Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 3: La curiosidad mató al gato

Traducido por Rencov

Editado por Nemoné


Sin embargo, bajo su vista, la cara del pequeño mocoso se sonrojó lentamente al tartamudear:

—En… En cualquier caso, me has… me has… me has tocado. Mi papá dice que un hombre debe ser honrado, es por eso que… me haré responsable. Durante nuestro camino, decidí que si me seleccionaban, ¡definitivamente te llevaría conmigo!

Zhu Yao estaba aun más desconcertada. Este pequeño mocoso no podría estar refiriéndose a… las nalgadas que le dio, ¿verdad? Debido a que tocó sus nalgas, ¿decidió que tenía que hacerse responsable? Por un momento, estaba perdida en palabras.

Pequeño mocoso, a semejante edad y ya tienes un hueco tan grande en tu cerebro. ¿Tus papás lo saben?

—En… ¡En cualquier caso, te prometo que no te echaré a un lado! —El pequeño mocoso pisoteó el piso, y comenzó a verse más incómodo.

Al ver lo así, Zhu Yao sintió ganas de molestarlo un poco.

—Entonces, ¿qué habrías hecho si no hubieras sido seleccionado?

El pequeño mocoso se sobresaltó por un momento. Se rascó la cabeza y sus pequeños labios comenzaron a hacer pucheros, como si estuviera un poco descontento con su actitud desconfiada. Resopló y dijo:

—Si no hubiera sido seleccionado, todavía me habría hecho responsable. Una vez que creciera, me casaría contigo. —Antes de que Zhu Yao pudiera sentirse conmovida, levantó la cabeza, la miró y añadió otra línea—. ¡Como mi concubina!

¡Demonios! Siento tantas ganas de golpearlo tan duro, ¡que ni siquiera su madre podría reconocerlo! Como si el pequeño mocoso supiera que ella se enojaría, se dio la vuelta, salió corriendo y se metió entre el grupo de niños en el escenario. Luego se giró y le hizo una mueca.

Zhu Yao apretó los puños y aguantó. Pequeño mocoso, solo espera. Después de esto, te garantizo que no te golpearé hasta la muerte. Respirando profundamente, calmó sus emociones. Debajo del escenario, la cola no parecía que iba a disminuir dentro de poco, había más personas uniéndose. Sin embargo, el número de niños que permanecían en el escenario seguía sin ser mucha.

Incluyendo al pequeño mocoso, hasta ahora no había ni siquiera diez de ellos. Parecía que los niños que poseían venas espirituales eran extremadamente pequeños en número. Dando una estimación aproximada, ni siquiera uno en cien podría poseer uno. Y, entre ellos, los niños con tetra y penta vena espiritual constituían un número mayor.

Observando la bola flotante, Zhu Yao no pudo evitar sentir un poco de interés. No solo podía flotar por sí misma, sino que también podía cambiar de color. Antes de que el pequeño mendigo la tocara, era de color verde y dorado, pero cuando la tocó se había tornada roja. Lo que hizo que se preguntara de qué color sería si ella la tocara.

Sólo por curiosidad, extendió un dedo y la tocó. En un instante, varios colores comenzaron a formar un espiral dentro de la esfera. Verde, azul, dorado, naranja y rojo. Cinco colores diferentes la llenaron en un abrir y cerrar de ojos.

—Penta vena espiritual.

El hombre de mediana edad a cargo de la prueba, notó su pequeño movimiento, pero no se enojó. Siempre habría padres que no podían contener su curiosidad, y querían probar sus propias venas espirituales. Él estaba acostumbrado a esas situaciones. Además, esta persona era la dama que trajo al niño talentoso con la vena espiritual celestial, por lo que naturalmente no se molestaría. Inclusive poseía venas espirituales, pero una lástima, que era la peor, la penta vena espiritual. Sin mencionar que estaba en una edad avanzada para comenzar a cultivar, sus posibilidades de convertirse en una deidad eran imposibles.

Al escuchar “penta vena espiritual”, Zhu Yao suspiró. Ella era, después de todo, alguien que transmigró de otro mundo. Por lo que pensó que poseería una vena espiritual extravagante que desafiaba a los cielos, pero en realidad era la peor de todas ellas, la penta vena espiritual. Parecía que la vida campesina todavía era la ruta más adecuada para ella. Pero Dios seguro era mezquino. ¡¿Por qué no le dio una vena espiritual que fuera un poquitín especial?!

Zhu Yao se sintió un poco decepcionada. Justo cuando estaba a punto de retraer su dedo, de repente, la esfera que se había llenado con los cinco colores comenzó a agitarse. Los colores se mezclaron entre ellos, un pequeño relámpago apareció en un parpadeo, y comenzó a extenderse por toda la esfera. En ese momento, se escuchó la esfera hacerse añicos sobre el piso.

Uh…

Zhu Yao todavía estaba en la posición donde tenía su dedo extendido, y se congeló en el lugar. Esto… no podría haber sido ella quien lo rompió, ¡¿verdad?! Eso… A pesar que, antes nada sucedió cuando una gran cantidad de niños le pusieron sus manos, ¿por qué se rompió cuando solo le dio un simple toque?

—Yo… ¿Todo estará bien si me disculpo?

Levantando su cabeza débilmente, miró a los cuatro hombres vestidos de blanco. Sin embargo, ninguno de ellos respondió, y solo la miraron con expresiones estupefactas. Zhu Yao de repente tuvo el impulso de dar media vuelta y correr. No iban a hacerla pagar, ¿verdad? ¡Ella no es más que una campesina! ¿Podría pagarlo con un río y un campo?

—No… ¡No fue intencional! —En cualquier caso, intentemos admitir su error primero.

—Tú… Tú eres…

El hombre de mediana edad, todavía con esa expresión estupefacta, extendió su mano temblorosamente y la señaló.

Zhu Yao débilmente dio un paso hacia atrás. Estaba a punto de llorar de miedo, ¿sabes?

— ¡No llevo dinero encima!

—Lo que acabamos de ver… ¿Fue en realidad…?

Otro hombre vestido de blanco dio un paso adelante, mirando directamente a Zhu Yao. Genial, incluso si ella quería correr ahora, era demasiado tarde.

— ¡No hay duda al respecto!

El hombre vestido de blanco número tres la rodeó también, y estaba mucho más tranquilo que los otros dos.

— ¡Tenemos que contactar a la secta sobre esto de inmediato! —El hombre vestido de blanco número cuatro, que también era el más joven de entre ellos, la observó seriamente—. Este tema es de mayor importancia, debemos regresar a la secta pronto.

—Sí, tío marcial sénior Li —respondieron los tres al unísono.

En estos momentos, Zhu Yao no tenía ganas de preocuparse de por qué el hombre más joven tenía la más alta jerarquía entre ellos. Porque, estaba a punto de ser secuestrada por ellos.

El más joven, conocido como el tío marcial sénior Li, invocó un objeto con un movimiento de su mano y, una hoja gigante apareció. Deteniéndose establemente en el aire, sus otros tres compañeros hicieron algunos sellos de mano. Los niños seleccionados junto con Zhu Yao, de pronto sintieron sus pies ligeros, y volaron hacia la hoja.

Cuando ella recuperó sus sentidos, se encontró encima de la hoja. Oye, oye, ¿qué pasó con quedarse otro día más? Uh… Ellos no estarían seriamente pensando en secuestrarla de regreso a la secta e interrogarla por sus crímenes, ¿verdad?

—Esperen un momento… puedo explicarlo.

En verdad no fue intencional, no puedes culpar al usuario por la mala calidad del producto, ¿sabes?

Desafortunadamente, los cuatro hombres no le prestaron atención, como si estuvieran ansiosos por reportarla a la secta. Con un movimiento de sus manos, una cosa transparente y parecida a una barrera envolvió los alrededores de los niños y de ella. Después, las deidades caminaron hacia el frente, manipularon sus artes e hicieron volar la hoja hacia el cielo. No dándole a Zhu Yao la oportunidad de explicarles.

Su cara se oscureció. Sentada en el centro entre los siete u ocho pequeños nabos, tuvo un mal presentimiento sobre lo que vendría después.

Mientras contemplaba su situación, los nabitos que la rodeaban la miraban molestos.

Oye oye, tú, el niño con las nalgas grandes, no tienes que mirarme con esa expresión de odio, ¿verdad?

— ¡Rompiste el tesoro de la deidad! Eres una mala persona —Una niña con dos coletas fue la primera en condenarla.

—Uh… ¡Esta hermana mayor no lo hizo de forma intencional!

—Hiciste algo malo, y todavía no lo admites. Lo sabía, eres una mala persona —habló otro niño pequeño y la denunció.

¡¿Qué demonios tiene que ver esto contigo?!

Al ver que alguien tomó la iniciativa, los otros niños se acercaron y comenzaron a criticarla sin detenerse. Zhu Yao sintió un ligero dolor de cabeza. Por favor, ella misma no estaba segura de lo que sucedió, ¿por qué se tienen que poner tan alterados, pequeños mocosos?

—Nosotros la pagaremos, no tienen permitido meterse con ella ¡Quien sea que se meta con ella, se las verá conmigo!

En el momento crítico, el pequeño mocoso Wang apareció delante para protegerla. Incluso levantó sus pequeños puños de una manera amenazante. Zhu Yao se sintió un poco conmovida.

Al menos eres consciente, como pensé, no te ayudé para nada.  

—Ella será mi concubina en el futuro, así que si alguien se mete con ella, ¡será lo mismo como meterse conmigo!

Maldita sea, ¡tengo muchas ganas de darle una paliza!

Como si estuvieran asustados por el pequeño mocoso Wang, los otros pequeños nabos dejaron de rodearla.

— ¡Ves, te dije que me haría responsable! —dijo el pequeño mocoso, al ver que todos se dispersaron, con una mirada de orgullo.

Zhu Yao miró hacia su pequeña cara, y comenzó a pellizcarle sus mejillas. Haciendo énfasis en cada palabra, dijo con odio:

—Entonces. Es. Mi. Deber. Darte. Las. Gracias. Mi. Pequeño. Esposo. Wang.

El pequeño mocoso forcejeó para liberarse, dio dos pasos hacia atrás y se alejó de sus garras demoníacas. Luego con una mirada incómoda, frotó su pequeño rostro.

— ¡Tengo un nombre! ¡Me llamo Wang Xuzhi! Nosotros… Nosotros aún no estamos casados, así que no puedes… ¡no puedes llamarme de esa forma!

Después de decir eso, con la cara sonrojada, corrió.

Hey, ¿de verdad sabes cómo sentir vergüenza? Sin palabras, Zhu Yao simplemente sacudió la cabeza.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *