Matrimonio Oculto – Capítulo 39: No es lo suficientemente grande

Traducido por Raine

Editado por Sharon


—¡Sus madres! ¡¿Quiénes se creen que son, todos y cada uno de ellos?! —Ning Xi de repente levantó un agitado puño. Si Lu Tingxiao no hubiera reaccionado rápidamente, su quijada habría sido dislocada por el golpe.

—Las chicas no deberían maldecir —frunció el ceño Lu Tingxiao.

Aunque se veía linda haciéndolo

Si bien Ning Xi estaba muy ebria, su mente subconsciente podía sentir que la persona que la abrazaba en ese momento era muy cálida y no tenía malas intenciones. Ella se relajó lentamente en sus brazos y se inclinó borrachamente mientras se sentaba en su regazo.

—Es sólo porque siento que está por debajo de mí… De lo contrario… De lo contrario, con esta cara… podría encontrar una… una pierna grande para abrazar [1]… ¿Crees que puedes reprimirme…? Voy a buscar una ahora… ahora mismo…

Lu Tingxiao levantó una ceja ligeramente. Cogió la mano de la mujer con suavidad con su gruesa palma y la colocó sobre su propio muslo.

—La pierna más grande de la capital está justo aquí, ¿dónde más vas a encontrar una mejor?

Ning Xi tocó el muslo tonificado por todas partes, luego se enfureció bruscamente:

—¡No es lo suficientemente grande! ¡No es grande en absoluto!

Él había sido considerado como “no lo suficientemente grande”.

Esto era algo que ningún hombre podía aceptar.

Lo que era peor, su mano se movió hasta que tocó un lugar que no debería ser tocado, e incluso le dio una palmadita.

—Oh, ¿qué es esto…? Molesto… me golpeó la mano… —Su tono estaba lleno de desdén.

La expresión de Lu Tingxiao era oscura.

Si la dejaba continuar así, entonces temía que hiciera algo de lo que se arrepintiera.

La persona que estaba afuera ya se había ido, así que Lu Tingxiao abrió rápidamente la puerta, llevando a Ning Xi mientras salía.

♦ ♦ ♦

En el aparcamiento subterráneo.

El que ansiosamente corrió para abrirle la puerta fue Lu Jingli.

—¿Estás aquí? —Lu Tingxiao frunció el ceño.

—Fui a tu casa, pero tú y Pequeño Tesoro no estaban allí, ¡así que vine a buscarte! Hermano, ¿qué pasó con el código de hermanos? ¿Cuándo compraste este auto? Es incluso más impresionante que el que me diste, ¡y ni siquiera sabía que lo tenías! —La expresión de Lu Jingli estaba llena de resentimiento.

Lu Tingxiao lo ignoró y llevó a Ning Xi al asiento trasero sin permiso.

Lu Jingli se sentó en el asiento delantero del pasajero y se giró para mirarlos. Su mirada radiante captó la ropa desaliñada de Lu Tingxiao y Ning Xi.

—¿De dónde la recogiste? ¿Por qué tardaste tanto? ¡Mira cómo nuestro Pequeño Tesoro está a punto de convertirse en una estatua! —preguntó, esperando algún chisme.

En el momento en que vio a Ning Xi, Pequeño Tesoro dejó de presionar su cara contra la ventana del auto y se pegó a ella.

Lu Tingxiao inicialmente se había preocupado de que Ning Xi tuviera algún tipo de reacción agitada a la presencia de Pequeño Tesoro en su estado de embriaguez. No había pensado que sólo atraería al hombrecito en su abrazo y lo abrazaría cómodamente como una almohada.

Por supuesto, Lu Tingxiao no satisfacería el deseo de chismes de cierta persona. Se quitó metódicamente la corbata y la chaqueta sudada.

—¿Qué pasó hoy?

—Por lo que escuché, todo iba bien. Incluso llamaste a Arthur así que, por supuesto, la pequeña Xixi logró robar el espectáculo. ¡También fue bien recibida por los medios! —respondió con entusiasmo Lu Jingli, feliz de ser llamado a la acción por sus habilidades de recopilación de información.

—¿Con quién se reunió esta noche? —preguntó Lu Tingxiao de nuevo.

Lu Jingli trató de recordar.

—Aparte del elenco y el equipo, solo estaba Ning Yaohua. Aparte de eso… —Lu Jingli miró la expresión de su hermano, luego deliberadamente consideró sus palabras antes de continuar. —Su Yan… Supongo que estaba molesta porque su vieja flama se convirtió en el hombre de su rival, así que se emborrachó…

Aunque Lu Jingli ya había elegido sus palabras con cuidado, el rostro de Lu Tingxiao se volvió todavía negro en un instante.

Era tan aterrador.


[1] En chino, “una gran pierna para abrazar” significa un patrocinador con mucha influencia. En el caso de Ning Xi, ella estaba insinuando que puede encontrar un sugar daddy en cualquier momento, pero que lo encuentra como algo por debajo de ella. Lu Tingxiao usó la frase “gran pierna para abrazar” literalmente para hacer una broma… ¿o se aprovechó de ello? ¬_¬ Como sea, parece que la broma le salió contraproducente. Hahaha…

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *