Escapó otra vez – Capítulo 69: Conociendo a otros aldeanos de la misma ciudad natal

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Cuando Xia Yuqing escuchó su pregunta, sus ojos se iluminaron y asintió con entusiasmo. Luego, retomó su postura recta y avanzó hacia adelante.

Sin embargo, Xia Mingxi abrazó su pecho, como si fuera una mujer débil siendo intimidada por un tirano malvado:

— ¿Cómo es esto posible? ¿No es estúpida y tonta sin saber mucho sobre asuntos mundanos, la hermana imperial más joven de este príncipe?

— ¿Pero, aun así, sigue siendo gentil y encantadora, una linda y considerada hermana pequeña? ¿Cómo es que ella sería una mujer apasionada y seductora como tú?

—Habla… ¿de dónde vienes, malvada? ¿Cuál es tu propósito al tomar el control del delicado cuerpo de mi hermana menor? ¿Planeas seguir el ejemplo de Shu Da Ji[1] y usar tu belleza demoníaca para derribar a la dinastía?

Army
Vamos ni que fuera tan raro la transmigración ¿o sí?

La larga lista de acusaciones de Xia Mingxi impidió, con éxito, que Xia Yuqing continúe avanzando. También conmocionó por completo a la audiencia, originalmente, se preparaban para un buen espectáculo.

Feng Tingye junto con Shao Zitang y el público, comenzaron a mirar a Xia Mingyuan con simpatía y comprensión. No es de extrañar, para esta visita solo han visto a Xia Mingyuan ocupado hablando.

Resultó que el Segundo Príncipe que lo acompaña es un tonto sin arreglo.

Todos llegaron a la misma conclusión.

Leng Ruofeng también lanzó una mirada comprensiva a Xia Mingyuan.

Resulta que hoy, cuando se conocieron, Xia Mingyuan no se negó a salir del carruaje para humillarlo. En cambio, fue porque estaba preocupado por su hermano menor.

No quería exponer la necedad de su hermano menor frente a la gente, no estaba cómodo al dejar a su hermano solo. Una hermandad tan profunda, pero, juzgó a este noble hombre con su mezquina realidad, ¡realmente, se sintió avergonzado!

Quizás, debido a las miradas de simpatía, comprensión o alegría en los deseos de las personas, la cara de Xia Mingyuan se ennegreció de inmediato. Con un ligero apretón, la copa de vino en su mano derecha se hizo añicos sin piedad. Mientras miraba a Xia Mingxi, fue como una espada extremadamente fría, ansioso por hacer algunos agujeros en su cuerpo.

Completamente inconsciente, sus pocas palabras contundentes, habían arruinado por completo el ambiente que su hermano mayor imperial había establecido con gran dificultad.

Xia Mingxi estaba en plena confrontación con Xia Yuqing y no notó, la ola creciente corriendo detrás de él.

Después de escuchar las palabras de Xia Mingxi, Xia Yuqing hizo una pequeña mueca. Sin avanzar más hacia él, cruzó los brazos sobre su pecho y miró cuidadosamente a Xia Mingxi de arriba hacia abajo.

Después de un rato, ella habló con calma:

—Hermano, ¿has estado leyendo demasiadas historias de Liao Zhai? Y esa seductora, Shu Da Ji, ¿crees que esta es la investidura de los dioses? Si este lugar es la investidura de los dioses, ¿quién eres? ¿El gran Jiang Ziya que acabó con los demonios y defendió al mundo?

—Tú…

Xia Mingxi casi se desmayó de ira por el ataque personal de Xia Yuqing. Sin embargo, recuperó sus sentidos rápidamente:

— ¿La investidura de los dioses? ¿Historias de Liao Zhai? En realidad, sabes… entonces, ¿tú también…?

Después de escuchar hablar a Xia Mingxi, Xia Yuqing también reaccionó:

—Sabes sobre Shu Da Ji y también conoces a Chen Tang. ¿Podría ser que tú también eres…

Army
¿¡QUÉ ESSSSSSSS!?

Ambos ojos brillaron con luces brillantes que otros no podían entender. Todos los que escucharon lo que se decía, estaban confundidos, levantando las orejas, esperaron nerviosamente la siguiente respuesta. Pero, fue entonces, cuando vieron a los dos con los ojos llorosos, mirándose durante mucho tiempo…

—Mi querido hermano, ¡ah!

—Mi hermana virtuosa, ¡ah!

Los dos actuaron como si no hubiera nadie más cerca. Gritando a todo pulmón, se abrazaron.

Una vez más, el público fue completamente quemado por el trueno como una trama:

Xia Yuqing no esperaba que, en tales circunstancias, se encontrara, sorprendentemente, con otro compañero de viaje del tiempo, estaba en el mismo bote que ella. Es genial, conocer a otros aldeanos de la misma ciudad natal. Con los ojos llenos de lágrimas, no podía esperar para sentarse y pasar toda una noche hablando con él, bajo la luz de las velas. ¡Se llaman y confían el uno en el otro, pero esperen, parece que hay algo malo mezclado!

Army
–inserte imagen de chico escupiendo agua con sorpresa- ¡(inserte voz de auronplay) Pero, qué ha pasao!

—Dime, ¿cómo cruzaste?

Xia Yuqing fingió enjugarse las lágrimas que no existían en su rostro y preguntó con tristeza.

— ¿Yo? Hablar de eso me da ganas de llorar. Ese día estaba durmiendo en casa, cuando, de repente, escuché a alguien gritar que estaba lloviendo y tronando.

—Me desperté y recordé que no recogí la ropa que estaba secando al sol en el balcón. Así que usé un palo de metal para recogerlos, pero, antes de tocar la ropa, fui alcanzado por un rayo…cuando desperté de nuevo, ya estaba en esta era.

¡Es por eso que no es racional recoger ropa cuando hay truenos y llueve! Solo un error, ¡no sería solo un problema de ropa, sino una crisis de la vida!

Mientras Xia Yuqing estaba a punto de expresar su simpatía a Xia Mingxi, lo escuchó decir suavemente:

— ¿Qué tal tú? ¿Cómo cruzaste?

— ¿Eh, yo?

Una cara de vergüenza de Xia Yuqing. Ella pensó interiormente:

Definitivamente, no puedo hacerle saber que crucé, accidentalmente, cuando estaba leyendo el libro amarillo (libro yaoi). ¡Este tipo de incidente sería demasiado vergonzoso!

—Tos, bueno, para mí, también fue por los truenos. No apague la computadora y, accidentalmente, derribé la taza de agua cuando iba a enchufar el cable de alimentación. Después, un trueno llegó desde el cielo…luego, cuando desperté de nuevo, ¡ya me encontraba en este lugar!

Army
Lo que hacemos para proteger la sanidad mental de los hermanos. Recuerdo que tuve que aventar mi hermoso libro por la ventana, luego de que entrara a mi cuarto por sorpresa. Mi secreto sigue a salvo (pero igual me robaron el libro) y su sanidad mental también.

Cuando salieron las palabras, los dos estaban aún más angustiados.

¡Mierda!  Esto es claramente una tragedia causada por una tormenta eléctrica, y no tener pararrayos.

Army
-inserte voz de meme- ¡Coincidencia! ¡No lo creo!

—Mi querido hermano, ¡ah!

—Mi hermana virtuosa, ¡ah!

Mientras que los ojos de las dos personas comenzaron a llenarse de lágrimas nuevamente, mientras se miraban cariñosamente sin importarles quién estaba cerca, cierta persona ya había bebido un frasco lleno de vinagre. Miró fríamente las garras pervertidas que se aferraban a las finas manos de Xia Yuqing.

¿Qué pasa si son hermanos, y qué? Esta Yatou es mi concubina imperial, cada parte de su cuerpo me pertenece. ¿Cómo podrían, sus pertenencias, ser tocadas por otros, esto es intolerable!

Feng Tingye, hablando con calma, interrumpió su celebración. 

Ai Fei y el afecto del segundo príncipe son realmente profundos, y han hecho que Zhen se sienta muy conmovido. Pero, Ai Fei, este es el Jardín Imperial.

La implicación es que sus palabras son en público, incluso si ambos son hermanos.

¡Todavía es inapropiado que hombres y mujeres se toquen! ¡No deberían comportarse así en público!


[1]Shu Da Ji, espíritu zorro místico y concubina del último Emperador de la Dinastía Shang Zhou Xin.

Army
-7 puntos de afecto a Feng Tingye, ¡que posesivo!

| Índice |

2 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 69: Conociendo a otros aldeanos de la misma ciudad natal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *