Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 50

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Baili Zhentao frunció el ceño. Tanto el Emperador como la Emperatriz habían llegado, ¡pero Baili Hongzhuang aún se atrevía a llegar tarde!

El rostro de Baili Haoxuan estaba perplejo

—No estoy seguro, pero me temo que ella simplemente no quiere venir.

— ¡Tonterías!

La cara de Baili Zhentao estaba furiosa

—Este era un Edicto Imperial del Emperador, ¿cómo podría pensar que tiene el derecho de no venir?

En este día, el Príncipe Heredero elegirá a la esposa principal, Baili Hongzhuang fue una de las personas que más prestó atención a las figuras. Si este asunto no estuviera relacionado con ella, nadie se daría cuenta de que estaba desaparecida.

Pero ahora, casi todo el mundo estaba buscando a Baili Hongzhuang. Una vez que el Emperador preguntara, ¿no estarían acabados?

Efectivamente, justo cuando Baili Zhentao estaba preocupado, el Primer Ministro Li Chengqian preguntó:

—General Baili, ¿dónde está Baili Hongzhaung? No la vi hoy.

La relación entre Li Chengqian y Baili Zhentao siempre había sido tensa. Ahora que había una oportunidad de avergonzar a Baili Zhentao, naturalmente no dejaría pasar la oportunidad.

La cara de Baili Zhentao se hundió. ¡Este Li Chengqian solo estaba buscando problemas!

Al darse cuenta de que el rostro de Baili Zhentao se tornaba feo, la sonrisa en el rostro de Li Chengqian se amplió:

— ¿Baili Hongzhuang no vendrá hoy?

Baili Zhentao y Li Chengqian fueron ambos poderosos funcionarios, muchas personas prestaron atención a su conversación.

Hablando de Baili Hongzhaung, ¡la multitud se dio cuenta de que en realidad no vieron a Baili Hongzhuang ni una vez en el Jardín Imperial hoy!

De repente, el ruidoso jardín se quedó increíblemente silencioso.

Uno tras otro, todos se volvieron para ver dos figuras moviéndose en la distancia, el asombro y la maravilla se reflejaban en sus ojos.

Dibei Chen llevaba una túnica de oro, su hermoso rostro adornado por los cielos con una sonrisa apenas perceptible. Su aura era serena y tranquila, como el viento, como una brisa fresca en el bosque, haciendo que la gente caiga en un trance.

Incluso en una silla de ruedas, su espalda seguía recta. El aire digno liberado de sus huesos no pasó desapercibido por nadie.

¡Desde el momento en que apareció, parecía emitir una luz radiante que atraía la atención de todos!

Pero lo más deslumbrante no era Dibei Chen, sino la figura vestida de blanco a su lado.

La mujer estaba vestida con un vestido blanco, delineando su fina y delicada figura. Su cabello negro como la tinta estaba casualmente atado en un moño, mechones de cabello enmarcaban su rostro. Ella parecía libre y a gusto.

No había maquillaje amontonado en su exquisito rostro, las cejas curvadas como una pluma azul, era como la nieve, y su cintura suave y flexible como la seda. Su par de ojos de fénix brillaba con una clase de color, resplandecían como una gema preciosa.

Incluso cuando estaba de pie junto al hombre más guapo de la Ciudad Imperial, Dibei Chen, Baili Hongzhuang no perdió en lo más mínimo.

Todos no pudieron evitar lamentarse. ¡Qué belleza sin igual!

A lo largo de los años, todo el mundo suspiró acerca de cómo el incomparable talento de Dibei Chen no se puede comparar con ninguna mujer. ¡Pero hoy, una realmente apareció!

— ¿Hongzhaung? ¿Podría ser ella la doctora médica Hongzhaung?

Nadie sabía quién gritó primero, pero todos los ojos estaban fijos en Baili Hongzhuang.

La fama de la Plaza del Doctor Divino era generalizada. Ni una sola persona en toda la Ciudad Imperial desconocería esta plaza, y naturalmente, también sabrían sobre el doctor divino, Hongzhuang.

¡Con una mirada, todos sabían sin lugar a dudas, que este era el Doctor Divino Hongzhuang!

¿Pero cómo es que Hongzhuang y Dibei Chen se unieron? Lo más importante, sin embargo… ¿cómo pudo Hongzhuang siquiera asistir al banquete?

Baili Yuyan miró a Baili Hongzhuang, un toque de odio brillando en sus ojos.

Si no fuera por esta mujer, ¿cómo podría reducirse a lo que era ahora?

Todo fue gracias a este Hongzhuang, ¿y ahora esta mujer se atrevió a asistir a la fiesta de selección?

Xuanyuan Huan también estaba mirando a Baili Hongzhuang. Él nunca había esperado verla aquí hoy.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *