Escapó otra vez – Capítulo 71: El que es engreído será golpeado por un rayo

 Traducido por Army

 Editado por Ayanami


Después de tres rondas de alcohol, un funcionario de la corte, que estaba sentado junto a Xia Mingyuan, se puso de pie y, con una leve sonrisa, hablo.

—Hace cinco años, acompañé a vuestro emperador al imperio Ye como embajador.  En ese momento, el difunto emperador todavía estaba presente.

» Tuve la oportunidad de conocer al emperador Ye, y también conocí a Su Majestad, en ese entonces, todavía era el príncipe heredero, pero lo vi en reducidas ocasiones ¿Su Majestad lo recuerda?

Al escuchar esas palabras, todos en la fiesta detuvieron sus movimientos y miraron al hombre. Algunos lo envidiaban mientras que otros lo miraban con desdén, los funcionarios del imperio Ye no eran ajenos esa situación.

Tuvo la oportunidad de establecer una relación a través de gratitudes pasadas ¡Qué descaro!

Feng Tingye frunció el ceño, su línea de visión aterrizó en la cara de Mu Li. Su rostro seguía siendo pacífico, pero, en su mente, estaba haciendo un gran esfuerzo para tratar de recordar a cierta persona. Después de buscar en sus recuerdos, finalmente, se rindió y hablo:

—Hace cinco años, mi padre imperial llevó a Zhen para recibir un regalo del reino Xia, pero, en ese momento, Zhen estaba absorto en la conversación con el emperador de Xia.

—Además de los bellos recuerdos, Zhen no estaba dispuesto a memorizar las caras de los funcionarios. Así que…

Justo después de haber escuchado esas palabras.  La sonrisa Mu Li desapareció, su rostro estaba pálido, no hay nada más humillante que hablar con un hombre frío cuando intenta hacer amigos.

Quería escupir sangre, el resto de las palabras que estaban destinadas a Su Majestad fueron completamente borradas, Pero la boca se abría y cerraba como un pez, finalmente, decidió cerrar la boca y regresó a su asiento.

Después de presenciar este humillante acto, el respeto por Su Majestad aumento en gran medida.

La lengua venenosa del Emperador cada vez es más cruel. Unas pocas palabras afiladas golpearon a ese ministro que tenía aires de grandeza, sin dejarle opción a responder.

¡Nuestra brillante estrella guía!

Cuando Yan Ran y el resto observaron la apariencia de ese ministro, no pudieron evitar burlarse. Cuando todos los ministros del imperio Ye, observaron la apariencia del ministro, no pudieron evitar burlarse.

Siguió al Emperador Xia al imperio Ye como enviado hace cinco años, pero, cinco años después, solo sigue a algunos príncipes pequeños como enviado nuevamente. Durante estos cinco años, su posición no ha subido ni bajado. Este tipo de asunto, ¿de qué sirve que sea criado? ¡Realmente, queremos saber si la puerta de este hombre fue apretada por una puerta antes!

Entre todos, solo la mirada de una persona estaba dirigida hacia Feng Tingye, quemándolo en silencio.

Oh, Señor Ultra Seme, sabe que usted no puede reconocer su rostro, ¡ve y díselo directamente, no te ocultes! ¿Vale la pena decir que, no tiene sentido y que no está dispuesto memorizar los rostros de los ministros? Eres un imbécil ¿o acaso quieres que le diga al pueblo sobre tu defecto?

Hay un buen dicho: “No seas un engreído o un trueno te golpeará”, ni siquiera tienes un pararrayos, pero te atreves a actuar como tal ¿No tienes miedo de que te golpeen los truenos y terminar viajando por las dimensiones como nosotros?

Xia Mingyuan echó una mirada aterradora a sus subordinados, mientras estos intentaban contener su risa, los asustó de tal manera que sus cuerpos temblaban y no volvieron hacer ruido. Posteriormente, le dirigió a Mu Li una mirada despiadada y dijo fríamente:

—Éxitos insuficientes, pero muchos fracasos.

Sus frías palabras atacaron a Mu Li sin piedad, por lo que, nunca podría recuperarse.

Xia Mingyuan arregló su ropa y miró a sus incompetentes ministros, se puso de pie y dejó escapar un suspiro.

—Su distinguida Majestad ya ha recibido la carta que envió nuestro reino y es posible que ya conozca el propósito de nuestra visita.

—El imperio Xia y el imperio Ye son países vecinos separados por el océano, durante cien años estuvimos en paz los unos con los otros, también sabe que tenemos una tradición de alianzas matrimoniales.

—No hace mucho, la hermana menor de este príncipe se casó con el emperador del imperio Ye y se ha convertido en la Consorte Imperial.

Mi padre, al enterarse de que mi hermana imperial es profundamente atesorada por el emperador, se sintió satisfecho. Por lo tanto, de acuerdo con el principio de las buenas relaciones, entre dos países. Padre Imperial le ha ordenado a este príncipe que visite su reino.

—El significado de su alteza es… ¿su país quiere tener otra alianza matrimonial?

Por fin, han llegado al tema principal. Feng Tingye se retractó de su aire casual relajado anterior. Su rostro se volvió pesado, su cuerpo entero impregnaba un aura dominante, tiránica y digna.

Ran Yan y otros se sorprendieron al escuchar las palabras de Xia Mingyuan. Pensaron que el propósito de que Xia Mingyuan viniera esta vez era sobre la actual alianza matrimonial, ¡pero no esperaban que fuera para proponer otra alianza matrimonial!

Como todos saben, la familia real de Xia tiene cuatro hijos y dos hijas.

La tercera princesa Xia Yumu está profundamente enamorada del emperador Ye y, hasta ahora no se ha comprometido. Esa vez, La razón por la cual Feng Tingye tuvo un compromiso, fue porque estaba acordado oralmente por el anterior emperador. Después de su muerte, los funcionarios mencionaron ese viejo acuerdo, por lo tanto, para cumplir la promesa, se decidió que se iba a casar con la tercera princesa

Cómo era un matrimonio político, él debía casarse con alguien de Xia, Entonces, ¿porque no casarse con alguien que sería una mejor pieza de ajedrez para él?

El Emperador Xia se había mantenido en una posición neutral durante mucho tiempo, como dice el dicho ‘Los jengibres viejos son los más picantes’,

¿Cómo podría desequilibrar el astuto esquema de Feng Tingye? 

Ese año, para hacer las paces entre las dos naciones, había llegado a un acuerdo con el difunto emperador Ye, de modo que sus hijos se casaran entre sí.

Siendo la pequeña princesa su precioso tesoro, hábilmente, la maniobró para que la cuarta reemplazará a la tercera princesa y está deba casarse en el imperio Ye.

Este movimiento hará que el reino Ye no tenga opción alguna de rechazo, sin embargo, no esperaban que la cuarta princesa ganará el favor del emperador.

Feng Tingye y Xia Yuqing se miraron sin decir una palabra.

La verdadera identidad de Xia Yuqing, era una cuestión aparte, ese será el único secreto de su favoritismo por parte del emperador

| Índice |

One thought on “Escapó otra vez – Capítulo 71: El que es engreído será golpeado por un rayo

  1. Sarah Crossz says:

    Pues no, ni con calzador cabe la otra dentro de la relación de nuestra fujoshi y el señor súper seme, perdió su oportunidad por culpa de su padre pero igual perdió su oportunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *