de alguien, finalmente, ha disminuido un poco, ambos se sintieron aliviados al verla.

¿Crees que no tengo nada mejor que hacer, yo tampoco estoy feliz de venir? 

Xia Yuqing entrecerró los ojos hacia Feng Tingye. Estiró la mano y cogió una carta. Una vez que levantó la mano, pudo ver que un plano se deslizaba.

— ¿Huh? ¿Qué es esto?

Xia Yuqing recogió el dibujo y lo miró.

— ¿Este es el plan de construcción de la presa?

Después de que Feng Tingye y los demás escucharon lo que dijo, se quedaron mirando inexpresivamente. No esperaba que, al arrojar algunos objetos al azar, accidentalmente, arrojó el plano de la presa. Justo cuando quería recuperarlo, vio a Xia Yuqing escanear todo el dibujo y habló con demasiada reticencia:

—Si la presa se construye en base a este plano, probablemente, colapsará…

Feng Tingye y los otros, que se movían hacia ella, de repente, se detuvieron. Mirando la cara extremadamente inocente de Xia Yuqing, se quedaron sin palabras.

Después de un largo rato, Feng Tingye, asombrado, preguntó:

— ¿Entiendes ese dibujo?

Insensible y de piel gruesa, Xia Yuqing no se dio cuenta del cambio en la atmósfera y soltó:

—No sé cómo hablar de otras cosas, pero respecto a esto…por supuesto que puedo leerlo…

Cuando se pronunciaron las palabras, Xia Yuqing sintió que varios ojos se habían proyectado sobre sí misma, causando que su cuerpo se sintiera más caliente y que reaccionara.

¿Cómo podría, una princesa que ha vivido en el palacio durante mucho tiempo, leer los dibujos de diseño de este enorme edificio?

Xia Yuqing era un fujoshi y una otaku. Incluso había vivido casi 30 años escondida en las comodidades de su hogar, convirtiéndose felizmente en una ‘mujer parásito’ de élite.

La vida de un parásito es demasiado repetitiva y libre. Sin embargo, al mismo tiempo, la vida de un parásito también es muy difícil. Como un parásito que hace muy poco y come mucho más, a menudo, tendrían que preocuparse por su comida. Ya que siempre hay un día en que no habrá comida.

Pero, Xia Yuqing no tuvo que preocuparse por esto, porque tenía a su anciana que había abierto una agencia de viajes. Quien volaba por todo el mundo, gratis, todo el tiempo, y el dinero se cargaba en su propia tarjeta. Al mismo tiempo, también tenía a su viejo padre.

Él escalaba montañas y caminaba por ríos, recorriendo todo el lugar para examinar la geología. De vez en cuando, tanto su madre como su padre se unían para deambular por el horizonte y dejar a Xia Yuqing sola en casa, mordisqueando algunos granos adicionales. Con el tiempo, aparte de la comida y la ropa, sólo usaría su tarjeta bancaria para sus antojos de fujoshi, una cantidad de compras completamente irrazonable.

Sin embargo, este no es el punto. El punto es, ya sea por herencia o por su entorno familiar. Ese año, cuando Xia Yuqing estaba haciendo sus exámenes de ingreso a la universidad, debido a una decisión repentina que se le ocurrió, sin volver atrás, había llenado un formulario para una profesión que las niñas, rara vez, eligen: la arquitectura.

Army
¡woooooooow! Esta chica es una caja llena de sorpresas

Los hechos han demostrado que los talentos de algunas personas son, realmente, diferentes de las personas comunes. Xia Yuqing no solo seleccionó esta profesión moribunda, poblada por hombres, sino que también se mezcló con la profesión como si fuera un pez en el agua, de pie, en la cima de la pirámide. Pero, a veces, si el complemento es demasiado obvio, inevitablemente, atraerá la envidia y el odio de algunas personas. Por lo tanto, después de ser arrojada a un lado, innumerables veces, Xia Yuqing se sintió demasiado cansada.

El mundo exterior es terrible. El mundo exterior es realmente agotador. Por lo tanto, después de la graduación, Xia Yuqing recogió sus maletas y rechazó a varias compañías poderosas que la habían estado invitando a trabajar en su compañía antes de graduarse, y comenzó su vida feliz. Todos los días, además de visitar los foros, jugar pequeños juegos, perseguir algunas de sus queridas novelas, ocasionalmente, aceptaba algunos casos para subsidiar su propia billetera. La vida era tan tranquila que los espectadores sentirían envidia.

El tema parece desviarse. Pero, después de ese tiempo de ser golpeada por un trueno y cruzar a este mundo, Xia Yuqing pensó que su único truco estaría cubierto por el polvo de ese mundo deshonesto, pero, inesperadamente…en su hora más oscura, ¿su truco también podría usarse así?

¡Los sueños están llenos, pero la realidad es delgada!

Xia Yuqing miró la ferocidad de sus ojos y se vio presionada, cada vez más, en la esquina por el Señor Ultra Seme y los otros Darens. Sin darse cuenta, se tragó la saliva en la boca. ¿Por qué es que, cuando otros cruzan a otros mundos, son mascarones colgando sobre todos los demás como debería ser, pero, cuando es su turno, es como si estuviera en una audiencia conjunta? Esto se debe a que ella estaba triste y llena de dolor, flotando alrededor del Señor Ultra Seme y su pequeña multitud de ukes como carne de cañón. ¡Terrible! ¡Absolutamente terrible! El gran dios de cruzar mundos, ¡quiero hacer un llamamiento!

Ai Fei, ¿que acabas de decir…?

Los ojos de Feng Tingye estaban fijos en Xia Yuqing, la imagen parecía un gran lobo gris mirando a un gordo conejo blanco.

Xia Yuqing interrumpió apresuradamente las palabras de Feng Tingye y se rió,

—Ah, ja, ja, ¿qué dijo Chenqie justo ahora, no dije nada? El emperador debe haber escuchado mal.

— ¿El emperador escuchó mal? ¿Puede ser que nos equivocamos, todos juntos? Todos escuchamos a Consort Qing decir que, si esta presa se construye sobre esta base de dibujo, entonces…colapsará.

La cara de Shao Zitang tenía una sonrisa, pero, no estaba sonriendo y destrozó con éxito la mentira de Xia Yuqing.

Xia Yuqing podía sentir la energía de las miradas enfocadas en ella, debido a las palabras de Shao Zitang que se calentaron. Su corazón había estado llorando por mucho tiempo.

El Sr. Funcionario de Gobierno, realmente, es desagradable y está dispuesto a atraer gente. Wah, ¿no fue hace solo dos días que te engañé para que comieras algunos trozos de fruta confitada de roca? ¡Vengar asuntos privados en público, obtendrá represalias!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *